Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia, 14754 de 10 de Junio de 2021

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia
  • Fecha: 10 de Junio de 2021

Normativa

Arts 18, 9.25,70,72 de la Norma Foral 13/2013 de 5 de diciembre.

Resumen

IRPF. Rescate de EPSV de empleo en forma de renta de socia discapacitada. Exención del artículo 9.25 de la NFIRPF.

Cuestión

La entidad de previsión social voluntaria consultante es una EPSV de las reguladas en el artículo 7 de la Ley 5/2012 de modalidad de empleo, en cuanto que sus miembros mantienen o han mantenido con el socio protector una relación laboral, habiéndose incorporado dichos miembros a la EPSV por acuerdos alcanzados en negociación colectiva, pacto de empresa o decisión unilateral del empleador. La EPSV sobre la que se consulta, cubre únicamente la contingencia de jubilación. En concreto, son socios de la EPSV consultante los que cumplen los requisitos del artículo 7 de los estatutos de dicha EPSV. Dentro de los colectivos con una minusvalía importante que son socios de la EPSV consultante, existe una socia con un grado de discapacidad superior al 86,5 por 100 desde el 9 de octubre de 1986. La socia prestó sus servicios en la entidad financiera, en que estaba empleada, desde enero de 1987 hasta el 30 de junio de 2017, fecha en la que accedió a la situación de jubilación.

 

Desea conocer si la prestación en forma de renta que va a percibir la socia discapacitada de la EPSV de empleo, por motivo de su jubilación estaría exenta según lo dispuesto en el artículo 9.25 de la Norma Foral del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, por el acaecimiento de la contingencia de jubilación.

Descripción

En lo que se refiere a la cuestión planteada en el escrito de consulta, el artículo 18 de la Norma Foral 13/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (NIRPF), determina que: "También se considerarán rendimientos del trabajo: a) Las siguientes prestaciones: (...) 3) Las percepciones que a continuación se relacionan: a) Las cantidades percibidas por los socios de número y los beneficiarios de las entidades de previsión social voluntaria, incluyendo las que se perciban como consecuencia de baja voluntaria o forzosa o de la disolución y liquidación de la entidad o en los supuestos de enfermedad grave y desempleo de larga duración. No obstante, no se incluirán en la base imponible del Impuesto las cantidades percibidas como consecuencia de baja voluntaria o forzosa o de la disolución y liquidación de la entidad, cuando las cantidades percibidas se aporten íntegramente a otra entidad de previsión social voluntaria en un plazo no superior a dos meses. (...)".

 

De otro lado, el artículo 9.25 de la misma NFIRPF señala que: "Estarán exentas las siguientes rentas: (...) 25. Los rendimientos del trabajo derivados de las prestaciones obtenidas en forma de renta por las personas con discapacidad correspondientes a las aportaciones a que se refiere el artículo 72 de esta Norma Foral, con el límite de tres veces el salario mínimo interprofesional".

 

El referido artículo 72 de la NFIRPF prevé, en lo que a esta consulta interesa, que: "1. Las aportaciones realizadas a sistemas de previsión social a que se refiere el artículo 70 de esta Norma Foral a favor de personas con discapacidad, con un grado de minusvalía física o sensorial igual o superior al 65 por 100, psíquica igual o superior al 33 por 100, así como de personas que tengan una incapacidad declarada judicialmente en virtud de las causas establecidas en el Código Civil, con independencia de su grado, podrán ser objeto de reducción en la base imponible general con los siguientes límites máximos: a) Las aportaciones anuales realizadas por cada persona a favor de personas con discapacidad con las que exista relación de parentesco o tutoría, con el límite de 8.000 euros. Ello sin perjuicio de las aportaciones que puedan realizar a sus propios sistemas de previsión social, de acuerdo con los límites establecidos en el artículo 71 de esta Norma Foral. Podrán efectuar aportaciones las personas que tengan con la persona con discapacidad una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge, pareja de hecho o aquellos que les tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento. En estos supuestos, las personas con discapacidad habrán de ser designadas beneficiarias de manera única e irrevocable para cualquier contingencia. No obstante, la contingencia de muerte de la persona con discapacidad podrá generar derecho a prestaciones de viudedad, orfandad o a favor de quienes hayan realizado aportaciones en proporción a la aportación de éstos. b) Las aportaciones anuales realizadas por las propias personas con discapacidad, con el límite de 24.250 euros. El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que realicen aportaciones a favor de una misma persona con discapacidad, incluidas las de la propia persona con discapacidad, no podrá exceder de 24.250 euros anuales. A estos efectos, cuando concurran varias aportaciones a favor de la persona con discapacidad, habrán de ser objeto de reducción, las aportaciones realizadas por la propia persona con discapacidad, y sólo si las mismas no alcanzaran el límite de 24.250 euros señalado, podrán ser objeto de reducción las aportaciones realizadas por otras personas a su favor en la base imponible general de éstas, de forma proporcional, sin que, en ningún caso, el conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que realizan aportaciones a favor de una misma persona con discapacidad pueda exceder de 24.250 euros. Los límites establecidos en este apartado 1 serán conjuntos para todos los sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad. 2. Las aportaciones que no hubieran podido ser objeto de reducción en la base imponible general por insuficiencia de la misma o por exceder del límite máximo previsto en la letra a) del apartado anterior se podrán reducir en los cinco ejercicios siguientes. Esta regla no resultará de aplicación a las aportaciones que excedan de los límites máximos previstos en su normativa financiera. 3. Las aportaciones a que se refiere el presente artículo no estarán sujetas al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. 4. A los efectos de la percepción de las prestaciones y de la disposición anticipada de derechos consolidados o económicos, en supuestos distintos de los previstos en la normativa de sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad o baja voluntaria o forzosa o disolución y liquidación de la entidad, se aplicará lo dispuesto en el apartado 4 del artículo 70 de esta Norma Foral".

 

Por su parte, el artículo 70 de la NFIRPF, al que se remite este artículo 72 del mismo texto legal para determinar cuáles son los sistemas de previsión constituidos a favor de personas con discapacidad, cuyas aportaciones pueden beneficiarse del régimen de reducción objeto de consulta, regula las reducciones por aportaciones, entre otros, a EPSV.

 

De modo que las prestaciones derivadas de las EPSV constituidas a favor de personas con discapacidad a que se refiere el artículo 72 de la NFIRPF, tienen la consideración de rendimientos de trabajo. No obstante, los socios de dichas EPSV (las personas con discapacidad) pueden aplicar la exención prevista en el artículo 9.25 de la NFIRPF sobre las percepciones que obtengan de las mismas en forma de renta, con el límite de tres veces el salario mínimo interprofesional, teniendo en cuenta el conjunto de las prestaciones anuales que perciban de todos los sistemas de previsión social que cumplan los requisitos establecidos en el citado artículo 72 de la NFIRPF. El exceso que, en su caso, se obtenga por encima de dicho límite, está sujeto y no exento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Tal y como se indica en el artículo 15.1 a) del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RIRPF), aprobado mediante Decreto Foral de la Diputación Foral de Bizkaia 47/2014, de 8 de abril, que se transcribe más adelante, por prestación en forma de renta se entiende aquélla que consiste en la percepción de dos o más pagos con periodicidad regular, incluyendo al menos un pago en cada anualidad.

 

Por ello, estará exenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, con el límite de tres veces el salario mínimo interprofesional, la prestación en forma de renta que perciba en su caso la socia de la EPSV consultante como consecuencia de las aportaciones realizadas a la entidad, en la medida en que pueda entenderse que se trata de una EPSV constituida a favor de una persona con el grado o tipo de discapacidad exigido en el artículo 72 de la NFIRPF.

 

La interpretación que ha de darse a todos estos preceptos se encuentra recogida en el apartado 2.2.13 de la Instrucción 4/2020, de 16 de abril, de la Dirección General de Hacienda, por la que se establecen determinados criterios para la aplicación de la Norma Foral 13/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y sus disposiciones de desarrollo, donde se aclara que: "Artículo 9.25 de la Norma Foral 13/2013, de 5 de diciembre: prestaciones obtenidas en forma de renta por las personas con discapacidad correspondientes a las aportaciones a que se refiere el artículo 72 de la citada Norma Foral. En lo que se refiere a las EPSV, toda vez que, hasta el pasado 1 de enero de 2016, no existía ninguna regulación especial sobre las EPSV constituidas a favor de personas con discapacidad, ni en la legislación tributaria ni en la sustantiva, se ha venido entendiendo que las menciones que se efectúan en la normativa reguladora del Impuesto a este tipo de entidades incluyen a cualquier EPSV en la que el socio ordinario ostente el grado de discapacidad exigido. En el caso de que se reconozca la discapacidad al contribuyente con posterioridad al inicio de las aportaciones a la EPSV, las prestaciones con derecho a exención son únicamente las que correspondan a las aportaciones efectuadas una vez reconocida la discapacidad. Esta ausencia de regulación sustantiva ha sido corregida por el Reglamento de la Ley 5/2012, de 23 de febrero, aprobado por el Decreto 203/2015, de 27 de octubre, mediante el que se desarrolla la previsión contenida en la disposición adicional tercera de la citada Ley 5/2012, de 23 de febrero, sobre Entidades de Previsión Social Voluntaria, en la que se recoge que: «Tercera. Podrán realizarse aportaciones a entidades de previsión social voluntaria con planes de previsión social a favor de personas con un grado de minusvalía física o sensorial a determinar reglamentariamente, así como de personas con discapacidad que tengan una incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado. Las aportaciones las podrá efectuar tanto la propia persona con discapacidad como las personas que tengan con la misma una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge o aquellos que las tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento». El mencionado Reglamento de la Ley 5/2012, de 23 de febrero, sobre Entidades de Previsión Social Voluntaria, en vigor desde el pasado 1 de enero de 2016, regula el régimen especial de las personas con discapacidad en el Capítulo VII del Título II (artículos 40 y siguientes). Además, en la disposición transitoria primera del Decreto 203/2015, de 27 de octubre, mediante el que se aprobó dicho Reglamento se indica que las EPSV deben adaptar sus estatutos, reglamentos y demás documentación legal al contenido de la Ley 5/2012, de 23 de febrero, y del propio Reglamento, en el plazo de los seis meses siguientes a la entrada en vigor de este último (hasta al 30 de junio de 2016). Adicionalmente, las entidades que integren planes de previsión de distinta clase y naturaleza a la de su clasificación deben adoptar los acuerdos correspondientes para escindirlos e integrarlos en otra entidad en el mismo plazo. Por todo ello, debe entenderse que, a partir del 1 de julio de 2016, las aportaciones a las que se refiere el artículo 9.25 de la Norma Foral 13/2013, de 5 de diciembre, cuyas prestaciones pueden beneficiarse de la exención en él regulada, serán únicamente las efectuadas a los planes de previsión social a favor de personas con discapacidad que cumplan los requisitos exigidos en la disposición adicional tercera de la Ley 5/2012, de 23 de febrero, sobre Entidades de Previsión Social Voluntaria, y en los artículos 40 y siguientes de su Reglamento. Las prestaciones derivadas de aportaciones efectuadas con anterioridad al 1 de julio de 2016 a planes de previsión de régimen general, conservarán el derecho a mantener el tratamiento tributario que se les venía otorgando hasta la fecha (descrito en el párrafo primero de este apartado), incluso aun cuando el socio no movilice sus derechos económicos a un plan de previsión de régimen especial (para personas con discapacidad). No obstante, las prestaciones derivadas de las aportaciones que se realicen a planes de previsión de régimen general a partir del citado 1 de julio de 2016 no podrán beneficiarse de la exención del artículo 9.25 de la Norma Foral 13/2013, de 5 de diciembre".

 

En la medida en que, hasta el pasado 1 de enero de 2016, no existía, ni en la legislación tributaria ni en la sustantiva, ninguna regulación especial sobre las EPSV constituidas a favor de personas con minusvalía, esta Dirección General ha venido considerando que las menciones que se hacen en la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a este tipo de entidades incluían a cualquier EPSV en la que el socio ordinario ostentara el grado de discapacidad exigido (sin que resultara necesario cumplir ningún otro requisito especial o concreto, más allá de los establecidos con carácter general en la legislación tributaria y en la relativa a las EPSV). En los casos de reconocimiento de la discapacidad al contribuyente con posterioridad al inicio de las aportaciones a la EPSV, se ha entendido que las prestaciones con derecho a exención son únicamente las correspondientes a las aportaciones efectuadas una vez reconocida la discapacidad.

 

Esta ausencia de regulación sustantiva de las EPSV constituidas a favor de personas con minusvalía fue corregida por el Reglamento de la Ley 5/2012, de 23 de febrero, aprobado mediante Decreto 203/2015, de 27 de octubre (en vigor desde el pasado 1 de enero de 2016), el cual desarrolla la previsión contenida en la disposición adicional tercera de la citada Ley 5/2012, en la que se recoge que: "Podrán realizarse aportaciones a entidades de previsión social voluntaria con planes de previsión social a favor de personas con un grado de minusvalía física o sensorial a determinar reglamentariamente, así como de personas con discapacidad que tengan una incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado. Las aportaciones las podrá efectuar tanto la propia persona con discapacidad como las personas que tengan con la misma una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge o aquellos que las tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento".

 

En este sentido, el mencionado Decreto 203/2015, de 27 de octubre, en vigor desde el pasado 1 de enero de 2016, regula el régimen especial de las personas con discapacidad en el Capítulo VII del Título II (artículos 40 y siguientes). Además, en su disposición transitoria primera se indica que las EPSV deben adaptar sus estatutos, reglamentos y demás documentación legal al contenido de la Ley 5/2012, de 23 de febrero, y del propio Reglamento, en el plazo de los seis meses siguientes a la entrada en vigor de este último (hasta al 30 de junio de 2016). Adicionalmente, las entidades que integren planes de previsión de distinta clase y naturaleza a la de su clasificación deben adoptar los acuerdos correspondientes para escindirlos e integrarlos en otra entidad en el mismo plazo.

 

Por todo ello, procede entender que, a partir del 1 de julio de 2016, las aportaciones a las que se refiere el artículo 9.25 de la Norma Foral 13/2013, de 5 de diciembre, cuyas prestaciones pueden beneficiarse de la exención en él regulada, son únicamente las efectuadas a los planes de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad que cumplan los requisitos exigidos en la disposición adicional tercera de la Ley 5/2012, de 23 de febrero, sobre Entidades de Previsión Social Voluntaria, y en los artículos 40 y siguientes de su Reglamento de desarrollo.

 

No obstante, las prestaciones derivadas de aportaciones efectuadas con anterioridad al 1 de julio de 2016 a EPSV o planes de previsión de régimen general, conservan el derecho a mantener el tratamiento tributario que se les ha venido otorgando hasta la fecha (descrito más arriba), incluso aun cuando los socios no movilicen sus derechos económicos a una EPSV o a un plan de previsión de régimen especial (para personas con discapacidad). Las prestaciones derivadas de las aportaciones que se realicen a EPSV o planes de previsión de régimen general a partir del citado 1 de julio de 2016 no pueden beneficiarse de la exención del artículo 9.25 de la NFIRPF.

 

En el supuesto planteado, y en relación con las prestaciones derivadas de aportaciones realizadas antes de 1 de julio de 2016 (tal y como parece desprenderse del texto de consulta), no se exige que el socio movilice sus derechos económicos a un plan de previsión de régimen especial, para personas con discapacidad para poder beneficiarse, en su caso, de la exención del artículo 9.25 de la NFIRPF.

 

Sin embargo, según lo dispuesto por el artículo 9.25 de la NFIRPF, se declaran exentas, con el límite de 3 veces el salario mínimo interprofesional, los rendimientos del trabajo derivados de las prestaciones obtenidas en forma de renta por personas discapacitadas que se correspondan con las aportaciones a que se refiere el artículo 72 de esa misma Norma Foral.

 

En este sentido, las aportaciones a las que hace referencia dicho artículo 72 son las realizadas a sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad, exclusivamente por: a) Aquellas personas que tengan con la persona con discapacidad una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge, pareja de hecho o aquellos que les tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento. b) Las propias personas con discapacidad.

 

De todo lo anterior se desprende que la renta que percibirá la socia discapacitada de la EPSV consultante por la contingencia de jubilación, no podrá quedar exenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en la medida en que derive de aportaciones realizadas en su momento por el socio protector, en base a lo dispuesto en la disposición transitoria segunda de la Norma Foral 6/1988, de 30 de junio, sobre Régimen Fiscal de Entidades de Previsión Social Voluntaria, ya que dichas aportaciones no pueden tener la consideración de aportación personal a la EPSV de la consultante en los términos previstos en el artículo 72 de la NFIRPF a efectos de poder disfrutar de la exención del artículo 9.25 de la misma norma.

 

Así, la disposición transitoria segunda de la Norma Foral 6/1988, de 30 de junio, sobre Régimen Fiscal de Entidades de Previsión Social Voluntaria establece: "1. Las aportaciones que realicen los socios protectores a partir de la entrada en vigor de la presente Norma Foral que se deriven de pactos fehacientes y previos a 17 de setiembre de 1986, tendrán la consideración de gasto deducible en su impuesto personal en el ejercicio en que se materialicen dichos pagos, sin que se exija imputación fiscal al socio de número u ordinario.(...)".

 

Además, cabe añadir que una vez reguladas desde un punto de vista financiero las entidades de previsión social voluntarias específicas a favor de personas con discapacidad, dicha regulación diferencia precisamente las aportaciones realizadas tanto por la propia persona con discapacidad, como por los parientes expresamente señalados (relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge o pareja de hecho o aquellas personas que les tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento), de las realizadas por un socio protector de una EPSV de la modalidad de empleo a favor de personas con discapacidad en razón de su pertenencia a esta.

 

Así, el artículo 40 del Decreto 203/2015 por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 5/2012 de EPSVs, dispone lo siguiente: "Aportaciones a favor de personas con discapacidad.1.- De acuerdo con el régimen especial previsto en la disposición adicional tercera de la Ley y en las condiciones establecidas en este Reglamento, las EPSV podrán establecer en sus reglamentos de prestaciones la realización de aportaciones a favor de personas con un grado de discapacidad física o sensorial igual o superior al 65 por ciento, psíquica igual o superior al 33 por ciento, así como de discapacitados que tengan una incapacidad declarada judicialmente, independientemente de su grado. El grado de discapacidad se acreditará mediante certificado expedido conforme a la normativa aplicable o por resolución judicial firme.2.- En estos casos resultarán aplicables las siguientes especialidades: a) Al amparo de este régimen especial podrán efectuarse tanto aportaciones directas del propio discapacitado asociado como aportaciones a su favor por parte de las personas que tengan con él una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge o pareja de hecho o aquellas personas que les tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento.En el caso de aportaciones realizadas por los terceros indicados en párrafo anterior, las prestaciones sólo podrán ser percibidas por el socio discapacitado, por cualquier contingencia, salvo en el caso de fallecimiento del discapacitado, que será de aplicación lo establecido para el fallecimiento, que puede generar prestaciones de viudedad, orfandad o a favor de otros beneficiarios. No obstante, las aportaciones realizadas por personas que puedan realizar aportaciones a favor del discapacitado conforme a lo previsto anteriormente, solo podrán generar, en caso de fallecimiento del discapacitado, prestaciones de viudedad, orfandad o a favor de quienes las hubiesen realizado o en su caso, de sus herederos legales, en proporción a la aportación de quienes las hubieran realizado. b) Las aportaciones a favor de discapacitados podrán realizarse a EPSV de la modalidad individual así como a EPSV de la modalidad asociada en el caso de que el propio discapacitado, o la persona que realice la aportación a su favor, sea socio de la EPSV asociada o de la entidad promotora de esta. En todo caso, la titularidad de los derechos económicos generados por las aportaciones efectuadas de acuerdo con este Reglamento a favor de una persona con discapacidad corresponderá a esta última, la cual ejercerá los derechos inherentes a la condición de socio por sí o a través de su representante legal si fuese menor de edad o estuviese legalmente incapacitado.Lo anterior se entiende sin perjuicio de las aportaciones que pueda efectuar el propio discapacitado a la misma EPSV o a otras distintas.c) Las aportaciones previstas en los párrafos a) y b) anteriores se realizarán sin perjuicio de las contribuciones realizadas por un socio protector de una EPSV de la modalidad de empleo a favor de personas con discapacidad en razón de su pertenencia a esta".

 

Finalmente, y en lo que se refiere a las retenciones, el artículo 107 de la NFIRPF señala que: "1. Estarán obligados a practicar retención e ingreso a cuenta, en concepto de pago a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al perceptor, en la cantidad que se determine reglamentariamente y a ingresar su importe en la Diputación Foral en los casos previstos en el Concierto Económico en la forma que reglamentariamente se establezca: a) Las personas jurídicas y entidades, incluidas las entidades en atribución de rentas, que satisfagan o abonen rentas sujetas y no exentas a este Impuesto. (...) 5. Los contribuyentes deberán comunicar al pagador de rendimientos sometidos a retención o ingreso a cuenta de los que sean perceptores, las circunstancias determinantes para el cálculo de la retención o ingreso a cuenta procedente, en los términos que se establezcan reglamentariamente".

 

Por su parte, el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RIRPF), aprobado por Decreto Foral de la Diputación Foral de Bizkaia 47/2014, de 8 de abril (RIRPF), determina en su artículo 79 que: "1. Las personas y entidades que están obligadas a practicar retenciones o ingresos a cuenta aplicarán lo previsto en el presente Título cuando, de conformidad con lo dispuesto en el apartado 2 siguiente, las mismas deban ser ingresadas en la Diputación Foral de Bizkaia. (...) 2. Deberán ser ingresadas en la Diputación Foral de Bizkaia las retenciones o ingresos a cuenta practicadas por los siguientes rendimientos: (...) b) Los procedentes de pensiones, haberes pasivos y prestaciones percibidas de los Regímenes Públicos de la Seguridad Social y Clases Pasivas, Instituto Nacional de Empleo, Montepíos, Mutualidades, Fondos de Promoción de Empleo, Planes de Pensiones, Entidades de Previsión Social Voluntaria, así como las prestaciones pasivas de Empresas y otras Entidades, cuando el perceptor tenga su residencia habitual en Bizkaia".

 

A lo que el artículo 81 del mismo RIRPF añade que: "1. Estarán sujetas a retención o ingreso a cuenta las siguientes rentas: a) Los rendimientos del trabajo. (...)".

 

De otro lado, el artículo 87 del repetido RIRPF establece que: "1. La retención a practicar sobre los rendimientos del trabajo será el resultado de aplicar a la cuantía íntegra de las rentas del trabajo que se satisfagan o abonen el porcentaje que corresponda de los siguientes: a) Con carácter general el que, en función de la cuantía de los rendimientos y de las circunstancias personales del contribuyente, resulte de acuerdo con la tabla e instrucciones contenidas en el artículo siguiente. (...) 4. El porcentaje de retención se calculará teniendo en cuenta las retribuciones dinerarias y en especie, tanto fijas como variables que sean previsibles. (...) El importe resultante de aplicar el porcentaje referido en los párrafos anteriores a la totalidad de las contraprestaciones y utilidades satisfechas se reducirá de los rendimientos dinerarios abonados".

 

Mientras que el artículo 88 del RIRPF recoge la tabla general de porcentajes de retención aplicables sobre los rendimientos del trabajo, y regula que: "(...) 2. Reglas generales para la aplicación de la tabla.1.º El número de descendientes a tener en cuenta para la aplicación de la tabla será el de aquéllos por los que se tenga derecho a la deducción prevista en el artículo 79 de la Norma Foral del Impuesto. A estos efectos, la situación familiar será la existente el día primero del año natural, o el día de inicio de la relación cuando ésta hubiera comenzado con posterioridad a aquella fecha. No se computarán los descendientes que vayan a cumplir más de 30 años en el período impositivo en el que sea de aplicación la retención, salvo que dichos descendientes originen el derecho a practicar la deducción contemplada en el artículo 82 de la Norma Foral del Impuesto. 2.º El volumen de retribuciones a tener en cuenta para la aplicación de la tabla se determinará en función de la percepción íntegra, teniendo en cuenta las retribuciones dinerarias y en especie que, de acuerdo con las normas o estipulaciones contractuales aplicables y demás circunstancias previsibles, vaya normalmente a percibir el contribuyente en el año natural. La percepción íntegra anual también incluirá tanto las retribuciones fijas como las variables previsibles. (...) 3.º El porcentaje de retención así determinado se aplicará a la totalidad de las retribuciones que se abonen o satisfagan. (...) Cuando durante el año se produzcan variaciones en la cuantía de las retribuciones, se calculará un nuevo porcentaje teniendo en cuenta las alteraciones producidas. Este nuevo porcentaje se aplicará, exclusivamente, a partir de la fecha en que se produzcan las referidas variaciones. (...) 3. Reglas específicas para la aplicación de la tabla. 1.º Tratándose de pensiones y haberes pasivos, serán de aplicación los porcentajes de retención de la columna de la tabla correspondientes a contribuyentes con un descendiente. A los exclusivos efectos de determinar el porcentaje de retención aplicable, procederá la elevación al año de las cantidades que como tales pensionistas o titulares de haberes pasivos perciban quienes adquieran tal condición durante el ejercicio. No obstante, el contribuyente podrá optar por la aplicación de la tabla general de retenciones atendiendo a la realidad de sus circunstancias personales, sin que en este caso proceda la elevación al año. (...)".

 

Consecuentemente, en lo que aquí interesa, procede tener en cuenta que, como regla general, solo se encuentran sometidos a retención los rendimientos del trabajo sujetos y no exentos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Asimismo, también debe resaltarse que, igualmente con carácter general, las retenciones a practicar por cada pagador sobre los rendimientos del trabajo que abona, se obtienen como resultado de aplicar a la cuantía íntegra que satisface, el porcentaje que corresponda en función de dicha cuantía y de las circunstancias personales del contribuyente.

 

De forma que la EPSV de empleo por la que se pregunta deberá practicar retención sobre los importes que satisfaga en concepto de prestación en forma de renta, en el caso objeto de consulta, atendiendo a las cuantías que satisfaga.

 

Contestación

Discapacidad
Economía Social
Discapacitados
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Grado de minusvalía
Planes de previsión
Rendimientos del trabajo
Parentesco
Régimen de tutela
Salario mínimo interprofesional
Base Imponible General
Acogimiento
Prestación en forma de renta discapacitado
Socio protector
Declaración de incapacidad
Planes de previsión social empresarial
Minusvalía
Uniones de hecho
Pensión de viudedad
Orfandad
Entidades financieras
Persona física
Negociación colectiva
Desempleo
Impuesto sobre sucesiones y donaciones
Descendientes
Haberes pasivos
Gastos deducibles
Discapacidad física o sensorial
Retenciones e ingresos a cuenta
Concierto económico
Contraprestación
Régimen de Clases Pasivas
Representación legal
Persona jurídica
Pagos a cuenta
Período impositivo
Condición de socio
Plan de pensiones
Menor de edad

REAL DECRETO 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero. VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 78 Fecha de Publicación: 31/03/2007 Fecha de entrada en vigor: 01/04/2007 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

DF. 47/2014 de 8 de Abr Bizkaia (Reglamento del IRPF) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial de Bizkaia Número: 76 Fecha de Publicación: 23/04/2014 Fecha de entrada en vigor: 24/04/2014 Órgano Emisor: Departamento De Hacienda Y Finanzas

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Reducciones, aportaciones y contribuciones a sist. prev social a favor de personas discapacitadas (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 21/10/2021

    Las aportaciones realizadas a planes de pensiones, a favor de personas con discapacidad, así como personas que tengan una incapacidad declarada judicialmente, podrán ser objeto de reducción en la base imponible del IRPF.Normativa de aplicación: ...

  • Sistemas de Previsión Social (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 01/07/2022

    El sistema de previsión social regulado en la Ley del Impuesto sobre la Renta de las personas físicas (LIRPF) estaría integrado (a modo de resumen) por las siguientes figuras:Planes y fondos de pensiones.Mutualidades de previsión social (MPS).Pla...

  • Reducciones de la base imponible (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 01/07/2022

    La base liquidable general estará constituida por el resultado de practicar en la base imponible general, exclusivamente y por este orden las siguientes reducciones que se establecen en la tabla siguiente.  REDUCCIONES DE LA BASE IMPONIBLE DEL IRP...

  • Planes y Fondos de pensiones (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 01/07/2022

    Los planes de pensiones se configuran como unas instituciones de previsión voluntaria y libre, sin personalidad jurídica, cuyas prestaciones (siempre de carácter privado) pueden o no ser complemento del sistema de Seguridad Social obligatoria (per...

  • Operaciones no sujetas y exentas del ISD (P. Vasco)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 25/05/2021

    Artículo 7 bis de la Norma Foral 11/2005, de 16 de mayo y artículo 7 de la Norma Foral 4/2015, de 25 de marzo.¿Cuáles son las operaciones que no están sujetas al ISD?(Artículo 7 bis de la Norma Foral 11/2005, de 16 de mayo y artículo 7 de la ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados