Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V1898-20 de 11 de Junio de 2020

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre el Consumo
  • Fecha: 11 de Junio de 2020
  • Núm. Resolución: V1898-20

Normativa

Ley 37/1992 art. 4, 5, 15, 76, 78, 79, 140 a 140 sexies

Cuestión

Tributación de las operaciones efectuadas por la entidad consultante a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, y en concreto, las operaciones denominadas como compras y ventas de metales preciosos contables.

Descripción

La consultante es una entidad mercantil cuya actividad consiste en la compraventa de metales preciosos. Algunos de los metales preciosos con los que comercializa la entidad tienen la consideración de oro de inversión.

Para llevar a cabo dicha actividad, la consultante adquiere de una compañía alemana los citados metales preciosos, los cuales son posteriormente transmitidos por la consultante, en nombre propio, en el mercado nacional tanto a otros empresarios o profesionales como a consumidores finales.

Dado que los metales preciosos tienen un valor fluctuante en el mercado de valores la consultante sigue la siguiente operativa:

Cuando la consultante realiza una venta a un cliente de metales preciosos (momento 1) aplica el precio de cotización de los mismos en dicho momento incrementado por los costes de transformación previamente repercutidos por el proveedor alemán junto con el correspondiente margen por parte de la entidad consultante.

Por otra parte, la entidad consultante necesita mantener un cierto nivel de stock de forma que cuando este nivel cae por debajo del nivel deseado se realiza una adquisición de metales preciosos al proveedor alemán (momento 2). No obstante, con el objeto de protegerse de fluctuaciones en el precio de cotización de los metales en el momento 2, la entidad consultante, cuando realiza una venta a un cliente (momento 1), realiza un pago a cuenta de la futura adquisición de metales (momento 2), de acuerdo con el precio de cotización de los mismos en el momento 1. Dicha operación se denomina 'compra de metales preciosos contables' y suponen una transferencia de dinero a favor del proveedor alemán. El proveedor alemán emite factura documentando dicho pago que se imputará a la compra futura de los metales en el momento 2.

En el momento 2, se efectúa la adquisición de los metales preciosos al proveedor alemán de forma que este emite factura de acuerdo con el valor de cotización de los bienes en dicho momento junto con los costes de transformación.

No obstante, contractualmente se ha pactado que el coste de la compra de dichos metales se hará según el precio de cotización en el momento 1 por lo que la entidad consultante emite un documento de liquidación en el que incluye un saldo a su favor correspondiente exclusivamente al valor de cotización de los metales en el momento 2. Esta operación se 'denomina venta de metales preciosos contables, por lo que el importe efectivamente satisfecho por la entidad consultante por la adquisición de los metales preciosos en el momento 2 se correspondería con el pago anticipado abonado en el momento 1, junto con los costes de transformación repercutidos por el proveedor alemán en el momento 2.

Contestación

1.- El artículo 4, apartado uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre), establece que “estarán sujetas al Impuesto las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del Impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, incluso si se efectúan a favor de los propios socios, asociados, miembros o partícipes de las entidades que las realicen.”.

El apartado dos, letras a) y b), del mismo precepto señala que “se entenderán realizadas en el desarrollo de una actividad empresarial o profesional:

a) Las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por las sociedades mercantiles, cuando tengan la condición de empresario o profesional.

b) Las transmisiones o cesiones de uso a terceros de la totalidad o parte de cualesquiera de los bienes o derechos que integren el patrimonio empresarial o profesional de los sujetos pasivos, incluso las efectuadas con ocasión del cese en el ejercicio de las actividades económicas que determinan la sujeción al Impuesto.”.

Por otra parte, de acuerdo con lo establecido en el artículo 5.uno de la citada Ley 37/1992, se reputarán empresarios o profesionales, a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido:

“a) Las personas o entidades que realicen las actividades empresariales o profesionales definidas en el apartado siguiente de este artículo.

No obstante, no tendrán la consideración de empresarios o profesionales quienes realicen exclusivamente entregas de bienes o prestaciones de servicios a título gratuito, sin perjuicio de lo establecido en la letra siguiente.

b) Las sociedades mercantiles, salvo prueba en contrario.

(…).”.

En este sentido, el apartado dos, de este artículo 5, establece que “son actividades empresariales o profesionales las que impliquen la ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos o de uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

En particular, tienen esta consideración las actividades extractivas, de fabricación, comercio y prestación de servicios, incluidas las de artesanía, agrícolas, forestales, ganaderas, pesqueras, de construcción, mineras y el ejercicio de profesiones liberales y artísticas.”.

En consecuencia, la entidad consultante tiene la condición de empresario o profesional y estarán sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido las entregas de bienes y prestaciones de servicios que en el ejercicio de su actividad empresarial o profesional realice en el territorio de aplicación del Impuesto.

2.- El artículo 15, apartado Uno, de la Ley 37/1992, establece el concepto de adquisición intracomunitaria de bienes:

“Uno. Se entenderá por adquisición intracomunitaria de bienes la obtención del poder de disposición sobre bienes muebles corporales expedidos o transportados al territorio de aplicación del Impuesto, con destino al adquirente, desde otro Estado miembro, por el transmitente, el propio adquirente o un tercero en nombre y por cuenta de cualquiera de los anteriores.”.

En relación con la determinación del lugar de realización de las adquisiciones intracomunitarias de bienes, el artículo 71, apartado uno, de la Ley del Impuesto, establece que:

“Uno. Las adquisiciones intracomunitarias de bienes se considerarán realizadas en el territorio de aplicación del impuesto cuando se encuentre en este territorio el lugar de la llegada de la expedición o transporte con destino al adquirente.”.

Por lo que respecta al devengo de las adquisiciones intracomunitarias de bienes, el artículo 76 de la Ley del Impuesto dispone que:

“En las adquisiciones intracomunitarias de bienes, el impuesto se devengará en el momento en que se consideren efectuadas las entregas de bienes similares de conformidad con lo dispuesto en el artículo 75 de esta Ley.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, en las adquisiciones intracomunitarias de bienes no será de aplicación el apartado dos del artículo 75, relativo al devengo de las operaciones que originen pagos anticipados anteriores a la realización de dichas adquisiciones.”.

En este sentido, y por remisión del artículo anterior, el artículo 75 de la Ley del Impuesto establece que

“Uno. Se devengará el Impuesto:

1.º En las entregas de bienes, cuando tenga lugar su puesta a disposición del adquirente o, en su caso, cuando se efectúen conforme a la legislación que les sea aplicable.

(…)

8.º En las entregas de bienes comprendidas en el artículo 25 de esta Ley, distintas de las señaladas en el número anterior, el devengo del Impuesto se producirá el día 15 del mes siguiente a aquel:

a) En el que se inicie la expedición o el transporte de los bienes con destino al adquirente.

A efectos de las letras a) y b) anteriores, si con anterioridad a la citada fecha se hubiera expedido factura por dichas operaciones, el devengo del Impuesto tendrá lugar en la fecha de expedición de la misma.

(…).”.

En consecuencia con lo anterior, y descendiendo a la operativa planteada en el escrito de consulta, en el momento 2 se produciría el hecho imponible adquisición intracomunitaria de bienes sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido en el territorio de aplicación del Impuesto que tiene su origen en una entrega intracomunitaria exenta en Alemania. El Impuesto sobre el Valor Añadido se devengaría el día 15 del mes siguiente a aquel en que se inicie la expedición o transporte de los bienes objeto de consulta con destino al adquirente salvo que con anterioridad a dicha fecha se hubiera expedido factura por las operaciones, en cuyo caso, el devengo tendrá lugar en la fecha de expedición de la misma.

Por lo que respecta al pago efectuado por la entidad consultante en el momento 1, denominado como “compra de metales preciosos contables” y a cuenta de la futura adquisición intracomunitaria de bienes, el mismo tendrá la consideración de pago anticipado de la futura adquisición intracomunitaria de bienes que, no obstante, no da lugar al devengo del Impuesto sobre el Valor Añadido, de conformidad con lo señalado en el artículo 75.Dos de la Ley 37/1992.

3.- Por lo que respecta a la base imponible de las adquisiciones intracomunitarias de bienes, el artículo 82 de la Ley del Impuesto establece que aquella “se determinará de acuerdo con lo dispuesto en el capítulo anterior.”.

De acuerdo con lo anterior, la normativa se remite a las reglas generales previstas para las entregas de bienes. En este sentido, el artículo 78 de la ley, que regula la regla general en la determinación de la base imponible dispone lo siguiente:

“Uno. La base imponible del impuesto estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo procedente del destinatario o de terceras personas.

(…)

Tres. No se incluirán en la base imponible:

2.º Los descuentos y bonificaciones que se justifiquen por cualquier medio de prueba admitido en derecho y que se concedan previa o simultáneamente al momento en que la operación se realice y en función de ella.

Lo dispuesto en el párrafo anterior no será de aplicación cuando las minoraciones de precio constituyan remuneraciones de otras operaciones.

(…).”.

Sin perjuicio de lo anterior, el artículo 79 de la Ley prevé determinadas reglas especiales en relación con la determinación de la base imponible, entre ellas, la regulada en el punto décimo, según la cual:

“Diez. En las entregas de bienes o prestaciones de servicios que no tengan por objeto o resultado oro de inversión y en las que se emplee oro aportado por el destinatario de la operación cuya adquisición o importación hubiese estado exenta por aplicación de la exención prevista en el apartado uno, número 1.º del artículo 140 bis de esta Ley o de su equivalente en la legislación de otro Estado miembro de la Comunidad, la base imponible resultará de añadir al importe total de la contraprestación, el valor de mercado de dicho oro, determinado en la fecha de devengo del Impuesto.”.

En consecuencia, la contraprestación que determina la base imponible del Impuesto se configura como una magnitud subjetiva que responde a la voluntad de las partes, salvo cuando existan reglas especiales para su determinación.

En el supuesto objeto de consulta, no se dan las circunstancias previstas en el artículo 79.Diez de la Ley del Impuesto toda vez que no hay constancia de que la entidad consultante aporte oro al proveedor alemán en relación con las entregas de metales que va a efectuar este último por lo que la base imponible de las adquisiciones intracomunitarias de bienes efectuadas por la consultante se determinará de acuerdo con la regla general regulada en el artículo 78 de la Ley.

4.- No obstante lo anterior, del escrito de consulta parece deducirse que existe vinculación entre las partes, esto es, entre la consultante y su proveedor alemán, al pertenecer ambas a un mismo grupo, estableciendo la normativa del Impuesto una regla específica de determinación de base imponible cuando concurre dicha circunstancia.

En este sentido el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la Sentencia de 26 de abril de 2012, Balkan and Sea Properties, asunto C-621/10 establece lo siguiente:

“43Conforme a la regla general establecida en el artículo 73 de la Directiva IVA, la base imponible en la entrega de un bien o la prestación de un servicio, realizadas a título oneroso, consiste en la contraprestación realmente obtenida al efecto por el sujeto pasivo. Por lo tanto, dicha contraprestación es el valor subjetivo, es decir, el realmente percibido, y no un valor estimado según criterios objetivos (véanse, en este sentido, las sentencias de 5 de febrero de 1981, Coöperatieve Aardappelenbewaarplaats, 154/80, Rec. p. 445, apartado 13; de 20 de enero de 2005, Hotel Scandic Gåsabäck, C 412/03, Rec. p. I 743, apartado 21, y de 9 de junio de 2011, Campsa Estaciones de Servicio, C 285/10, Rec. I 5059, apartado 28).

44      El artículo 73 de dicha Directiva es la expresión de un principio fundamental cuyo corolario consiste en que la Administración Tributaria no puede percibir en concepto de IVA un importe superior al percibido por el sujeto pasivo (véase, en este sentido, la sentencia de 3 de julio de 1997, Goldsmiths, C 330/95, Rec. p. I 3801, apartado 15).

45      Al permitir que en determinados casos se considere que la base imponible es el valor normal de mercado, el artículo 80, apartado 1, de la Directiva IVA establece una excepción a la regla general prevista en el artículo 73 de ésta que, debido precisamente a su carácter excepcional, debe interpretarse en sentido estricto (véanse las sentencias de 21 de junio de 2007, Ludwig, C 453/05, Rec. p. I 5083, apartado 21, y de 3 de marzo de 2011, Comisión/Países Bajos, C 41/09, Rec. p. I 831, apartado 58 y jurisprudencia citada).

(…)

48      Por lo tanto, sólo existe riesgo de fraude o de evasión fiscales —que el artículo 80, apartado 1, de la citada Directiva permite prevenir a los Estados miembros— cuando la persona concernida por la operación no disfruta plenamente de un derecho a deducción. Ello no impide en absoluto que los Estados miembros establezcan otras obligaciones con el fin de evitar el fraude sobre la base y en las condiciones establecidas en el artículo 273 de la Directiva IVA.”.

El artículo 80 de la Directiva 2006/112/CE relativa al sistema común del Impuesto sobre el Valor Añadido (DOUE del 23 de marzo), que prevé la excepción a la regla general en materia de determinación de base imponible cuando existe vinculación entre las partes, ha sido objeto de transposición en el artículo 79.Cinco de la Ley 37/1992, de acuerdo con el cual:

“ Cinco. Cuando exista vinculación entre las partes que intervengan en una operación, su base imponible será su valor normal de mercado.

La vinculación podrá probarse por cualquiera de los medios admitidos en derecho. Se considerará que existe vinculación en los siguientes supuestos:

a) En el caso de que una de las partes intervinientes sea un sujeto pasivo del Impuesto sobre Sociedades o un contribuyente del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o del Impuesto sobre la Renta de No Residentes, cuando así se deduzca de las normas reguladoras de dichos Impuestos que sean de aplicación.

b) En las operaciones realizadas entre los sujetos pasivos y las personas ligadas a ellos por relaciones de carácter laboral o administrativo.

c) En las operaciones realizadas entre el sujeto pasivo y su cónyuge o sus parientes consanguíneos hasta el tercer grado inclusive.

d) En las operaciones realizadas entre una entidad sin fines lucrativos a las que se refiere el artículo 2 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, sobre Régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo y sus fundadores, asociados, patronos, representantes estatutarios, miembros de los órganos de gobierno, los cónyuges o parientes hasta el tercer grado inclusive de cualquiera de ellos.

e) En las operaciones realizadas entre una entidad que sea empresario o profesional y cualquiera de sus socios, asociados, miembros o partícipes.

Esta regla de valoración únicamente será aplicable cuando se cumplan los siguientes requisitos:

a) Que el destinatario de la operación no tenga derecho a deducir totalmente el impuesto correspondiente a la misma y la contraprestación pactada sea inferior a la que correspondería en condiciones de libre competencia.

b) Cuando el empresario profesional que realice la entrega de bienes o prestación de servicios determine sus deducciones aplicando la regla de prorrata y, tratándose de una operación que no genere el derecho a la deducción, la contraprestación pactada sea inferior al valor normal de mercado.

c) Cuando el empresario o profesional que realice la entrega de bienes o prestación de servicios determine sus deducciones aplicando la regla de prorrata y, tratándose de una operación que genere el derecho a la deducción, la contraprestación pactada sea superior al valor normal de mercado.

A los efectos de esta Ley, se entenderá por valor normal de mercado aquel que, para adquirir los bienes o servicios en cuestión en ese mismo momento, un destinatario, en la misma fase de comercialización en la que se efectúe la entrega de bienes o prestación de servicios, debería pagar en el territorio de aplicación del Impuesto en condiciones de libre competencia a un proveedor independiente.

Cuando no exista entrega de bienes o prestación de servicios comparable, se entenderá por valor de mercado:

a) Con respecto a las entregas de bienes, un importe igual o superior al precio de adquisición de dichos bienes o bienes similares o, a falta de precio de compra, a su precio de coste, determinado en el momento de su entrega.

b) Con respecto a las prestaciones de servicios, la totalidad de los costes que su prestación le suponga al empresario o profesional.

A efectos de los dos párrafos anteriores, será de aplicación, en cuanto proceda, lo dispuesto en el artículo 16 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo (actual artículo 18 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades).”.

En consecuencia si se dan los requisitos anteriores en el supuesto objeto de consulta, deberá aplicarse la regla especial prevista en el artículo 79.Cinco en lugar del artículo 78 de la Ley 37/1992 para la fijación de la base imponible.

5.- De acuerdo con la operativa seguida en el escrito de consulta, el proveedor alemán emitirá una factura en el momento 2 consignado como base imponible el valor de cotización de los metales en el momento 2 junto con los costes de transformación si bien el consultante adquirente emitirá un documento de liquidación con un saldo a su favor correspondiente precisamente a la cotización de los metales en el momento 2, de forma que como consecuencia de dicha operativa, el importe efectivamente satisfecho por la entidad consultante será el precio de cotización de los metales en el momento 1 (pago anticipado satisfecho en el momento 1) junto con los costes de transformación.

En este sentido, cabe destacar que el artículo 97.Uno de la Ley del Impuesto, relativo a los requisitos formales de la deducción, establece que:

“Uno. Sólo podrán ejercitar el derecho a la deducción los empresarios o profesionales que estén en posesión del documento justificativo de su derecho.

A estos efectos, únicamente se considerarán documentos justificativos del derecho a la deducción:

(…)

2.º La factura original expedida por quien realice una entrega que de lugar a una adquisición intracomunitaria de bienes sujeta al impuesto, siempre que dicha adquisición esté debidamente consignada en la declaración-liquidación a que se refiere el número 6.º del apartado uno del artículo 164 de esta ley

(…).”.

En consecuencia, y toda vez que el importe facturado por el proveedor alemán viene constituido por el precio de cotización de los metales en el momento 2 junto con los costes de transformación correspondientes, será este importe el que deba tenerse en cuenta a efectos de la determinación de la base imponible de la adquisición intracomunitaria de bienes.

Los ajustes derivados de los documentos de liquidación emitidos por la entidad consultante, por los que, finalmente el precio satisfecho por la misma es el precio de cotización de los metales en el momento 1 junto con los costes de transformación, serían, en su caso ajustes en los pagos entre partes vinculadas, que no afectarían a la determinación de la base imponible de la adquisición intracomunitaria de bienes, la cual se corresponde con la cantidad efectivamente documentada en factura.

Para que dichos ajustes tuvieran reflejo en la determinación de la base imponible de la adquisición intracomunitaria, como un menor importe de la misma, deberían derivarse de una modificación del precio de la operación como descuentos. En este caso, si fuera concedido de forma previa simultánea a la realización de la operación, en cuyo caso, la factura correspondiente debiera reflejarlo debidamente, o bien, concedidos con posterioridad a su realización, en cuyo caso estaríamos ante un supuesto de modificación de base imponible que daría lugar a la emisión de la correspondiente factura rectificativa por el proveedor alemán, de conformidad con la normativa alemana.

Dado que parece que no concurren, en el particular, ninguno de los dos supuestos anteriores para considerar ese menor pago a efectuar por la entidad consultante como un descuento, la base imponible de la adquisición intracomunitaria de bienes será, en definitiva, el importe que consta en la factura emitida por el proveedor alemán en el momento en que tiene lugar la compra física de los metales preciosos, esto es, el precio de cotización en el momento 2 junto con los costes de transformación.

Por otra parte, este Centro directivo entiende que la denominada operación de “venta de metales preciosos contables” documentada en el documento de liquidación emitido por la entidad consultante no responde a hecho imponible alguno a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido ni se configura como remuneración de ninguna operación sujeta efectuada por la entidad consultante a favor del proveedor alemán. Al contrario, supone la forma de ajustar un pago entre partes para que el mismo sea efectivamente el precio de cotización de los metales preciosos en el momento 1 junto con los costes de transformación repercutidos por el proveedor.

6.- Cabría analizar, no obstante, si el pago efectuado por la entidad consultante pudiera tener la consideración de una operación de cobertura por cuanto, como consecuencia de los pactos contractuales, se produce una protección de la entidad consultante frente a fluctuaciones de los precios de los bienes que son objeto de consulta.

En este sentido, es criterio de este Centro directivo, por todas, contestación vinculante de 28 de mayo de 2015, consulta V1681-15:

“1.- En relación con las operaciones objeto de consulta es criterio de este Centro directivo, que el análisis este tipo de derivados exige diferenciar si estos contratos tienen naturaleza financiera o no financiera en función de si la liquidación del contrato a su vencimiento dará lugar a la entrega del subyacente que constituye su objeto, en el supuesto considerado entregas de energía eléctrica, de aquellos otros cuyo subyacente es puramente financiero.

De esta forma, en aquellos contratos en los que el comprador se obliga a comprar un activo subyacente, como por ejemplo, energía eléctrica, y el vendedor a venderlo a un precio pactado (precio de futuro) en una fecha futura (fecha de vencimiento), estableciéndose como sistema de liquidación, a vencimiento, la liquidación por entrega del activo subyacente, tratándose de contratos que recaen sobre un subyacente no financiero, estamos ante operaciones de compraventa de este activo no financiero que, en el caso de que se trate de suministros de energía eléctrica, estarán sujetas y no exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido.

No obstante, cuando los contratos de derivados no incorporen esta intención de realizar una entrega o adquisición de energía eléctrica en fecha futura, como en el supuesto objeto de consulta, sino que traten de asegurar un determinado precio del subyacente como salvaguarda de las oscilaciones del precio del mercado aunque se referencien y liquiden en relación con el precio de un subyacente físico, como el precio de la energía constituyen una operación puramente financiera

Estas operaciones financieras constituyen prestaciones de servicios que, de conformidad con lo establecido en el artículo 20.Uno.18º, letra k), de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre), que establece que estarán exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido:

k) Los servicios y operaciones, exceptuados el depósito y la gestión, relativos a acciones, participaciones en sociedades, obligaciones y demás valores no mencionados en las letras anteriores de este número, con excepción de los siguientes:

a') Los representativos de mercaderías.

(…).”.

En el particular, de la información suministrada en el escrito de consulta, se deduce que el objeto principal del contrato es la adquisición de determinados bienes, en concreto, metales preciosos, por lo que la naturaleza de dicho contrato no es de naturaleza financiera, y por tanto, no resultarán de aplicación la exención regulada en el artículo 20.Uno.18º de la Ley del Impuesto.

7.- Finalmente, debe efectuarse una última precisión en relación con las operaciones analizadas hasta este punto cuando los bienes que sean objeto de entrega a la consultante tenga la consideración de oro inversión toda vez que, en este caso, debe analizarse los efectos de aplicar el régimen especial de las operaciones con oro de inversión.

En este sentido, el artículo 120.Dos de la Ley del Impuesto dispone que el citado régimen especial tendrá carácter obligatorio, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 140 ter de dicha Ley.

El artículo 140 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido recoge el concepto de oro de inversión, de conformidad con dicho precepto, y a efectos de lo dispuesto en la presente Ley, se considerarán oro de inversión:

“A efectos de lo dispuesto en la presente Ley, se considerarán oro de inversión:

1.º Los lingotes o láminas de oro de ley igual o superior a 995 milésimas y cuyo peso se ajuste a lo dispuesto en el apartado noveno del anexo de esta Ley.

2.º Las monedas de oro que reúnan los siguientes requisitos:

a) Que sean de ley igual o superior a 900 milésimas.

b) Que hayan sido acuñadas con posterioridad al año 1800.

c) Que sean o hayan sido moneda de curso legal en su país de origen.

d) Que sean comercializadas habitualmente por un precio no superior en un 80 por 100 al valor de mercado del oro contenido en ellas.

En todo caso, se entenderá que los requisitos anteriores se cumplen en relación con las monedas de oro incluidas en la relación que, a tal fin, se publicará en el 'Diario Oficial de las Comunidades Europeas'' serie C, con anterioridad al 1 de diciembre de cada año. Se considerará que dichas monedas cumplen los requisitos exigidos para ser consideradas como oro de inversión durante el año natural siguiente a aquél en que se publique la relación citada o en los años sucesivos mientras no se modifiquen las publicadas anteriormente.”.

Por su parte, el artículo 140.bis de la Ley dispone que:

“Uno. Estarán exentas del impuesto las siguientes operaciones:

1.º Las entregas, adquisiciones intracomunitarias e importaciones de oro de inversión. Se incluirán en el ámbito de la exención, en concepto de entregas, los préstamos y las operaciones de permuta financiera, así como las operaciones derivadas de contratos de futuro o a plazo, siempre que tengan por objeto, en todos los casos, oro de inversión y siempre que impliquen la transmisión del poder de disposición sobre dicho oro.

No se aplicará lo dispuesto en el párrafo anterior:

a) A las prestaciones de servicios que tengan por objeto oro de inversión, sin perjuicio de lo dispuesto en el número 2.º de este artículo.

b) A las adquisiciones intracomunitarias de oro de inversión en el caso de que el empresario que efectúe la entrega haya renunciado a la exención del impuesto en el régimen especial previsto para dicha entrega en el Estado miembro de origen.

2.º Los servicios de mediación en las operaciones exentas de acuerdo con el número 1.º anterior, prestados en nombre y por cuenta ajena.

Dos. En el caso de que a una misma entrega le sean de aplicación la exención regulada en este precepto y la contemplada en el artículo 25 de esta Ley, se considerará aplicable la regulada en este precepto, salvo que se efectúe la renuncia a la misma, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado uno del artículo 140 ter.”.

De acuerdo con lo anterior, si el proveedor alemán ha renunciado a la exención del Impuesto en el régimen especial previsto para dicha entrega en Alemania, ello implicaría la aplicación en Alemania de la exención prevista para las entregas intracomunitarias de bienes de forma que la adquisición intracomunitaria en el territorio de aplicación del Impuesto estaría sujeta y no exenta. En caso contrario, de no haberse renunciado a la exención en Alemania, la adquisición intracomunitaria de bienes estaría exenta del Impuesto sobre el Valor Añadido en el territorio de aplicación del Impuesto.

8.- Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Adquisiciones intracomunitarias de bienes
Proveedores
Entrega de bienes
Impuesto sobre el Valor Añadido
Prestación de servicios
Precio de cotización
Contraprestación
Territorio de aplicación del impuesto
Valor de mercado
Empresario individual
Actividades empresariales
Pago anticipado
Determinación de la base imponible
Devengo del Impuesto
Sociedades mercantiles
Actividades empresariales y profesionales
A título oneroso
Pagos a cuenta
Mercado de Valores
Consumidor final
Fraude
Actividades económicas
A título gratuito
Prueba en contrario
Bienes muebles
Patrimonio empresarial
Entrega intracomunitaria
Importaciones de bienes
Libre competencia
Energía eléctrica
Impuesto sobre sociedades
Medios de prueba
Bonificaciones
Devengo del IVA
Estaciones de servicio
Fecha de devengo
Adquisiciones intracomunitarias
Voluntad de las partes
Consanguinidad
Contribuyentes del IRPF

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 27/2014 de 27 de Nov (Impuesto sobre Sociedades) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 288 Fecha de Publicación: 28/11/2014 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2015 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Directiva 2006/112/CE de 28 de Nov DOUE (Sistema común del IVA) VIGENTE

Boletín: Diario Oficial de la Unión Europea Número: 347 Fecha de Publicación: 11/12/2006 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2007 Órgano Emisor: Consejo De La Union Europea

Ley 49/2002 de 23 de Dic (Régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 308 Fecha de Publicación: 24/12/2002 Fecha de entrada en vigor: 25/12/2002 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Hecho imponible en las adquisiciones intracomunitarias (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 29/01/2020

    Las adqusiciones intracomunitarias, se refieren a la entrada de bienes en el territorio de aplicación del Impuesto (España con exclusión de Canarias, Ceuta y Melilla) procedentes de otro país de la Comunidad Económica Europea.  Cuando se trat...

  • Entregas intracomunitarias de bienes (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 06/02/2020

    Una entrega intracomunitaria de bienes consiste en la entrega de bienes expedidos o transportados desde la península o Baleares hasta otros Estados miembros de la UE distintos de España.Esta exención es la contrapartida de la adquisición intracom...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido GIPUZKOA (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 24/01/2020

    El Impuesto sobre el Valor Añadido en Gipuzkoa (IVA Gipuzkoa) se encuentra regulado en el DECRETO FORAL 102/1992, de 29 de diciembre. Se trata de un impuesto de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo y grava las entregas de bienes y prestac...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido ÁLAVA (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 24/01/2020

    El Impuesto sobre el Valor Añadido en Álava se encuentra regulado por el Decreto Foral Normativo 12/1993, de 19 de enero, por el que se aprueba la normativa reguladora del Impuesto sobre el Valor Añadido y por Decreto foral 124/1993, del Consejo d...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido BIZKAIA (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 24/01/2020

     El Impuesto sobre el Valor Añadido en Bizkaia (IVA Bizkaia) se regula en la NORMA FORAL 7/1994, de 9 de noviembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.El régimen simplificado del IVA para el año 2017 en Bizkaia, se regula a través del OF. 2112...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados