Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 17 de Noviembre de 2000

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 17 de Noviembre de 2000
  • Núm. Resolución: R000099

Resumen

La indemnización satisfecha por la propietaria de un local, con motivo de la resolución de un contrato de arrendamiento, no tiene carácter de mejora del inmueble sino de gasto necesario para la obtención de los rendimientos del capital en el IRPF, ya que no implica un aumento cuantitativo o cualitativo del bien sino que está destinada a mantener su capacidad productiva originaria en un futuro. Este gasto genera un rendimiento neto negativo irregular cuyo período de generación está constituido por el tiempo de vigencia de la relación resuelta.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a diecisiete de noviembre de dos mil.- Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 20/97, interpuesta por Dña. , con DNI y domicilio a efectos de notificaciones en , contra la liquidación provisional núm. 96/318.760 girada en concepto del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 1995; cuota tributaria a devolver: 56.791 ptas.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La reclamante presentó declaración-liquidación por el impuesto y ejercicio mencionados en la que imputó como rendimiento irregular negativo del capital inmobiliario, generado en cinco años, la indemnización de 4.200.000 ptas. satisfecha, por la resolución del contrato de arrendamiento de un local de su propiedad, al inquilino D. .

La Oficina Gestora del tributo giró liquidación provisional, suprimiendo el mencionado rendimiento negativo, por entender que la indemnización abonada tiene el carácter de una mejora del inmueble cuyos efectos fiscales se producirán en caso de una posterior enajenación del mismo al incrementar el valor de adquisición originario.

Segundo.-Contra este acto liquidatorio, la Sra. promueve la presente reclamación económico-administrativa, en la que solicita su anulación, en base a las siguientes alegaciones: a) La Administración Tributaria carece de un criterio homogéneo respecto a la calificación fiscal de este tipo de indemnizaciones, existiendo diversas contestaciones a consultas en las que se consideran, respectivamente, como gastos deducibles de los rendimientos del capital inmobiliario, disminuciones de patrimonio y mejoras; y b) En su caso particular, el último tratamiento supone un claro perjuicio ya que, si se produjera la ulterior transmisión del bien, al haber permanecido el mismo dentro de su patrimonio durante más de diez años, el importe abonado al arrendatario no minoraría una plusvalía fiscal sino que la generaría al desglosarse la parte del valor de enajenación correspondiente a la mejora.

Tercero.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas aprobado por Real Decreto 391/96, de 1 de marzo, incluida la habilitación de un período de prueba para solicitar al Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia la expedición de certificación relativa al tiempo durante el que el perceptor de la indemnización desarrolló actividades económicas en el local objeto del alquiler. Esta solicitud se realiza en orden a determinar la antigüedad del arrendamiento rescindido ya que la interesada ha manifestado carecer de contrato escrito, por provenir la relación arrendaticia de uno verbal existente desde 1940 y en el que se había subrogado por herencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión a resolver en la presente reclamación consiste en determinar el tratamiento fiscal correspondiente a las cantidades desembolsadas por la reclamante con motivo de la resolución del contrato de arrendamiento de un inmueble de su titularidad.

Segundo.-El artículo 35.A) de la Norma Foral 24/1991, de 11 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, establece que tendrán la consideración de gasto deducible para la determinación del rendimiento neto de los inmuebles arrendados o subarrendados:

'-Los gastos necesarios para su obtención...'.

Por su parte, el artículo 7.Uno.A).f) del Reglamento del impuesto, aprobado por el Decreto Foral 154/1992, de 10 de marzo, enumera como una de las partidas que, en particular, se entienden incluidas entre dichos gastos los de conservación y reparación, añadiendo que:'No serán deducibles por este concepto, las cantidades destinadas a ampliación o mejora de los bienes...'.

Tercero.-Como ha quedado expuesto en el Antecedente de Hecho Primero, la Hacienda Foral mantiene la calificación de la indemnización objeto de la controversia como una mejora del inmueble que pasa a formar parte de su valor de adquisición, postura que encuentra apoyo en algunos pronunciamientos de la Dirección General de Tributos relativos a supuestos similares. Por otra parte, existe una reiterada doctrina de dicho órgano administrativo según la cual son deducibles, por tener la naturaleza de gasto, las cantidades destinadas a mantener la vida útil del inmueble o su capacidad productiva o de uso, mientras que no lo son, por tener la naturaleza de inversión o mejora, las que redundan en un aumento de su capacidad o en un alargamiento de su vida útil.

En este mismo sentido, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Santa Cruz de Tenerife, señaló en su sentencia de 27 de diciembre de 1996 (Ar. JT 1.585) que constituyen una mejora '...los gastos que supongan el aumento, bien cuantitativo (ampliación), o bien cualitativo (mejora), del activo material (bien),...'.

En el caso que nos ocupa, partiendo de estos criterios, se pone de manifiesto que la indemnización satisfecha por la reclamante, al no haber implicado un incremento de la utilidad o capacidad productiva intrínseca de la finca, ni provocado la modificación de su estructura, configuración o superficie útil, no puede reputarse mejora. Por el contrario, se trata de un gasto dirigido a remover un impedimento jurídico, la existencia de un alquiler de los llamados de renta antigua, para mantener el inmueble en condiciones de ser susceptible de una explotación, por ejemplo en el mercado arrendaticio, adecuada a su aptitud originaria.

En consecuencia, cabe concluir que el desembolso económico efectuado por la Sra. debe tener la consideración de gasto necesario para la obtención de los rendimientos del capital inmobiliario, independientemente de que en el ejercicio en el que se produjo el local no estuviera arrendado, ya que, como queda dicho, estaba destinado a mantener su capacidad de generar ingresos en el futuro y se deriva directamente de los obtenidos anteriormente.

Cuarto.-La existencia de dicho gasto necesario y, por lo tanto, deducible da lugar a un rendimiento neto negativo que, como correctamente entendió la interesada al practicar su autoliquidación, tiene carácter de renta irregular de conformidad con el artículo 59.Uno.b) de la Norma Foral del impuesto que atribuye esta naturaleza a: 'Los rendimientos que se obtengan por el sujeto pasivo de forma notoriamente irregular en el tiempo o que, siendo regular, su ciclo de producción sea superior a un año'.

Sin embargo, el período de generación de dicho rendimiento irregular no es el señalado por la contribuyente ya que su anualización debe efectuarse según lo establecido en el artículo 64 de la misma disposición legal, a tenor del cual: 'Los rendimientos irregulares procedentes del trabajo personal o del capital,... se dividirán por el número de años comprendidos en el período en que se hayan generado, contados de fecha a fecha. En los casos en los que no pueda determinarse dicho período se tomará el de cinco años'.En este caso, sí puede delimitarse el mencionado período puesto que la indemnización determinante del rendimiento negativo ha tenido por causa la rescisión de un contrato de arrendamiento y, por lo tanto, hay que entender que su ciclo de producción está constituido por el tiempo de vigencia de la relación que se resuelve a cambio de la misma y en la que la reclamante se había subrogado.

A este respecto, el certificado emitido por el Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia, a solicitud de este Organismo Jurídico Administrativo, señala que el arrendatario, Sr. , figuró dado de alta como titular de actividades económicas en el domicilio coincidente con el local arrendado desde el mes de enero de 1967 hasta el 22 de diciembre de 1994. En consecuencia, ha quedado acreditado que la fecha de inicio del contrato es, al menos, enero de 1967 debiendo tomarse como período de generación el indicado intervalo de tiempo integrado por veintisiete años.

Quinto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede estimar la presente reclamación y anular el acto impugnado por no ser conforme a derecho.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 20/97, interpuesta por Dña. , contra la liquidación provisional núm. 96/318.760 girada en concepto del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 1995,RESUELVEESTIMAR EN PARTE la misma y, en su virtud:

Primero.-Anular la liquidación impugnada, por no ser conforme a derecho.

Segundo.-Ordenar al Órgano de Gestión competente la práctica de nueva liquidación, en la que sea imputado un rendimiento neto irregular negativo del capital inmobiliario, generado en veintisiete años, por importe de 4.200.000 ptas.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Liquidación provisional del impuesto
Rendimientos netos
Arrendatario
Resolución del arrendamiento
Gastos deducibles
Valor de adquisición
Contrato de arrendamiento
Rendimientos del capital
Rendimiento capital inmobiliario
Capital inmobiliario
Cuota tributaria
Declaraciones-autoliquidaciones
Modelo 564. Impuesto sobre Hidrocarburos
Actividades económicas
Plusvalías
Período de prueba
Relación arrendaticia
Herencia
Subarriendo
Renta irregular

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Gastos deducibles en los rendimientos del capital inmobiliario (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 07/03/2016

    Podrán deducirse  de los rendimientos íntegros todos los gastos necesarios para su obtención, así como las cantidades  destinadas a la amortización  del inmueble y de los restantes bienes cedidos con el mismo, siempre que respondan a su depre...

  • Arrendamiento de inmuebles (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 07/03/2016

    Tendrán la consideración de rendimientos íntegros procedentes de la titularidad de bienes inmuebles rústicos y urbanos o de derechos reales que recaigan sobre ellos, todos los que se deriven del arrendamiento o de la constitución o cesión de de...

  • Reducciones del rendimiento neto en rendimientos de capital inmobiliario (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 07/03/2016

    El rendimiento neto reducido del capital inmobiliario es el resultado de practicar sobre el rendimiento neto las reducciones previstas en la normativa reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Reducción Arrendamiento de inmue...

  • Modalidades de determinación del rendimiento neto en estimación directa simplificada y normal (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 25/10/2017

    El rendimiento neto de las actividades económicas, a las que sea de aplicación la modalidad simplificada del método de estimación directa, se determinará según las normas contenidas en los Art. 28 ,LIRPF y Art. 30 ,LIRPF con diversas especialid...

  • Rendimientos del capital inmobiliario (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 14/03/2016

    Rendimientos íntegros de capital inmobiliario: Tienen la consideración de rendimientos íntegros procedentes de la titularidad de bienes inmuebles rústicos y urbanos o de derechos reales que recaigan sobre ellos, todos los que se deriven del arren...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados