Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 27 de Abril de 2001

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 27 de Abril de 2001
  • Núm. Resolución: R010115

Resumen

En una venta de un monte de pinos, la transmisión conjunta del aprovechamiento de la madera y del terreno, cuando, diferenciándose los precios de ambos elementos, aparece como importe principal la venta de la madera, debe calificarse en el IRPF como rendimiento de actividad y no como una alteración patrimonial.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a veintisiete de abril de dos mil uno. Vistas ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 292/99 y su acumulada núm. 129/00, interpuestas por Dª. , con DNI , y domicilio a efectos de notificaciones en , contra la liquidación núm. 1999/323794 y contra la resolución del Jefe de Servicio de Tributos Directos, de mayo de 2000, que confirma la liquidación núm. 2000/300710, giradas, ambas, en concepto del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 1998 y 1997 respectivamente; cuantía: 2.372.675 ptas.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- El 6 de julio de 1995 la Sra. suscribió un contrato privado, a ejecutar en un plazo de dos años, por el que vendía un monte de pinos en 18.000.000 ptas., más el 4% de IVA preceptivo, correspondiendo 15.000.000 al vuelo y 3.000.000 al terreno.

El 5 de mayo de 1998 vendió el aprovechamiento maderero de otras fincas por un precio de 15.677.986 ptas., más 4,5% del IVA correspondiente, acordando en el mismo documento que tras la retirada de la madera se escrituraría la venta del terreno.

En las autoliquidaciones del IRPF de los ejercicios 1997 y 1998 declaró los frutos de estos contratos como rendimientos irregulares de actividad empresarial generados en períodos de 38 y 35 años, imputando al ejercicio 1997 un rendimiento neto de 9.801.124, como resultado de minorar los ingresos de 17.600.000 en unos gastos de 7.798.876; y, al de 1998, de 6.858.308, resultante de sustraer a los ingresos de 14.110.000 unos gastos de 7.251.692.

Segundo.-La Oficina Gestora giró sendas liquidaciones por el impuesto y períodos referidos, en las que manteniendo las cifras declaradas de rendimientos de actividad, suprimió las reducciones practicadas en la cuota integra, 1.240.278 y 2.220.785, dado que el tipo medio de gravamen no resultaba superior al tipo medio del Impuesto sobre Sociedades y, en consecuencia, no eran procedentes dichas reducciones. Las liquidaciones giradas arrojan unas cuotas tributarias de 1.891.939 ptas. para el ejercicio 1997 y de 2.372.675 ptas. para el de 1998.

Tercero.-Contra la liquidación del ejercicio 1998, y contra la resolución que desestima el recurso de reposición planteado frente a la del ejercicio 1997, la Sra. interpuso sendas reclamaciones económico-administrativas en las que solicita su anulación. Alega, en primer lugar, que los rendimientos fruto de los contratos citados no deben considerarse de actividad empresarial, pese a que así los declaró, pues al haberse transmitido los pinos junto con el terreno determinan incremento o disminución de patrimonio y, en consecuencia con la normativa del impuesto, exentos por el tiempo de permanencia en su patrimonio; y, en segundo lugar, que la consignación separada de los precios de la madera y del terreno en los contratos suscritos tiene su causa en la actuación abusiva de los compradores. En apoyo de su derecho propone la práctica de la siguiente prueba: 1) documental pública a fin de que por los Notarios que corresponda se remita copia simple de las escrituras de venta de los terrenos; y 2) testifical de D. , como parte compradora en el contrato suscrito en 1995, a fin de que absuelva el interrogatorio de preguntas que adjunta.

Cuarto.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de Procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas aprobado por Real Decreto 391/96, de 1 de marzo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión en conflicto consiste en determinar la calificación jurídica que, a efectos del IRPF, debe darse a los rendimientos obtenidos, fruto de los contratos de venta de pinos y del terreno en el que se asientan, y, en concreto, si deben ser considerados como de actividad o como incrementos o disminuciones de patrimonio.

Segundo.-Antes de iniciar el estudio de la misma, se hace necesario indicar que el objeto de este procedimiento se circunscribe al tratamiento fiscal concreto que debe darse a las ventas realizadas, de acuerdo con la plasmación documental que las acredita, siendo factible que la misma transmisión pueda llevar a consecuencias diferentes según se haya articulado de un modo u otro.

A estos efectos, es necesario conocer qué constituye rendimiento de actividad empresarial, para lo que hay que acudir al artículo 40.Uno de la Norma Foral 24/1991, de 11 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas, que dice:

'Se considerarán rendimientos íntegros de actividades empresariales o profesionales aquellos que, procediendo del trabajo personal y del capital conjuntamente, o de uno solo de estos factores, supongan por parte del sujeto pasivo la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

En particular, tienen esta consideración los rendimientos de las actividades extractivas, de fabricación, comercio o prestación de servicios, incluidas las de artesanía, agrícolas, forestales, ganaderas, pesqueras, de construcción, mineras y el ejercicio de profesiones liberales, artísticas y deportivas'.

Tercero.-En estos supuestos, alega la Sra. , es elemento determinante la unidad jurídica del acto de transmisión, considerando que se enajenan las fincas como conjunto, por lo que procede su tratamiento como incremento de patrimonio. Sin embargo, los hechos objetivos que se desprenden de los contratos indican lo contrario. Así, en ambas ventas se diferencia el precio de los pinos o del aprovechamiento de la madera, del precio del terreno, resultando como importe principal del contrato la venta de madera, frente a lo secundario que, en este caso, es el terreno. Abundando en lo dicho, resulta de la segunda venta que se transmite el aprovechamiento de la madera, recogiéndose, únicamente, el compromiso de la compraventa futura del terreno. Las alegaciones expuestas en torno al engaño o abuso de buena fe sufrido por la vendedora no han sido acreditadas y, en cualquier caso, no consta que se haya impugnado civilmente la validez de los contratos suscritos, por lo que han de entenderse de acuerdo a la literalidad de los mismos. Consecuentemente, no existe tal unidad de acto, y lo vendido son dos cuerpos ciertos claramente diferenciados: madera y terreno.

De acuerdo con esta fundamentación, la testifical propuesta de D. , para que declare si es suya la redacción del contrato suscrito en 1995 o fue obra de un tercero a instancia suya, no es necesaria, puesto que no resulta determinante quién redactó el contrato, sino quienes fueron los que se comprometieron a lo recogido en sus cláusulas. En este sentido, no resulta discutido ni quién redactó el contrato, ni la veracidad de las firmas de los contratantes, sino la validez del mismo, que tal y como se ha señalado en el párrafo anterior no consta impugnada en la vía civil. En cuanto a la prueba documental, la misma resulta baladí puesto que no se cuestiona la veracidad de la escrituras aportadas.

Cuarto.-Descartado que se trate de contratos complejos, se hace necesario calificar fiscalmente las controvertidas ventas de madera, teniendo en cuenta que la reclamante se encuentra de alta en el censo de IVA agrícola desde el año 1985, sin que conste modificación alguna desde esa fecha y, de este modo, los contratos suscritos se sujetaron a este impuesto, lo que viene a determinar el carácter empresarial de la venta.

En este sentido, los titulares de explotaciones forestales tienen, en todo caso, la consideración de empresarios, aunque no hubiesen intervenido en las labores de plantación y la recolección de los productos forestales de la finca se hiciese directamente por los adquirentes de los mismos. Dichas explotaciones forestales se caracterizan frecuentemente por el largo período de tiempo que transcurre desde que se efectúa la plantación hasta que los árboles están en condiciones de ser objeto de explotación económica, lo que determina que, en ocasiones, los titulares que efectúan la plantación sean distintos de los que llevan a cabo su tala, sin que de ello pueda deducirse la naturaleza no empresarial de las explotaciones citadas.Así, son muchas las resoluciones de la Dirección General de Tributos que vienen a considerar los rendimientos de la venta de madera como frutos de una actividad empresarial, aun cuando dichas ventas se produzcan de manera esporádica, a modo de ejemplo resoluciones de 15 de noviembre de 2000, de 31 de octubre de 2000, de 20 de julio 1995 y de 6 de mayo de 1986.

Consecuentemente con lo anterior, vista la sujeción a IVA de los contratos suscritos y el carácter empresarial de la venta de madera, aunque se realice de manera ocasional, la enajenación del terreno constituye transmisión del patrimonio empresarial, no del personal, por lo que no son aplicables las previsiones de la Disposición Transitoria Séptima 2.2ª e) de la Norma Foral 24/1991, en la redacción dada por el Decreto Normativo de Urgencia Fiscal 6/1996, de 10 de setiembre, que declaran exentos los incrementos obtenidos por la venta de inmuebles cuando han permanecido en el patrimonio personal más de 10 años. Esta es también la doctrina de la Dirección General de Tributos, en su resolución de fecha 9 de marzo de 2000, donde considera venta de patrimonio empresarial la transmisión de unos terrenos junto con los árboles en ellos plantados.

Quinto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede desestimar las reclamaciones y confirmar los actos administrativos impugnados por ser conformes a derecho, en cuanto que someten a gravamen los frutos derivados de las ventas como rendimientos irregulares de actividad empresarial.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 292/99 y de su acumulada la núm. 129/00, interpuestas por Dª. , contra la liquidación núm. 1999/323794 y contra la resolución del Jefe de Servicio de Tributos Directos, de mayo de 2000, que confirma la liquidación núm. 2000/300710, giradas, ambas, en concepto del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 1998 y 1997 respectivamente,RESUELVEDESESTIMAR las mismas y confirmar los actos administrativos impugnados, por ser conformes a derecho.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Actividades empresariales
Impuesto sobre el Valor Añadido
Frutos
Contrato privado
Rendimientos netos
Cuota íntegra
Cuota tributaria
Impuesto sobre sociedades
Liquidación girada
Disminución del patrimonio
Rendimientos íntegros
Persona física
Actividades empresariales y profesionales
Rendimientos de las actividades extractivas
Explotaciones forestales
Buena fe
Validez del contrato
Prueba documental
Censo
Explotación económica
Acto administrativo impugnado
Patrimonio empresarial
Transmisiones de activos y pasivos

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Régimen especial simplificado (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/01/2019

    El régimen simplificado se regula en los Art. 122 ,LIVA y Art. 123 ,LIVA. Dicho régimen se aplicará a las personas físicas y a las entidades en régimen de atribución de rentas en el IRPF, que desarrollen las actividades y reúnan los requisitos...

  • Deducción IRPF actividades empresariales y profesionales Navarra ejercicio 2018

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 20/02/2018

    ResumenPara contribuyentes con residencia habitual en Navarra se reconoce una deducción en actividades empresariales en en la cuota íntegra IRPF. En este sentido, los sujetos pasivos del IRPF que ejerzan actividades empresariales o profesionales ...

  • Libros registros en actividades empresariales cuyo rendimiento se determine mediante el método de estimación objetiva

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 24/07/2019

    El art. 7 Orden HAC/773/2019, de 28 de junio, regula los Libros registros en actividades empresariales cuyo rendimiento se determine mediante el método de estimación objetivaNOVEDAD- Publicada, en el BOE del  17/07/2019, la Orden HAC/773/2019, ...

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas NAVARRA (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 23/07/2018

    El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en Navarra se encuentra regulado en el DECRETO FORAL LEGISLATIVO 4/2008, de 2 de junio y en el Reglamento del citado impuesto, aprobado por el DECRETO FORAL 174/1999, de 24 de mayo.Se trata d...

  • Declaraciones censales

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 16/01/2019

    Las personas o entidades que desarrollen o vayan a desarrollar en territorio español actividades empresariales o profesionales o satisfagan rendimientos sujetos a retención deberán comunicar a la Administración tributaria a través de las corresp...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados