Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 25 de Noviembre de 1998

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 25 de Noviembre de 1998
  • Núm. Resolución: R980179

Resumen

Contraer matrimonio no es circunstancia que por sí sola exija necesariamente el cambio de vivienda, lo cual implica que el incremento patrimonial derivado de la enajenación de la misma antes de transcurridos tres años desde su adquisición no está exento por reinversión.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a veinticinco de noviembre de mil novecientos noventa y ocho.- Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 121/95, interpuesta por D. , contra resolución de febrero de 1995 del Jefe de Sección del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que desestima recurso de reposición impugnatorio de liquidación nº 94/325726, periodo impositivo 23 de octubre a 31 de diciembre de 1993; cuantía: 844.891,- ptas..

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- El interesado presentó declaración conjunta por el periodo impositivo citado, inferior al año natural por haber contraído matrimonio, en la cual dejaba exento por reinversión el incremento de patrimonio derivado de la enajenación de una vivienda sita en Arechavaleta (Alava), adquirida en 1991.

Segundo.- La Oficina Gestora gira liquidación sujetando a gravamen dicho incremento patrimonial por considerar que, al no mediar tres años entre la adquisición y la transmisión de la vivienda, no había constituido la habitual del sujeto pasivo.

Tercero.- Contra dicho acto el interesado interpuso recurso de reposición y, contra la resolución que lo desestima, porque el haber contraido matrimonio no es circunstancia que necesariamente exija el cambio de domicilio, la presente reclamación económico-administrativa, en la que solicita su anulación en base a que el traslado no ha sido fruto de un capricho, sino por su nuevo estado civil que refleja una diferencia real que obliga a nuevos planteamientos de residencia.

Cuarto.- En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.- La cuestión que debe ser resuelta en la presente reclamación económico-administrativa consiste en si el hecho de contraer matrimonio es circunstancia que necesariamente exija el cambio de vivienda en orden a considerar la enajenada la habitual del sujeto pasivo, aun no habiendo transcurrido tres años desde la fecha de su adquisición.

Segundo.- El artículo 50 de la Norma Foral 24/1991, de 11 de diciembre, establece que se excluirán de gravamen los incrementos de patrimonio obtenidos por la transmisión de la vivienda habitual del sujeto pasivo siempre que el importe de la misma se reinvierta en la adquisición de otra. El concepto de vivienda habitual viene definido por el artículo 34 del Reglamento de 10 de marzo de 1992, que establece:

'Se entiende por vivienda habitual la edificación que constituya la residencia del sujeto pasivo durante un periodo continuado de, al menos, tres años. No obstante, se entenderá que la vivienda tuvo el carácter de habitual cuando, a pesar de no haber transcurrido dicho plazo, concurran circunstancias que necesariamente exijan el cambio de domicilio.'.

Tercero.- En el presente caso, el interesado esgrime su matrimonio como circunstancia que exige el cambio de domicilio, ya que, según dice, el deseo de su esposa era trabajar y vivir en Vitoria-Gasteiz. Sin embargo, como bien se expone en el escrito de desestimación del recurso de reposición, no puede considerarse que el hecho alegado constituya circunstancia que necesariamente obligue al traslado, como hubiera podido ser, por ejemplo, que la vivienda de Arechavaleta contara con espacio insuficiente para la nueva unidad familiar o cuestiones como enfermedad o minusvalía de algún miembro de la misma que impidieran habitar aquélla vivienda. El mero deseo de residir y trabajar en Vitoria-Gasteiz puede implicar, en última instancia y desde un punto de vista puramente personal, que resulte aconsejable trasladarse, pero no que sea obligatorio; lógicamente, el tratamiento fiscal no es el mismo en uno y otro caso. Si las circunstancias no exigen el cambio, la vivienda pierde el carácter de habitual y, en consecuencia, el incremento patrimonial derivado de su enajenación no puede acogerse a la exención por reinversión.

Cuarto.- Por todo lo anteriormente expuesto y razonado, la liquidación impugnada y la resolución que la confirma son procedentes, lo cual conlleva desestimar las pretensiones del reclamante.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 121/95, interpuesta por D. , contra resolución de febrero de 1995 del Jefe de Sección del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que desestima recurso de reposición impugnatorio de liquidación nº 94/325726, periodo impositivo 23 de octubre a 31 de diciembre de 1993,RESUELVEDESESTIMAR la misma y confirmar los actos administrativos impugnados, por ser conformes a Derecho.

Incremento del patrimonio
Período impositivo
Traslado de domicilio
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Residencia
Tributación conjunta
Vivienda habitual
Estado civil
Venta de la vivienda habitual
Residencia habitual del sujeto pasivo
Unidad familiar
Minusvalía
Discapacidad
Exención por reinversión
Acto administrativo impugnado

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados