Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 20 de Mayo de 2005

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 20 de Mayo de 2005
  • Núm. Resolución: R050040

Resumen

No procede la deducción por discapacidad, en los ejercicios 2000 a 2002, porque no se ha acreditado que a fecha de devengo del IRPF concurriese un grado de minusvalía igual o superior al 33%. Respecto al año 1999 no cabe pronunciamiento alguno porque, cuando se solicitó la rectificación de la autoliquidación, ya había prescrito el derecho de la Administración a liquidar.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a veinte de mayo de dos mil cinco. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 23/05, interpuesta por D. , con N.I.F. y domicilio a efectos de notificaciones en la calle , contra la resolución del Jefe de Renta y Patrimonio, de enero de 2005, confirmatoria de las autoliquidaciones correspondientes al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 1999 a 2002; cuantía:924,14 €.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La Oficina Gestora del impuesto denegó la solicitud de aplicar en las autoliquidaciones correspondientes al IRPF, ejercicios 1999 a 2002, la deducción por discapacidad por cuanto, aunque el Instituto Foral de Bienestar Social haya reconocido -con efectos de 25 de mayo de 2004- al interesado un grado de minusvalía del 33%, requerido informe de dicho organismo, para contrastar la concurrencia de la mencionada discapacidad en ejercicios anteriores, éste afirma que los documentos médicos aportados describen un cuadro médico que podría determinar una minusvalía igual o superior al 33% en el 2003.

Segundo.-Contra el citado acto y la resolución que lo confirma, el Sr. formula la presente reclamación económico-administrativa en la que solicita su anulación y la aplicación de la deducción denegada alegando que las dolencias por las que se le ha reconocido la minusvalía acontecían desde 1996, en prueba de lo que adjunta los informes médicos anteriormente citados.

Tercero.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas aprobado por Real Decreto 391/96, de 1 de marzo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión a resolver es si el Sr. tiene derecho a la deducción por discapacidad, ejercicios 1999 a 2002, lo que dependerá de si se cumplen o no los requisitos a los que la normativa del impuesto vincula el mencionado beneficio fiscal.

Segundo.-La controversia planteada exige el análisis de una cuestión previa, cual es, la prescripción del derecho de la Administración a determinar la deuda tributaria correspondiente al ejercicio 1999. Al respecto, el art. 64 de la Norma Foral General Tributaria, de 31 de mayo de 1981, establece que el derecho a liquidar prescribirá a los cuatro años a contar desde el día en que finalice el plazo reglamentario para presentar la correspondiente declaración. En virtud de la Orden Foral 299/00, de 14 de abril, dicho plazo concluyó el 26 de junio de 2000, por lo que cuando se presentó la solicitud de rectificación de la autoliquidación -27 de julio de 2004- había prescrito el derecho de la Administración a liquidar, lo que impide pronunciamiento alguno sobre el citado ejercicio.

Tercero.-Respecto al resto de los períodos cuestionados, hay que decir que el artículo 74 de la Norma Foral 35/1998, de 16 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, establece una deducción por discapacidad cuyo importe, actualizado anualmente, varía en función del grado de minusvalía del contribuyente, consistiendo cuando éste sea igual o superior al 33% e inferior al 65% en las siguientes cantidades: 380,08 € para el 2000 -según la Norma Foral 5/2000, de 20 de marzo-; 390,66 € en el 2001 -modificación operada por la 2/2001, de 26 de febrero,- y 400,00 € para el 2002 -en la redacción dada por la 5/2002, de 26 de mayo-.

El art. 29, apartados 3 y 4, del Decreto Foral 86/99, de 29 de junio, que desarrollaba parcialmente la norma del tributo (vigente para los períodos 2000 y 2001), disponía, tanto en su redacción original como en la dada por el 32/2001, de 20 de marzo, que para la aplicación de las citadas deducciones debe acreditarse por cualquiera de los medios admitidos en derecho que la condición de discapacitado, esto es, el grado de minusvalía exigido por la Norma, concurre a fecha de devengo del impuesto. Idéntica prescripción contiene el art. 59.2 del Decreto Foral 111/2001, de 18 de diciembre, que aprueba el texto refundido del Reglamento del IRPF, vigente para el período 2002.

Cuarto.-En el presente caso, el Sr. alega que las dolencias que han determinado el reconocimiento de su minusvalía concurrían desde 1996 en prueba de lo que aporta diversos informes médicos que, aunque prueben la existencia de la enfermedad aducida, deben acreditar -para la aplicación de la deducción cuestionada- que la misma determinaba el grado de minusvalía exigido por la norma del tributo.

Pues bien, los informes aportados fueron valorados, en su momento, por el Instituto Foral de Bienestar Social, quien vinculó el cuadro clínico del interesado a una discapacidad de grado igual o superior al 33%, en fecha 2003, por lo que ha de concluirse que respecto a los ejercicios anteriores a 2003 no ha quedado acreditado que la citada enfermedad supusiera el citado grado de discapacidad.

Quinto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado procede desestimar la presente reclamación, confirmar los actos administrativos impugnados por ser conformes a derecho y por prescripción respecto al ejercicio 1999, como se expresa en el Fundamento de Derecho Segundo.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 23/05, interpuesta por D. ,contra la resolución del Jefe de Renta y Patrimonio, de enero de 2005, confirmatoria de las autoliquidaciones correspondientes al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 1999 a 2002,RESUELVEDESESTIMAR la misma y confirmar los actos administrativos impugnados, por ser conformes a Derecho.

Discapacidad
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Grado de minusvalía
Minusvalía
Fecha de devengo
Beneficios fiscales
Deuda tributaria
Discapacitados
Devengo del Impuesto
Acto administrativo impugnado
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados