Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 18 de Marzo de 2010

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 18 de Marzo de 2010
  • Núm. Resolución: R100012

Resumen

IRPF 2007-2008. El hecho de que existiera una previa donación de dinero de los padres a la hija no es prueba suficiente de que el préstamo de la hija a los padres, para financiar la adquisición de la vivienda de estos, sea un negocio simulado. El contrato de préstamo es válido porque se ha acreditado la entrega del dinero por lo que las amortizaciones son deducibles como inversión en vivienda.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a dieciocho de marzo de dos mil diez. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 314/09, interpuesta por , contra la resolución del Jefe de la Sección de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas y Patrimonio, de 29 de septiembre de 2009, que aprueba la liquidación núm. 2009/315.213 y confirma la liquidación núm. 2009/310.645, ambas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 2007 y 2008, respectivamente.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. Mediante documento privado de 17 de enero de 2007, liquidado en dicha fecha como exento del Impuesto sobre Donaciones, los reclamantes donaron a su hija María Soledad la cantidad de 123.701,20 €, importe que se abonó a la donataria ese mismo día por transferencia bancaria. Mediante otro documento, también privado, del día siguiente, la hija concedió a sus padres un préstamo personal sin interés de 120.188,19 €, importe que se ingresó en su cuenta ese mismo día, el cual se liquidó el 23 de junio de 2009 como exento del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales.

Por escritura otorgada a 19 de enero de 2007, los interesados adquirieron a , S. Coop., para su sociedad de gananciales y por un precio total de 154.868,18 € (7 % de IVA incluido), los siguientes inmuebles de nueva construcción: 1º. La vivienda indicada en el encabezamiento, definida en la parte expositiva de la escritura como 'Vivienda, para minusválido', que tiene atribuidos como anejos un trastero y un garaje, por un precio de 132.360,28 €; y 2º. Otro garaje independiente, que no forma con la vivienda una unidad registral única, por un precio de 22.507,90 €.

En dicho momento abonaron a la vendedora 120.188,19 € ya que el resto lo habían satisfecho a la vendedora durante los tres años anteriores, y en concreto, 9.000 € del garaje no anejo a la vivienda se pagaron el 15 de enero de 2006.

Segundo. Ambos cónyuges presentaron en la modalidad de tributación conjunta las autoliquidaciones por el Impuesto y ejercicios 2007 y 2008 en las que consignaron unas deducciones por inversión en vivienda de 1.800 € y 4.320 €, respectivamente, que se corresponden con el 18% de las devoluciones a su hija del préstamo -10.000 €, en el primer ejercicio, y 24.000 €, en el segundo-. De las mismas resultaron unos importes a devolver coincidentes con las retenciones habidas de 3.773,31 € y 8.741,09 €, respectivamente.

Tercero. La Oficina Gestora del Impuesto practicó liquidaciones en las que suprimió las deducciones autoliquidadas, y, recurridas por los interesados, que solicitaron la admisión de las cuantías por ellos deducidas, la resolución de referencia consideró que el préstamo personal había sido simulado, por lo que no tuvo en cuenta los importes devueltos. Por ello, estimó el recurso en lo que respecta al ejercicio 2007 y giró otra liquidación con una deducción por adquisición de vivienda de 4.320 €, al considerar un importe pagado en dicho ejercicio de 105.170,28 €, y confirmó la del ejercicio 2008.

Cuarto. Contra dicha resolución los interesados interponen la presente reclamación económico-administrativa en la que solicitan su anulación y la admisión de las deducciones autoliquidadas.

Afirman lo siguiente: 1º. La vivienda se adquirió porque Dña. Avelina es discapacitada y la vivienda del , en la que residían, no reunía las condiciones necesarias de habitabilidad; 2º. La donación a su hija se realizó porque, cuando fallezcan, el piso lo heredará su hijo, también discapacitado, quedando compensados ambos descendientes por igual; y 3º No entienden que no se admita este préstamo cuando no existiría ningún problema si la prestamista hubiera sido una entidad bancaria.

En prueba de los hechos afirmados aportan, entre otros documentos, la escritura de compraventa de los inmuebles, los documentos privados que recogen la donación y el préstamo, las transferencias bancarias que reflejan las entregas dinerarias y los pagos hechos a su hija en devolución del préstamo, un certificado emitido por el Concejal-Delegado del Área de Ordenación del Territorio y Vivienda del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz el 28 de julio de 2003, en el que se señala que en el inmueble citado en el párrafo anterior no existe ascensor ni es posible su instalación, así como la resolución del Director-Gerente del I.F.B.S., de 26 de septiembre de 2003, que reconoce a Dña. Avelina un grado de minusvalía del 68 % desde el 16 de junio de 2003.

Quinto. En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento del Procedimiento de las reclamaciones y recursos en vía económico-administrativa, aprobado por el Decreto Foral 2/2007, del Consejo de Diputados, de 30 de enero.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero. La cuestión a resolver en la presente reclamación es si son o no deducibles los pagos hechos por los reclamantes a su hija en los ejercicios 2007 y 2008, en devolución de un préstamo personal destinado a la adquisición de la vivienda sita en .

Segundo. El artículo 15 de la Norma Foral 6/2005, de 28 de febrero, General Tributaria de Álava, sobre la simulación, establece:

'1. En los actos o negocios en los que exista simulación, el hecho imponible gravado será el efectivamente realizado por las partes.

2. La existencia de simulación será declarada por la Administración tributaria en el correspondiente acto de liquidación, sin que dicha calificación produzca otros efectos que los exclusivamente tributarios.

…'

Es conveniente recordar que la simulación, según la doctrina civil, es la declaración de voluntad, emitida conscientemente y de acuerdo entre las partes, con fines de engaño, para producir la apariencia de un negocio jurídico que no existe, o que es distinto de aquél que realmente han llevado a cabo. Existen dos clases de simulación, la absoluta, en la que el negocio aparentado carece en absoluto de contenido real, es decir, es una ficción exterior, y la relativa, que consiste en la exteriorización frente a terceros, de un determinado negocio inexistente, mientras que las partes quieren realizar otro distinto, siendo el primer negocio el simulado, y el segundo, el disimulado.

Los efectos tributarios para el caso de existir uno u otro tipo de simulación son diferentes, puesto que en el caso de una simulación absoluta no ha de darse ningún efecto al negocio que sustenta la apariencia creada, y en supuesto de una simulación relativa habrá de gravarse el negocio efectivamente realizado.

Tercero. En el supuesto que nos ocupa, la Oficina Gestora del Impuesto considera inexistente el préstamo personal y lo pagos derivados del mismo, ya que lo califica de simulado por existir previamente una donación entre las mismas partes.

Dicha calificación del préstamo como simulado no puede ser compartida por este Organismo Jurídico Administrativo, ya que los reclamantes han probado la existencia y veracidad de los dos negocios jurídicos de donación y préstamo al aportar los documentos que los sustentan y las transferencias bancarias y pagos realizados que acreditan la existencia real de los flujos dinerarios entre los intervinientes.

Pues bien, habiéndose probado la entrega del dinero, que es lo que determina la existencia o no del préstamo -el contrato de préstamo es un contrato real que exige dicha entrega-, no puede desconocerse la existencia de dicho negocio, corroborado por el hecho de que posteriormente los reclamantes estén devolviendo a su hija el importe prestado, siendo preciso, por tanto, determinar si el total del préstamo se ha destinado a la adquisición de su vivienda habitual.

Cuarto. Por otra parte, el art. 89 de la Norma Foral 3/2007, de 29 de enero, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, dispone:

'1. Los contribuyentes podrán aplicar una deducción del 18 por 100 de las cantidades invertidas en la adquisición de vivienda habitual durante el período impositivo…

2. La deducción máxima anual, por la suma de los conceptos a que se refiere el apartado 1 anterior, será de 2.160 euros…

8. …No formarán parte del concepto de vivienda habitual los jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas, los garajes y, en general, los anexos o cualquier otro elemento que no constituya la vivienda propiamente dicha, excepto en los casos en que los mismos formen con la vivienda una finca registral única…'

Por tanto, para la aplicación de los beneficios fiscales asociados a la inversión en vivienda habitual es necesario, en primer lugar, la existencia de inversión en adquisición o rehabilitación en vivienda, que debe ser la habitual del sujeto pasivo y, en segundo lugar, que los capitales propios o ajenos, generadores de los pagos satisfechos en el ejercicio se destinen a su financiación.

Acreditado el cumplimiento de ambos requisitos respecto a la vivienda de , y del trastero y garaje anejos, no puede decirse lo mismo respecto del garaje independiente adquirido -precio de 22.507,90 €, de los cuales 9.000 € se abonaron el 15 de enero de 2006-, el cual, por no formar con la vivienda una finca registral única, no puede dar lugar a deducción por inversión en vivienda.

Ello supone que, siendo el préstamo de 120.188,19 €, la cuantía de 13.507,90 € -precio del garaje que no forma parte del concepto de vivienda habitual, menos lo pagado por el mismo en 2006- no pueda admitirse como deducible, lo que conlleva que el porcentaje de admisibilidad de dicho préstamo sea del 88,76 %.

Y así, como en los ejercicios 2007 y 2008 los interesados devolvieron a su hija 10.000 € y 24.000 €, respectivamente, la aplicación del antedicho porcentaje admisible del préstamo determina que, en el primer ejercicio la base de deducción debe de ser de 8.876 €, y en el segundo de 21.302,40 €, lo que supone unas deducciones en cuota de 1.597,68 € -ejercicio 2007- y 3.834,43 € -ejercicio 2008-

Quinto. Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede estimar en parte la presente reclamación y anular los actos administrativos impugnados, por no ser conformes a derecho.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 314/09, interpuesta por , contra la resolución del Jefe de la Sección de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas y Patrimonio, de 29 de septiembre de 2009, que aprueba la liquidación núm. 2009/315.213 y confirma la liquidación núm. 2009/310.645, ambas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 2007 y 2008, respectivamente,RESUELVE ESTIMAR EN PARTEla misma, y, en su virtud:

Primero: Anular las liquidaciones y la resolución impugnadas, por no ser conformes a derecho.

Segundo: Disponer que la Oficina Gestora del Impuesto practique nuevas liquidaciones por los ejercicios 2007 y 2008 en las que se incluyan unas deducciones por inversión en vivienda de 1.597,68 € y 3.834,43 €, respectivamente.

Garaje
Préstamo personal
Donación
Transferencia bancaria
Documento privado
Discapacitados
Contrato de préstamo
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Persona física
Donaciones dinerarias
Trastero
Impuesto sobre sucesiones y donaciones
Donatario
Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados
ITPYAJD (Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados)
Impuesto sobre el Valor Añadido
Sociedad de gananciales
Vivienda habitual
Tributación conjunta
Negocio jurídico
Habitabilidad
Descendientes
Prestamista
Ordenación del territorio
Ascensor
Grado de minusvalía
Doctrinas civiles
Declaración de voluntad
Voluntad de las partes
Fincas registrales
Período impositivo
Inversión en vivienda habitual
Piscina
Beneficios fiscales
Acto administrativo impugnado
Base de deducción
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados