Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V1850-15 de 12 de Junio de 2015

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas
  • Fecha: 12 de Junio de 2015
  • Núm. Resolución: V1850-15

Normativa

Ley 35/2006. Art. 7

Cuestión

Si la indemnización percibida se encuentra amparada por la exención del artículo 7.d) de la Ley 35/2006.

Descripción

Como consecuencia de un accidente de tráfico, la consultante sufrió lesiones personales percibiendo una indemnización de 9.000 € de la compañía aseguradora, en virtud de la garantía de accidentes personales del conductor de la póliza del contrato de seguro de coche que tenía suscrito con la entidad.

Contestación

En el escrito de consulta se indica que, en base a un informe médico, se reclamaba a la aseguradora una indemnización por lesiones permanentes de 14.000 € (14 puntos) más los intereses del artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro. Finalmente, la consultante firma un finiquito con la aseguradora aceptando la cantidad de 9.000 € en concepto de total indemnización por las lesiones sufridas que determinaron la invalidez.
Con carácter general, la determinación de las rentas exentas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se recoge en el artículo 7 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), que en su párrafo d) incluye entre las mismas:
"Las indemnizaciones como consecuencia de responsabilidad civil por daños personales, en la cuantía legal o judicialmente reconocida.
Igualmente estarán exentas las indemnizaciones por idéntico tipo de daños derivadas de contratos de seguro de accidentes, salvo aquellos cuyas primas hubieran podido reducir la base imponible o ser consideradas gasto deducible por aplicación de la regla 1.ª del apartado 2 del artículo 30 de esta Ley, hasta la cuantía que resulte de aplicar, para el daño sufrido, el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, incorporado como anexo en el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre".
En el presente caso, la indemnización percibida corresponde a daños personales y deriva de una garantía adicional de accidentes personales del conductor de la póliza de seguro de un vehículo, lo que nos lleva al segundo párrafo del precepto legal transcrito, por lo que la indemnización estará exenta hasta la cuantía que resulte de aplicar el sistema de valoración de daños y perjuicios que se menciona en este precepto.
Respecto a la cuantificación del importe de la indemnización exento, su determinación vendrá dada por la aplicación de los criterios que recoge el propio anexo. Así, en el párrafo b) del número segundo (explicación del sistema) se establece lo siguiente:
"Indemnizaciones por lesiones permanentes (tablas III, IV y VI).–La cuantía de estas indemnizaciones se fija partiendo del tipo de lesión permanente ocasionado al perjudicado desde el punto de vista físico o funcional, mediante puntos asignados a cada lesión (tabla VI); a tal puntuación se aplica el valor del punto en euros en función inversamente proporcional a la edad del perjudicado e incrementado el valor del punto a medida que aumenta la puntuación (tabla III); y, finalmente, sobre tal cuantía se aplican los factores de corrección en forma de porcentajes de aumento o reducción (tabla IV), con el fin de fijar concretamente la indemnización por los daños y perjuicios ocasionados que deberá ser satisfecha, además de los gastos de asistencia médica y hospitalaria".
Si la indemnización percibida superara la cuantía a que se refiere el párrafo anterior, el exceso (minorado, en su caso, en el importe proporcional de la parte de la prima correspondiente a la garantía cubierta del año en curso y a ese exceso) tributará en el IRPF como rendimientos del capital mobiliario, así resulta de lo dispuesto en el artículo 25.3 de la Ley del Impuesto.
En lo que respecta a los intereses del artículo 20 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro (BOE del día 17), reclamados en su momento a la aseguradora, y que se corresponden con una indemnización de daños y perjuicios por mora del asegurador en el cumplimiento de la prestación, se cuantifican en el apartado 4º del precepto de la siguiente forma:
"La indemnización por mora se impondrá de oficio por el órgano judicial y consistirá en el pago de un interés anual igual al interés legal del dinero vigente en el momento en que se devengue, incrementado en el 50 por 100; estos intereses se considerarán producidos por días, sin necesidad de reclamación judicial.
No obstante, transcurridos dos años desde la producción del siniestro, el interés no podrá ser inferior al 20 por 100".
Conforme con esta configuración, los intereses del artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro no se corresponden con el concepto indemnizatorio exento del artículo 7.d) de la Ley del Impuesto, sino que tratan de compeler a las compañías aseguradoras para el pronto pago de la indemnización y compensar al perjudicado por el retraso en el abono de la indemnización. Por tanto, estos intereses no pueden quedar amparados por la exención, pues su admisión en el ámbito de ésta supondría extenderlo más allá de sus términos estrictos, lo que contravendría lo dispuesto en el artículo 14 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE del día 18), a saber:
"No se admitirá la analogía para extender más allá de sus términos estrictos el ámbito del hecho imponible, de las exenciones y demás beneficios o incentivos fiscales".
Dicho lo anterior, respecto a la calificación de estos intereses, si bien pueden tener cierto carácter penalizador, tampoco son ajenos al carácter compensador por el retraso en el pago, lo que nos lleva a la distinción que respecto a la calificación de los intereses viene manteniendo esta Subdirección.
En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, los intereses percibidos por el contribuyente tienen diferente calificación, en función de su naturaleza remuneratoria o indemnizatoria. Los intereses remuneratorios constituyen la contraprestación, bien de la entrega de un capital que debe ser reintegrado en el futuro, bien del aplazamiento en el pago, otorgado por el acreedor o pactado por las partes. Estos intereses tributarán en el impuesto como rendimientos del capital mobiliario, salvo cuando, de acuerdo con lo previsto en el artículo 25 de la Ley del Impuesto, proceda calificarlos como rendimientos de la actividad empresarial o profesional. Por otro lado, los intereses indemnizatorios tienen como finalidad resarcir al acreedor por los daños y perjuicios derivados del incumplimiento de una obligación o el retraso en su correcto cumplimiento. Estos intereses, debido a su carácter indemnizatorio, no pueden calificarse como rendimientos del capital mobiliario. En consecuencia, a tenor de lo dispuesto en los artículos 25 y 33.1 de la misma ley, han de tributar como ganancias patrimoniales.
Lo que comunico a usted con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley General Tributaria.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Asegurador
Daños y perjuicios
Póliza de seguro
Intereses del artículo 20 LCS
Compañía aseguradora
Contrato de seguro
Accidente de tráfico
Seguro de automóvil
Indemnización por lesiones
Finiquito
Impuesto sobre sociedades
Rentas sujetas al IRNR
Responsabilidad civil por daños personales
Seguro de accidentes
Reducción de la base imponible
Gastos deducibles
Responsabilidad civil
Circulación de vehículos
Daño personal
Cuantía de la indemnización
Rendimientos de capital mobiliario
Pago de la indemnización
Factor de corrección
Mora del asegurador
Indemnización de daños y perjuicios
Interés legal del dinero
Producción del siniestro
Beneficios fiscales
Contraprestación
Rendimientos de actividades económicas
Ganancia patrimonial

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 35/2006 de 28 de Nov (IRPF -Impuesto sobre la renta de las personas físicas-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 285 Fecha de Publicación: 29/11/2006 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2007 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

RDLeg. 8/2004 de 29 de Oct (TR. Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 267 Fecha de Publicación: 05/11/2004 Fecha de entrada en vigor: 06/11/2004 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Otras indemnizaciones exentas del IRPF

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 08/04/2015

    Dentro del Art. 7 ,LIRPF se encuentran determinadas rentas de otro tipo de naturaleza (distinta a la laboral) que se encuentran exentas del impuesto.  1. Las prestaciones públicas extraordinarias por actos de terrorismo y las pensiones derivadas d...

  • El Consorcio de Compensación de seguros

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 06/06/2016

    El Consorcio de Compensación de Seguros, se constituye como una entidad pública empresarial con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines, dotada de patrimonio distinto al del Estado, que ajustará s...

  • Contratos de seguros más habituales

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    Las compañías de seguros ofrecen seguros tan distintos como lo son los riesgos que cubren. A continuación exponemos los tipos de seguros más frecuentes en la práctica y sus características, pero se debe tener en cuenta que los efectos que se de...

  • Daños causados por circulación de vehículos a motor

    Orden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    En cuanto a los daños causados por la circulación de vehículos a motor debe tenerse en cuenta, fundamentalmente, lo establecido en el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre r...

  • Ramos de seguro

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 05/01/2016

    En el seguro directo distinto del seguro de vida la clasificación de los riesgos por ramos, así como la denominación de la autorización concedida simultáneamente para varios ramos y, finalmente, la conceptuación de riesgos accesorios, se ajusta...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados