Resolución de Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra, 970781 de 20 de Julio de 2001

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra
  • Fecha: 20 de Julio de 2001
  • Núm. Resolución: 970781

Resumen

Solicita el recurrente la anulación de la Providencia de apremio y la exhibición del expediente para conocer la liquidación de la que deriva la deuda puesto que, según él, ésta no le fue debidamente notificada. Se estima parcialmente el recurso. La liquidación ya era conocida para cuando se dictó la Providencia de apremio pero la notificación realizada mediante la publicación en el Boletín Oficial de Navarra con la exhibición en el correspondiente tablón exige que haya resultado fallido el intento de notificación personal lo cual no queda acreditado en este caso.

Cuestión

Impugnación de la Providencia de apremio por notificación indebida de la misma.

Contestación

Visto escrito presentado por Don (?), con D.N.I. número (?) y domicilio en (?), en relación con Providencia de apremio dictada con motivo de impago de deuda tributaria por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año 1993.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Habiéndose producido impago de deuda tributaria derivada de liquidación girada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año 1993, fue dictada Providencia de apremio por el órgano competente para su recaudación.

SEGUNDO.- Y contra dicha Providencia de apremio viene ahora el interesado a interponer recurso de alzada mediante escrito con fecha de entrada en el Departamento de Economía y Hacienda, de 21 de octubre de 1997, señalando que difícilmente se le puede reclamar la deuda tributaria del caso, puesto que no le fue debidamente notificada la liquidación de la que deriva dicha deuda (la liquidación fue objeto de publicación en el Boletín Oficial de Navarra). Por ello, solicita la anulación de la Providencia de apremio y la exhibición del expediente para conocer la liquidación de la que deriva la deuda.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Ha de declararse la competencia de este Organo para el conocimiento y resolución del recurso de alzada interpuesto, dada la naturaleza del acto administrativo impugnado, en virtud de lo que disponen los artículos 1º y 2º de su Reglamento aprobado por Acuerdo de la Diputación Foral de Navarra de 19 de junio de 1981, habiendo sido formulado en tiempo hábil y por persona debidamente legitimada al efecto.

SEGUNDO.- Alegándose por el interesado que la Providencia de apremio del caso es improcedente por no hallarse basada en liquidación debidamente notificada, ha de señalarse que no puede compartirse la afirmación del interesado en el sentido de desconocer éste el contenido de aquella liquidación. En efecto: en el escrito de recurso que es objeto de examen en este momento (y que fue presentado en 21 de octubre de 1997) se dice que se desconocía el contenido de la liquidación. Sin embargo, obra en los archivos de este Organo anterior expediente (número (?)/95) que fue iniciado mediante escrito del interesado presentado en 11 de julio de 1995 en el que ya se hacía referencia a los pagos fraccionados que daban lugar a la liquidación de la que deriva la actuación recaudatoria objeto de impugnación en el presente momento. Dicho expediente fue objeto de oportuno Acuerdo de este Organo, de 18 de diciembre de 1998, que fue debidamente notificado y cuya resolución ha devenido firme y consentida por no constar que haya sido objeto de posterior impugnación, siendo así que en el fallo de dicho Acuerdo se indicaba la procedencia de tal liquidación. Así que no puede acogerse la impugnación de la Providencia de apremio por falta de notificación de la oportuna liquidación, puesto que dicha liquidación ya era conocida para cuando se dictó la Providencia de apremio.

TERCERO.- No obstante, hay que analizar todavía la acomodación a Derecho de la actuación recaudatoria en lo que se refiere a la debida notificación de la Providencia de apremio. Y así nos encontramos con que tras un solo intento de notificación (que resultó fallido por ausencia en horas de reparto del destinatario) se remitió dicha Providencia de apremio para su publicación en el Boletín Oficial de Navarra. Pues bien: dicha actuación ha de tenerse por no ajustada a Derecho a tenor de la abundante doctrina jurisprudencial (incluso constitucional) existente acerca del particular. En efecto: la notificación por edictos o por anuncios sólo ha de ser admisible cuando se dé alguna de las circunstancias siguientes: que la interesada en el procedimiento sea desconocido, que se ignore su domicilio por haber dejado el que inicialmente figurase en el expediente, que se ignore su paradero por cualquier motivo o que, intentada la notificación personal, no se hubiera podido practicar, pero, naturalmente, siempre que ello (esa imposibilidad de notificación) quede suficientemente acreditado en el expediente. Pero esto último no aparece cabalmente acreditado en el presente caso; y las otras circunstancias que se han mencionado como habilitadoras del recurso a la notificación por anuncios o edictos tampoco han de tenerse por acreditadas. Un tal modo de notificación ha de tener un papel puramente subsidiario respecto de las notificaciones personalmente hechas. En este sentido, el Tribunal Constitucional, en Sentencia de 6 de noviembre de 1995, referente al ámbito judicial pero aplicable también con toda evidencia al administrativo, señala que ?la notificación edictal, que no es en sí misma inconstitucional, (...) sólo (es) posible como remedio último de comunicación?, y que ?estas condiciones que debe reunir el emplazamiento por Edictos, conllevan la exigencia de una específica diligencia que supone el agotamiento de todas aquellas modalidades capaces de asegurar en mayor grado la recepción por su destinatario de la notificación a realizar (...) debiendo agotar todas las formas racionalmente posibles de comunicación personal antes de pasar a la meramente edictal?. Y en el mismo sentido ya había venido a pronunciarse ese mismo Tribunal en Sentencia de 2 de diciembre de 1988. Y especialmente en otra Sentencia de 20 de abril de 1997 venía a decir que al supletorio y excepcional remedio último de la notificación o del emplazamiento por edictos sólo cabe recurrir cuando, desconocido el domicilio, se llegue a una convicción razonable sobre la imposible localización de la persona. En definitiva, que no resulta del expediente que se hubiesen utilizado todos los medios establecidos por la normativa para notificar correspondientes actos administrativos antes de recurrir a la notificación por edictos mediante su publicación en correspondiente Boletín Oficial. Y aún habría de decirse, adicionalmente, que tal forma subsidiaria de notificación (en el caso de ser procedente por haber quedado abierta la vía para ello) no bastaría, sino que tendría que ir acompañada, en tal caso, de correspondiente inserción en el tablón de anuncios del Ayuntamiento del último domicilio de la interesada. Mas (ha de repetirse) todo esto en último término y tras haberse dado verdaderamente el intento (en dos sucesivas ocasiones) de llevar a cabo la notificación personal del acto de que se trate, y ello bien a través del Servicio de Correos (con cumplimiento de lo establecido en el Reglamento de ese Servicio) o bien por cualquiera de los genéricos medios de carácter personal (agente notificador de la propia Administración que dictó el acto) que la Ley procedimental admite en tanto permitan tener indubitada ?constancia de la recepción por la interesada o su representante, así como de la fecha, la identidad y el contenido del acto notificado?. La notificación a través de publicación en Boletín Oficial y de exhibición en correspondiente tablón exige que haya resultado fallido el intento de notificación personal. Y no dándose en el caso constancia de todo lo dicho en torno a bien acendrados intentos de notificación personal, no ha de valer la notificación efectuada por publicación en el Boletín Oficial de Navarra. En suma, que no puede tenerse por practicada en debida forma la notificación de correspondiente acto recaudatorio en el caso.

Y, en consecuencia, este Organo, en sesión celebrada en el día de la fecha arriba indicada, acuerda estimar en parte el recurso de alzada interpuesto por Don (?) en relación con tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año 1993, de modo tal que habrá de tenerse por defectuosamente notificada la Providencia de apremio del caso, por lo que carece, por tanto, de virtualidad, aunque habrá de tenerse, no obstante, como correctamente notificada la liquidación de la que la deuda reclamada trae causa, por lo que dicha deuda puede ser debidamente reclamada.

Providencia de apremio
Deuda tributaria
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Liquidación girada
Acto administrativo impugnado
Falta de notificación
Paradero

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Procedimiento de apremio en el ámbito tributario

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 22/01/2012

    El procedimiento de apremio es exclusivamente administrativo. Se iniciará e impulsará de oficio en todos sus trámites. La competencia para entender del mismo y resolver todas sus incidencias corresponde únicamente a la Administración tributaria....

  • Deuda tributaria

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 19/10/2015

    La deuda tributaria, Art. 58 ,Ley General Tributaria está constituida por:La cuota o cantidad a ingresar que resulte de la obligación tributaria principal o de las obligaciones de realizar pagos a cuenta.El interés de demora.Los recargos por decla...

  • Pago de la deuda tributaria

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 10/01/2018

    El pago de la deuda tributaria se efectuará en efectivo.Podrá admitirse el pago mediante efectos timbrados o en especie de la deuda tributaria en determinados casos.En el caso de pago en efectivo se entiende pagada una deuda tributaria cuando se ha...

  • Solicitud e incumplimento del aplazamiento de deudas ante la Seguridad Social

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 27/11/2015

    La solicitud de aplazamiento y las consecuencias de su incumplimiento se regulan en los Art. 35-36 ,Real Decreto 1415/2004, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento General de Recaudación de la Seguridad Social. Solicitud de aplazamiento...

  • Autoliquidación y Pago (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 23/03/2017

    Autoliquidación IRPF: Los contribuyentes obligados a declarar deben determinar la deuda tributaria (autoliquidar) al tiempo de presentar la declaración. Si como resultado final de las operaciones de liquidación del IRPF se obtiene una cantidad a ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados