Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia, 12132 de 12 de Mayo de 2009

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia
  • Fecha: 12 de Mayo de 2009

Normativa

Arts.9, 15,18 de la Norma Foral 6/2006 de 29 de diciembre.

Real Decreto 63/2006  de 27 de enero.

 

Resumen

Rentas percibidas por los beneficiarios de un programa de ayudas otorgadas por una fundación. Exención del artículo 9.9 de la NFIRPF.

Cuestión

La fundación consultante ofrece un programa de ayudas para la especialización de investigadores a través de estancias, primero, en Universidades o Centros Tecnológicos extranjeros y, posteriormente, en entidades asociadas a los Centros de Investigación Cooperativa y Programas Estratégicos de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Las características más relevantes del programa son las siguientes: 1) sus beneficiarios son titulados universitarios superiores con un expediente académico excelente; 2) su duración máxima es de cuatro años (un primer período de uno o dos años en situación de beca, en un centro receptor extranjero, y un segundo período, de uno o dos años, con contrato en un centro de adscripción en el País Vasco); 3) el importe bruto a percibir durante el período de beca  en el extranjero es de 2.083,33 ? mensuales, finalizado el cual el beneficiario suscribirá un contrato de trabajo con su centro de adscripción en el País Vasco y percibirá las retribuciones que sean aplicables en el mismo; y 4) al programa no le es de aplicación lo dispuesto en el Real Decreto 63/2006, de 27 de enero, ya que no se encuentra dirigido a la realización del doctorado por parte de los beneficiarios, no obstante, sí debe cumplir lo dispuesto en su disposición adicional sexta, donde se prevé que las ayudas a la investigación que se dirijan a personas que tengan el título de doctor deberán establecer la contratación de los beneficiarios por parte de las entidades a las que se adscriban, mediante la formalización de un contrato laboral.

 

Desea conocer si las dotaciones económicas que perciban los beneficiarios del programa descrito se encuentran exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en virtud de lo dispuesto en el artículo 9.9 de la Norma Foral 6/2006, de 29 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Descripción

Respecto a la cuestión planteada en el escrito de consulta, es de aplicación la Norma Foral 6/2006, de 29 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (NFIRPF), en cuyo artículo 15 se dispone que: 'Se considerarán rendimientos del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven directa o indirectamente del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria del contribuyente y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas. Constituyen retribuciones en especie la utilización, consumo u obtención, para fines particulares, de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, aun cuando no supongan un gasto real para quien las conceda. Cuando el pagador de las rentas entregue al contribuyente importes en metálico para que éste adquiera los bienes, derechos o servicios, la renta tendrá la consideración de dineraria'. Por su parte el artículo 18 de la NFIRPF establece que: 'También se considerarán rendimientos del trabajo: (...) g) Las becas, cuando se deriven de una relación de las descritas en el artículo 15 de esta Norma Foral, y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 9 de la misma'.

 

No obstante, el artículo 9 de la NFIRPF regula que: 'Estarán exentas las siguientes rentas: (...) 9. Las becas públicas y las becas concedidas por las entidades sin fines lucrativos a las que sea de aplicación la normativa reguladora del régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, percibidas para cursar estudios, tanto en España como en el extranjero, en todos los niveles y grados del sistema educativo, hasta el tercer ciclo universitario. Asimismo estarán exentas las becas públicas y las concedidas por las entidades sin fines lucrativos mencionadas en el párrafo anterior para investigación en el ámbito descrito por el Real Decreto 63/2006, de 27 de enero, por el que se aprueba el Estatuto del personal investigador en formación, así como las otorgadas por aquéllas con fines de investigación a los funcionarios y demás personal al servicio de las Administraciones Públicas y al personal docente e investigador de las Universidades. (...)'.

 

Consecuentemente, se encuentran exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas las becas para investigación concedidas por las entidades sin fines lucrativos a las que sea de aplicación la normativa reguladora del régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, en el ámbito descrito por el Real Decreto 63/2006, de 27 de enero.

  

A estos efectos, partiendo de que la fundación consultante reúna los requisitos exigibles para que le resulte de aplicación la normativa reguladora del régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los beneficios fiscales al mecenazgo, debe tenerse en cuenta que el artículo 1 del referido Real Decreto 63/2006, de 27 de enero, determina que: '1. Este Real Decreto tiene por objeto establecer el régimen jurídico general del personal investigador en formación y su relación con las entidades públicas y privadas a las que estén adscritos. 2. A los efectos previstos en el apartado anterior, tienen la condición de personal investigador en formación aquellos graduados universitarios que sean beneficiarios de programas de ayuda dirigidos al desarrollo de actividades de formación y especialización científica y técnica a través, como mínimo, de los correspondientes estudios oficiales de doctorado, sin perjuicio de las especialidades previstas en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias'.

Según lo previsto en su artículo 2, el citado Real Decreto 63/2006, de 27 de enero, será de aplicación a cualquier programa de ayuda dirigido al desarrollo de actividades de formación y especialización científica y técnica, con independencia de la naturaleza pública o privada de la entidad convocante. No obstante, en el apartado 2 de este artículo 2 del Real Decreto 63/2003, de 27 de enero, se señala que: '2. No estará incluida en este Real Decreto la actividad en entidades de los graduados universitarios beneficiarios de ayudas dirigidas al desarrollo y especialización científica y técnica no vinculados a estudios oficiales de doctorado, que se ajustará a la normativa aplicable'.

Asimismo, el artículo 3 de este Real Decreto 63/2006 preceptúa que: '1. La entidad convocante deberá comunicar los programas de ayudas incluidos en el ámbito de aplicación de este Real Decreto al Registro general de programas de ayudas a la investigación. 2. El Registro general de programas de ayudas a la investigación tendrá las siguientes finalidades: a) Reconocer los programas de ayudas a la investigación a los efectos previstos en este Real Decreto. b) Tratar de manera centralizada y homogénea la información sobre los diferentes programas de ayudas a la investigación, con el fin de promover las actividades de formación de recursos humanos para el sistema de investigación y desarrollo. (...)'.  

 

Mientras que en el artículo 4 del citado Real Decreto 63/2006 se recoge que: '1. Las situaciones jurídicas en las que el personal investigador en formación podrá encontrarse son las siguientes: a) De beca, que comprenderá los dos primeros años desde la concesión de la ayuda. b) De contrato, que, una vez superado el período de beca y obtenido el Diploma de Estudios Avanzados o documento administrativo que lo sustituya de acuerdo con la nueva estructura de enseñanzas adaptada al Espacio Europeo de Educación Superior, comprenderá, como máximo, los dos años siguientes. Para esta etapa, el personal investigador en formación formalizará un contrato laboral con el organismo, centro o institución al que esté adscrito. En aquellos supuestos en que el beneficiario de una ayuda hubiera obtenido el DEA con anterioridad a la finalización de los dos primeros años de beca, no accederá a la contratación laboral o fase de contrato hasta que complete el período de dos años de beca. 2. No obstante lo establecido en el apartado anterior, las entidades convocantes de ayudas podrán establecer otros requisitos que sustituyan el DEA o documento administrativo que lo sustituya de acuerdo con la nueva estructura de enseñanzas adaptada al Espacio Europeo de Educación Superior, para acceder a dicha fase de contrato'.


En particular, el artículo 5 del Real Decreto 63/2006 prevé que: '2. El personal investigador en formación de beca tiene derecho a percibir en plazo la ayuda económica que corresponda a la beca, en la forma establecida para cada convocatoria, sin que tenga naturaleza de salario, y a su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social en los términos establecidos en el apartado 1 de la disposición adicional primera. Además, tendrá derecho equivalente al régimen de vacaciones, permisos y licencias que disfrute el personal investigador del organismo al que esté adscrito. 3. El personal investigador en formación de contrato disfruta de los derechos de carácter laboral, así como los relativos a los de Seguridad Social, que se derivan del contrato que formalicen con el organismo, centro o universidad de adscripción'.

 

A lo que el artículo 8 del Real Decreto 63/2006 añade que: '1. Respecto del personal investigador en formación que termine su período de beca, una vez obtenido el Diploma de Estudios Avanzados o documento administrativo que lo sustituya de acuerdo con la nueva estructura de enseñanzas adaptada al Espacio Europeo de Educación Superior, el organismo, centro o universidad de adscripción deberá formalizar un contrato de trabajo en prácticas, que cubra, como máximo, los años tercero y cuarto desde la concesión de la ayuda a la investigación, con la finalidad de realizar la correspondiente tesis doctoral. No obstante, las entidades convocantes podrán establecer requisitos distintos al DEA o documento equivalente. 2. Con carácter excepcional, y siempre que se hayan cumplido los dos años de beca, la entidad de adscripción del personal investigador en formación podrá celebrar un contrato en prácticas sin que el sujeto afectado haya obtenido el DEA o documento equivalente, siempre que su actividad científica, tecnológica, humanística o artística sea evaluada positivamente por el órgano que determine en la convocatoria la entidad convocante. (...) 3. La entidad convocante del correspondiente programa de ayuda a la investigación abonará a los organismos, centros o universidades de adscripción del personal investigador en formación de contrato la cantidad global de la ayuda, incluyendo en la aportación el coste de la Seguridad Social. 4. La duración, retribución, prórrogas y extinción del contrato en prácticas se regirá por lo que establece el artículo 11.1 del texto refundido del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, y su normativa de desarrollo'.

Por último, la disposición adicional sexta del referido Real Decreto 63/2006 indica que: '1. Las ayudas a la investigación dirigidas a aquellas personas que tengan el título de doctor deberán establecer la contratación de los beneficiarios de dichos programas por parte de las entidades a las que se adscriban, mediante la formalización de un contrato laboral de acuerdo con lo que establece el Texto Refundido del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo. Si la entidad de adscripción del beneficiario es un organismo público de investigación de la Administración General del Estado, podrá utilizar las vías de contratación que regula el artículo 17 de la Ley 13/1986, de 14 de abril, de Fomento y Coordinación General de la Investigación Científica y Técnica. 2. La entidad convocante del correspondiente programa de ayuda a la investigación abonará a los organismos, centros y universidades de adscripción del beneficiario del contrato la cantidad global de la ayuda, incluyendo en la aportación el coste de la Seguridad Social. 3. La duración, retribución, prórrogas y extinción del contrato se regirá por lo que establece el artículo 15.1.a) del Texto Refundido del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, y su normativa de desarrollo. 4. A los efectos informativos, estos programas deberán inscribirse en el registro previsto en el artículo 3'.

El  Real Decreto 63/2006, de 27 de enero, por el que se aprueba el Estatuto del personal investigador en formación, modificó sustancialmente la regulación anterior sobre la materia, en la medida en que amplió su ámbito subjetivo de aplicación y estableció un sistema de dos años de beca y de dos de contrato laboral, una vez superado el período de beca y obtenido el Diploma de Estudios Avanzados (DEA). Asimismo, exigió que los programas de ayuda a la investigación para doctores deben establecer su contratación por parte de las entidades a las que se adscriban mediante la formalización de un contrato laboral.

 En definitiva, tras la entrada en vigor del Real Decreto 63/2006 se amplió el ámbito subjetivo de aplicación de la regulación correspondiente al personal investigador en formación, y se instauró una relación jurídica laboral dentro del marco normativo general vigente, para los últimos años de la formación del investigador. Concretamente, el distinto régimen jurídico que se establece respecto al personal investigador en formación obedece a la diferente naturaleza y características de la actividad que realiza el personal 'de beca' y el personal 'de contrato', de modo que la exclusión del personal investigador en formación 'de beca' del régimen jurídico laboral se hace sólo con carácter declarativo, por cuanto que la nota esencial y diferencial que concurre es su primordial finalidad de facilitar el estudio y formación del becario, sin que conlleve ninguna aportación al centro, organismo o universidad de adscripción. Al contrario, cuando el personal investigador ya tiene acreditada administrativamente una formación avanzada, a través del correspondiente Diploma de Estudios Avanzados o del documento administrativo que lo sustituya, la actividad de dicho personal investigador aprovecha, fundamentalmente, al centro, organismo o universidad de adscripción, concurriendo, por lo tanto, los elementos definitorios de una relación laboral de acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores. Elementos de la relación laboral que, obviamente, también están presentes cuando se trata de personal investigador doctor.

 

De conformidad con todo lo anterior, tienen la consideración de rendimientos del trabajo las cantidades que se abonen al personal investigador en período  'de beca' y al personal 'de contrato', a que se refiere el Real Decreto 63/2006, de 27 de enero. Las primeras, las correspondientes al personal de beca, se encuentran exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, siempre que se trate de becas públicas, o de becas abonadas por entidades sin fines lucrativos a las que sea de aplicación la normativa reguladora del régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

 

No obstante, el programa de ayudas para la especialización internacional que ofrece la fundación consultante no se encuentra incluido dentro del ámbito de aplicación del régimen regulado en el Real Decreto 63/2006, al tratarse de ayudas dirigidas al desarrollo y especialización científica y técnica no vinculados a estudios oficiales de doctorado. Por lo que no cabe entender que las cantidades que perciban los beneficiarios de dicho programa puedan acogerse a la exención prevista en el artículo 9.9 de la NFIRPF, independientemente de que se encuentren en situación de beca o de contrato. Conclusión ésta que no se encuentra desvirtuada por el mero hecho de que se deba cumplir lo previsto en la disposición adicional sexta del referido Real Decreto 63/2006, en virtud de la cual es obligatorio formalizar un contrato de trabajo con los beneficiarios de ayudas a la investigación que tengan el título de doctor. 

 

Por otra parte, en lo que afecta al período durante el cual los beneficiarios de las ayudas se encuentran en situación de beca en un centro o universidad extranjeros, cabría considerar la posibilidad de aplicar la exención por trabajos realizados en el extranjero prevista en el artículo 9.17 de la NFIRPF, donde se señala que: 'Estarán exentas las siguientes rentas: (...) 17. Los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero, siempre que se cumplan los siguientes requisitos: 1º Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en España o un establecimiento permanente radicado en el extranjero, en las condiciones que reglamentariamente se establezcan. En particular, cuando la entidad destinataria de los trabajos esté vinculada con la entidad empleadora del trabajador o con aquella en la que preste sus servicios, deberán cumplirse los requisitos previstos en el apartado 5 del artículo 16 de la Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades. 2º Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este impuesto y no se trate de un país o territorio considerado como paraíso fiscal. Se considerará cumplido este requisito cuando el país o territorio en el que se realicen los trabajos tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información. La exención se aplicará a las retribuciones devengadas durante los días de estancia en el extranjero, con el límite máximo de 60.100 euros anuales. Reglamentariamente podrá establecerse el procedimiento para calcular el importe diario exento. La presente exención será incompatible, para los contribuyentes destinados en el extranjero, con el régimen de excesos excluidos de tributación previsto en el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, cualquiera que sea su importe. El contribuyente podrá optar por la aplicación del régimen de excesos en sustitución de esta exención'.

 

 Este precepto se encuentra desarrollado en el artículo 11 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RIRPF), aprobado mediante Decreto Foral 207/2007, de 20 de noviembre, en virtud del cual: '1. A efectos de lo previsto en el artículo 9.17.º de la Norma Foral del Impuesto, estarán exentos los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero, cuando se cumplan los siguientes requisitos: 1.º Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en España o un establecimiento permanente radicado en el extranjero. En particular, cuando la entidad destinataria de los trabajos esté vinculada con la entidad empleadora del trabajador o con aquélla en la que preste sus servicios, se entenderá que los trabajos se han realizado para la entidad no residente cuando, de acuerdo con lo previsto en el apartado 5 del artículo 16 de la Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades, pueda considerarse que se ha prestado un servicio intragrupo a la entidad no residente porque el citado servicio produzca o pueda producir una ventaja o utilidad a la entidad destinataria. 2.º Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este Impuesto y no se trate de un país o territorio considerado como paraíso fiscal. Se considerará cumplido este requisito cuando el país o territorio en el que se realicen los trabajos tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información. 2. La exención tendrá un límite máximo de 60.100 euros anuales. Para el cálculo de la retribución correspondiente a los trabajos realizados en el extranjero, deberán tomarse en consideración los días que efectivamente el trabajador ha estado desplazado al extranjero, así como las retribuciones específicas correspondientes a los servicios prestados en el extranjero. Para el cálculo del importe de los rendimientos devengados cada día por los trabajos realizados en el extranjero, al margen de las retribuciones específicas correspondientes a los citados trabajos, se aplicará un criterio de reparto proporcional teniendo en cuenta el número total de días del año. 3. Esta exención será incompatible, para los contribuyentes destinados en el extranjero, con el régimen de excesos excluidos de tributación previsto en el artículo 13.A.3.b) de este Reglamento, cualquiera que sea su importe. El contribuyente podrá optar por la aplicación del régimen de excesos en sustitución de esta exención'.

 

De conformidad con todo lo anterior, para poder aplicar esta exención se exige el cumplimiento de los siguientes requisitos, según se indica en Instrucción 1/2009, de 24 de marzo, de la Dirección General de Hacienda:

 

1) Que las rentas obtenidas tengan la consideración de rendimientos del trabajo.

2) Que deriven de un trabajo efectivamente realizado en el extranjero, por lo que se requiere tanto un desplazamiento del empleado fuera de territorio español como que el centro de trabajo al que se adscriba, al menos de forma temporal, se ubique en el extranjero.

3) Que los trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente, o para un establecimiento permanente radicado en el extranjero. Es decir, que el destinatario o beneficiario de los servicios prestados por el trabajador desplazado sea la empresa o entidad no residente, o un establecimiento permanente radicado en el extranjero. Consecuentemente, sólo se podrá aplicar la exención si la actividad desarrollada por el contribuyente redunda en beneficio de la entidad o establecimiento no residente, en el sentido de que le produzca una ventaja o utilidad, o de que le proporcione un valor añadido. Por lo que cabe afirmar que la exención afecta básicamente a los supuestos de trabajadores que operan en el marco de prestaciones transnacionales de servicios. Cuando la entidad destinataria de los servicios esté vinculada con la entidad empleadora del trabajador o con aquélla en la que preste sus servicios, deben cumplirse los requisitos previstos en el artículo 16.5 de la Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades.

4) Que en el territorio donde se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la del IRPF, y no se trate de un país o territorio calificado reglamentariamente como paraíso fiscal. A estos efectos: 1. No se exige que los rendimientos del trabajo hayan sido gravados de manera efectiva en el país o territorio en el que se desarrollen los trabajos, ya que la norma exige únicamente que en dicho territorio se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la del IRPF, no que los ingresos en cuestión se encuentren sujetos en origen. 2. Tienen la consideración de paraíso fiscal los países y territorios recogidos en el Decreto Foral 188/2003, de 7 de octubre. No obstante, pierden esta consideración los países o territorios que firmen con España un convenio para evitar la doble imposición con cláusula de intercambio de información o un acuerdo de intercambio de información en materia tributaria en el que expresamente se indique que dejan de tener dicha consideración, desde el momento en que estos convenios y acuerdos se apliquen. Por ello, deben excluirse del listado recogido en el referido Decreto Foral 188/2003: la República de Chipre (Instrucción 4/2005, de 4 de febrero), la República de Malta (Instrucción 4/2005, de 4 de febrero y Convenio en vigor desde el 12 de septiembre de 2006) y los Emiratos Árabes Unidos. A estos efectos, a 1 de enero de 2009 se habían ratificado ya convenios con Jamaica y Trinidad y Tobago que, sin embargo, aún se encontraban en distintas fases de tramitación. 3. Cuando el país o territorio donde se presten los trabajos haya suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información, se considera cumplido el requisito previsto en este punto 4). Sobre este particular, debe tenerse en cuenta que el protocolo por el que se incorpora la cláusula de intercambio de información al convenio con Suiza entró en vigor el pasado 1 de junio de 2007, con efectos para los ejercicios que se inicien a partir de dicha fecha. Asimismo, ha de tenerse en cuenta que, tras la denuncia del Convenio con Dinamarca, éste ha dejado de estar en vigor para los períodos iniciados a partir del 1 de enero de 2009. 4. Cuando no exista convenio, debe atenderse a lo previsto en la disposición adicional vigésimo cuarta de la Norma Foral General Tributaria, donde se indica que: '(...) tendrán la consideración de impuesto idéntico o análogo los tributos que tengan como finalidad la imposición de la renta, siquiera parcialmente, con independencia de que el objeto del mismo lo constituya la propia renta, los ingresos o cualquier otro elemento indiciario de ésta. En el caso del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas también tendrán dicha consideración las cotizaciones a la Seguridad Social en las condiciones que reglamentariamente se determinen'.

5) La exención se aplica a las retribuciones devengadas durante los días de estancia en el extranjero, con el límite máximo de 60.100 euros anuales. Para el cálculo de la retribución correspondiente a los trabajos realizados en el extranjero, deberán tomarse en consideración los días que efectivamente el trabajador ha estado desplazado al extranjero, así como las retribuciones específicas correspondientes a los servicios prestados en el extranjero. Para el cálculo del importe de los rendimientos devengados cada día por los trabajos realizados en el extranjero, al margen de las retribuciones específicas correspondientes a los citados trabajos, se aplicará un criterio de reparto proporcional teniendo en cuenta el número total de días del año.

6) La exención es incompatible con el régimen de excesos excluidos de tributación previsto en el artículo 13.A.3 b) del Reglamento del Impuesto, pero no con el régimen general de dietas.

 

Por tanto, para que sea de aplicación la exención contenida en el artículo 9.17 de la NFIRPF, se exige, entre otros requisitos, que el trabajo realizado en el extranjero se lleve a cabo para una empresa no residente, o para un establecimiento permanente situado en el extranjero. Requisito éste que no se cumple si, como parece ocurrir en el supuesto planteado, las ayudas o becas por las que se pregunta se conceden para cursar estudios en el extranjero o para ampliar la formación del beneficiario, ya que en ese caso no estaríamos ante un trabajo prestado por los contribuyentes personas físicas, ni para la fundación convocante del programa, ni para los centros o entidades que les den acogida. En concreto, únicamente cabría considerar cumplido este requisito en los casos en los que exista un contrato de trabajo (por tratarse de personas con el título de doctor) y, además, la actividad que desarrollen los contribuyentes personas físicas en el extranjero redunde en beneficio de la entidad o establecimiento no residente de acogida, en el sentido de que le produzca una ventaja o utilidad que le proporcione un valor añadido. Es decir, en el supuesto de que nos encontremos ante una prestación transnacional de servicios que conlleve la existencia de una aportación al centro, organismo o universidad de acogida. En otro caso, las cantidades abonadas por la fundación no estarían amparadas ni por la exención del artículo 9.9 de la NFIRPF ni por la prevista en el apartado 17 del mismo artículo.

 

La contestación a esta consulta se ha elaborado partiendo de que los beneficiarios de las ayudas por las que se pregunta mantendrán, en todo caso, su condición de residentes en el Territorio Histórico de Bizkaia, sujetos, por lo tanto, al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Becas
Entidades sin animo de lucro
Contrato de Trabajo
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Fundaciones
Beneficios fiscales
Rendimientos del trabajo
Documentos administrativos
Contrato de prácticas
Entidades no residentes
Régimen de excesos
Trabajo prestado en el extranjero
Persona física
Establecimiento permanente radicado en el extranjero
Cantidad bruta
Sociedad cooperativa
Extinción del contrato
Rendimientos de actividades económicas
Rentas en especie
Contraprestación
Paraíso fiscal
Convenios de doble imposición internacional
Funcionarios públicos
Impuesto sobre sociedades
Contratación laboral
Régimen General de la Seguridad Social
Rendimientos trabajo por trabajos en el extranjero
Vacaciones
Organismos públicos
Relación jurídica
Estancia
Centro de trabajo
Cotización a la Seguridad Social
Dietas
Prestación transnacional de servicios

RDLeg. 2/2015 de 23 de Oct (Estatuto de los Trabajadores) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 255 Fecha de Publicación: 24/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 13/11/2015 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

Real Decreto 439/2007 de 30 de Mar (Reglamento del IRPF y modifica el Real Decreto 304/2004 -Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 78 Fecha de Publicación: 31/03/2007 Fecha de entrada en vigor: 01/04/2007 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

RDLeg. 1/1995 de 24 de Mar (Estatuto de los Trabajadores) DEROGADO

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 75 Fecha de Publicación: 29/03/1995 Fecha de entrada en vigor: 01/05/1995 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo Y Seguridad Social

Decreto 207/2007 de 20 de Nov Bizkaia (el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Fisicas) DEROGADO

Boletín: Boletín Oficial de Bizkaia Número: 235 Fecha de Publicación: 03/12/2007 Fecha de entrada en vigor: 04/12/2007 Órgano Emisor: Departamento De Hacienda Y Finanzas

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Rentas Exentas (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 18/03/2019

    Las rentas exentas en el IRPF se regulan en el artículo 7 de la LIRPF, así como en el artículo 1 y siguientes del RIRPF.NOVEDADES: El RD-ley 27/2018, de 28 de diciembre modifica la letra h) del artículo 7 de la LIRPF, con efectos desde el 30/12/...

  • Deducción donativos IRPF ejercicio 2018

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 19/02/2018

    ResumenLos contribuyentes tendrán derecho a determinadas deducciones en la cuota íntegra en concepto de deducciones por donativos y otras aportaciones en las condiciones que legalmente se establezcan.Como el IRPF se configura como un impuesto par...

  • Fiscalidad básica en las sociedades

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 21/03/2016

    Fiscalidad de las sociedades respecto al Impuesto sobre Sociedades, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el Impuesto sobre el Valor Añadido.  IMPUESTO SOBRE SOCIEDADESRegulado en la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, la cual entró en ...

  • Otras indemnizaciones exentas del IRPF

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/01/2019

    Dentro del artículo 7 de la LIRPF se encuentran determinadas rentas de otro tipo de naturaleza (distinta a la laboral) que se encuentran exentas del impuesto.  1. Las prestaciones públicas extraordinarias por actos de terrorismo y las pensiones d...

  • Entidades sin fines lucrativos

    Orden: Contable Fecha última revisión: 05/01/2017

    Las particularidades de la contabilización de las Entidades sin fines de lucro se rigen principalmente conforme a la Resolución de 26 de marzo de 2013, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, por la que se aprueba el Plan de Contabil...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados