Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 16 de Junio de 1998

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 16 de Junio de 1998
  • Núm. Resolución: R980105

Resumen

En ausencia de prueba en contrario, subsiste la presunción de que quien figure como titular de un negocio en un registro fiscal es quien ordena por cuenta propia los medios materiales y humanos afectos al mismo y, por tanto, a quien corresponde imputar los rendimientos de tal actividad.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a dieciséis de junio mil novecientos noventa y ocho.- Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava las reclamaciones económico-administrativas núms. 321/94 y su acumulada la 322/94, interpuestas por D. y Dña. , contra resoluciones de octubre de 1994, del Jefe de Sección del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que desestiman los respectivos recursos de reposición impugnatorios de liquidaciones giradas por la Oficina Gestora, ejercicios 1988, 1990 y 1991; cuantía: 755.947,- ptas..

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- Los interesados, titulares de una pescadería y un restaurante, respectivamente, presentaron sus autoliquidaciones por el Impuesto citado de los ejercicios de referencia, declarando al 50% los rendimientos de dichas actividades.

Segundo.- La Oficina Gestora giró liquidaciones en las que imputó a cada declarante el 100% del rendimiento de la actividad cuya titularidad ostenta en licencia fiscal.

Tercero.- Contra las mismas, los actores interponen recurso de reposición y, contra las resoluciones que los desestiman, las presentes reclamaciones económico-administrativas, en las que solicitan se anulen las liquidaciones en base a que los rendimientos de las actividades corresponden a ambos cónyuges, con independencia de quién figure como titular en Licencia Fiscal o en el Impuesto sobre Actividades Económicas, pues realizan indistintamente la ordenación de los medios materiales y humanos de los dos negocios. En prueba de ello, aportan albaranes y facturas de ambas actividades, nóminas y certificado de la Caja de que los pagos, tanto de las cuotas del préstamo hipotecario destinado a adquirir el solar donde se ubica el restaurante, como de los saldos a favor de proveedores de las actividades son realizados indistintamente desde las dos cuentas de que son titulares, y de que, ante eventuales necesidades de liquidez, se realizan transferencias de fondos de una a otra.

Cuarto.- En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.- La cuestión planteada en las presentes reclamaciones es si las liquidaciones impugnadas, que imputan a cada reclamante el 100% del rendimiento neto de la actividad de que es titular, son conformes a derecho o por el contrario, y como pretenden, les corresponde a cada uno de ellos el 50% de cada actividad.

Segundo.- El art. 9.1ª.c) de la Norma Foral 48/1989, de 8 de septiembre, de adaptación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aplicable a los ejercicios controvertidos, establece:

'c) Los rendimientos de actividades empresariales, profesionales y artísticas se considerarán obtenidos por quienes realicen de forma habitual, personal y directa, la ordenación por cuenta propia de los medios de producción y los recursos humanos afectos a las actividades.

Se presumirá salvo prueba en contrario, que dichos requisitos concurren en quienes figuren como titulares de las actividades empresariales, profesionales o artísticas.

...'

Tercero.- Del precepto transcrito se desprende que la atribución de los rendimientos obtenidos en la actividad empresarial no viene determinada por la identidad del gestor o administrador de la misma, sino por la del titular de la actividad, o, lo que es lo mismo, aquéllos han de ser imputados a quien asuma la responsabilidad frente a terceros y los riesgos inherentes a la actividad empresarial; cuestión ésta que, no siendo de fácil determinación en la práctica y sin perjuicio de que pueda acreditarse la existencia de titularidad distinta o cotitularidad, es resuelta por el art. 116 de la Norma Foral General Tributaria de Alava de 31 de mayo de 1981, mediante el establecimiento, con aplicación a todos los impuestos, de una presunción de titularidad a favor de quien figura como tal en un Registro Fiscal ('La administración tributaria tendrá el derecho de considerar como titular de cualquier bien, derecho, empresa, servicio, actividad, explotación o función, a quien figure como tal en un Registro Fiscal u otros de carácter público, salvo prueba en contrario'). En casos como el que nos ocupa, dicho Registro ha de identificarse con la Licencia Fiscal, pues, como señaló la Dirección General de Tributos el 16 de octubre de 1984, al resolver una consulta,'la licencia fiscal es un documento acreditativo de la actividad'y, de ordinario, responde a una declaración en tal sentido de quien ostenta la titularidad señalada.

Cuarto.- En el presente supuesto, D. figura como titular de la Licencia Fiscal del negocio de pescadería y Dª en la del de restaurante, por lo que, sin perjuicio del trabajo efectivo o colaboración en la otra actividad, la citada presunción no queda desvirtuada por las pruebas aportadas, a saber: 1.- El alta en el Régimen de Autónomos de la Seguridad Social no atribuye por sí sola titularidad en la actividad; 2.- Tampoco el que ambos cónyuges sean titulares de las cuentas bancarias de los dos negocios, la cotitularidad en un préstamo de garantía hipotecaria ni lo que los reclamantes llaman 'caja única' para las dos actividades, ya que tales circunstancias pueden deberse exclusivamente al régimen económico matrimonial declarado (gananciales); 3.- Ni, finalmente, las nóminas presentadas, firmadas por el cónyuge que no es empleador, que, lejos de demostrar la titularidad compartida de las empresas, más bien refuerzan la tesis contraria, pues, mientras que la firma en el apartado 'sello y firma de la empresa' carece de trascendencia a estos efectos, en ellas consta cada cónyuge con un número de empresa distinto.

Quinto.- En consecuencia, al no haber acreditado los reclamantes que son cotitulares de las actividades empresariales, resulta aplicable la presunción citada, y, por tanto, procede la atribución de la totalidad de los rendimientos empresariales de cada actividad a quien figure de alta en el respectivo epígrafe de la Licencia Fiscal y la confirmación de las liquidaciones impugnadas.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 321/94 y su acumulada la 322/94, interpuestas por D. y Dña , contra resoluciones de octubre de 1994, del Jefe de Sección del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que desestiman los respectivos recursos de reposición impugnatorios de liquidaciones giradas por la Oficina Gestora, ejercicios 1988, 1990 y 1991,RESUELVEDESESTIMAR las mismas y confirmar los actos administrativos impugnados, por ser conformes a Derecho.

Licencia fiscal
Actividades empresariales
Prueba en contrario
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Liquidación girada
Recibo de salarios
Impuesto sobre Actividades Económicas
Préstamo hipotecario
Contrato de hipoteca
Proveedores
Rendimientos netos
Responsabilidad
Pruebas aportadas
Alta en el RETA
Caja única
Cuentas bancarias
Hipoteca
Régimen económico del matrimonio
Rendimientos de actividades económicas
Acto administrativo impugnado

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados