Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 30 de Octubre de 2007

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 30 de Octubre de 2007
  • Núm. Resolución: R070094

Resumen

IRPF 2006. La atención a un familiar enfermo y con una minusvalía del 65% no es circunstancia que por sí sola exija necesariamente el cambio de vivienda habitual, por lo que la ganancia patrimonial derivada de su enajenación, antes de transcurridos tres años desde su adquisición, no está exenta por reinversión.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a treinta de octubre de dos mil siete. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 194/07, interpuesta por contra la resolución del Jefe de la Sección de Renta y Patrimonio, de 19 de julio de 2007, que confirma la liquidación provisional núm. 2007/136.317, relativa al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2006.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La citada liquidación, de la que resulta una cuota a ingresar de 4.374.38 €, grava la ganancia patrimonial de 98.610,66 €, procedente de la enajenación (el 27 de enero de 2006) del 75% de una vivienda sita en el nº , de San Sebastián, que el interesado adquirió, por donación de sus padres, el 25 de febrero de 2004.

Segundo.-Contra dicho acto y la resolución que lo confirma, D. formula la presente reclamación económico-administrativa en la que solicita que no se someta a gravamen la citada ganancia patrimonial, alegando que la vivienda enajenada tuvo el carácter de habitual, porque, aunque no fuera de su propiedad durante un plazo continuado de tres años, sí constituyó su residencia desde el año 1999, y porque la venta de la misma vino motivada por la necesidad de trasladar el domicilio familiar a Vitoria para poder atender a su suegra, enferma y afectada de una minusvalía del 65%.

En prueba de sus alegaciones aporta Certificados de la Concejala Delegada de Servicios Generales del Ayuntamiento de San Sebastián, en los que consta que figura empadronado en dicho municipio desde el 1-10-1997 y tiene su domicilio habitual en desde el 13-3-1999, y del Director-Gerente del Instituto Foral de Bienestar Social, expedido en febrero de 2001, en el que se reconoce a su suegra, Dña. , un grado de minusvalía del 65%.

Tercero.-En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Decreto Foral 2/2007, de 30 de enero, que aprueba el Reglamento de Procedimiento de las reclamaciones y recursos en vía económico-administrativa.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión a resolver en la presente reclamación se circunscribe a si es o no conforme a derecho el gravamen de la ganancia patrimonial derivada de la enajenación de la vivienda citada, lo que a su vez depende de si la misma, a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, era la vivienda habitual del reclamante.

Segundo.- El artículo 46 de la Norma Foral 35/1998, de 16 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, establece que se excluirán de gravamen las ganancias patrimoniales obtenidas por la transmisión de la vivienda habitual del contribuyente, siempre que el importe total obtenido en la transmisión se reinvierta en la adquisición de una nueva vivienda habitual en las condiciones que reglamentariamente se determinen.

El concepto de vivienda habitual se recoge en el artículo 30.2 b) de la Norma antedicha que, en la redacción dada por la 22/03, de 19 de diciembre, dispone que será 'aquélla en la que el contribuyente resida durante un plazo continuado de tres años. No obstante, se entenderá que la vivienda tuvo aquel carácter cuando, a pesar de no haber transcurrido dicho plazo, se produzca el fallecimiento del contribuyente o concurran circunstancias que necesariamente exijan el cambio de vivienda, tales como inadecuación de la vivienda al grado de discapacidad del contribuyente, o de un ascendiente, descendiente, cónyuge o pareja de hecho constituida conforme a lo dispuesto en la Ley del Parlamento Vasco 2/2003, de 7 de mayo, que conviva con el contribuyente, o de alguna persona que genera el derecho a practicar deducción de la cuota íntegra de este Impuesto, separación matrimonial o extinción de la pareja de hecho antes citada, traslado laboral, obtención de primer empleo o de otro empleo, u otras circunstancias análogas….'

Tercero.-Del artículo citado y de los que regulan el beneficio fiscal referido a la deducción por adquisición de vivienda y a la exención por reinversión, se desprende que constituye un primer requisito ineludible para el disfrute de los mismos el que la vivienda sea la habitual del contribuyente, esto es, que haya residido en la misma, de forma efectiva y permanente durante, al menos, un plazo continuado de tres años, y que dicha residencia sea a título de propietario.

En estos términos de exigencia de residencia y propiedad se expresa el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en Sentencia de 21 de junio de 2002 (Rec.nº 665/1999), al señalar que '…no cabe desvincular ambos elementos: la propiedad de la vivienda y la residencia en la misma en los períodos temporales que se establecen normativamente. El hecho generador de la deducción es la adquisición de la vivienda, a la que se equipara la construcción, la ampliación y la rehabilitación de la misma con los requisitos que establece el legislador, por lo que la titularidad de la vivienda constituye un presupuesto sine qua non para la aplicación de los beneficios fiscales pretendidos, en las condiciones que vienen establecidas, y el momento a partir del cual se inicia la exigencia temporal de habitación de la vivienda durante un número mínimo de años. Propiedad y residencia son dos aspectos complementarios y consecutivos en el tiempo, de modo que en primer término ha de adquirirse la vivienda y ocuparla en el plazo previsto por la ley, y a continuación ha de producirse la permanencia en la habitación de la vivienda al menos durante el período continuado de tres años, con las oportunas excepciones previstas al efecto.'

Cuarto.-En el supuesto que nos ocupa y aunque del certificado aportado se desprende que ha residido en ella desde 1999, el propio reclamante reconoce que no ha sido propietario de la vivienda enajenada durante el plazo de tres años, por lo que, conforme a lo previsto en el precepto transcrito en el Fundamento de Derecho Segundo, solo cabría admitir la exención de la ganancia patrimonial generada por la venta de la vivienda en el supuesto de que concurriera alguna circunstancia que necesariamente exigiera un cambio de domicilio.

Respecto a la interpretación de este precepto, hemos de recordar, como hizo el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en sentencia de 22 de marzo de 2000(Ar. JT 483), que la jurisprudencia constantemente ha señalado'que por tener origen todo beneficio fiscal, como modalidad de la actividad administrativa de fomento, en una situación de privilegio contraria al principio de igualdad y determinante de una quiebra del principio de justicia contributiva..., hay que considerarlo como un derecho debilitado por su propia naturaleza intrínseca, sólo susceptible de ejercitarse si se cumplen con rigor las exigencias formales y de fondo que la concesión del beneficio requiere -así, STS de 20 de diciembre de 1991-, abundando igualmente las decisiones jurisprudenciales en el carácter no patrimonializable del beneficio tributario y su ausencia de carácter de derecho subjetivo -SSTS, …de 2 de octubre de 1990 y …1 de junio de 1990 y … de 1 de junio de 1992, entre otras muchas- lo que invita a una interpretación restrictiva de los beneficios tributarios'.

Por ello, siendo la regla general la exigencia de residencia continuada y permanente durante tres años para considerar una vivienda como habitual, la aplicación de la excepción prevista en la normativa exige la concurrencia de las circunstancias que necesariamente exijan el cambio de domicilio del sujeto pasivo, es decir, que entre la circunstancia surgida -cuya concurrencia debe quedar claramente determinada- y la necesidad del cambio, debe existir una relación directa, de modo que, producido el hecho causante, la consecuencia necesaria ha de ser el cambio de domicilio. Ello significa la exclusión de la mera voluntad o conveniencia del sujeto pasivo, de modo que no es suficiente que concurran las circunstancias señaladas en la Norma Foral del tributo u otras análogas, sino que es preciso lo hagan de tal forma, esto es, sean de tal entidad que obliguen inexorablemente a ese cambio anticipado sin completar el período mínimo de tres años de residencia en la vivienda.

Quinto.-El reclamante aduce que dicha enajenación vino obligada por la necesidad de trasladar el domicilio familiar a Vitoria para poder atender y cuidar a su suegra, enferma y afectada de una minusvalía del 65%.

Sin embargo, atendiendo al criterio estricto que, según ha quedado expuesto en el Fundamento de Derecho anterior, debe regir la interpretación de cualquier beneficio fiscal, y sin perjuicio de otras consideraciones personales o familiares que puedan hacer aconsejable el traslado, este Tribunal entiende que la minusvalía de su suegra, que ya estaba certificada cinco años antes de la venta de la vivienda, por sí sola, no constituye una circunstancia que necesariamente obligue al traslado de domicilio.

Sexto.-Por lo anteriormente expuesto y razonado, debe concluirse que el reclamante no puede beneficiarse de la exención de la ganancia patrimonial derivada de la enajenación de la vivienda sita en el nº , de San Sebastián, por lo que procede confirmar la liquidación y la resolución impugnadas, por ser conformes a derecho.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Alava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 194/07, interpuesta por contra la resolución del Jefe de la Sección de Renta y Patrimonio, de 19 de julio de 2007, que confirma la liquidación provisional núm. 2007/136.317, relativa al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2006,RESUELVEDESESTIMAR la misma y confirmar los actos administrativos impugnados, por ser conformes a Derecho.

Ganancia patrimonial
Vivienda habitual
Residencia
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Minusvalía
Discapacidad
Grado de minusvalía
Beneficios fiscales
Liquidación provisional del impuesto
Uniones de hecho
Vivienda familiar
Donación
Dueño
Traslado de domicilio
Venta de la vivienda habitual
Residencia habitual del sujeto pasivo
Fallecimiento del contribuyente
Separación judicial del matrimonio
Descendientes
Deducción de la cuota íntegra
Ascendientes
Exención por reinversión
Principio de igualdad
Actividad administrativa
Quiebra
Derecho subjetivo
Voluntad
Acto administrativo impugnado

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados