Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 30 de Mayo de 2000

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 30 de Mayo de 2000
  • Núm. Resolución: R000061

Resumen

La indemnización satisfecha al sujeto pasivo en el ejercicio 1995, en virtud de resolución judicial, por fallecimiento del esposo en accidente laboral en 1988, debe imputarse a éste último ejercicio, que es cuando se produce el devengo de la citada prestación. De acuerdo con la normativa aplicable en 1988, la indemnización percibida no tiene la consideración de renta sujeta al IRPF.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a treinta de mayo de dos mil.- Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 91/97, interpuesta por Dª. , con DNI y domicilio a efectos de notificaciones en , contra la resolución del Jefe de Servicio de Tributos Directos, de febrero de 1997, que desestima recurso impugnatorio de liquidación núm. 96/319.260 relativa al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 1995; cuota tributaria: 368.818,- ptas.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La Oficina Gestora imputó, en la liquidación de referencia, 1.874.460,- ptas. como rendimiento irregular del trabajo. Dicha cantidad es la abonada a la interesada por la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social en el mencionado ejercicio, en concepto de indemnización a tanto alzado por fallecimiento del esposo en accidente laboral en 1988.

Segundo.-El recurso presentado solicitando su consideración como exenta, fue desestimado en base a que, a partir del 1 de enero de 1994, las únicas prestaciones satisfechas por la Seguridad Social, o Entidad que la sustituya, que están exoneradas de gravamen son las reconocidas como consecuencia de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, por lo que aquélla ha de considerarse como rendimiento irregular del trabajo generado en cinco años, al ser una cantidad determinada a tanto alzado, independientemente de los años de actividad laboral del difunto.

Tercero.-Contra ambas, la Sra. interpone la presente reclamación económico-administrativa en la que solicita la exención. Alega que el reconocimiento de la indemnización viene de agosto de 1988, momento desde el que la Sentencia de la Sala nº 2 del Juzgado de 1ª instancia, de 11 de abril de 1989, condenó al pago de la pensión de viudedad por causa de muerte en accidente de trabajo, y en la que se ratifica la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, de 14 de diciembre de 1990, es decir, ese es el momento de devengo, no el del posterior cobro, más aún cuando ha sido por causas no imputables a ella. Adjunta copia de las mencionadas Sentencias y de otras posteriores.

Cuarto.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión a resolver en la presente reclamación económico-administrativa es cuándo se entiende producido el devengo de la cantidad abonada a la interesada en 1995, en concepto de indemnización a tanto alzado por fallecimiento de su esposo en accidente laboral en 1988; lo cual determinará a su vez, la normativa aplicable a efectos del reconocimiento de la exención solicitada.

Segundo.-Previo a lo anterior, es preciso indicar que la Sentencia núm. 156 del Juzgado nº 2 de lo Social, de abril de 1989, condenó a la empresa al abono de las pensiones de viudedad y orfandad, ambas con efectos desde agosto de 1988, y por subrogación a la Mutua, y declaró responsable civil subsidiario al INSS y a la Tesorería General. La misma fue ratificada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, el 14 de diciembre de 1990.

De otro lado, la Sentencia núm. 273 del Juzgado nº 2 de lo Social, de 29 de mayo de 1992, referente a solicitud de indemnización a tanto alzado por fallecimiento del esposo en accidente laboral, estimó la misma y condenó al abono de 1.874.460,- ptas.

Tercero.-Expuestas las Sentencias aportadas por la interesada, hay que acudir ahora a lo dispuesto en el artículo 14 del Reglamento del IRPF, aprobado por el Decreto Foral 154/1992 de 10 de marzo, que indica:

'Uno. Los ingresos y gastos que determinan la base imponible del Impuesto se imputarán al período en que se hubiesen devengado unos y producido los otros, con independencia del momento en que se realicen los correspondientes cobros y pagos...

Dos. A efectos de lo previsto en el apartado anterior, se entenderá que se han devengado los ingresos en el momento que sean exigibles por el acreedor.'

De lo transcrito se infiere que para fijar el devengo de la indemnización que nos ocupa, dada su naturaleza, habrá que atender a las normas y principios que, en materia de Seguridad Social, determinan la exigibilidad, nacimiento y devengo de las prestaciones, sin que el hecho de que nos encontremos en presencia de efectos fiscales de las mismas impida dicha aplicación, máxime si tenemos en cuenta que la norma tributaria no especifica nada al respecto.

Cuarto.-En base a lo anterior, que viene siendo doctrina consolidada de la Jurisdicción del Orden Social -Sentencias del Tribunal Supermo de 3 y 12 de diciembre de 1991 (Ar. 9037 y 9061); 21 de enero y 1 de marzo de 1993 (Ar. 106 y 2409); 18 de julio de 1994 (Ar. 6682) y 25 de febrero de 1997 (Ar. 1581)-, no cabe sino concluir que el fallecimiento es la fecha de su devengo (1988), aún cuando el reconocimiento de la prestación se demore por avatares del procedimiento, en este caso judicial. Por lo tanto, no procede la imputación de la indemnización en la liquidación del IRPF correspondiente a 1995 -ejercicio en que se ha percibido-.

Quinto.-No obstante, dado que además solicita su exención, corresponde ahora examinar la Norma Foral del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, de 31 de mayo de 1981, vigente en tal ejercicio, cuyo art. 3 señala que no tendrán la consideración de renta:

'c) Las indemnizaciones que constituyan compensación de la pérdida o deterioro de aquellos bienes o derechos que no sean susceptibles de integrar el hecho imponible del Impuesto sobre el Patrimonio.'

A este respecto, el art. 10 del Reglamento del IRPF, de 25 de marzo de 1982, indica que se consideran incluidas entre las indemnizaciones:

'b) Las que sean consecuencia de accidente de trabajo, enfermedad profesional o incapacidad permanente derivada de enfermedad común, hasta el límite máximo que con carácter obligatorio señale la legislación vigente.'

La interpretación de los anteriores preceptos implica, en el caso de la presente reclamación, que el límite legal máximo está constituido por el exceso sobre el importe de la pensión ordinaria, al tener una finalidad claramente indemnizatoria, lo que determina que el montante correspondiente a ella esté no sujeto al impuesto.

Sexto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede estimar la reclamación y anular los actos impugnados por no ser conformes a derecho.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 91/97, interpuesta por Dª. , contra la resolución del Jefe de Servicio de Tributos Directos, de febrero de 1997, que desestima recurso impugnatorio de liquidación núm. 96/319.260 relativa al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 1995,RESUELVEESTIMAR la misma y en su virtud:

Primero.-Anular la resolución y liquidación impugnadas por no ser conformes a Derecho.

Segundo.-Ordenar al Organo de Gestión competente la práctica de otra liquidación en la que, manteniendo el resto de los datos de la que se anula, no se impute cantidad alguna en concepto de rendimiento irregular de trabajo.

Accidente laboral
Fallecimiento del cónyuge
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Indemnización a tanto alzado
Pensión de viudedad
Cuota tributaria
Accidente de Trabajo o Enfermedad Profesional
Mutuas de accidentes
Incapacidad permanente absoluta
Gran invalidez
Actividad laboral
Subrogación
Orfandad
Responsable civil subsidiario
Instituto Nacional de la Seguridad Social
Reconocimiento de las prestaciones
Liquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Modelo 714. Impuesto sobre el Patrimonio
Hecho imponible del impuesto
Incapacidad permanente derivada de enfermedad común
Enfermedad profesional
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Automaticidad y anticipo de prestaciones en materia de Seguridad Social

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 29/02/2016

    La entidad gestora competente anticipará el pago de las prestaciones a sus beneficiarios, sin perjuicio de las acciones que pueda adoptar contra la empresa infractora y la responsabilidad que corresponda a ésta por las prestaciones abonadas. La aut...

  • Regulación y concepto de accidente de trabajo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 31/10/2017

    Trabajador por cuenta ajena: Se consideran accidentes de trabajo aquellos daños o lesiones que sufre el trabajador por cuenta ajena mientras cumple con sus obligaciones contractuales, tanto dentro de su lugar de trabajo, como mientras realiza alguna...

  • Prestaciones por contingencias profesionales (Accidente de trabajo y enfermedad profesional)

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 31/10/2017

    En el sistema de Seguridad Social paralelamente a los mecanismos de protección contingencias comunes (las derivadas de accidente no laboral o enfermedad común) existe otro mecanismo previsto para las contingencias profesionales (las derivadas de ac...

  • Parte de accidente de trabajo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 03/02/2016

    El parte de accidente de trabajo vigente se configura a través de lo indicado en la Orden Ministerial TAS/2926/2002, de 19 de noviembre, por la que se establecen nuevos modelos para la notificación de los accidentes de trabajo y se posibilita su tr...

  • Reclamación de daños y perjuicios por accidente de trabajo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 09/03/2016

    Para al reclamación de daños y perjuicios en el orden laboral ante accidentes de trabajo, a pesar de existir varias acciones (reclamación de prestaciones de Seguridad Social, recargo de prestaciones y eventual responsabilidad civil), para evitar e...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados