Resolución de Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra, 990751 de 01 de Julio de 2003

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra
  • Fecha: 01 de Julio de 2003
  • Núm. Resolución: 990751

Resumen

Se solicita el abono de intereses con motivo de devolución de retenciones indebidamente ingresadas. Se estima el recurso. El error producido en el ingreso, ajeno a la Administración, es irrelevante, ya que lo importante es determinar si se ha producido o no un ingreso indebido. Al ser así en el presente caso (puesto que nada obsta a considerar como ingresos indebidos a aquellos que procedan del ingreso de retenciones, en un supuesto de devolución indirecta), el interés de demora se aplica de forma automática, pues tiene carácter legal al formar parte del contenido del derecho a la devolución de las cantidades indebidamente ingresadas.

Cuestión

1º Concepto de ingreso indebido. 2º Abono de intereses con motivo de devolución de retenciones indebidamente ingresadas.

Contestación

Visto escrito presentado por don (?) en representación de la Compañía Mercantil ?(?)?, con C.I.F (?) y domicilio en (...), en relación con solicitud de abono de intereses con motivo de devolución de cantidad efectuada por la Administración Tributaria de Navarra.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Mediante escrito con fecha de entrada en los registros de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra de (?) de diciembre de 1998 vino la representación de la interesada a presentar escrito en el que tras exponer que había ingresado indebidamente en las Arcas de la Hacienda Foral de Navarra determinadas cantidades en concepto de retenciones sobre rendimientos derivados del arrendamiento de bienes inmuebles, solicitaba la devolución de dichas retenciones indebidamente ingresadas así como el abono de intereses sobre la base de dichos ingresos indebidos.

SEGUNDO.- Dicho escrito dio lugar a Resolución del Jefe de la Sección de Procedimientos Especiales y Asistencia Jurídica de (?) de septiembre de 1999, admitiendo la devolución de las cantidades indebidamente ingresadas, pero rechazando la solicitud de abono de intereses, fundándose ello en que el ingreso indebido se produjo por error ajeno a la Administración Foral e imputable en exclusiva a la ahora reclamante. Y contra dicho acto administrativo viene ahora la interesada a interponer reclamación económico-administrativa mediante escrito con fecha de entrada en los registros de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, de (...) de noviembre de 1999, insistiendo en su pretensión de que le sean abonados los intereses reclamados en anterior instancia con base en los artículos 155 de la Ley General Tributaria y 3.b) y 10 de la Ley de Derechos y Garantías de los Contribuyentes.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Ha de declararse la competencia de este Tribunal para el conocimiento y resolución de la reclamación económico-administrativa interpuesta, dada la naturaleza del acto administrativo impugnado, en virtud de lo que disponen los artículos 154 y 155 de la Ley Foral 13/2000, de 14 de diciembre, General Tributaria, y 18 y 19 del Reglamento del recurso de reposición y de las impugnaciones económico-administrativas de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, aprobado por Decreto Foral 178/2001, de 2 de julio, habiendo sido formulada en tiempo hábil y por persona debidamente legitimada al efecto.

SEGUNDO.- Primera cuestión a dilucidar es la del concepto de ingreso indebido, puesto que la definición de ese concepto no ha sido unívoca ni en la doctrina ni en la jurisprudencia. Para ello, hay que partir del concepto normativo que nos ofrece el artículo 7 del Real Decreto 1163/1990, de 21 de septiembre, por el cual se regula el procedimiento para la realización de devoluciones de ingresos indebidos de naturaleza tributaria. Dicho precepto establece lo siguiente:

?1. El reconocimiento del derecho a la devolución de un ingreso indebidamente efectuado en el Tesoro se realizará en virtud del procedimiento regulado en este capítulo, en particular, en los siguientes casos:

a) Cuando se haya producido una duplicidad en el pago de deudas u obligaciones tributarias.

b) Cuando la cantidad pagada haya sido superior al importe de las deudas u obligaciones tributarias liquidadas por la Administración o autoliquidadas por el propio obligado tributario.

c) Cuando se hayan ingresado, después de prescribir la acción para exigir su pago, deudas tributarias liquidadas por la Administración o autoliquidadas por el propio obligado tributario; así como cuando se hayan satisfecho deudas cuya autoliquidación haya sido realizada hallándose prescrito el derecho de la Administración para practicar la oportuna liquidación.

2. Asimismo, cuando la Administración rectifique, de oficio o a instancia del interesado, cualquier error material, de hecho o aritmético padecido en una liquidación u otro acto de gestión tributaria y el acto objeto de rectificación hubiese motivado un ingreso indebido, serán de aplicación las disposiciones recogidas en este capítulo, si bien corresponderá en todo caso al mismo órgano que dictó el acto instruir el procedimiento y acordar la resolución que proceda, reconociendo, en su caso, el derecho a la devolución?.

A la vista de dicho precepto, ha de empezar por decirse que los supuestos expresamente contemplados en él no agotan el concepto de ingreso indebido, puesto que el propio precepto se encarga de decir que serán ingresos indebidos ?en particular? los que en su texto se relacionan. No es, pues, una relación con carácter de numerus clausus, sino, más bien, de numerus apertus. Ello exige, pues, ofrecer un concepto de ingreso indebido alejado de cualquier consideración casuística. Y podemos decir que el concepto de ingreso indebido no abarca a todo aquel que simplemente sea objeto de devolución por la Administración Tributaria. En concreto, no son ingresos indebidos aquellos realizados en virtud de una norma o un acto administrativo, lo que da lugar a que las devoluciones que se efectúen por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto sobre Sociedades o el Impuesto sobre el Valor Añadido, por concurrir exceso de retenciones respecto de la cuota líquida calculada conforme a las normas del correspondiente tributo (en el caso de los dos primeros impuestos) o por concurrir exceso de cuotas soportadas respecto de las repercutidas, por aplicación de las normas vigentes (en el caso del Impuesto sobre el Valor Añadido), no hayan de ser tenidas como ingresos indebidos. Por otro lado, puede ocurrir que la norma o el acto administrativo en los que el ingreso se ampara sean ilegales, pero, dada la presunción de legalidad de las disposiciones y actos administrativos, será precisa su impugnación a través de los oportunos procedimientos revisores, de lo cual podrá derivar, si dicha impugnación diese lugar a la estimación de la pretensión, una resolución ordenando la devolución, que podrá convertir el ingreso en indebido (a los efectos de la distinción entre devolución directa y devolución indirecta de ingresos indebidos, véase la Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de junio de 1994).

Así pues, en casos como el presente en que no nos hallamos ante un supuesto de ?devolución directa? (que son los expresamente previstos en el artículo 7 del Real Decreto 1163/1990, de 21 de septiembre) sino devolución indirecta, es preciso que previamente la Administración declare que el acto en cuya virtud se produjo el ingreso es contrario a Derecho. Y esta circunstancia ya se dio en el caso, puesto que en la Resolución impugnada se reconoció a la reclamante el derecho a la devolución de las cantidades que resultaron indebidamente ingresadas.

TERCERO.- No existe, por otro lado, obstáculo alguno para considerar como ingresos indebidos aquellos que procedan de ingreso de retenciones. En efecto: el propio Real Decreto 1163/1990, de 21 de septiembre, no atribuye el carácter de ingreso indebido sólo a aquél que se refiera a cuotas tributarias sino que dicho concepto es también referible a otras obligaciones pecuniarias de carácter tributario. Véase que el propio artículo 7 del Real Decreto 1163/1990, antes transcrito, hace referencia en todo momento a ?deudas u obligaciones tributarias? y que el artículo 9.1 de la misma norma reglamentaria se refiere de forma expresa a la devolución de las cantidades indebidamente retenidas e ingresadas en el Tesoro.

CUARTO.- Por último, el órgano de recaudación argumenta su negativa a la solicitud de abono de intereses, basándola en ?que el error producido en el ingreso indebidamente realizado es ajeno a la Administración Foral, que se ha limitado a devolver al interesado los importes que él mismo ingresó por error?. Pues bien: en respuesta a idéntico argumento, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, ya dijo en la Sentencia de 5 de diciembre de 2002 que ?tal argumento no puede prosperar, ya que lo verdaderamente relevante es determinar si se ha producido o no un ingreso indebido. Si ello es así, como acontece en el caso que nos ocupa, el interés de demora se aplica efectivamente de forma automática pues tiene carácter legal u ?ope legis?, al formar parte del contenido del derecho a la devolución, tal y como expresamente establece el art. 155.1 de la LGT y el art. 2.2.b) del RD 1163/1990?. Y en el mismo sentido se pronuncian las Sentencias del mismo Tribunal de 25 de septiembre de 2002 y 20 de octubre de 2000, por lo que ha de reconocerse a la interesada el derecho a la percepción de los intereses solicitados.

Y, en consecuencia, este Tribunal, en sesión celebrada el día de la fecha arriba indicada, acuerda estimar la reclamación económico-administrativa interpuesta por la representación de la Compañía Mercantil ?(?)? contra Resolución del Jefe de la Sección de Procedimientos Especiales y Asistencia Jurídica, de (?) de septiembre de 1999, por la que vino a rechazarse solicitud de abono de intereses con motivo de devolución de retenciones indebidamente ingresadas en la Hacienda de Navarra, decretándose la anulación de dicho acto administrativo, de modo que habrán de abonarse a la interesada los intereses por ella solicitados.

Ingresos indebidos
Obligaciones tributarias
Intereses de demora
Obligado tributario
Arrendamiento de bienes inmuebles
Acto administrativo impugnado
Impuesto sobre el Valor Añadido
Devolución de ingresos indebidos
Extinción de deudas tributarias
Gestión tributaria
Error material
Impuesto sobre sociedades
Cuota líquida
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Cuota tributaria
Ope legis
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Procedimiento tributario para la devolución de ingresos indebidos

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 13/10/2015

    A través de este procedimiento, regulado en el Art. 221 ,LGT, y en los Art. 14-20 ,Real Decreto 520/2005,  se va proceder a reconocer el derecho y a practicar la devolución de los ingresos que indebidamente se hubiesen realizado en el Tesoro Públ...

  • Extinción de las sanciones tributarias

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 14/01/2016

    NOVEDADES: La Ley 34/2015, de 21 de septiembre, modifica la Ley General Tributaria, con efectos (salvo excepciones) a partir del 12/10/2015. En materia de prescripción se ven modificados los Art. 67,Art. 68,Art. 69,Art. 70 ,LGT (1) El Art. 190 ,LG...

  • Prescripción de la deuda tributaria

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 22/10/2015

    NOVEDADES: Ley 34/2015, de 21 de septiembre, modifica parcialmente la Ley General Tributaria, con efectos (salvo excepciones) a partir del 12/10/2015.  DERECHOS QUE PRESCRIBEN A LOS 4 AÑOSCOMIENZO DEL CÓMPUTO DEL PLAZO DE LA PRESCRIPCIÓN (1)INT...

  • Rectificación de las cuotas repercutidas (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 02/05/2016

    Los sujetos pasivos deberán efectuar la rectificación de las cuotas impositivas repercutidas cuando el importe de las mismas se hubiese determinado incorrectamente o se produzcan las circunstancias que dan lugar a la modificación de la base imponi...

  • Sujetos responsables de las infracciones y sanciones tributarias

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 13/01/2016

    Tal y como dispone el Art. 181 ,Ley General Tributaria, serán sujetos infractores las personas físicas o jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica que realicen las acciones u omisiones tipificadas como infracciones en las leyes, siempre...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados