Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia, 12983 de 19 de Abril de 2013

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia
  • Fecha: 19 de Abril de 2013

Normativa

Resumen

Cuota de la Seguridad Social de Trabajadores Autónomos abonada por la empresa

Cuestión

La consultante es una sociedad limitada. Uno de sus socios, titular del 50% del capital social, trabaja para ella y, demás, ostenta la condición de administrador solidario, por lo que se encuentra obligatoriamente encuadrado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA). Si bien la obligación de abonar las cuotas correspondientes al citado RETA recae sobre el contribuyente, de hecho es la empresa quien las ingresa en la Tesorería de la Seguridad Social, previo descuento de su importe en la nómina del socio-trabajador.

Desea saber:

1) Si el pago por su parte de las cuotas del RETA correspondientes al socio-trabajador tiene para él la consideración de rendimiento del trabajo en especie, a pesar de que su importe le sea previamente descontado en nómina.

2) Si dichas cantidades tienen la consideración de Seguridad Social a cargo del trabajador, y por tanto debe consignarlas en el Modelo 10-T y en el Modelo 190.

Descripción

1. Con respecto a la primera de las cuestiones planteadas, resulta de aplicación lo previsto en la disposición adicional vigesimoséptima del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado mediante Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, donde se recoge que: '1. Estarán obligatoriamente incluidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos quienes ejerzan las funciones de dirección y gerencia que conlleva el desempeño del cargo de consejero o administrador, o presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, siempre que posean el control efectivo, directo o indirecto, de aquélla. Se entenderá, en todo caso, que se produce tal circunstancia, cuando las acciones o participaciones del trabajador supongan, al menos, la mitad del capital social. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el trabajador posee el control efectivo de la sociedad cuando concurran algunas de las siguientes circunstancias: 1ª Que, al menos, la mitad del capital de la sociedad para la que preste sus servicios esté distribuido entre socios, con los que conviva, y a quienes se encuentre unido por vínculo conyugal o de parentesco, por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el segundo grado. 2ª Que su participación en el capital social sea igual o superior a la tercera parte del mismo. 3ª Que su participación en el capital social sea igual o superior a la cuarta parte del mismo, si tiene atribuidas funciones de dirección y gerencia de la sociedad. En los supuestos en que no concurran las circunstancias anteriores, la Administración podrá demostrar, por cualquier medio de prueba, que el trabajador dispone de control efectivo de la sociedad. 2. No estarán comprendidos en el Sistema de la Seguridad Social los socios, sean o no administradores, de sociedades mercantiles capitalistas cuyo objeto social no esté constituido por el ejercicio de actividades empresariales o profesionales, sino por la mera administración del patrimonio de los socios. (...)'. 

 

Asimismo, la normativa reguladora de la Seguridad Social determina que es el propio trabajador autónomo el responsable de ingresar sus cuotas del RETA.

 

Por su parte, el artículo 15 de la Norma Foral 6/2006, de 29 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (NFIRPF), señala que: 'Se considerarán rendimientos del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven directa o indirectamente del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria del contribuyente y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas. Constituyen retribuciones en especie la utilización, consumo u obtención, para fines particulares, de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, aun cuando no supongan un gasto real para quien las conceda. Cuando el pagador de las rentas entregue al contribuyente importes en metálico para que éste adquiera los bienes, derechos o servicios, la renta tendrá la consideración de dineraria'.

 

De conformidad con todo lo anterior, si la empresa consultante abonara las cuotas del RETA de su socio-trabajador, al tener asumido el pago de las mismas, éste obtendría un rendimiento del trabajo en especie, de una cuantía igual al importe de las referidas cuotas. Por el contrario, si la entidad únicamente satisface la nómina al socio-trabajador, para que éste haga frente a las cuotas de la Seguridad Social que le corresponden, sólo existe una retribución dineraria (de cuantía igual a lo reconocido en nómina), incluso aun cuando la empresa actúe como mediadora en el pago de dichas cuotas, descontando su importe de lo que le abona al trabajador, e ingresándolo en la Tesorería General de la Seguridad Social a nombre de éste.

 

A la vista de los datos aportados, parece que nos encontramos ante esta segunda alternativa. Es decir, ante el pago por la empresa de una retribución dineraria al socio-trabajador, dentro de la cual se incluyen los importes correspondientes a las cuotas de la Seguridad Social a las que éste tiene que hacer frente. De manera que el citado socio-trabajador recibe una remuneración dineraria, con cargo a la cual satisface las cuotas de la Seguridad Social que le corresponden, sin que se observe la obtención por su parte de ninguna retribución en especie por este motivo, a pesar de que la entidad para la que trabaja actúe como mediadora en el pago de las repetidas cuotas (descontándoselas de la nómina, e ingresándolas en la Tesorería General de la Seguridad Social a su nombre).

 

Todo ello, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 61 de la NFIRPF, según el cual, la valoración de las operaciones entre personas o entidades vinculadas se realizará por su valor normal de mercado, en los términos previstos en el artículo 16 de la Norma Foral 3/1996, de 26 de junio, del Impuesto sobre Sociedades, y en sus disposiciones de desarrollo.

 

Por su parte, el artículo 22 de la NFIRPF dispone que: 'Tendrán la consideración de gastos deducibles exclusivamente los siguientes: a) Las cotizaciones a la Seguridad Social o a mutualidades generales obligatorias de funcionarios y las detracciones por derechos pasivos y cotizaciones a los colegios de huérfanos o instituciones similares, así como las cantidades que satisfagan los contribuyentes a las entidades o instituciones que, de conformidad con la normativa vigente, hayan asumido la prestación de determinadas contingencias correspondientes a la Seguridad Social. (...)':

 

De manera que el socio-trabajador por el que se pregunta podrá deducir de sus rendimientos íntegros del trabajo el importe de las cotizaciones que realiza al RETA. 

 

 

2. En lo que se refiere a la inclusión de estas cantidades en los Modelos 190 y 10-T, que deben presentar los obligados a retener, el artículo 116 de la NFIRPF determina que: 'El sujeto obligado a retener y practicar ingresos a cuenta deberá presentar, en los plazos, forma y lugares que se establezcan reglamentariamente, declaración de las cantidades retenidas o pagos a cuenta realizados, o declaración negativa cuando no hubiera procedido la práctica de los mismos. Asimismo, presentará un resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta con el contenido que se determine reglamentariamente. El sujeto obligado a retener y practicar ingresos a cuenta estará obligado a conservar la documentación correspondiente y a expedir, en las condiciones que reglamentariamente se determinen, certificación acreditativa de las retenciones o ingresos a cuenta efectuados. Los modelos de declaración correspondientes se aprobarán por el Diputado Foral de Hacienda y Finanzas'.

 

Este precepto se encuentra desarrollado en el artículo 127 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RIRPF), aprobado mediante Decreto Foral 207/2007, de 20 de noviembre, donde se recoge que: '2. El retenedor o el obligado a ingresar a cuenta deberá presentar, en el plazo comprendido entre el día 1 y el 31 del mes de enero, un resumen anual de las retenciones e ingresos a cuenta efectuados en el año inmediato anterior. Asimismo, este plazo de presentación será el aplicable en los supuestos que la relación se presente telemáticamente o en soporte directamente legible por ordenador. No obstante, el modelo de resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos del trabajo, de actividades económicas y de premios, independientemente de su forma de presentación, se presentará en los primeros veinticinco días naturales del mes de enero. En estos resúmenes, además de sus datos de identificación, podrá exigirse que conste una relación nominativa de los perceptores con los siguientes datos: (...) i) Gastos deducibles correspondientes a las cotizaciones a la Seguridad Social o a mutualidades generales obligatorias de funcionarios y las detracciones por derechos pasivos y cotizaciones a los colegios de huérfanos o instituciones similares, así como las cantidades que satisfagan los contribuyentes a las entidades o instituciones que, de conformidad con la normativa vigente, hayan asumido la prestación de determinadas contingencias correspondientes a la Seguridad Social, siempre que hayan sido deducidos por el pagador de los rendimientos. (...) 3. El retenedor u obligado a ingresar a cuenta deberá expedir a favor del contribuyente certificación acreditativa de las retenciones practicadas o de los ingresos a cuenta efectuados, así como de los restantes datos referentes al contribuyente que deban incluirse en el resumen anual a que se refiere el apartado anterior. La citada certificación deberá ponerse a disposición del contribuyente con anterioridad a la apertura del plazo de autoliquidación por este Impuesto. (...)'.  

 

La declaración resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos del trabajo debe presentarse en el Modelo 190, aprobado mediante la Orden Foral 3099/2009, de 3 de diciembre, en cuyas Instrucciones se especifica que: 'Casilla Gastos de Seguridad Social y otros: Se hará constar en esta casilla el importe anual efectivo por los conceptos de gastos a que se refiere el art 22 a) de la NF 6/2006, en concreto, las cotizaciones a la Seguridad Social o a mutualidades generales obligatorias de funcionarios y las detracciones por derechos pasivos y así como las cantidades que satisfagan los y las contribuyentes a entidades o instituciones que, de conformidad con la normativa vigente, hayan asumido la prestación de determinadas contingencias correspondientes a la Seguridad Social. Excepcionalmente, esta casilla se cumplimentará para aquellas percepciones correspondientes a las claves L05 y L10 de las que, a pesar de estar exentas del IRPF, se hayan detraído cantidades por los citados conceptos que tengan la consideración de gastos deducibles para el declarado'.

 

De la lectura de estos artículos se deduce que el retenedor u obligado a ingresar a cuenta debe presentar un resumen anual de las retenciones e ingresos a cuenta por él efectuados sobre los rendimientos del trabajo que abona, en el plazo de los veinticinco primeros días naturales del mes de enero de cada año natural. En este resumen se le exige que haga constar una relación nominativa de los perceptores con, entre otros datos, los gastos deducibles correspondientes a sus cotizaciones a la Seguridad Social, así como a las cantidades que satisfagan los contribuyentes a las entidades o instituciones que, de conformidad con la normativa vigente, hayan asumido la prestación de determinadas contingencias correspondientes a la Seguridad Social, siempre que hayan sido deducidas por el pagador de los rendimientos.

 

Además, el retenedor u obligado a ingresar a cuenta tiene la obligación de expedir en favor de los contribuyentes certificación acreditativa de las retenciones practicadas, o de los ingresos a cuenta efectuados, así como de los restantes datos referentes al mismo que esté obligado a incluir en el resumen anual de retenciones (Modelo 10-T).

 

La entidad consultante abona a la Seguridad Social las cotizaciones a cargo de su socio-trabajador. Por ello, atendiendo a lo indicado en el artículo 127 del RIRPF, y en las Instrucciones al Modelo 190, debe consignar dichas cotizaciones tanto en este Modelo 190, de resumen anual de retenciones, como en el Modelo 10-T, en ambos casos, en concepto de gastos deducibles de los rendimientos íntegros del trabajo del referido socio-trabajador.

 

Recibo de salarios
Capital social
Régimen especial de trabajadores autónomos
Rendimientos del trabajo
Trabajador autónomo
Cotización al RETA
Sociedades mercantiles
Cuotas de cotización
Modelo 190. Resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta
Retenciones e ingresos a cuenta
Rentas en especie
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Sociedad de responsabilidad limitada
Administrador solidario
Tesorería General de la Seguridad Social
Gastos deducibles
Prueba en contrario
Consanguinidad
Parentesco
Detracciones por derechos pasivos
Cotizaciones mutualidades obligatorias de funcionarios
Medios de prueba
Actividades empresariales y profesionales
Objeto social
Rendimientos de actividades económicas
Contraprestación
Cotizaciones a los colegios de huérfanos
Salario en especie
Personas o entidades vinculadas
Rendimientos íntegros del trabajo
Impuesto sobre sociedades
Valor de mercado
Días naturales
Pagos a cuenta
Actividades económicas
Premios
Cotización a la Seguridad Social

Real Decreto 439/2007 de 30 de Mar (Reglamento del IRPF y modifica el Real Decreto 304/2004 -Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 78 Fecha de Publicación: 31/03/2007 Fecha de entrada en vigor: 01/04/2007 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

RDLeg. 1/1994 de 20 de Jun (TR. de la ley general de la seguridad social) DEROGADO

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 154 Fecha de Publicación: 29/06/1994 Fecha de entrada en vigor: 01/09/1994 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo Y Seguridad Social

Decreto 207/2007 de 20 de Nov Bizkaia (el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Fisicas) DEROGADO

Boletín: Boletín Oficial de Bizkaia Número: 235 Fecha de Publicación: 03/12/2007 Fecha de entrada en vigor: 04/12/2007 Órgano Emisor: Departamento De Hacienda Y Finanzas

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas GIPUZKOA (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 30/07/2018

    El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en Gipuzkoa (IRPF Gipuzkoa) se encuentra regulado en la NORMA FORAL 3/2014, de 17 de enero, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del Territorio Histórico de Gipuzkoa, y en el Reglam...

  • Deudas con la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 30/10/2017

    El aplazamiento de pago de deudas con la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos se rige por idéntico sistema que realizan los empresarios respecto a sus trabajadores en el RGSS en relación con: los aplazamientos del pago de deudas con la S...

  • Campo de aplicación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 02/01/2016

    Estarán obligatoriamente incluidas en el campo de aplicación del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos las personas físicas mayores de dieciocho años que realicen de forma habitual, personal, ...

  • Afiliación, alta y baja al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 01/01/2018

    El propio trabajador autónomo es responsable directo de cumplir con las obligaciones de afiliación, alta y baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.Plazo presentación altas RETA → De forma previa al inicio de la actividad → has...

  • Rendimientos del trabajo (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 29/07/2016

    Se considerarán rendimientos íntegros del trabajo, tal y como dispone el Art. 17 ,LIRPF, todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, de...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados