Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Gipuzkoa, 31.436 de 18 de Marzo de 2014

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Gipuzkoa
  • Fecha: 18 de Marzo de 2014

Normativa

ART. 9 NF10/2006

Resumen

IRPF 2010. RENTAS EXENTAS. PRESTACIONES POR INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL. PRIMER PERÍODO IMPOSITIVO.Prestaciones percibidas en concepto de incapacidad permanente del INSS. Percibe rendimientos del trabajo diferentes a los consignados en el artículo 18.a). Exenta la prestación percibida por ser el primer año en que se percibe, ya que la prestación que percibió en concepto de incapacidad permanente total el año anterior correspondía a otra pensión de incapacidad, reconocida y revocada en el 2009, tras lo cual se reincorporó al puesto de trabajo. ESTIMAR.

Descripción


GIPUZKOAKO FORU AUZITEGI EKONOMIKO-ADMINISTRATIBOA
TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO FORAL DE GIPUZKOA


ZERGA ITUNDUEI BURUZKO ERREKLAMAZIO ARETOA
SALA DE RECLAMACIONES DE TRIBUTOS CONCERTADOS

**********

**********
**********



Reclamación nº:
2012/0213.



RESOLUCIÓN Nº 31436


En Donostia-San Sebastián a 18 de marzo de 2014.

La Sala de Tributos Concertados del Tribunal Económico-Administrativo Foral de Gipuzkoa, integrada por las personas señaladas en el encabezamiento, ha aprobado la siguiente RESOLUCIÓN en la reclamación número 2012/0213, interpuesta contra el siguiente acto:

Acuerdo de la Jefa del Servicio de Gestión de Impuestos Directos de fecha 21 de febrero de 2012, por el que se desestima el recurso de reposición interpuesto contra la liquidación provisional practicada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2010.



Reclamante:

Dª. ********** **********


ANTECEDENTES DE HECHO


PRIMERO.- Con fecha 20 de marzo de 2012 se interpuso la presente reclamación económico-administrativa contra el acto de referencia, mediante escrito en el que la parte reclamante manifiesta su disconformidad con el mismo y solicita la puesta de manifiesto del expediente a fin de presentar las correspondientes alegaciones y, en su caso, proponer prueba.

Adjunta a dicho escrito una copia del escrito de interposición del recurso de reposición contra la desestimación de la instancia de rectificación de la autoliquidación presentada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2010.

SEGUNDO.- Una vez obró en poder de este Tribunal el expediente administrativo, le fue puesto de manifiesto a la parte reclamante, quien con fecha 26 de abril de 2012 presenta un escrito en el que se ratifica en las alegaciones presentadas en el escrito de interposición.

Sin embargo, dado que en el escrito de interposición de la reclamación la reclamante no formula alegación alguna, entendemos que se refiere a la alegaciones contenidas en el escrito de interposición del recurso de reposición contra la desestimación de la instancia de rectificación de la autoliquidación presentada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2010, al aportar copia del citado recurso.

Pues bien, en dicho recurso la reclamante defiende la exención de las cantidades percibidas en el ejercicio 2010 del Instituto Nacional de la Seguridad Social como consecuencia de la incapacidad permanente total reconocida con fecha 29 de abril de 2010, al considerar que tales prestaciones corresponden a una nueva pensión (a diferencia del Servicio de Gestión que considera que la pensión de incapacidad reconocida con fecha 29 de abril de 2010 no es nueva y diferente a la reconocida con fecha 9 de marzo de 2009 y revocada con fecha 17 de noviembre de 2009 por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco), que se perciben por primera vez en el ejercicio 2010, y que por tanto son compatibles con los rendimientos de trabajo obtenidos por el período trabajado entre el 1 de diciembre de 2009 y el 29 de abril de 2010, sin que haya habido solapamiento alguno entre el período trabajado y el período en que se ha percibido la pensión.

Y para defender que las prestaciones percibidas en el ejercicio 2010 corresponden a una nueva pensión indica que las dos prestaciones por incapacidad permanente total recibidas en los ejercicios 2009 y 2010 corresponden a dos procedimientos diferentes. Así, señala que la primera de ellas fue concedida el 9 de marzo de 2009, para posteriormente ser revocada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco con fecha 17 de noviembre de 2009, tras lo cual se reincorporó al puesto de trabajo (con fecha 1 de diciembre de 2009); y la segunda fue concedida por el Tribunal Médico de la Seguridad Social con fecha 29 de abril de 2010, transcurridos cuatro meses desde la reincorporación al puesto de trabajo, estando la demandante en situación de incapacidad temporal.

TERCERO.- En la sustanciación del procedimiento se han observado los trámites y plazos previstos en la normativa vigente.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


PRIMERO.- Este Tribunal es competente por razón de la materia para conocer de la presente reclamación, conforme a lo dispuesto en el artículo 233 de la Norma Foral 2/2005, de 8 de marzo, General Tributaria del Territorio Histórico de Gipuzkoa, habiendo sido interpuesta por persona legitimada y en plazo hábil, con arreglo a lo previsto en los artículos 238 y 240 de la misma Norma Foral.

SEGUNDO.- Del expediente administrativo resulta que la reclamante aceptó la propuesta de autoliquidación que le fue remitida por el Servicio de Gestión de Impuestos Directos, en relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2010, que arrojaba un resultado a ingresar de 4.974,21 euros, y en la que se incluía, entre los rendimientos del trabajo, las prestaciones por incapacidad permanente total percibidas en el ejercicio del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Con fecha 16 de mayo de 2011 la reclamante presentó un escrito ante el Servicio de Gestión de Impuestos Directos en el que solicitó que se modificara la declaración por el citado impuesto y ejercicio, y se consideraran exentas las cantidades percibidas en el ejercicio de la Seguridad Social en concepto de incapacidad permanente total, por las que había tributado, esgrimiendo argumentos similares a los expresados ante esta instancia.

Esta solicitud fue desestimada mediante Acuerdo de la Jefa del Servicio de Gestión de Impuestos Directos de fecha 29 de noviembre de 2011, en el que se dice que la pensión por incapacidad aprobada por resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social de fecha 21 de mayo de 2010 no es nueva y, dado que dicha pensión por incapacidad permanente total convive con rendimientos del trabajo, no está exenta, en virtud de lo establecido en el artículo 9.2º de la Norma Foral 10/2006, de 29 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Con fecha 11 de enero de 2012 la parte reclamante interpuso recurso de reposición contra el citado Acuerdo, en los términos ya indicados, siendo desestimado mediante el Acuerdo de fecha 21 de febrero de 2012, impugnado en la presente instancia. En dicho Acuerdo se señala que no puede aplicarse la exención a las rentas por incapacidad permanente percibidas por la reclamante en el ejercicio 2010, porque conviven con rendimientos del trabajo distintos de los previstos en el artículo 18.a) de la Norma, y no es el primer año en que se perciben las rentas por la incapacidad, pues también las percibió en el ejercicio 2009, si bien no tributó por ellas el primer año que se cobraban.

TERCERO.- La cuestión objeto de debate en la presente reclamación se centra en determinar si los rendimientos percibidos por la parte reclamante del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en concepto de pensión por incapacidad permanente total de mayores de 55 años se encuentran o no exentos de tributación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2010.

A este respecto, la Norma Foral 10/2006, de 29 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del Territorio Histórico de Gipuzkoa, el artículo 9, en su redacción vigente a partir del 1 de enero de 2009, dispone que estarán exentas, entre otras rentas, las prestaciones que la Seguridad Social reconozca al contribuyente como consecuencia de incapacidad permanente total percibidas por contribuyentes de edad superior a 55 años, excepto en los supuestos en que se perciban rendimientos del trabajo diferentes a los previstos en el artículo 18.a) de esta Norma Foral, o de actividades económicas, especificando que a estos efectos, no tendrán la consideración de rendimientos del trabajo las retribuciones, dinerarias o en especie, de carácter simbólico, percibidas por servicios prestados con anterioridad, siempre que no excedan en la cuantía de 600 euros anuales. Añade, no obstante, que esta incompatibilidad no será de aplicación en el periodo impositivo en que se perciba por primera vez la prestación.

Según resulta del expediente, en el ejercicio analizado, la reclamante, mayor de 55 años, percibió prestaciones por incapacidad permanente total por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social, prestaciones que de acuerdo con el contenido del referido artículo 9 de la Norma Foral 10/2006, se considerarán exentas, siempre que no se perciban rendimientos del trabajo diferentes a los previstos en el artículo 18.a) de la citada Norma Foral, o de actividades económicas, aunque se prevé que esta incompatibilidad no se aplicará en el período impositivo en que se perciba por primera vez la prestación.

Pues bien, en el presente caso surge la controversia precisamente porque el Servicio de Gestión entiende que la prestación por incapacidad permanente total que nos ocupa no se percibe por primera vez en el ejercicio 2010, ya que también se percibió en el ejercicio 2009. Sin embargo, la parte reclamante considera que las prestaciones por incapacidad que se perciben en el ejercicio 2010 se cobran por primera vez, puesto que corresponden a una nueva pensión por incapacidad permanente total, que se concede por el Tribunal Médico de la Seguridad Social con fecha 29 de abril de 2010, y es diferente a la concedida con fecha 9 de marzo de 2009 por sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Donostia-San Sebastián, que posteriormente fue revocada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, con fecha 17 de noviembre de 2009.

En apoyo de su pretensión la reclamante aporta la siguiente documentación ante el Servicio de Gestión:

- Resolución de la Subdirectora Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social de fecha 4 de julio de 2008 por la que se deniega la prestación por incapacidad permanente solicitada por la reclamante, por entender que las lesiones que presenta no son constitutivas de incapacidad permanente en grado alguno.
- Resolución del Director Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social de fecha 14 de agosto de 2008, por la que se desestima la reclamación previa a la vía judicial interpuesta por la reclamante con fecha 8 de agosto de 2008 contra la resolución a la que se ha hecho referencia en el punto anterior.
- Sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Donostia-San Sebastián de fecha 9 de marzo de 2009 que estima la demanda interpuesta por la reclamante contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social, contra la desestimación de la reclamación previa de fecha 14 de agosto de 2008, y se declara que la reclamante se encuentra afecta de una incapacidad permanente en grado de total para su profesión habitual, condenando a la demandada a abonar una prestación económica consistente en una pensión de catorce mensualidades al año en cuantía de 75 por 100 de una base reguladora de 2.226,55 euros mensuales, con efectos económicos desde el 5 de marzo de 2008.
- Documento emitido por la Dirección Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social por el que se dispone que en ejecución de la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº 3 de Donostia-San Sebastián de fecha 9 de marzo de 2009, se pone a disposición de la reclamante la prestación por incapacidad permanente total cualificada resultante de la misma, con fecha de efectos 13 de marzo de 2009.
-Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de fecha 17 de noviembre de 2009 que revoca la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Donostia-San Sebastián de fecha 9 de marzo de 2009, por entender que no existía fundamento fáctico para reconocer grado alguno de incapacidad permanente a la reclamante.
- Acuerdo del Ayuntamiento de ********** de fecha 2 de diciembre de 2009 que resuelve declarar a la reclamante en situación de servicio activo con efectos del 1 de diciembre de 2009, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de fecha 17 de noviembre de 2009.
- Dictamen–Propuesta del Equipo de Valoración de Incapacidades de la Dirección Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social por el que se propone la calificación de la reclamante como incapacitada permanente en grado de total a partir del 29 de abril de 2010, cuyo contenido es aceptado íntegramente por el Director Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social, y elevado a definitivo con fecha 29 de abril de 2010.
-Resolución del Director Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social por la que se le reconoce con fecha 21 de mayo de 2010 una pensión por incapacidad permanente total para la profesión habitual con efectos desde el 29 de abril de 2010.
- Certificado emitido por el Director Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social con fecha 11 de mayo de 2011, en que se hace constar que la ahora reclamante es titular de dos pensiones de la Seguridad Social, una de las cuales, de incapacidad permanente total, está en baja por resolución judicial desde el 1 de diciembre de 2009.
- Certificado emitido por el Director Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social con fecha 11 de mayo de 2011, en el que se hace constar que la ahora reclamante percibe al día de la fecha una pensión de la Seguridad Social, de incapacidad permanente total, con efectos desde el 29 de abril de 2010.

De la referida documentación se extrae que, si bien con fecha 4 de julio de 2008 el Instituto Nacional de la Seguridad Social denegó la prestación de incapacidad permanente total solicitada por la reclamante, por entender que las lesiones que padecía no suponían un grado suficiente de disminución laboral para ser constitutiva de una incapacidad permanente, el Juzgado de lo Social nº 3 de Donostia-San Sebastián, mediante sentencia de fecha 9 de marzo de 2009, sí reconoció a la reclamante el grado de incapacidad permanente total para la profesión habitual; y que, en ejecución de dicha sentencia, tenía reconocida por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social una pensión por incapacidad permanente total para la profesión habitual, con efectos desde el 13 de marzo de 2009. Asimismo se extrae de la documentación aportada que la citada pensión fue dada de baja por el Instituto Nacional de la Seguridad Social con efectos desde el 1 de diciembre de 2009, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de fecha 17 de noviembre de 2009, que revoca la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Donostia-San Sebastián de 9 de marzo de 2009, por entender que no existía fundamento fáctico para reconocer grado alguno de incapacidad permanente a la reclamante; y que también con efectos desde el 1 de diciembre de 2009 la reclamante se reincorporó al servicio activo en el Ayuntamiento de **********en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de fecha 17 de noviembre de 2009. Resulta también de la documentación aportada que posteriormente, con fecha 29 de abril de 2010, el Director Provincial de Gipuzkoa del Instituto Nacional de la Seguridad Social otorga a la reclamante la calificación de incapacitada permanente total, y en su virtud, el mismo órgano, con fecha 21 de mayo de 2010, resuelve aprobar una prestación de incapacidad permanente total para la profesión habitual, con efectos desde el 29 de de abril de 2010, fecha en que cesó su actividad laboral en el Ayuntamiento de **********.

En virtud de lo anterior, entendemos que nos encontramos ante dos pensiones por incapacidad permanente total independientes –y por importe diferente–, la primera de las cuales se concede con fecha 9 de marzo de 2009, por sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Donostia-San Sebastián, y produce efectos entre el 13 de marzo y el 1 de diciembre de 2009, fecha en que la reclamante reanuda la actividad laboral; y la segunda es una nueva pensión por incapacidad permanente total que se concede por el Instituto Nacional de la Seguridad Social por resolución de fecha 21de mayo de 2010, y produce efectos a partir del 29 de abril de 2010, fecha en la que la reclamante cesa su actividad laboral en el Ayuntamiento de **********. En este sentido, consideramos que corresponden a la primera las prestaciones percibidas por la reclamante de la Seguridad Social en el ejercicio 2009, y a la segunda las percibidas en el ejercicio 2010.

En consecuencia, debemos concluir que es el ejercicio 2010 el período impositivo en que se percibió por primera vez la nueva pensión por incapacidad permanente total reconocida por el Instituto Nacional de la Seguridad Social con fecha 21 de mayo de 2010, independientemente de la reconocida con fecha 9 de marzo de 2009 (y cuyos efectos cesaron a partir del 1 de diciembre de 2009, como se ha señalado reiteradamente), por lo que, en aplicación de la normativa señalada, consideramos que están exentas las prestaciones de la Seguridad Social recibidas en el ejercicio 2010 por el citado concepto, debiéndose anular, por tanto, la liquidación provisional practicada.


Por todo ello, procede adoptar la siguiente


RESOLUCIÓN


ESTE TRIBUNAL, reunido en Sala de Reclamaciones de Tributos Concertados, en su sesión del día de la fecha y con los asistentes que se relacionan en el encabezamiento, acuerda ESTIMAR la reclamación número 2012/0213 interpuesta por Dª. ********** **********, con NIF **********anulando el Acuerdo de la Jefa del Servicio de Gestión de Impuestos Directos de fecha 21 de febrero de 2012, así como la liquidación provisional practicada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2010.
Incapacidad permanente total
Instituto Nacional de la Seguridad Social
Rendimientos del trabajo
Incapacidad
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Prestación por incapacidad permanente
Impuestos directos
Gestión tributaria
Incapacidad permanente
Período impositivo
Autoliquidaciones por IRPF
Liquidación provisional del impuesto
Actividades económicas
Incapacidad temporal
Reincorporación al puesto de trabajo
Cumplimiento de la sentencia
Servicio activo
Actividad laboral
Profesión habitual
Prestación económica
Ejecución de sentencia
Prestaciones contributivas por invalidez permanente
Incapacidad permanente total cualificada
Grado de incapacidad permanente
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Tipos de incapacidad permanente

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 28/06/2021

    La incapacidad permanente cualquiera que sea su causa determinante se clasificará en función del porcentaje de reducción de la capacidad de trabajo del interesado, valorado de acuerdo con la lista de enfermedades que se apruebe reglamentariamente...

  • Cálculo y base reguladora de las pensiones por incapacidad permanente

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 28/06/2021

    En función de los diferentes tipos de incapacidad permanente y la contingencia de la que derivan (común o profesional) la pensión se calcula siguiendo distintos parámetros. Primero deberemos determinar la base reguladora, que varía dependiendo...

  • Prestación por incapacidad permanente total

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 28/12/2021

    La Incapacidad Permanente Total (IPT), inhabilita al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión, siempre que pueda realizar otra distinta. La prestación económica correspondiente a la incapacidad per...

  • Extinción del contrato de trabajo por incapacidad del trabajador

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 25/02/2021

    El contrato de trabajo se extinguirá, por gran invalidez o incapacidad permanente total o absoluta del trabajador, sin perjuicio de la reserva del puesto de trabajo durante un periodo de dos años establecida en el apdo. 2, art. 48ET, cuando la sit...

  • Denegación, anulación y suspensión del derecho a prestaciones económicas por incapacidad permanente

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 26/06/2020

    La denegación, anulación y suspensión del derecho a prestación por incapacidad permanente se regulan en el vigente art. 23 de la Orden de 15 de abril de 1969 por la que se establecen normas para la aplicación y desarrollo de las prestaciones po...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados