Resolución de Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra, 980172 de 22 de Marzo de 2001

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra
  • Fecha: 22 de Marzo de 2001
  • Núm. Resolución: 980172

Resumen

Interpone el recurso la compañía aduciendo serle aplicable la exención correspondiente a Sociedades Laborales. Analiza el Órgano el tratamiento dado a las Sociedades Limitadas Laborales, tanto en Navarra como en el Estado, estimándose el recurso, al ser de aplicación en el período la exención de las Sociedades Laborales también a las Limitada Laborales, y siendo indiferente el hecho de que no hubiera destinado el 25 por ciento de los beneficios al fondo especial de reserva, puesto que la compañía no tuvo beneficios en el ejercicio.

Cuestión

Exención de operaciones societarias de Sociedades Limitadas Laborales.

Contestación

En examen de recurso interpuesto por La Compañía ?(?)?, a propósito de tributación por Impuesto sobre Operaciones Societarias en razón del hecho de su constitución como Sociedad.

ANTECEDENTES DE HECHO

La Compañía de que se trata vino a constituirse mediante escritura otorgada en (?) de 1997; y presentada copia de la dicha escritura en la Sección gestora del Impuesto, dio lugar a una liquidación (número (?) del año 1997) practicada por Operaciones Societarias (concepto de constitución de Sociedad), tomándose al respecto como base imponible-liquidable la cifra de 2.000.000 de pesetas (importe nominal del capital social) y arrojándose, por aplicación del tipo de gravamen del 1 por ciento, una cuota tributaria de 20.000 pesetas, amén de unos honorarios de liquidación de 600 pesetas. Y frente a ello da la Compañía en interponer el presente recurso aduciendo serle aplicable la exención correspondiente a Sociedades Laborales por las razones que tiene a bien exponer.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

1.- Ha de declararse por este Organo en primer lugar su competencia, por razón de la materia y de la naturaleza del acto impugnado (artículo 2.1.a. de su Reglamento), para conocer del presente recurso; éste ha sido formulado por persona (la Sociedad) dotada de legitimación activa al efecto, al venir directamente afectada por el acto impugnado, y habiendo actuado mediante representación adecuada a tal objeto; y, en fin, ha de tenerse el presente recurso por interpuesto en tiempo hábil.

2.- La Ley 15/1986, de 25 de abril, reguladora de las Sociedades Anónimas Laborales (véase que la recurrente es una Sociedad Limitada Laboral), tenía establecido en su artículo 20 que ?las Sociedades Anónimas Laborales que reúnan los requisitos señalados en el artículo 21, gozarán en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados de los siguientes beneficios tributarios: A) Bonificación del 99 % de las cuotas devengadas por las operaciones societarias de constitución y aumento de capital y de las que se originen por los actos y contratos necesarios para la transformación o adaptación de sociedades ya existentes en Sociedades Anónimas Laborales, así como las que tengan su causa en los actos de adaptación previstos en la disposición transitoria?. Más tarde tal determinación legal de beneficio tributario (bonificación) vino a modificarse por la Disposición Adicional 4ª de la Ley 29/1991, de 16 de diciembre, de adecuación de determinados conceptos impositivos a las Directivas y Reglamentos de las Comunidades Europeas, que convirtió esa antigua bonificación en exención, respecto de la dicha modalidad de operaciones societarias, en cuanto a tales operaciones de constitución y aumento de capital de las Sociedades Anónimas Laborales. Y similarmente en Navarra ocurría que en su día había venido establecida a favor de las dichas Sociedades Anónimas Laborales una semejante bonificación del 99 por ciento de esas cuotas devengadas por operaciones societarias de constitución y aumento de capital, etc. (Ley Foral 19/1986, de 26 de diciembre, de Presupuestos Generales de Navarra para el ejercicio de 1987); igualmente a partir de 1 de enero de 1992 tal bonificación se convirtió en exención en virtud de lo establecido en la Disposición Adicional Tercera de la Ley Foral 12/1992, que, a efectos de conseguir, al cabo, la debida equiparación con la normativa estatal, se promulgó con esos señalados efectos retroactivos. Pero, por lo que se refiere a las Sociedades Limitadas Laborales, sólo más tarde se estableció correspondiente exención. En ámbito estatal, la Ley 4/1997, de 24 de marzo, reguladora de las Sociedades Laborales, tanto Limitadas como Anónimas, estableció en su artículo 20 que gozarían de ?exención de las cuotas devengadas por las operaciones societarias de constitución y aumento de capital y de las que se originen por la transformación de Sociedades Anónimas Laborales ya existentes en Sociedades Laborales de Responsabilidad Limitada, así como por la adaptación de las Sociedades Anónimas ya existentes a los preceptos de esta Ley? las Sociedades Laborales (mencionadas, pues genéricamente, es decir, tanto las Anónimas como las Limitadas) que reuniesen los requisitos establecidos en el artículo 20 de la propia Ley, los cuales no eran otros que los de tener la calificación de ?Sociedad Laboral? y ?destinar al Fondo Especial de Reserva, en el ejercicio en que se produzca el hecho imponible, el 25% de los beneficios líquidos?. Y ello se justificaba en la Exposición de Motivos de la dicha Ley por la razón de que a partir de ?la profunda reforma llevada a cabo por la Ley 19/1989 de 25 de julio, de adaptación de las sociedades de capital a las normas comunitarias, se había llegado al resultado de que ?la proporción de sociedades que adoptan la forma de responsabilidad limitada ha pasado de ser un número exiguo, antes de dicha fecha, a elevarse hasta el 92% de todas las que ahora se constituyen?, y ello aparte otras razones también contenidas en la dicha Exposición de Motivos. Pues bien: ciertamente en Navarra nada se estableció, en punto al tratamiento tributario de referencia de las Sociedades Laborales en general al tiempo del dictado de aquella Ley estatal 4/1997, de 24 de marzo. Ahora bien: por Ley Foral 22/1997, de 30 de diciembre, vino a establecerse (Disposición Adicional segunda) que las referencias que determinadas Leyes Forales tributarias hacían a las Sociedades Anónimas Laborales habrían de entenderse hechas a las Sociedades Laborales (Anónimas y Limitadas) reguladas en la citada Ley estatal 4/1997, de 24 de marzo. Y concretamente, por lo que se refiere a las operaciones societarias de constitución y aumento de capital, de que aquí se trata, establecía la correspondiente exención para aquellas Sociedades Laborales que destinasen al menos ?un 25 por ciento de los beneficios obtenidos al Fondo Especial de Reserva, en el ejercicio en que se produzca el hecho imponible?. Y esa Disposición Adicional finalizaba con un número tres, que señalaba que ?lo dispuesto en los números anteriores será de aplicación a partir de la entrada en vigor de la Ley 4/1997, de 24 de marzo, de Sociedades Laborales, con independencia del momento en que la respectiva sociedad haya sido calificada como laboral?. En definitiva, que la entrada en vigor de lo dispuesto en cuanto a esa exención por esta Ley Foral 22/1997, de 30 de diciembre, resulta coincidente con la entrada en vigor de la Ley 4/1997, que lo fue a los treinta días de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (publicación que tuvo lugar en 24 de marzo de 1997); y que, así, resulta que el devengo del impuesto en el caso ha de tenerse por producido una vez que ya había entrado en vigor la normativa que establece la exención de que se trata . Queda por ver si en el presente caso se incumplió el requisito consistente en el destino de al menos el 25 por ciento de los beneficios a correspondiente Fondo Especial de Reserva (de carácter irrepartible) en el ejercicio en que se produjo el hecho imponible (constitución de sociedad) por Operaciones Societarias. Y a este respecto resulta claro que el tal requisito no puede basarse en una obligada obtención de beneficios, sino que, buscándose con tal reserva una forma de consolidación de la entidad, sólo podrá cumplirse (o incumplirse) ese requisito en aquellos ejercicios en que se obtengan beneficios. Dado que ese no fue el caso de la entidad en el año de 1997, a que se contrae el expediente, puesto que lo que la empresa cosechó en él fueron pérdidas (por un importe de 3.284.846 pesetas), ha de llegarse a la consideración de que no vino a incumplir el dicho requisito de destino de al menos un 25 por ciento de sus beneficios al repetido Fondo Especial de Reserva; y que, por tanto, resulta aplicable al caso la exención pretendida por Operaciones Societarias (concepto de constitución de la Sociedad recurrente).

Y, en virtud de ello, este Organo, en sesión celebrada el día de la fecha arriba indicada, acuerda estimar recurso interpuesto por la Compañía ?(?)? contra liquidación (número (?) del año 1997) practicada por Operaciones Societarias (concretamente por el concepto de constitución de sociedad), de suerte que la dicha liquidación queda anulada sin sustitución, habiendo de procederse a devolver a la entidad recurrente el importe de lo abonado como deuda resultante de esa liquidación que ahora se anula; y habiendo de procederse, asimismo, al correspondiente abono de intereses desde la fecha en que se produjo el ingreso de esa cifra de principal.

Operaciones societarias
Sociedad laboral
Sociedad anónima laboral
Sociedad de responsabilidad limitada laboral
Bonificaciones
Aumento de capital
Fondo especial de reserva
Capital social
Cuota tributaria
Legitimación activa
Responsabilidad limitada
Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados
Comunidades europeas
Transformación de sociedades
Sociedad de capital
Devengo del Impuesto
Constitución de sociedades
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados