Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 30 de Noviembre de 1999

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 30 de Noviembre de 1999
  • Núm. Resolución: R990073

Resumen

La cancelación de una deuda no se contempla en la normativa del IRPF como un supuesto de disminución patrimonial ya que no se produce una alteración en la composición del patrimonio del deudor, sino que se trata de un uso de renta, como cualquier otro pago.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a treinta de noviembre de mil novecientos noventa y nueve.- Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 405/96 interpuesta por D. y Dª , contra la resolución de 15 de mayo de 1996, del Jefe de Sección del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que estima parcialmente el recurso de reposición impugnatorio de liquidaciones por dicho Tributo, ejercicio 1992; cuantía: 421.085,- ptas.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La presente reclamación económico administrativa impugna la resolución de referencia que, en lo que aquí interesa, desestima la pretensión de los reclamantes de computar como disminución de patrimonio la cancelación de deudas por importe de 7.224.768,- ptas. originadas en su actividad empresarial de taller mecánico, en la que causó alta y baja en 1990 y 1992 respectivamente. Alegan que, independientemente de la situación crediticia de sus empresas, su situación patrimonial quedó perjudicada por la ejecución de los embargos que pendían sobre su vivienda habitual, la cual vendieron para atender a las citadas deudas, y que estas circunstancias han de tener reflejo en las liquidaciones del Impuesto.

Segundo.- En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento de procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión planteada en la presente reclamación económico administrativa es si las cantidades destinadas por los interesados a satisfacer deudas son o no computables como disminución patrimonial en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Segundo.- El artículo 44 de la Norma Foral 24/1991, de 11 de diciembre, dice que son incrementos y disminuciones de patrimonio las variaciones en el valor del patrimonio del sujeto pasivo que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél.

Tercero.-En el presente caso, la única alteración acreditada en la composición del patrimonio de los sujetos pasivos durante 1992 fue la transmisión de su vivienda, la cual originó un incremento patrimonial liquidado por la Hacienda Foral y a cuya cuantía nada oponen. Cancelar deudas pendientes con el dinero obtenido por la operación -igual que contraerlas- carece de efectos en el patrimonio fiscal, porque el pago es un uso de renta que debe ser distinguido de la pérdida de la que puede traer causa. En efecto, es la pérdida de cualquier tipo la que se define como una minoración del valor del patrimonio y, como tal, tiene reflejo en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas minorando la base imponible de acuerdo con su origen - disminuciones patrimoniales si se manifiesta a través de elementos de tal tipo, y resultados negativos de actividades, si, como aquí, provienen de los negocios de los reclamantes-; y ello, aun cuando no haya tenido lugar el pago de las deudas, porque cuando se liquidan éstas entregando dinero, no se produce una nueva minoración patrimonial, sino que el menor efectivo obedece a pasivos también menores, quedando la situación patrimonial neta igual que antes de proceder al saldo.

Cuarto.-En consecuencia, es adecuado el argumento desestimatorio dado por la Oficina Gestora del Impuesto de que las minusvalías deberán imputarse a la actividad empresarial de la que provienen, haciendo hincapié en lo ya expuesto de que son las pérdidas y no la cancelación de las deudas lo que resulta computable; y dado que, según se desprende del examen de expediente, aquéllas no tuvieron lugar en el ejercicio 1992, en el que no se declaró actividad empresarial alguna, han de confirmarse los actos administrativos impugnados por ser conformes a derecho.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 405/96 interpuesta por D. y Dª , contra la resolución de 15 de mayo de 1996, del Jefe de Sección del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que estima parcialmente el recurso de reposición impugnatorio de liquidaciones por dicho Tributo, ejercicio 1992,RESUELVEDESESTIMAR la misma y confirmar los actos administrativos impugnados por ser conformes a derecho.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Disminución del patrimonio
Actividades empresariales
Vivienda habitual
Incrementos y disminuciones de patrimonio
Incremento del patrimonio
Acto administrativo impugnado
Minusvalía

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados