Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V0127-07 de 22 de Enero de 2007

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas
  • Fecha: 22 de Enero de 2007
  • Núm. Resolución: V0127-07

Normativa

IRPF: TRLIRPF RDLg 3/2004, Art-69-1-3º ; RIRPF RD 1775/2004 Arts. 39, 53-1

Cuestión

Consideración de la vivienda transmitida, antes de los tres años de permanencia en ella, como habitual por circunstancia de traslado laboral, aunque este no se haya producido, de momento, por imposibilidad de reincorporación a causa de la perdurable baja laboral.

Descripción

Los consultantes adquirieron en 2004 la vivienda que constituyó su residencia habitual hasta el momento de su venta en julio de 2005, venta que vino motivada por el hecho de que la empresa en que trabajaba el varón le notificó en junio de 2005 de su traslado laboral en septiembre de ese año a un centro de trabajo ubicado a unos 60 Km. aproximadamente. En agosto de 2005 éste sufre un accidente que le produjo una baja laboral que aun, diez meses después y al tiempo de efectuar la consulta, se sigue manteniendo y que hace dudar acerca de una futura reincorporación a la empresa.

Contestación

El concepto de vivienda habitual, tanto a efectos de la consolidación de las deducciones practicadas por su adquisición o rehabilitación como de poder acogerse a la exención por reinversión en vivienda habitual, se recoge, en desarrollo del artículo 69.1.3º del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (TRLIRPF), aprobado por Real Decreto Legislativo 3/2004, de 5 marzo (BOE de 10 de marzo), en el artículo 53 del Reglamento del Impuesto (RIRPF), aprobado por Real Decreto 1775/2004, de 30 de Julio (BOE de 4 de agosto), el cual dispone:
"Con carácter general se considera vivienda habitual del contribuyente la edificación que constituya su residencia durante un plazo continuado de, al menos, tres años. Para que la vivienda constituya la residencia habitual "…debe ser habitada de manera efectiva y con carácter permanente por el propio contribuyente, en un plazo de doce meses, contados a partir de la fecha de adquisición o terminación de las obras".
Tanto el Texto Refundido como el Reglamento prevén determinadas situaciones en las que, a pesar de no cumplir los plazos requeridos, la vivienda no pierde la consideración de habitual, manteniendo el derecho a las deducciones practicadas. En este sentido el apartado 1 del citado artículo 53 del RIRPF señala: "No obstante, se entenderá que la vivienda tuvo el carácter de habitual cuando, a pesar de no haber transcurrido dicho plazo, se produzca el fallecimiento del contribuyente o concurran otras circunstancias que necesariamente exijan el cambio de domicilio, tales como celebración de matrimonio, separación matrimonial, traslado laboral, obtención del primer empleo, o cambio de empleo, u otras análogas justificadas." El TRLIRPF cita también como circunstancia la obtención de "empleo más ventajoso".
La expresión "circunstancias que necesariamente exijan el cambio de vivienda" comporta una obligatoriedad en dicho cambio, lo que significa la concurrencia de circunstancias ajenas a la mera voluntad o conveniencia del contribuyente: no basta la concurrencia de cualquier circunstancia por la que convenga cambiar de domicilio, sino que debe existir una relación de causa – efecto, esto es, concurrir alguna circunstancia que obligue a ese cambio anticipado sin completar el período mínimo de tres años de residencia en la vivienda. En el presente caso, la circunstancia que ha llevado a los consultantes a cambiar de domicilio, y transmitir la vivienda, ha sido el inminente y anunciado traslado laboral del consultante a un centro de trabajo ubicado a unos 60 Km.
La circunstancia, traslado laboral, es contemplada expresamente en la normativa del Impuesto. Ahora bien, la valoración de la necesidad queda fuera del ámbito de competencias de este Centro Directivo, correspondiendo a los órganos de gestión e inspección de la Administración Tributaria ante los cuales, y a su requerimiento, la consultante deberá justificar suficientemente, por cualquier medio de prueba admitido en Derecho, la necesidad del cambio, según dispone el artículo 106 de la Ley General Tributaria (Ley 58/2003, de 17 de diciembre –BOE del 18-).
Para su valoración habrá de tenerse en consideración la localización de la vivienda transmitida y la ubicación del puesto de trabajo que dejaba, en relación con la ubicación del nuevo destino laboral anunciado, y la de este con la de la nueva residencia.
Ahora bien, en este concreto caso, pudiera ocurrir que debido a la circunstancia sobrevenida, el accidente, tanto la localización de su nueva vivienda y trabajo difieran sobre las previsiones que el consultante tenía. Por tanto, a la hora de valorar la necesidad del cambio solo tendrían que considerarse los parámetros que eran conocidos hasta producirse el accidente. No debiendo alterar la conclusión a la que se llegara el hecho de que como consecuencia del accidente se localizaran trabajo y residencia en diferentes emplazamientos a los previstos.
Si se concluye que es necesario el cambio anticipado de residencia, la vivienda habría alcanzado, para él, la consideración de habitual, y, en consecuencia, mantendría el derecho a las deducciones practicadas por su adquisición hasta el momento en que se dieron las circunstancias que exigieron el cambio de vivienda, siempre y cuando se cumplieran el resto de circunstancias y condiciones exigidas por el Impuesto. En caso contrario, tendría que reintegrarlas sumando a la cuota líquida estatal y a la cuota líquida autonómica o complementaria devengadas en el ejercicio en que se hayan incumplido los requisitos, las cantidades indebidamente deducidas más los intereses de demora a que se refiere el artículo 26.6 de la Ley General Tributaria, conforme lo dispuesto en el artículo 59 del RIRPF.
B. En cuanto a la exención por reinversión en vivienda habitual, esta se desarrolla en el artículo 39 del Reglamento del Impuesto señalando, en su apartado 1, que "podrán gozar de exención las ganancias patrimoniales que se pongan de manifiesto en la transmisión de la vivienda habitual del contribuyente cuando el importe total obtenido se reinvierta en la adquisición de una nueva vivienda habitual" bajo unas determinadas condiciones. Para calificar la vivienda enajenada como habitual, se estará a lo dispuesto en el artículo 53 del Reglamento.
Para poder acogerse a la exención, en el supuesto que la vivienda transmitida tuviera la consideración de habitual (como antes se indicó), es necesario, en primer lugar, que dicha vivienda constituyera la residencia habitual de la contribuyente hasta el momento de su venta, dado que de otra forma ésta habría perdido, en esa fecha, la calificación de habitual requerida; no siendo de aplicación, en tal caso, la exención por reinversión.
Teniendo ésta el carácter de habitual, para exonerar la totalidad de la ganancia patrimonial que, en su caso, se haya generado en la transmisión, habrán de reinvertir el total importe obtenido por su venta dentro de los dos años posteriores a la transmisión, debiendo observar, al no reinvertir en el mismo año de la venta, lo dispuesto en el párrafo tercero del artículo 39.2 del RIRPF: "… el contribuyente vendrá obligado a hacer constar en la declaración del Impuesto del ejercicio en el que se obtenga la ganancia de patrimonio su intención de reinvertir en las condiciones y plazos señalados.
En cuanto al plazo de dos años para reinvertir, la normativa del Impuesto no establece supuesto alguno que permita exceder dicho plazo, de incumplirlo será de aplicación lo dispuesto en el apartado 4 del citado artículo 39:
"4. El incumplimiento de cualquiera de las condiciones establecidas en este artículo determinará el sometimiento a gravamen de la parte de la ganancia patrimonial correspondiente.
En tal caso, el contribuyente imputará la parte de la ganancia patrimonial no exenta al año de su obtención, practicando declaración-liquidación complementaria, con inclusión de los intereses de demora, y se presentará en el plazo que medie entre la fecha en que se produzca el incumplimiento y la finalización del plazo reglamentario de declaración correspondiente al período impositivo en que se produzca dicho incumplimiento."
Por último, cabe señalar que la deducción a practicar por la nueva vivienda habitual estará condicionada, entre otras, por la aplicación del punto 2º del artículo 69.1 del TRLIRPF, el cual dispone:
"2º. Cuando se adquiera una vivienda habitual habiendo disfrutado de la deducción por adquisición de otras viviendas habituales anteriores, no se podrá practicar deducción por la adquisición o rehabilitación de la nueva en tanto las cantidades invertidas en la misma no superen las invertidas en las anteriores, en la medida en que hubiesen sido objeto de deducción.
Cuando la enajenación de una vivienda habitual hubiera generado una ganancia patrimonial exenta por reinversión, la base de deducción por la adquisición o rehabilitación de la nueva se minorará en el importe de la ganancia patrimonial a la que se aplique la exención por reinversión. En este caso, no se podrá practicar deducción por la adquisición de la nueva mientras las cantidades invertidas en la misma no superen tanto el precio de la anterior, en la medida en que haya sido objeto de deducción, como la ganancia patrimonial exenta por reinversión."
Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Accidente
Residencia
Residencia habitual
Baja en la seguridad social
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Vivienda habitual
Centro de trabajo
Exención por reinversión en vivienda habitual
Residencia habitual del sujeto pasivo
Ganancia patrimonial
Reincorporación al puesto de trabajo
Fin de la obra
Cuota líquida
Fallecimiento del contribuyente
Traslado de domicilio
Separación judicial del matrimonio
Voluntad
Medios de prueba
Intereses de demora
Exención por reinversión
Venta de la vivienda habitual
Calificación de vivienda
Ganancia patrimonial exenta por reinversión
Declaraciones-autoliquidaciones
Modelo 564. Impuesto sobre Hidrocarburos
Período impositivo
Base de deducción

LEY 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria. VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

REAL DECRETO 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero. VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 78 Fecha de Publicación: 31/03/2007 Fecha de entrada en vigor: 01/04/2007 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

Real Decreto 1775/2004 de 30 de Jul (el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Fisicas) DEROGADO

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 187 Fecha de Publicación: 04/08/2004 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados