Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 12 de Junio de 2001

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 12 de Junio de 2001
  • Núm. Resolución: R010147

Resumen

Ha prescrito el derecho de la Administración a practicar las liquidaciones del IRPF impugnadas, que someten a gravamen el incremento de patrimonio derivado de la enajenación de la vivienda habitual por incumplimiento de los requisitos exigidos para considerarlo exento por reinversión, al haber transcurrido más de cuatro años desde la conclusión del período del que dispusieron los sujetos pasivos para presentar las declaraciones-liquidaciones complementarias en el ejercicio en el que tuvo lugar la venta.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a doce de junio de dos mil uno. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 127/00, interpuesta por D. y Dña. , con DNIs , respectivamente, y domicilio a efectos de notificaciones en , contra la resolución de la Jefa de Sección de Renta y Patrimonio, de mayo de 2000, que desestima el recurso de reposición impugnatorio de las liquidaciones 2000/300769 y 2000/300770, giradas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 1993; cuantía: 846.226 ptas.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La Oficina Gestora gira las liquidaciones provisionales de referencia, sometiendo a gravamen el incremento de patrimonio derivado de la enajenación, el 5 de abril de 1993, de la vivienda habitual de los reclamantes, por haber transcurrido más de dos años sin que reinvirtieran el importe obtenido por la venta en la adquisición de una nueva vivienda habitual.

Segundo.-Frente a las mismas interponen recurso de reposición alegando que fueron notificadas el 7 de marzo de 2000, más de cuatro años después de que finalizara el plazo para presentar, por incumplimiento -el 5 de abril de 1995- de las condiciones para la exención del incremento derivado de la venta, autoliquidaciones complementarias del ejercicio 1993. Añaden que dicho plazo es el comprendido entre la última fecha citada y aquélla en la que concluye el siguiente plazo de presentación de declaraciones por el impuesto posterior a la misma, 30 de junio de 1995, y que, por tanto, las liquidaciones se practicaron una vez prescrito el derecho de la Administración a determinar la deuda tributaria del ejercicio 1993.

Tercero.-Contra la resolución desestimatoria del recurso, en base a no haber prescrito el citado derecho ya que los cuatro años deben empezar a contarse desde el 25 de junio de 1996, fecha en la que concluye el plazo de presentación de declaraciones correspondientes al período impositivo de 1995, promueven la presente reclamación económico administrativa, reiterando la pretensión formulada en vía de gestión.

Cuarto.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de Procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas aprobado por Real Decreto 391/96, de 1 de marzo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión a resolver se circunscribe a si había prescrito el derecho de la Administración a practicar las liquidaciones impugnadas, que someten a gravamen el incremento de patrimonio derivado de la enajenación de la vivienda habitual de los reclamantes, al incumplirse los requisitos necesarios para considerarlo exento por reinversión.

Segundo.-El art. 10 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Decreto Foral 154/92, de 10 de marzo, establece que estarán exentos los incrementos de patrimonio que se pongan de manifiesto en la transmisión de la vivienda habitual del sujeto pasivo cuando el importe total obtenido se reinvierta, de una sola vez o sucesivamente, en la adquisición de una nueva vivienda habitual, en un período no superior a dos años.

Asimismo, en su apartado Cuatro dispone que:

'El incumplimiento de cualquiera de las condiciones establecidas en este artículo determinará el sometimiento a gravamen de la parte del incremento de patrimonio correspondiente.

En tal caso, el sujeto pasivo imputará la parte del incremento de patrimonio no exento al año de su obtención, practicando declaración-liquidación complementaria, con inclusión de los intereses de demora, que se presentará en el plazo que media entre la fecha en que se incumplieron las condiciones y el final del siguiente plazo de presentación de declaraciones por el Impuesto.'

Tercero.-Por otra parte, el art. 64 de la Norma Foral General Tributaria de Álava, de 31 de mayo de 1981, en la redacción dada por la Disposición Adicional Octava de la 36/1998, de 17 de diciembre, de Ejecución del Presupuesto del Territorio Histórico de Álava para 1999, señala que prescribirá a los cuatro años el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación, comenzando a contar el plazo, conforme al art. 65 siguiente, desde el día en que finalice el plazo reglamentario para presentar la correspondiente declaración.

Cuarto.-Así las cosas, en el caso que nos ocupa, los reclamantes enajenan su vivienda habitual el 5 de abril de 1993, manifestando en las autoliquidaciones de ese ejercicio su intención de reinvertir en otra el importe obtenido por la venta. Sin embargo, dos años después no habían materializado dicho compromiso, incumpliendo, por tanto, las condiciones establecidas en el reglamento del impuesto. En consecuencia, el 5 de abril de 1995 se originó el nacimiento de la obligación de practicar declaraciones-liquidaciones complementarias del ejercicio 1993, que debieron presentarse entre dicha fecha y aquélla en la que concluyó el siguiente plazo para la presentación de declaraciones por el impuesto, momento a partir del cual comenzaron a contar los cuatro años regulados en la antedicha Norma Foral.

Sentado lo anterior, y teniendo en cuenta que el siguiente período de presentación posterior al 5 de abril de 1995 es el comprendido entre el 2 de mayo y el 30 de junio de dicho año, correspondiente a las declaraciones del ejercicio 1994 -de acuerdo con la Orden Foral 684/1995, de 8 de abril-, y no el considerado por la Hacienda Foral, cabe concluir que el derecho de la Administración a determinar la deuda tributaria del ejercicio 1993 prescribió el 30 de junio de 1999.

Quinto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado, y dado que las liquidaciones fueron notificadas el 7 de marzo de 2000, procede estimar la presente reclamación y anular, por prescripción, los actos administrativos impugnados.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 127/00, interpuesta por D. y Dña.

, contra la resolución de la Jefa de Sección de Renta y Patrimonio, de mayo de 2000, que desestima el recurso de reposición impugnatorio de las liquidaciones 2000/300769 y 2000/300770, giradas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 1993,RESUELVEESTIMAR la misma y, en su virtud, anular la resolución y las liquidaciones impugnadas por no ser conformes a derecho.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Vivienda habitual
Enajenación de la vivienda habitual
Deuda tributaria
Liquidación provisional del impuesto
Período impositivo
Venta de la vivienda habitual
Residencia habitual del sujeto pasivo
Declaraciones-autoliquidaciones
Modelo 564. Impuesto sobre Hidrocarburos
Intereses de demora
Acto administrativo impugnado
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados