Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V0850-19 de 23 de Abril de 2019

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas
  • Fecha: 23 de Abril de 2019
  • Núm. Resolución: V0850-19

Normativa

Ley 35/2006, art. 96

Cuestión

A efectos de determinar la obligación de presentar la declaración del IRPF-2018, pregunta sobre la existencia de uno o dos pagadores como consecuencia de la subrogación empresarial.

Descripción

El consultante trabaja como vigilante de seguridad en un aeropuerto. En julio de 2018 se produce una subrogación empresarial al producirse el cambio de entidad adjudicataria de la contrata de vigilancia del aeropuerto.

Contestación

La obligación de declarar se recoge en el artículo 96 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), que en el ámbito que aquí interesa —referido únicamente a los rendimientos del trabajo (no consistentes en prestaciones pasivas) y a la existencia de más de un pagador— exime de la obligación de declarar a los contribuyentes cuyos rendimientos no excedan de 22.000 euros anuales, salvo que procedan de más de un pagador, en cuyo caso el límite anterior será de 12.643 euros —la disposición transitoria trigésima de esta ley establece esta cuantía “cuando el impuesto correspondiente al período impositivo 2018 se hubiera devengado a partir de la entrada en vigor de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018” (5 de julio de 2018)—siempre que las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros anuales, si no se supera esta cantidad el límite se mantiene en los 22.000 euros.

Esta configuración en dos niveles de la obligación de declarar respecto a los rendimientos del trabajo —hasta 22.000 euros y hasta 12.643 euros— encuentra su explicación en el sistema de retenciones aplicable sobre estos rendimientos, sistema que busca una igualdad entre las retenciones practicadas y la cuota impositiva.

Evidentemente, esa igualdad sólo puede lograrse en el primero de los niveles referidos, pues la intervención de un único pagador de rendimientos permite alcanzar esa igualdad, operando así la retención como impuesto definitivo, sin necesidad de tener que presentar la declaración del impuesto, pues el ingreso ya se ha efectuado a través de las retenciones.

Por el contrario, en el segundo nivel, el hecho de intervenir dos pagadores independientes, que por tanto el uno no tiene en cuenta las retribuciones satisfechas por el otro (por lo que no se ha producido la igualdad, antes referida, entre las retenciones practicadas y la cuota impositiva), ha forzado al legislador a bajar el límite de la obligación de declarar a 12.643 euros.

Por tanto, en el presente caso el asunto planteado se concreta en determinar la existencia de uno o más pagadores en relación con los rendimientos percibidos por el consultante por su empleo como vigilante de seguridad de un aeropuerto, teniendo en cuenta que en el año 2018 ha tenido lugar una subrogación empresarial al producirse el cambio de entidad adjudicataria del servicio de vigilancia. Para ello se hace preciso acudir a la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas reguladora de las retenciones.

Tanto la Ley del Impuesto (artículo 99.2) como el Reglamento del Impuesto (artículo 76.1) al establecer quiénes están obligados a retener o ingresar a cuenta incluyen en primer lugar a “las personas jurídicas y demás entidades”. Por tanto, en el presente caso nos encontramos, en principio, con dos pagadores distintos: las dos entidades mercantiles adjudicatarias durante 2018 del servicio de vigilancia del aeropuerto donde trabaja el consultante.

El artículo 14 del Convenio colectivo estatal de las empresas de seguridad dispone, respecto a la subrogación de servicios lo siguiente:

“La subrogación se produce cuando una empresa sustituye de forma total o parcial a otra en la prestación de los servicios contratados por un cliente, público o privado, cualquiera que fuera la causa, en los supuestos y términos establecidos en este Convenio.

(…)

En virtud de la subrogación de personal, la nueva adjudicataria está obligada a integrar en su plantilla, subrogándose en sus contratos de trabajo, a los trabajadores de la empresa cesante en el servicio, cualquiera que sea la modalidad de contratación y/o nivel funcional de los trabajadores, siempre que se acredite el requisito de antigüedad establecido en los artículos 15 y 16 de este Convenio para cada colectivo, (…)”.

A su vez, el referido artículo 15 dispone:

“Para los servicios de vigilancia sistemas de seguridad, transporte de explosivos, protección personal y guarderío rural, además de cumplir los requisitos establecidos en el artículo anterior, los trabajadores objeto de subrogación deberán encontrarse adscritos al contrato de arrendamiento de servicios o lugar de trabajo objeto de subrogación acreditando una antigüedad real mínima en el servicio o cliente objeto de subrogación, de siete meses inmediatamente anteriores a la fecha en que la subrogación se produzca.

Asimismo, procederá la subrogación, cuando la antigüedad en la empresa y en el servicio coincida, aunque aquella sea inferior a siete meses.

Igualmente procederá la subrogación cuando exista un cambio en la titularidad de las instalaciones donde se presta el servicio”.

Al haberse producido en el presente caso (según resulta del escrito de consulta y de la documentación aportada) la mencionada subrogación empresarial, con todos los derechos y obligaciones que la misma conlleva, tal subrogación nos lleva a concluir que, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y a efectos de la determinación del tipo de retención aplicable sobre los rendimientos del trabajo a percibir por el consultante como trabajador procedente de la empresa cedente, el cesionario (el nuevo empresario) mantiene su condición de mismo empleador.

Por tanto, en lo que atañe al límite determinante de la obligación de declarar respecto a los rendimientos del trabajo, no se produce para el consultante la existencia de más de un pagador de dichos rendimientos, por lo que aquel límite se corresponde con el de 22.000 euros anuales.

Lo que comunico a usted con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE del día 18).

Subrogación empresarial
Subrogación
Adjudicataria
Rendimientos del trabajo
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Servicio de vigilancia
Rentas sujetas al IRNR
Impuesto sobre sociedades
Presupuestos generales del Estado
Período impositivo
Obligados a retener o ingresar a cuenta
Empresa cedente
Persona jurídica
Convenio colectivo
Empresa de seguridad
Contrato de arrendamiento de servicios
Antigüedad del trabajador
Cesionario
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Sucesión de empresas en los sectores de limpieza o seguridad

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 01/02/2019

    En sectores como el de la limpieza o seguridad, donde la actividad se fundamenta en la mano de obra, cuando se produzca la subrogación de una parte significativa de trabajadores se entenderá que existe sucesión de empresa a efectos del art. 44 E...

  • Subrogación de trabajadores por vía convencional

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 10/01/2019

    La subrogación de trabajadores no viene impuesta por el art. 44, ET, sino por el convenio colectivo aplicable.El texto estatutario puede imponer limitaciones a la subrogación en base a conceptos como: antigüedad, categoría profesional, número o...

  • Tipos de subrogación de trabajadores

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 10/01/2019

    La subrogación es el cambio de titularidad de una empresa, centro de trabajo o una unidad productiva autónoma de la misma por aplicación directa del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, vía pliegos de cláusulas administrativas, mand...

  • Subrogación de trabajadores vía pliegos de cláusulas administrativas.

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 26/11/2018

    En aplicación de lo dispuesto en el art. 44, ET, la subrogación de trabajadores viene impuesta por los pliegos de condiciones de una concesión administrativa.La Sala IV del TS, en su reciente STS Nº 983/2017 12 de diciembre de 2017, Ecli: ES:TS:...

  • La sucesión de empresa o subrogación empresarial

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 09/11/2017

    El cambio de la titularidad de la empresa, centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma de la misma, no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seg...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados