Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 24 de Octubre de 2003

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 24 de Octubre de 2003
  • Núm. Resolución: R030046

Resumen

En los excesos de adjudicación en la disolución de sociedades de gananciales y otros pro indivisos existe para los compensados una alteración patrimonial sujeta al IRPF, al no caber el diferimiento del gravamen al momento de transmisión de los bienes adjudicados. Ello implica que la compensación constituye mayor valor de adquisición para el adjudicatario -o se volvería a gravar la parte de la plusvalía, generada hasta la disolución del proindiviso, correspondiente a los compensados-, por lo que, si el bien adjudicado es su residencia habitual, debe admitirse, superando el criterio mantenido anteriormente por el Organismo Jurídico, que dicha compensación es deducible como inversión en vivienda.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a veinticuatro de octubre de dos mil tres. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 136/03, interpuesta por Dña.,con DNI y domicilio a efectos de notificaciones en la calle C , contra la liquidación provisional núm. 2003/301.109, girada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2001; cuantía: 1.097,98 €

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La liquidación impugnada suprime las deducciones practicadas, por inversión en vivienda habitual, por las cantidades satisfechas durante el ejercicio 2001 en concepto de amortización -1.555,18 €- e intereses -4.215,31 €- de un préstamo de 78.131,57 € de principal, concertado el 20 de diciembre de 1999, por no considerar acreditado que se destinase a la adquisición de la vivienda arriba indicada.

Segundo.-Contra la misma, la Sra. promueve la presente reclamación en que alega que el crédito fue utilizado para compensar a su cónyuge por el defecto que llevaba, en la disolución de la sociedad de gananciales, al adjudicarse a la esposa la vivienda familiar.

En prueba de esta alegación, aporta: a) Escritura de capitulaciones matrimoniales, otorgada el 20 de diciembre de 1999, en virtud de las cuales los cónyuges pusieron fin al régimen económico de gananciales, sustituyéndolo por el de separación de bienes, y adjudicaron a la esposa el único bien ganancial existente, la vivienda de C , con la obligación de pagar un préstamo hipotecario que la gravaba, y al marido el derecho a percibir una compensación en metálico de 60.101,21 €; y b) Certificado emitido por una entidad financiera según el cual, en la misma fecha indicada, se efectuaron el ingreso en la cuenta del marido de la compensación mencionada y la cancelación, por un importe de 9.232,08 €, de la deuda hipotecaria asumida por la esposa.

Tercero.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas aprobado por Real Decreto 391/96, de 1 de marzo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión a resolver consiste en si un crédito utilizado por un cónyuge para compensar al otro, en la disolución de la sociedad de gananciales, por el exceso derivado de la adjudicación de la vivienda familiar debe considerarse invertido en la adquisición de vivienda habitual, siempre que el prestatario continúe habitando el inmueble y concurran el resto de requisitos para que sea considerado su residencia habitual.

Segundo.-En el análisis de esta cuestión, hay que comenzar señalando que en los supuestos de disolución de sociedades de gananciales y otras comunidades de bienes, cuando se producen excesos de adjudicación compensados en metálico a alguno de los copropietarios, se plantean, a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, los siguientes problemas íntimamente relacionados: a) Si en el momento de la disolución se produce, para quien recibe la compensación, una alteración patrimonial que debe ser cuantificada como ganancia o pérdida a efectos de su integración en la base imponible; y b) Si, en caso de que el exceso venga determinado por la adjudicación de una vivienda, el adjudicatario tiene derecho a la deducción de la compensación satisfecha, siempre que aquélla constituya su residencia habitual.

A este respecto, este Organismo, en anteriores resoluciones, ha venido dando una respuesta negativa a ambas cuestiones cuando el bien determinante del exceso tiene carácter indivisible -lo que ocurre, normalmente, con las viviendas- en base a la doctrina del Tribunal Supremo según la cual, si la cosa común es indivisible, cada comunero tiene derecho a que, en su día, se le adjudique en su totalidad, con la obligación de compensar a los otros en dinero, sin que esta forma de salir de la comunidad constituya transmisión a efectos civiles ni fiscales.

Sin embargo, por las razones que se van a exponer en los siguientes Fundamentos de Derecho, se hace necesario modificar tal criterio, ya que la mencionada doctrina jurisprudencial se ha construido en el ámbito del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y no puede trasladarse automáticamente a un tributo, como el que ahora nos ocupa, cuyo hecho imponible es otro -eminentemente económico y menos ceñido a las fórmulas jurídicas- constituido por la obtención de renta por los contribuyentes, entre cuyas fuentes se encuentran las ganancias y pérdidas derivadas de las alteraciones en la composición de su patrimonio.

Tercero.-El artículo 41.2 de la Norma Foral 35/98, de 16 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, establece que se estimará que no existe alteración patrimonial en los supuestos de disolución de la sociedad de gananciales, extinción del régimen económico matrimonial de participación, disolución de comunidades de bienes, división de la cosa común y separación de comuneros.

Este precepto, como ha señalado el Tribunal Económico Administrativo Central, en su resolución de 22 de marzo de 2002 (Ar. Jur 230.314), implica un diferimiento en el tiempo de la tributación de la ganancia o pérdida patrimonial, ya que el apartado de la Norma Foral citado finaliza con la siguiente cláusula de cierre:'Los supuestos a los que se refiere este apartado no podrán dar lugar, en ningún caso, a la actualización de los valores de los bienes o derechos recibidos'.

Es decir, el valor de adquisición por el que se computarán, a efectos de posteriores transmisiones, los bienes incorporados al patrimonio de los respectivos comuneros a consecuencia de la división será el mismo por el que fueron adquiridos en proindiviso, ya que aquélla carece, en principio, de trascendencia económica al limitarse a transformar las cuotas dominicales abstractas en partes concretas de la cosa común.

Sin embargo, cuando las adjudicaciones dan lugar a un exceso en favor de alguno de los cotitulares que genera la obligación de éste de indemnizar con dinero a los otros, sí se produce, para quienes tienen el derecho a percibir tal compensación, una alteración en la composición del patrimonio -su cuota indivisa sobre el bien se transforma en un crédito contra el adjudicatario beneficiado- que pone de manifiesto una ganancia o pérdida. Efectivamente, en tales casos, como afirma la resolución antes mencionada, deja de tener sentido el diferimiento de la tributación'..., puesto que el acto de la división ha tenido ya una trascendencia económica'.

El cálculo de esta ganancia o pérdida -para los comuneros que no reciban bienes en la disolución- deberá realizarse por diferencia entre el importe de la compensación en metálico a la que tengan derecho y el coste de adquisición de su participación -actualizado, en su caso, por aplicación de los coeficientes a los que se refiere el artículo 43.2 de la Norma Foral 35/98-, incluso en el supuesto de una posible renuncia que resultaría asimilable a una donación.

Este resultado debe ser independiente de la naturaleza indivisible o no de la cosa común ya que -al margen de las consecuencias jurídico-civiles que para el adjudicatario del bien indivisible puedan derivarse del artículo 450 del Código Civil en cuanto a los efectos de la posesión del mismo- lo contrario conllevaría que quedase definitivamente sin gravar la alteración patrimonial experimentada por los otros copropietarios que, a tenor del artículo 404 del mismo cuerpo legal, deben ser indemnizados por aquél.

Cuarto.-La mecánica expuesta implica que, cuando existe exceso de adjudicación, la parte de la plusvalía o minusvalía generada por el bien común -entre el momento de su adquisición y el de disolución de la sociedad o comunidad- que corresponde a la participación de quienes no resultan adjudicatarios del mismo, no queda diferida sino que tributa al finalizar la indivisión.

En consecuencia, dicha renta, al haber quedado ya gravada, no puede ser imputada nuevamente al adjudicatario en el momento en que transmita a un tercero el bien, por lo que, para calcular la ganancia o pérdida derivada de esta última operación, deberá computarse como valor de adquisición tanto el coste de la participación originaria como la compensación satisfecha al disolverse el proindiviso.

Coherentemente con lo anterior, cuando el bien cuya adjudicación determina el exceso constituye la residencia habitual del copropietario que lo recibe, el importe de la indemnización en metálico abonada por éste a los otros supone un mayor valor de adquisición, no sólo a efectos de futuras alteraciones patrimoniales, sino también de deducción en cuota íntegra como cantidades invertidas en vivienda habitual. En este sentido, si para materializar el pago se recurre a financiación ajena, la amortización y los intereses del préstamo resultan deducibles de conformidad con el artículo 77.1 de la Norma Foral del impuesto según el cual:'Los contribuyentes podrán aplicar una deducción por inversión y, en su caso, financiación de la vivienda habitual'.

Quinto.-Lo hasta aquí expuesto no puede conllevar, sin embargo, la estimación total de las pretensiones de la reclamante, ya que la regla 2ª del artículo 37 del Decreto Foral 86/99, de 29 de junio, que desarrolla parcialmente la Norma Foral 35/98, dispone que:'En el supuesto de que se utilicen capitales ajenos para la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual y el importe pendiente sea superior al coste de la vivienda,... se procederá a prorratear las cantidades destinadas al pago de la amortización e intereses del préstamo'.

De la documentación aportada por la Sra. , se desprende que, del principal del crédito concertado el 20 de diciembre de 1999, 60.101,21 € fueron utilizados para compensar el defecto de adjudicación de su cónyuge y 9.232,08 € se destinaron a la cancelación del anterior préstamo hipotecario que gravaba la vivienda, importe este último que, según consta en el expediente administrativo, fue íntegramente objeto de deducción en la autoliquidación del impuesto correspondiente al ejercicio 1999.

Por consiguiente, de acuerdo con el precepto reglamentario transcrito, procede prorratear las cantidades satisfechas en el ejercicio 2001 por el crédito, en la proporción que suponen 60.101,21 € sobre el capital del mismo ascendente a 78.131,57 €, es decir, aplicando un porcentaje del 76,92%.

Sexto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede estimar en parte la presente reclamación, anular el acto administrativo impugnado por no ser conforme a derecho, y disponer que la Oficina Gestora del impuesto gire nueva liquidación en la que incluya deducciones por adquisición de vivienda habitual por el 76,92% de la amortización y los intereses pagados, esto es, 179,44 €, por el concepto de inversión, y 648,48 €, por el concepto de financiación.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 136/03, interpuesta por Dña. , contra la liquidación provisional núm. 2003/301.109, girada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2001,RESUELVEESTIMAR EN PARTE la misma y, en su virtud:

Primero.- Anular la liquidación impugnada, por no ser conforme a derecho.

Segundo.- Disponer que el Órgano de Gestión competente gire una nueva liquidación, en la que aplique unas deducciones de 179,44 € por inversión en vivienda y de 648,48 €, por financiación.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Adjudicataria
Residencia habitual
Disolución de la sociedad de gananciales
Valor de adquisición
Diferimiento
Disolución de sociedades
Plusvalías
Cosa común
Vivienda habitual
Comunidad de bienes
Copropietario
Liquidación provisional del impuesto
Inversión en vivienda habitual
Préstamo hipotecario
Contrato de hipoteca
Vivienda familiar
Escritura capitulaciones matrimoniales
Bienes gananciales
Sociedad de gananciales
Entidades financieras
Deuda hipotecaria
Comuneros
Prestatario
Atribución vivienda familiar
Integración de rentas en la base imponible
Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados
Efectos civiles
ITPYAJD (Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados)
Extinción régimen económico matrimonial
Separación de comuneros
División de cosa común
Pérdidas patrimoniales
Donación
Bien indivisible
Minusvalía
Exceso de adjudicación
Discapacidad
Cuantía de la indemnización
Cuota íntegra
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 16/03/2016

    Son Ganancias y Pérdidas Patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que la Ley del Impuesto las califique como rend...

  • Deducción IRPF incremento costes financiación inversión vivienda habitual Madrid ejercicio 2018

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 16/02/2018

    ResumenPara contribuyentes con residencia habitual en la Comunidad Autónoma de Madrid se reconoce una deducción en la cuota íntegra autonómica del IRPF por el incremento de los costes de la financiación ajena para la inversión en vivienda habit...

  • Deducción IRPF inversión en vivienda habitual Murcia ejercicio 2018

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 16/02/2018

    ResumenPara contribuyentes con residencia habitual en la Comunidad Autónoma de Murcia se reconoce una deducción en la cuota íntegra autonómica del IRPF por inversión en vivienda habitual del 5% sobre la base de deducción, a aplicar por los con...

  • Comunidades de bienes

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 22/11/2017

    La comunidad de bienes es aquella situación en la que un bien o derecho, o un conjunto de bienes o de derechos que pertenecen a varios titulares  llamados comuneros) de forma conjunta y simultánea. El Art. 392 del Código Civil establece que exist...

  • Rentas no sujetas (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/03/2016

    Existen en el IRPF determinadas rentas, contenidas entre otros, en los Art. 6,Art. 33,Art. 42 ,LIRPF, que quedan no sujetas al impuesto.NOVEDADES: La Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 (Ley 48/2015, de 29 de octubre) , introdu...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados