Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 28 de Mayo de 1998

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 28 de Mayo de 1998
  • Núm. Resolución: R980085

Resumen

No hay extralimitación de facultades administrativas cuando la Oficina Gestora somete a gravamen un incremento de patrimonio que la contribuyente declaró exento por reinversión sin probar ésta. La reclamante no ha acreditado que la vivienda enajenada constituyera su residencia habitual, por lo que no procede la exención del incremento de patrimonio.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a veintiocho de mayo de mil novecientos noventa y ocho.- Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 253/94, interpuesta por Dña. , contra resolución del Jefe de Sección del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, de julio de 1.994, desestimatoria de recurso de reposición impugnatorio de liquidación girada por dicho Impuesto, ejercicio 1.992; cuantía 509.500 ptas.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- La reclamante presentó la autoliquidación del Impuesto y ejercicio citados, en la que, entre otros datos, declaró un incremento de patrimonio, exento por reinversión en vivienda habitual, derivado de la enajenación de un inmueble sito en el núm. 9 de .

Segundo.- La Oficina Gestora practicó liquidación sometiendo a gravamen el citado incremento de patrimonio, la cual fue impugnada en reposición en base a que el importe de la venta de la vivienda fue destinado a la adquisición de una nueva residencia habitual, por lo que debe admitirse el beneficio fiscal declarado.

Tercero.- Desestimado dicho recurso, porque la vivienda transmitida no tuvo la condición de habitual de la sujeto pasivo, la Sra. interpone la presente reclamación económico-administrativa, en la que solicita la anulación de la liquidación impugnada y la práctica de una nueva en la que se admita la exención del incremento de patrimonio, en base a los siguientes fundamentos: 1.- Resulta aplicable al caso la doctrina expresada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en Sentencia de 13 de septiembre de 1.994, ya que la Oficina Liquidadora, única actuante, ha desbordado su competencia al integrar el hecho imponible declarado con incrementos patrimoniales que no constaban en la autoliquidación. y 2.- Ha habitado de manera efectiva y con carácter permanente en la vivienda ubicada en el núm. 9 desde la fecha de su adquisición y ha reinvertido el importe obtenido por su venta en la que constituye su nueva residencia habitual, sin que el mero hecho de que no modificara su empadronamiento pueda significar la inaplicación del referido beneficio fiscal.

Cuarto.- Solicitada prueba de oficio para que la interesada acreditara su residencia efectiva y permanente en la vivienda transmitida, la misma no aportó documentación alguna.

Quinto.- En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.- Las cuestiones a resolver en la presente reclamación son : 1ª.- Si procede anular la liquidación practicada por la Oficina Gestora del Impuesto, por haber extralimitado ésta su competencia integrando el hecho imponible con incrementos patrimoniales no declarados por la sujeto pasivo; y 2.ª.- Si ésta tiene o no derecho a la exención del incremento de patrimonio obtenido por la enajenación de la vivienda sita en el núm. 9 , cuestión que viene determinada por si la misma constituyó o no su residencia habitual.

Segundo.- En cuanto a la primera de las cuestiones enunciadas, hay que señalar que la doctrina expresada en la Sentencia alegada, parte de un supuesto de hecho distinto, ya que en aquél los sujetos pasivos no declararon la existencia de alteración patrimonial alguna, circunstancia que no concurre en el que nos ocupa, pues, como ha quedado expuesto (Antecedente de Hecho primero) y resulta del expediente administrativo, la reclamante sí declaró el incremento de patrimonio, aunque lo consideró exento por reinversión. Por ello, no resulta aplicable la referida doctrina y debe rechazarse la nulidad de la liquidación basada en la supuesta falta de competencia de la Oficina Liquidadora para someter a gravamen el incremento de patrimonio declarado.

Tercero.- Sentado lo anterior y por lo que se refiere a la otra cuestión, el art. 50 de la Norma Foral 24/1991, de 11 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, dispone que:'Se excluirán de gravamen los incrementos de patrimonio obtenidos por la transmisión de la vivienda habitual del sujeto pasivo, siempre que el importe total de la misma se reinvierta en la adquisición de una nueva vivienda habitual en las condiciones que reglamentariamente se determinen'.

De dicho precepto se deduce que, además de la reinversión del importe obtenido por la enajenación, es requisito esencial para la exclusión de gravamen del incremento el que la vivienda que se enajena sea la habitual, para lo que habrá que considerar lo dispuesto por los arts. 78 de la citada Norma Foral y 34 del Reglamento de 10 de marzo de 1.992, según los cuales se entiende por tal la edificación que constituya la residencia del sujeto pasivo durante un plazo continuado de, al menos, tres años.

Cuarto.- Respecto a la concurrencia del citado requisito en el caso presente, y en contra de la postura sostenida por la Administración Tributaria de negarla porque Dña. no ha estado empadronada en el núm. 9 , hay que señalar que el Padrón, aún siendo una prueba pública y fehaciente, no excluye la posibilidad de acreditar, por cualquier otro medio de prueba admisible en derecho, la realidad de un domicilio distinto del que consta en aquél. Sin embargo, y a pesar de que este Tribunal solicitó expresamente la acreditación de que la citada vivienda constituyó su residencia habitual, lo cierto es que la reclamante no ha aportado prueba alguna de dicha circunstancia, incumpliendo de esta manera lo dispuesto en el art. 111 de la Norma Foral General Tributaria de Álava ('Tanto en el procedimiento de gestión como en el de resolución de reclamaciones, quien haga valer su derecho deberá probar los hechos normalmente constitutivos del mismo').

Quinto.- Por lo anteriormente expuesto, hay que concluir que la reclamante no ha probado que la vivienda enajenada constituyera su residencia habitual, por lo que debe declararse conforme a derecho la liquidación que sujeta a gravamen el incremento patrimonial derivado de la enajenación de la misma.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 253/94, interpuesta por Dña. , contra resolución del Jefe de Sección del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, de julio de 1.994, desestimatoria de recurso de reposición impugnatorio de liquidación girada por dicho Impuesto, ejercicio 1.992,RESUELVEDESESTIMAR la misma y confirmar los actos administrativos impugnados, por ser conformes a Derecho.

Residencia habitual
Beneficios fiscales
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Incremento del patrimonio
Liquidación girada
Autoliquidaciones tributarias
Exención por reinversión en vivienda habitual
Residencia
Empadronamiento
Falta de competencia
Venta de la vivienda habitual
Residencia habitual del sujeto pasivo
Vivienda habitual
Medios de prueba
Acto administrativo impugnado

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados