Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V0078-01 de 27 de Diciembre de 2001

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas
  • Fecha: 27 de Diciembre de 2001
  • Núm. Resolución: V0078-01

Normativa

Ley 43/1995 art 101

Cuestión


Si a dicha operación le es de aplicación el régimen fiscal establecido en el artículo 101 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, caso de que acudan al canje accionistas residentes en la Unión Europea que aporten la mayoría del capital y derechos de voto de la consultante, aunque participen también en el canje otros accionistas no residentes en la Unión Europea a los cuales no les será de aplicación dicho régimen y, por tanto, tributen, en su caso, por la alteración patrimonial que se produzca en el momento del canje.

Descripción


La consultante es una entidad residente en territorio español que, junto con otras entidades residentes en la Unión Europea, pretenden formar un grupo empresarial europeo. Para ello se constituirá una sociedad (L), residente en Luxemburgo, a la que será de aplicación la Directiva 91/434/CEE, así como el convenio de doble imposición entre España y Luxemburgo.

La sociedad L lanzará una oferta pública de canje de acciones de la consultante por acciones de la sociedad luxemburguesa oferente, a emitir en un aumento de capital.

Dado que las acciones de la consultante no son nominativas, al estar admitidas a negociación en Bolsa, no es posible para la sociedad conocer la residencia fiscal de todos los accionistas que pueden acudir a la oferta, por lo que es posible que concurran residentes tanto en la Unión Europea como en terceros países. No obstante, debido a la existencia de un accionariado estable en la consultante, formado por entidades residentes en la Unión Europea, es probable que acudan al canje socios residentes en la Unión Europea titulares de más del 50% de las acciones y derecho de voto de la consultante.

Contestación


El artículo 97.5 de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades (en adelante LIS), considera como canje de valores "la operación por la cual una entidad adquiere una participación en el capital social de otra que le permita obtener la mayoría de los derechos de voto en ella, mediante la atribución a los socios, a cambio de sus valores, de otros representativos del capital social de la primera entidad y, en su caso, de una compensación en dinero que no exceda del 10 por 100 del valor nominal o, a falta de valor nominal, de un valor equivalente al nominal de dichos valores deducido de su contabilidad".

Por su parte, el artículo 101 de la LIS regula el régimen fiscal de las operaciones de canje de valores. De acuerdo con la redacción dada por la Ley 14/2000, de 29 de diciembre, de Medidas fiscales, administrativas y del orden social, con efectos para los períodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero del año 2001, no se integrarán en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o del Impuesto sobre Sociedades, "las rentas que se pongan de manifiesto con ocasión del canje de valores, siempre que se cumplan los requisitos siguientes:

a) Que los socios que realicen el canje de valores residan en territorio español o en el de algún Estado miembro de la Unión Europea o en el de cualquier otro Estado siempre que, en este último caso, los valores recibidos sean representativos del capital social de una entidad residente en España.

b) Que la entidad que adquiera los valores sea residente en territorio español o esté comprendida en el ámbito de aplicación de la Directiva 90/434/CEE".

El apartado 6 de este mismo artículo establece que las operaciones de canje de valores que no cumplan dichos requisitos no podrán acogerse al régimen previsto en el capítulo VIII del título VIII de la LIS.


En definitiva, el artículo 97.5 de la LIS establece los requisitos objetivos para ser considerada una operación como canje de valores, mientras que el artículo 101 de la misma regula los requisitos subjetivos, respecto de la residencia de los socios, para que a esa operación le sea de aplicación el régimen especial.

De ambos preceptos se deduce que la aplicación del régimen fiscal especial está condicionado a que los socios que por sí mismos permiten a la entidad adquirente alcanzar la mayoría de los derechos de voto en la entidad participada (condición para considerar una operación como canje de valores), sean residentes en territorio español, en otro Estado de la Unión Europea o en cualquier otro Estado siempre que, en este caso, la entidad adquirente sea residente en territorio español. Por tanto, la participación en el canje de algún otro socio que no cumpla los requisitos citados en cuanto a su residencia, no modifica la calificación a efectos fiscales de la operación como canje de valores, sin perjuicio de que a los mismos no les sea de aplicación el régimen especial.

Dichos requisitos se cumplen en la operación planteada por cuanto que la entidad que adquiere los valores está comprendida en el ámbito de aplicación de la Directiva 90/434/CEE del Consejo relativa al régimen fiscal común aplicable a las fusiones, escisiones, aportaciones de activos y canjes de valores realizados entre entidades de diferentes Estados miembros y, además, los socios cuyos valores aportados permiten a dicha entidad alcanzar la mayoría de los derechos de voto de la entidad participada (la consultante en este caso), residen en territorio español o en otro Estado miembro de la Unión Europea.

Por tanto, la operación planteada podrá acogerse al régimen especial establecido en el capítulo VIII del título VIII de la LIS, siempre que se opte por la aplicación del mismo de acuerdo con las reglas establecidas en el artículo 101.1 de la LIS.

En conclusión, de acuerdo con el artículo 101.1 de la LIS no se integrarán las rentas que se pongan de manifiesto con ocasión del canje de valores en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o del Impuesto sobre Sociedades (tratándose de socios residentes en territorio español) o del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (tratándose de socios residentes en la Unión Europea, en base a la disposición derogatoria única 2.a) de la Ley 41/1998, de 9 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de no Residentes y Normas Tributarias). Por el contrario, aquellos otros socios que participen en el canje que no cumplan los citados requisitos relativos a su residencia estarán sujetos por la renta generada, en su caso, en el canje de acuerdo con las normas generales del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, sin perjuicio de lo establecido, en su caso, por los Convenios para evitar la doble imposición que resulten de aplicación.

Canje de valores
Accionista
Impuesto sobre sociedades
Capital social
Valor nominal
Doble imposición
Agrupaciones de empresas
Canje de acciones
Bolsa
Aumento de capital
Residencia fiscal
Residencia
Estado miembro de la Unión Europea
Base imponible IRPF
Período impositivo
Entidad participada
Impuesto sobre la Renta de no residentes
Aportaciones de activos
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados