Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 15 de Julio de 2005

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 15 de Julio de 2005
  • Núm. Resolución: R050058

Resumen

IRPF 2000-2003. Las pruebas aportadas acreditan que el reclamante residió durante los ejercicios citados en Miranda de Ebro y desvirtúan la presunción de residencia en el domicilio declarado en las autoliquidaciones o en el de empadronamiento. Procede la anulación de las liquidaciones y la devolución de las cantidades ingresadas porque la competencia para liquidar las rentas de un sujeto pasivo residente en la provincia de Burgos es de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a quince de julio de dos mil cinco. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 41/05, interpuesta por , contra las liquidaciones núms. , correspondientes al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 2000 a 2003; cuantía: 13.170,58 €.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-Mediante las liquidaciones citadas, la Oficina Gestora del tributo eliminó las deducciones por inversión en vivienda habitual practicadas por el Sr. , en los ejercicios 2000 a 2002, por la adquisición -el 7 de marzo de 2000- del inmueble sito en la calle Cid, de Miranda de Ebro (Burgos), al considerar que no era su residencia habitual, y, por el mismo motivo, suprimió la exención por reinversión de la ganancia patrimonial obtenida por su venta el 30 de diciembre de 2003.

Segundo.-Contra las mismas, el interesado formula la presente reclamación económico-administrativa en la que solicita su anulación, alegando que dicha vivienda tenía el carácter de habitual por cuanto residió en ella desde marzo de 2000 hasta septiembre de 2003. En prueba de ello adjunta, entre otros documentos, contratos de suministro de agua, gas y electricidad; así como facturas de estos dos últimos conceptos; recibos de compras efectuadas en Miranda de Ebro; declaraciones de vecinos y compañeros de trabajo aseverando su residencia; y certificado del Concejal Delegado de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Miranda del Ebro.

Tercero.-Mediante Acuerdo de 17 de junio de 2005, se puso de manifiesto al reclamante, como cuestión no planteada, que la consideración de que la vivienda de la calle Cid constituyó su residencia habitual entre 2000 y 2003 puede conllevar que la Administración competente para exaccionar y liquidar el I.R.P.F. correspondiente a dichos ejercicios no sea la Hacienda Foral de Álava sino la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

El Sr. compareció mediante escrito en el que solicitó se declare expresamente que el inmueble de Miranda de Ebro fue su residencia habitual entre 2000 y 2003 y, alternativamente: 1º.- Para el caso de que se estime que es competente la Diputación Foral de Álava, que se anulen las liquidaciones y que se confeccionen otras nuevas en las que se apliquen las deducciones por inversión en vivienda habitual y la exención por reinversión de la ganancia patrimonial; o 2º.- Si se estima que es competente la Administración del Estado, que se le devuelvan las cuotas ingresadas, que ascienden a un total de 17.466,37 €.

Cuarto.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas aprobado por Real Decreto 391/96, de 1 de marzo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Las cuestiones planteadas consisten en: 1º.- Si ha quedado o no acreditado que la vivienda de la calle Cid, de Miranda de Ebro (Burgos) ha sido o no la habitual del reclamante entre los años 2000 y 2003; y 2º.- Según cuál sea la respuesta a lo anterior, si la Diputación Foral de Álava es o no competente para exaccionar y liquidar el I.R.P.F. correspondiente a dichos ejercicios.

Segundo.-Respecto a la primera cuestión, el Reglamento del impuesto regula, en el art. 31 del Decreto Foral 86/99, de 19 de junio, y en el 61 del Decreto Foral 111/01, de 18 de diciembre (aplicables, respectivamente, en 2000 y 2001 y en 2002 y 2003), el concepto de vivienda habitual, entendiendo por tal aquélla que sea ocupada por el contribuyente de manera efectiva y con carácter permanente antes de transcurridos doce meses desde su adquisición o terminación y, a partir de entonces, constituya su residencia durante un plazo continuado de, al menos tres años.

En este caso, frente a la afirmación del interesado de que residió en la vivienda de Miranda de Ebro desde marzo de 2000 a septiembre de 2003, la Oficina Gestora del impuesto considera no acreditado este extremo, porque el domicilio fiscal consignado en las autoliquidaciones de 2000 a 2002 (presentadas entre 2001 y 2003) es otro, el de la calle de (Álava), y estaba empadronado hasta el 31 de diciembre de 2003 en la calle de Vitoria-Gasteiz.

Sin embargo, hay que señalar que la falta de actualización del domicilio no puede, por sí sola, acarrear la pérdida de un beneficio fiscal ajeno a la citada obligación, aun cuando el art. 3 del Decreto Foral 99/96, de 19 de noviembre, impone a los sujetos pasivos el deber de corregir los datos erróneos de las etiquetas identificativas suministradas por la Administración, sin que tampoco el Padrón pueda considerarse como una prueba irrefutable que excluya la posibilidad de acreditar, por cualquier medio admisible en derecho, la realidad de una residencia efectiva distinta a la que en él consta, es decir, que la inscripción como vecino conlleva, en principio, una presunción 'iuris tantum' de residencia, no 'iuris et de iure'.

Sentado lo anterior, habrá que ponderar si las pruebas aportadas por el interesado desvirtúan las que ha tenido en cuenta la Hacienda Foral, resultando de la apreciación conjunta de las mismas que: 1º.- En la escritura de compraventa de la vivienda de Miranda de Ebro se consigna como domicilio de los adquirentes el de la calle Cid; 2º.- En la autoliquidación del I.T.P. (Modelo 600) ante la Junta de Castilla y León por la referida compra figura dicho domicilio; 3º.- Recibos del I.B.I. en los que consta el mismo; 4º.- Documentos relativos a suministros, como la póliza de abono de Iberdrola, en la que figura como contratante el Sr. , con domicilio en la calle Cid, y el alta en el Servicio de Aguas de Miranda, en la que aparecen las mismas especificaciones, e, incluso, certificado de facturación de la Compañía eléctrica, en que constan diversos consumos efectuados entre el 20 de marzo de 2000 y el 29 de octubre de 2003; 5º.- Facturas y recibos de compras efectuadas en el mencionado municipio en comercios y farmacias a lo largo del período y en distintos días de la semana, algunas abonadas incluso mediante tarjeta bancaria según los resguardos de las transacciones electrónicas, y contrato de alquiler de videocasetes a un videoclub de dicha localidad, documentos todos ellos que denotan una residencia continuada en la misma; 6º.- Facturas y albaranes relativos a fontanería y a instalación de puertas en la vivienda,'que pueden tomarse como una de las múltiples manifestaciones que reflejan la relación de hecho con la cosa en que se traduce su posesión, pues constituye prueba directa de que se habita un inmueble la de su acondicionamiento o reparación'(Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 27 de marzo de 2003, Rec. Núm. 5282/1998); y 7º.- Informe emitido por el Concejal Delegado de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Miranda del Ebro en el que se indica:'(…) realizadas las oportunas diligencias de comprobación en relación a lo solicitado, se emite informe de fecha de 4 de Marzo por el Oficial de la Policía Local con número de identificación 2742, del cual se deduce que D. , …residió en esta Ciudad de Miranda de Ebro, en la Calle El Cid, durante el período de tiempo comprendido entre el año 2000 a 2003…'.

Por tanto, puede afirmarse que desde marzo de 2000 a septiembre de 2003 el propietario residió en la vivienda de la calle Cid, de Miranda de Ebro.

Tercero.-En lo que se refiere a la segunda cuestión, íntimamente relacionada con lo anterior, el art. 2.1º.a) de la Norma Foral 35/98, de 16 de diciembre, del IRPF, tanto en la redacción originaria (aplicable en los ejercicios 2000 y 2001) como en la dada por el Decreto Normativo de Urgencia Fiscal 4/02, del Consejo de Diputados de 3 de diciembre (a partir de 2002), establece que lo dispuesto en la Norma será de aplicación a las personas físicas que tengan su residencia habitual en Álava. El art. 3.1 siguiente, también en ambas redacciones, dispone que se entenderá que una persona física tiene su residencia en el Territorio Histórico de Álava:

'1ª. Cuando permaneciendo en el País Vasco un mayor número de días del período impositivo, el número de días que permanezca en Álava sea superior al número de días que permanezca en cada uno de los otros dos Territorios Históricos del País Vasco.'

En este caso, la consideración de que la vivienda de la calle Cid, de Miranda de Ebro, constituyó la residencia habitual del reclamante entre 2000 y 2003 conlleva que la Administración competente para exaccionar y liquidar el I.R.P.F. correspondiente a dichos ejercicios no es la Hacienda Foral de Álava sino la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

Por tanto, procede anular las liquidaciones impugnadas y disponer que la Hacienda Foral devuelva al interesado las cantidades indebidamente percibidas, debiendo puntualizarse en torno a este extremo que las mismas no ascienden al monto global de los 17.466,37 € solicitados por los cuatro ejercicios, ya que esta cifra ha de ser minorada en lo que fue devuelto en su día como consecuencia de las autoliquidaciones. De este modo, lo que efectivamente ha de serle devuelto son 12.383,82 € (938,63 € del ejercicio 2000 -diferencia entre los 2.222,59 € ingresados por la liquidación y los 1.283,96 € devueltos por la declaración-; 1.088,15 € de 2001, diferencia entre 1.247,77 y 159,62 €; devoluciones que han de ser minoradas en 43,55 € por el ejercicio 2002, ya que lo ingresado son 825,43 € y lo devuelto en su momento fueron 868,98 €; y 10.400,59 € que han de ser reintegradas al Sr. por el ejercicio 2003 -13.170,58 menos 2.769,99 €-).

Cuarto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede estimar en parte la reclamación, anular los actos administrativos impugnados, por no ser conformes a derecho, declarar la incompetencia de la Diputación Foral de Álava para exaccionar y liquidar el I.R.P.F. de los ejercicios 2000 a 2003 y disponer que por dicha Administración se devuelvan al interesado las cantidades indebidamente ingresadas, cuyo importe asciende al resultado de las liquidaciones menos lo que le fue devuelto como consecuencia de las autoliquidaciones.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Alava, en las actuaciones de la reclamación económico-administrativa núm. 41/05 interpuesta por,contra las liquidaciones núms. , correspondientes al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 2000 a 2003,RESUELVEESTIMAR EN PARTE la misma y en su virtud:

Primero.-Anular las liquidaciones impugnadas por no ser conformes a derecho.

Segundo.-Declarar la incompetencia de la Diputación Foral de Álava para exaccionar y liquidar el impuesto correspondiente a los ejercicios 2000 a 2003.

Tercero.-Disponer que la Hacienda Foral devuelva al interesado las cantidades indebidamente percibidas, cuyos importes ascienden a los señalados en el Fundamento de Derecho Tercero.

Residencia
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Residencia habitual
Deducción inversión vivienda habitual
Exención por reinversión
Ganancia patrimonial
Pruebas aportadas
Seguridad Ciudadana
Empadronamiento
Electricidad
Suministro de agua
Contratos de suministro
Vivienda habitual
Domicilio fiscal
Beneficios fiscales
Presunción iuris et de iure
Presunción iuris tantum
Impuesto sobre Bienes Inmuebles
Persona física
Tarjetas bancarias
Dueño
Residencia habitual en Álava
Período impositivo
Acto administrativo impugnado

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados