Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 13 de Febrero de 2004

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 13 de Febrero de 2004
  • Núm. Resolución: R040011

Resumen

Las rentas procedentes de un seguro de invalidez no están exentas del IRPF 2002 cuando la contingencia deriva de enfermedad porque en ese supuesto no son equiparables a las indemnizaciones por daños físicos. El concepto fiscal de daño se refiere al producido por un hecho externo, accidente o similar. Deben imputarse al 50% a cada cónyuge porque, a falta de prueba en contrario, la ley presume que el pago de las primas se hizo con cargo a la sociedad de gananciales.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a trece de febrero de dos mil cuatro. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 222/03, interpuesta por , con DNIs y domicilio a efectos de notificaciones en , contra la resolución del Jefe de Sección de Renta y Patrimonio, de 21 de julio de 2003, que confirma la liquidación provisional 2003/302.792 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2002; cuantía: 2.074,15 a devolver €.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La resolución de referencia confirma la liquidación practicada en la modalidad de tributación conjunta en la que, de acuerdo con los datos que constan en el documento emitido por Seguros, se imputa al Sr. , tomador y asegurado de una póliza suscrita con dicha entidad, 40.175,27 € de rendimiento íntegro de capital mobiliario y 7.231,55 € de retenciones. Tal rendimiento deriva de la aplicación del porcentaje de integración del 35% a una prestación por invalidez reconocida por aquélla de 115.657,90 €, habiendo satisfecho unas primas de 871,42 €.

Segundo.-Contra la misma, los interesados interponen la presente reclamación económico-administrativa en la que solicitan se anule por estar exentas las percepciones de contratos de seguros por daños físicos, entre los que debe incluirse la indemnización percibida derivada de enfermedad. Subsidiariamente solicitan que en caso de que se considere la no exención, se practiquen liquidaciones individuales imputando a cada cónyuge la mitad del rendimiento al haberse satisfecho las primas con cargo a la sociedad de gananciales.

Tercero.-Constan en el expediente administrativo las autoliquidaciones presentadas por los reclamantes en la modalidad de tributación individual en las que consignaron estar casados en régimen económico de gananciales, así como información remitida por la Hacienda Foral que refleja que contrajeron matrimonio en el año 1980.

Cuarto.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas aprobado por Real Decreto 391/1996, de 1 de marzo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Las cuestiones planteadas son las siguientes: 1) Si están exentas las rentas percibidas de un contrato de seguro a consecuencia de una invalidez derivada de enfermedad; y 2) En caso de respuesta negativa, determinar la naturaleza ganancial o privativa de la renta.

Segundo.-El art. 9 de la Norma Foral 35/1998, de 16 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, establece que estarán exentas, entre otras, las siguientes rentas:

'e) Las indemnizaciones como consecuencia de responsabilidad civil por daños físicos, psíquicos o morales a personas, en la cuantía legal o judicialmente reconocida.

f) Las percepciones derivadas de contratos de seguro por idéntico tipo de daños a los señalados en la letra anterior, hasta 150.253,03 euros.'

Tercero.-En el presente supuesto, los interesados mantienen que, de conformidad con lo dispuesto por la letra f) antedicha, la indemnización percibida de la compañía aseguradora a consecuencia de una invalidez derivada de enfermedad debe equipararse a la que se percibe a consecuencia de daños físicos, considerando sesgada la interpretación efectuada por la Hacienda Foral que no califica como exenta dicha percepción al entender por 'daño' 'toda lesión corporal que derive de causa violenta, súbita y externa que produzca la invalidez', interpretación que este Tribunal considera ajustada a derecho.

En efecto, las prestaciones exentas al amparo del precepto citado son las que derivan de contratos de seguros por daños físicos, que son los causados por un acontecimiento externo a la persona que los sufre, de manera que la prestación por invalidez sólo puede beneficiarse de la exención cuando deriva de un accidente o hecho violento y súbito, es decir, de una causa exógena, pero no cuando es consecuencia de una enfermedad, causa endógena que aquí concurre, sin que sea ocioso recordar en este punto la prohibición contenida en el art. 23.3 de la Norma Foral General Tributaria, de 31 de mayo de 1981, de aplicar la analogía para extender más allá de sus términos estrictos el ámbito de las exenciones.

Ese mismo criterio interpretativo del concepto de 'daño' ha sido el mantenido de forma unánime por la doctrina administrativa y corroborado por diversos Tribunales en supuestos similares al aquí planteado, al analizar la exención prevista para las percepciones derivadas de contratos de seguros por daños físicos o psíquicos por el art. 9 Uno e) de la Ley 18/1991, de 6 de junio, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aplicable en territorio de régimen común hasta el 31 de diciembre de 1998 (con posterioridad a la fecha citada la normativa estatal no mantiene dicho beneficio fiscal). Entre otras, por las resoluciones de la DGT de 26 y 31 de marzo de 1999, o por sentencias de diferentes Tribunales Superiores de Justicia, como la del de Madrid de 20 de febrero de 2002 (Ar. JT 1562), o las recientes del de Andalucía (Málaga) de 24 de octubre de 2003 (Ar. JUR 265155) y de Cataluña de 28 de octubre siguiente (Ar. JUR 260050).

Cuarto.-Y así, declaradas sujetas al impuesto las rentas percibidas de un contrato de seguro a consecuencia de una invalidez derivada de enfermedad, es preciso abordar la cuestión subsidiaria planteada por los reclamantes, que solicitan su imputación por mitad a cada uno por haber sido pagadas las primas con haberes gananciales.

Para resolverla es necesario acudir al art. 12 de la Norma Foral del impuesto, sobre la individualización de las rentas, que en su apartado 4 dispone:

'Los rendimientos del capital se atribuirán a los contribuyentes que, según lo previsto en el artículo 7 de la Norma Foral del Impuesto sobre el Patrimonio, sean titulares de los elementos patrimoniales, bienes o derechos, de que provengan dichos rendimientos'.

Este último artículo de la Norma Foral 23/1991, de 11 de diciembre, que regula la titularidad de los elementos patrimoniales, señala:

'Los bienes y derechos se atribuirán a los sujetos pasivos según las normas sobre titularidad jurídica aplicables en cada caso y en función de las pruebas aportadas por aquéllos o de las descubiertas por la Administración.

En su caso, serán de aplicación las normas sobre titularidad jurídica de los bienes y derechos contenidas en las disposiciones reguladoras del régimen económico del matrimonio, así como en los preceptos de la legislación civil aplicables en cada caso a las relaciones patrimoniales entre los miembros de la familia…'.

Sobre el régimen económico de gananciales -arts. 1344 y siguientes del Código Civil- es preciso indicar que se caracteriza porque la gestión y disposición de los bienes gananciales corresponde conjuntamente a los cónyuges, si bien existen excepciones (art. 1.375), y porque para realizar actos de disposición a título oneroso sobre bienes gananciales se requiere el consentimiento de ambos cónyuges (art. 1377, párrafo primero). Esto es, la administración de la sociedad de gananciales corresponde a ambos cónyuges. Por otra parte, son a cargo de la sociedad de gananciales los gastos que se originen por atenciones de previsión acomodadas a los usos y a las circunstancias de la familia. Finalmente, los bienes gananciales responden en todo caso de las obligaciones contraídas por los dos cónyuges conjuntamente o por uno de ellos con el consentimiento expreso del otro (art. 1367).

Por ello, en tanto que existe una presunción 'iuris tantum' de que el pago de las primas de un seguro de vida se hace con cargo a la sociedad de gananciales, presunción que no ha sido desvirtuada, ha de concluirse que el rendimiento correspondiente a la prestación percibida ha de imputarse por mitad a cada uno de los cónyuges.

Quinto.- Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede estimar en parte la presente la reclamación por estar sujeta y no exenta al impuesto la percepción derivada de un contrato de seguro a consecuencia de una invalidez derivada de enfermedad y por tener que imputarse a cada uno de los reclamantes la mitad de la misma, lo que determina, salvo que se incurra en reforma peyorativa, prohibida por el ordenamiento jurídico, que se practiquen liquidaciones individuales que atribuyan a cada uno de los cónyuges un rendimiento íntegro de capital mobiliario procedente del contrato de seguro de 20.087,64 € y unas retenciones de 3.615,78 €, manteniendo el resto de los datos consignados en la liquidación impugnada.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 222/03, interpuesta por contra la resolución del Jefe de Sección de Renta y Patrimonio, de 21 de julio de 2003, que confirma la liquidación provisional 2003/302.792 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2002,RESUELVEESTIMAR EN PARTE la misma y, en su virtud:

Primero.- Anular los actos administrativos impugnados, por no ser conformes a derecho.

Segundo.- Disponer la práctica de dos liquidaciones de conformidad con lo dispuesto en el Fundamento de derecho quinto.

Daños físicos
Sociedad de gananciales
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Contrato de seguro
Accidente
Pago de primas de seguro
Prueba en contrario
Liquidación provisional del impuesto
Rendimientos íntegros
Capital mobiliario
Tributación conjunta
Tributación individual
Responsabilidad civil
Bienes gananciales
Compañía aseguradora
Elementos patrimoniales
Beneficios fiscales
Rendimientos del capital
Impuesto sobre el Patrimonio
Pruebas aportadas
Régimen económico del matrimonio
A título oneroso
Acto de disposición
Seguro de vida
Presunción iuris tantum
Acto administrativo impugnado

Ley 18/1991 de 6 de Jun (Impuesto sobre la renta de las personas físicas) DEROGADO PARCIALMENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 136 Fecha de Publicación: 07/06/1991 Fecha de entrada en vigor: 01/01/1992 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Infracciones y sanciones (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/03/2016

    Partiendo del carácter opcional de la tributación conjunta, se declara la obligación solidaria de todos ellos en el pago del tributo, independientemente del régimen económico patrimonial  y de las rentas que integren cada uno de los componentes...

  • Regulación de la sociedad de gananciales en el Código Civil

    Orden: Civil Fecha última revisión: 01/07/2016

    El régimen económico-matrimonial de gananciales se puede definir como aquella sociedad por la que se convierten en comunes para los cónyuge, las ganancias o beneficios obtenidos, sin distinción alguna, por cualquiera de ellos, y que en el supues...

  • Regulación de la separación de bienes

    Orden: Civil Fecha última revisión: 01/07/2016

    El régimen de la separación de bienes es aquel en que cada cónyuge es propietario de sus bienes y puede actuar con plena independencia y libertad en su administración y disposición. Dicho régimen se regula en los Art. 1435-1444 ,Código Civil...

  • Régimen económico matrimonial en Galicia

    Orden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La Ley 2/2006, de 14 de junio, de derecho civil de Galicia, dedica su Título IX a la regulación del "régimen económico familiar". En lo que concierne al régimen económico matrimonial, a falta de convenio sobre el mismo en capitulaciones matrimo...

  • Gastos deducibles en los rendimientos del capital inmobiliario (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 07/03/2016

    Podrán deducirse  de los rendimientos íntegros todos los gastos necesarios para su obtención, así como las cantidades  destinadas a la amortización  del inmueble y de los restantes bienes cedidos con el mismo, siempre que respondan a su depre...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados