Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 25 de Abril de 2008

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 25 de Abril de 2008
  • Núm. Resolución: R080041

Resumen

IRPF 2006. La unidad convivencial formada por la madre, separada de hecho de su cónyuge, y sus hijos menores no constituye unidad familiar fiscal, por lo que no puede acogerse a la modalidad de tributación conjunta. El Organismo Jurídico Administrativo no es competente para conocer sobre la existencia de un trato discriminatorio para los cónyuges en relación con el que la Norma Foral del impuesto otorga a las parejas de hecho.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a veinticinco de abril de dos mil ocho.- Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 71/08, interpuesta por , contra la liquidación núm. 2008/300.603, girada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2006.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La Sra. presentó declaración-liquidación por el impuesto y ejercicio indicados acogiéndose al régimen de tributación conjunta con sus hijos menores. Su cónyuge autoliquidó el mismo impuesto y ejercicio en la modalidad de tributación individual.

La Oficina Gestora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas practica la liquidación de referencia, conforme al régimen individual de tributación, que arroja una deuda tributaria de 1.659,89 €.

Segundo.-Contra la misma la Sra. formula la presente reclamación económico-administrativa, en la que solicita que se anule, y se admita la aplicación de la tributación conjunta.

Alega que se separó de hecho de su cónyuge en el año 1999, y vive desde entonces en un domicilio distinto con sus hijos menores; que, aun no habiendo sido posible alcanzar la separación legal de mutuo acuerdo, no ha instado la misma por vía contenciosa por los graves efectos desestabilizadores que dicho procedimiento produciría en los hijos; que es discriminatorio que se admita como unidad familiar la formada por uno de los miembros de una pareja de hecho, inscrita o no en el registro creado al efecto, con sus hijos menores y no se admita la formada por ella y sus hijos, por lo que debe hacerse una interpretación finalista de la Norma Foral del tributo.

A efectos de probar sus alegaciones, propone que este Tribunal requiera al EUSTAT y al Instituto Nacional de Estadística información sobre el número de casos de familias monoparentales formadas por uno de los cónyuges y sus hijos, sin que exista separación matrimonial legal.

Tercero.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento regulador del Procedimiento de las reclamaciones y recursos en vía económico-administrativa, aprobado por el Decreto Foral 2/2007, del Consejo de Diputados, de 30 de enero.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión planteada consiste en si es o no conforme a derecho el cambio, de la modalidad de tributación conjunta a la individual, efectuado por la Oficina Gestora del Impuesto, lo que dependerá de si la reclamante puede constituir o no con sus hijos menores una unidad familiar distinta de la de su cónyuge, de quien no está separada legalmente.

Segundo.-El artículo 1 de la Norma Foral 35/1998, de 16 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas regula que:

'El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un tributo de carácter directo y naturaleza personal y subjetiva que grava la renta de las personas físicas en los términos previstos en esta Norma Foral.'

A su vez, el artículo 90 de dicho texto normativo dispone que:

'1. Las personas físicas integradas en una unidad familiar de cualquiera de las modalidades señaladas en el artículo siguiente podrán optar, en cualquier período impositivo, por tributar conjuntamente en este Impuesto, con arreglo a las normas generales del mismo y a las disposiciones especiales contenidas en el presente Título, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este Impuesto.

2. La opción por la tributación conjunta no vinculará para períodos impositivos sucesivos.

3. La opción por la tributación conjunta deberá abarcar a la totalidad de los miembros de la unidad familiar. Si uno de ellos no aplica las reglas de la tributación conjunta o presenta declaración individual, los restantes miembros de la unidad familiar deberán utilizar el mismo régimen.'

El apartado 1 del artículo 91 siguiente establece -en la redacción dada al mismo por la Norma Foral 22/03, de 19 de diciembre- que:

' Constituyen unidad familiar los cónyuges no separados legalmente, así como los miembros de las parejas de hecho constituidas conforme a lo dispuesto en la Ley del Parlamento Vasco 2/2003, de 7 de mayo, y, si los hubiere:

a) Los hijos menores, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientes de éstos.

b) Los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada'.

Finalmente, el apartado dos del último artículo citado, en su redacción establecida por la Norma Foral 38/2005, de 17 de octubre, dispone que:

'Asimismo, en los casos de separación legal o cuando no existiera vínculo matrimonial o pareja de hecho constituida conforme a lo dispuesto en la Ley del Parlamento Vasco 2/2003, de 7 de mayo, así como en los casos de existencia de decisión judicial al efecto, será unidad familiar la formada por un progenitor y todos los hijos que reúnan los requisitos a que se refiere el apartado anterior, independientemente de con quien convivan. En estos casos, en el supuesto de existir otro progenitor, este no formará parte de dicha unidad familiar.'

Tercero.-De los preceptos transcritos se deduce que la Norma Foral del Impuesto establece como regla general la tributación individual de los sujetos pasivos constituyendo el régimen de tributación conjunta, como ha señalado el Tribunal Constitucional, en su Sentencia núm. 47/2001 de 15 de febrero,' una mera opción a la que pueden acogerse alternativamente las personas físicas integradas en alguna de las unidades familiares previstas por la Ley'con cuyo establecimiento'el legislador pretendió favorecer especialmente a las familias cuyos integrantes percibieran rentas medias o bajas, utilizando así dicho régimen , (STC 45/1989, F.5)'.

Desde dicha perspectiva, el régimen de tributación conjunta, en tanto en cuanto puede suponer una reducción de la carga impositiva normalmente aplicable, constituye un beneficio fiscal del que sólo podrán disfrutar aquellas unidades convivenciales que encajen en la definición de unidad familiar contemplada en los preceptos transcritos, sin que sea viable extender su aplicación a otros supuestos por la vía de la interpretación extensiva de los mismos, por cuanto se ha de recordar, como hizo el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en sentencia de 22 de marzo de 2000 (JT 2000/483), que la jurisprudencia constantemente ha señalado'que por tener origen todo beneficio fiscal, como modalidad de la actividad administrativa de fomento, en una situación de privilegio contraria al principio de igualdad y determinante de una quiebra del principio de justicia contributiva …, hay que considerarlo como un derecho debilitado por su propia naturaleza intrínseca, sólo susceptible de ejercitarse si se cumplen con rigor las exigencias formales y de fondo que la concesión del beneficio requiere -así,Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de diciembre de 1991-, abundando igualmente las decisiones jurisprudenciales en el carácter no patrimonializable del beneficio tributario y su ausencia de carácter de derecho subjetivo - SSTS, Sala de Revisión, de 2 de octubre de 1990 y…, de 1 de junio de 1990 y …, de 1 de junio de 1992 entre otras muchas-, lo que invita a una interpretación restrictiva de los beneficios tributarios.'

Así las cosas, es claro que la unidad convivencial de la Sra. , progenitora separada de hecho de su cónyuge que convive con sus dos hijos, no resulta subsumible en ninguno de los modelos de unidad familiar contemplados en el artículo 91.2, por cuanto dicho precepto exige taxativamente la existencia de 'separación legal' para que uno de los cónyuges pueda acogerse al régimen de tributación conjunta con sus hijos y el otro se acoja al régimen de tributación individual; requisito cuya no concurrencia deriva de las propias manifestaciones de la reclamante que reconoce no haber instado su declaración ante los tribunales competentes.

Llegados a este punto, se hace necesario señalar que la prueba propuesta por la reclamante no puede ser admitida, por referirse a hechos irrelevantes para la decisión de la pretensión formulada, ya que el número de personas que se encuentren en una determinada situación no puede impedir la aplicación a la misma de una norma jurídica vigente.

Finalmente, ningún pronunciamiento ha de hacerse en relación con la alegación relativa a que la Norma Foral del Impuesto dispensa un trato discriminatorio por no contemplar la existencia de una unidad familiar formada por un cónyuge separado de hecho junto con sus hijos a los efectos de acogerse al régimen de tributación conjunta y sí hacerlo para las parejas de hecho, por cuanto, como ha entendido reiteradamente el Tribunal Económico Administrativo Central en resoluciones, entre otras, de 4 de diciembre de 1998 (Ar. JT 1999/102) y de 21 de julio de 2000 (Ar. JT 1528), el ámbito de la reclamación económico-administrativa no alcanza a la ilegalidad o inconstitucionalidad de las normas reguladoras de los tributos, materias éstas reservadas en nuestro ordenamiento jurídico a los órganos de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa y al propio Tribunal Constitucional.

Cuarto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede desesestimar la presente reclamación y confirmar la liquidación impugnada por ser ajustada a derecho.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 71/08, interpuesta por , contra la liquidación núm. 2008/300.603, girada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2006,RESUELVEDESESTIMAR la misma y, en su virtud, confirmar el acto administrativo impugnado por ser conforme a derecho.

Unidad familiar
Tributación conjunta
Hijo menor
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Uniones de hecho
Tributación individual
Persona física
Período impositivo
Falta de competencia
Declaraciones-autoliquidaciones
Deuda tributaria
Modelo 564. Impuesto sobre Hidrocarburos
Familia monoparental
Separación judicial del matrimonio
Beneficios fiscales
Hijo mayor de edad
Patria potestad prorrogada
Actividad administrativa
Derecho subjetivo
Quiebra
Principio de igualdad
Proposición de la prueba
Acto administrativo impugnado
Jurisdicción contencioso-administrativa

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados