Resolución de Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra, 970820 de 08 de Octubre de 2001

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra
  • Fecha: 08 de Octubre de 2001
  • Núm. Resolución: 970820

Resumen

Se solicita la consideración de los rendimientos como procedentes de actividades empresariales, y por tanto imputables a ambos cónyuges, y subsidiariamente la anulación de las sanciones impuestas. Se desestima el recurso. La actividad debe calificarse como profesional, ya que el interesado estuvo dado de alta en licencias correspondientes a actividades profesionales; se efectuaron retenciones (practicables sólo a dicho tipo de rendimientos) sin oposición alguna del recurrente; el objeto social enumera actividades técnicas calificables como profesionales; y la forma en que se produce es mediante contratos de prestación de servicios, también considerados como profesionales. Por tanto, la imputación de los rendimientos se hará al recurrente, pues es quien realiza la actividad. Y no procede la anulación de las sanciones impuestas, ya que ningún argumento hay que abogue la tesis del recurrente.

Cuestión

Calificación de actividad como empresarial o profesional, e imputación de los rendimientos derivados de la misma.

Contestación

Examinados escritos presentados por Don (?), con D.N.I. número (?) y domicilio en (...) (Navarra), en nombre propio y en representación de la sociedad ?(?)?, con C.I.F. nº (?), en relación con liquidaciones derivadas de Actas de Inspección levantadas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente a los años 1992 a 1994 e Impuesto sobre Sociedades del ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 1994.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la Inspección de la Hacienda de Navarra se iniciaron actuaciones tendentes a la comprobación y, en su caso, regularización de la situación tributaria del sujeto pasivo en relación con los Impuestos y años de referencia, derivando en Actas, suscritas en conformidad, números (?), que contenían la correspondiente propuesta inspectora.

SEGUNDO.- Las citadas actas fueron impugnadas, al amparo de lo dispuesto en el artículo 32.4 del Reglamento sobre Organización, Funcionamiento, Procedimiento y Actuación de la Inspección de Hacienda, al considerara que se había producido una aplicación indebida de las disposiciones vigentes. A la vista de propuesta inspectora, del informe ampliatorio de la Inspección y de las alegaciones presentadas por los interesados, vino a dictarse por los respectivos Jefes de la Secciones gestoras actos administrativos confirmatorios de la dicha propuesta, girándose a continuación las oportunas liquidaciones. Y contra dichos actos administrativos viene ahora el interesado a interponer reclamación económico-administrativa ante este Tribunal Económico-Administrativo Foral mediante escrito con fecha de entrada en el Departamento de Economía y Hacienda, de (?) de octubre de 1997, solicitando la consideración como rendimientos de actividades empresariales y, por tanto, imputables a ambos cónyuges, los considerados por el Inspector actuante como rendimientos de actividades profesionales y, subsidiariamente, la anulación de las sanciones impuestas.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Ha de declararse la competencia de este Tribunal Económico-Administrativo Foral para el conocimiento y resolución de la reclamación económico-administrativa interpuesta, dada la naturaleza del acto administrativo impugnado, en virtud de lo que disponen los artículos 154 y 155 de la Ley Foral 13/2000, de 14 de diciembre, General Tributaria, y artículos 18 y 19 del Reglamento del recurso de reposición y de las impugnaciones económico-administrativas de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, aprobado por Decreto Foral 178/2001, de 2 de julio, habiendo sido formulado el recurso dentro de plazo y por persona debidamente legitimada al efecto.

SEGUNDO.- Tal y como viene a señalarse en la Resolución de la Sección de I.R.P.F. y Patrimonio impugnada y en el escrito de recurso presentado por el interesado, la primera cuestión a dilucidar es el carácter que deba darse a la actividad de que proceden los rendimientos, calificación ésta que determinará, a su vez, el sujeto pasivo al que los mismos deben imputarse.

El artículo 35 de la Ley Foral 6/1992, de 14 de mayo, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas sin diferenciar de modo taxativo qué actividades deban considerarse empresariales y cuales profesionales si dispone que ?salvo precepto expreso en contrario se considerarán, entre otros, como empresarios, profesionales, artistas o deportistas los incluidos como tales en las respectivas Tarifas para la exacción de la Contribución sobre Actividades Diversas.? Relacionando dicho párrafo con el artículo 48 del Reglamento del Impuesto, cuando dispone en su apartado Dos ?se considerarán comprendidos entre los rendimientos de las actividades profesionales: 1) Los derivados del ejercicio de las actividades incluidas como tales en las Tarifas para la exacción de la Contribución sobre Actividades Diversas o, en su caso, en las del Impuesto sobre Actividades Económicas.? Y consta en el expediente que el interesado estuvo dado de alta en epígrafes de Licencia Fiscal correspondientes a actividades profesionales en los ejercicios a que la inspección se refiere.

Así mismo, señala la Resolución de la Sección gestora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que los ingresos obtenidos por el sujeto pasivo fueron satisfechos practicándose las oportunas retenciones a cuenta sin que conste oposición alguna por parte del recurrente, circunstancia indicativa del carácter o naturaleza profesional que a los mismo se atribuyó, dado que sólo dicho tipo de rendimientos, y no los de carácter empresarial, están sometidos a retención.

Por otra parte, el objeto que según el contrato de sociedad irregular se atribuyó a la constituida por el recurrente y su cónyuge fue el de confección de proyectos para la ejecución de obras, dirección técnica de la construcción de las mismas, asesoría técnica en todo lo relacionado con la construcción, actividades que fueran antecedente o consecuencia de las anteriores, y una cláusula genérica de cierre, comprensiva de cualquier actividad de lícito comercio al que pudiera dedicarse. Se aprecia en la enumeración de actividades una primacía de aquellas de carácter técnico calificables como actividades profesionales conforme a lo dispuesto en la Sentencia del Tribunal Supremo de 16 de noviembre de 1987 al señalar que ?estas actividades ofrecen como componente predominante el esfuerzo personal, la preparación y el prestigio, y, en definitiva, sus rendimientos proceden en mayor parte del trabajo que de la inversión de capital necesaria para la infraestructura del despacho, bufete, consultorio o estudio.?

Y, por último hay que señalar que, como ya estableció en su momento el Organo de Informe y Resolución en Materia Tributaria, ?lo esencial en cada caso es el examen de la forma en que se produce la correspondiente actividad económica, siendo de especial relevancia, por lo que aquí interesa, el hecho de que el empresario transfiere un producto terminado (bien sea ese producto de naturaleza material o tangible bien sea de carácter intelectual o intangible, como pueda ser un servicio), mientras que el profesional efectúa meramente una prestación de actividad que concurre a la ultimación de un producto o de un trabajo, sin que pueda decirse que su actividad quede incorporada a un objeto del tráfico jurídico que sea después transferido por él; y el empresario concierta contratos de carácter mercantil, principalmente compraventas y arrendamientos de obras, mientras que el profesional, cuando actúa propiamente con ese carácter, concierta contratos de arrendamiento de servicios, de naturaleza civil.? Y, en este sentido, de la documentación aportada por el recurrente relativa a diversos contratos concertados entre los años 1991 y 1994, los mismos se califican expresamente como contratos de prestación de servicios, y tienen como objeto en general, la dirección de obras o acondicionamientos de locales, actividades éstas que se sustentan principalmente en la calificación profesional y la consideración personal del recurrente.

Frente a todos estos argumentos señala el interesado que la sociedad tiene una más amplia actividad, que debe calificarse como empresarial, y que dentro de la misma se realizan actividades profesionales. Pero las actividades pretendidamente empresariales, que en el escrito se califican como actividades de gestión, organización y comerciales (captación de clientes y negociación de contratos con los mismos), no serían sino las ya incluidas en el objeto social como ?actividades que fueran antecedente o consecuencia de las anteriores?, sin que las mismas supongan una obtención de rendimientos distintos de los derivados de la actividad estrictamente profesional.

De todo lo expuesto se desprende que la actividad de que proceden los rendimientos debe calificarse como profesional, tal y como se establece en las actas de la Inspección y en la Resolución de la Sección gestora del Impuesto que ahora se impugnan. Y, de acuerdo con dicha calificación, la imputación de los rendimientos obtenidos debe ser, también, la establecida en las actas, que, no se olvide, fueron suscritas en conformidad, y en la Resolución del Jefe de la Sección de I.R.P.F. y Patrimonio, es decir, los rendimientos serán imputables íntegramente al ahora recurrente. En este sentido, el artículo 11 de la Ley Foral 6/1992, de 14 de mayo, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas establece en su apartado 1: ?Las rentas correspondientes a las sociedades civiles, tengan o no personalidad jurídica, así como a las herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades que, carentes de personalidad jurídica, constituyan una unidad económica o un patrimonio separado, susceptible de imposición, se atribuirán, respectivamente, a los socios, herederos, comuneros o participes. Tal atribución se efectuara según las normas o pactos aplicables en cada caso y, si estos no constaran a la Administración en forma fehaciente, se atribuirán por partes iguales. No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, cuando los entes citados ejerzan actividades empresariales o profesionales las rentas serán atribuidas a quienes realicen de forma habitual, personal y directa la ordenación por cuenta propia de los medios de producción y los recursos humanos afectos a tales actividades.? En atención a esta última disposición, es el propio recurrente quien realiza la actividad de la que proceden los rendimientos, y es, por tanto, al mismo a quien deben imputarse. Y, en igual sentido, deben considerarse imputables al interesado los rendimientos obtenidos en el año 1994, excluyendo los mismos de la sociedad ?(?)?, teniendo en cuenta que, pese a la constitución de la citada sociedad con fecha (?) de abril de 1994, los contratos de que proceden los rendimientos discutidos se celebran todavía por la sociedad irregular con posterioridad a dicha constitución, como resulta de la documentación aportada por el recurrente.

Y, por lo que se refiere a la solicitud subsidiaria de anulación de las sanciones impuestas, ningún argumento hay que abone la tesis del recurrente de que el presente supuesto se trate de una mera diferencia interpretativa, por lo que procede el mantenimiento de las mismas.

Y, en consecuencia, este Tribunal Económico-Administrativo Foral, en sesión celebrada en el día de la fecha arriba indicada, acuerda desestimar la reclamación económico-administrativa interpuesta por Don (?) contra Resoluciones del Jefe de la Sección de I.R.P.F. y Patrimonio y de la Sección de Impuesto sobre Sociedades y subsiguientes liquidaciones derivadas de Actas de Inspección levantadas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente a los años 1992 a 1994 e Impuesto sobre Sociedades del ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 1994, confirmándose dichos actos en sus propios términos.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Actividades profesionales
Actividades empresariales
Objeto social
Prestación de servicios
Impuesto sobre sociedades
Acta de inspección
Inspección tributaria
Actos confirmatorios
Rendimientos de actividades profesionales
Acto administrativo impugnado
Impuesto sobre Actividades Económicas
Licencia fiscal
Contrato de sociedad irregular
Ejecuciones de obras
Actividades económicas
Personalidad jurídica
Contrato de arrendamiento de servicios
Arrendamiento de obra
Herencia yacente
Sociedad civil
Comunidad de bienes
Comuneros
Actividades empresariales y profesionales
Sociedad irregular

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El consumidor y otros intervinientes en la relación de consumo

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 17/06/2019

    A efectos de la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, son consumidores o usuarios las personas físicas o jurídicas y entidades sin personalidad jurídica que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial o empresarial. Ade...

  • Actividad empresarial o profesional CANARIAS (IGIC)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 14/04/2016

    Son actividades empresariales o profesionales las que impliquen la ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos, o de uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicio...

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 05/07/2019

    El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un tributo de carácter personal y directo, que grava según los principios de igualdad, generalidad y progresividad, la renta de las personas físicas de acuerdo con su naturaleza y sus circunst...

  • Comunidades de aguas y heredamientos de Canarias

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 13/06/2016

    Estas comunidades están reguladas en la Ley de 27 de diciembre de 1956 como asociaciones de interés particular con personalidad jurídica, cuyo objeto es el alumbramiento y captación de agua. Su régimen tributario se concreta en la DA3 ,Ley 19/1...

  • Hecho Imponible (IAE)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 14/06/2016

    El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) es un tributo directo de carácter real, cuyo hecho imponible está constituido por el ejercicio, en territorio español, de actividades empresariales, profesionales o artísticas, se ejerzan o no en un...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados