Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V2337-15 de 24 de Julio de 2015

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas
  • Fecha: 24 de Julio de 2015
  • Núm. Resolución: V2337-15

Normativa

LIS, Ley 27/2014 arts: 76.2.1º.b) y 89.2.

Cuestión

1º) Si la operación descrita puede acogerse al régimen fiscal especial del capítulo VII del Título VII de la Ley del Impuesto sobre Sociedades 27/2014, de 27 de noviembre.

2º) Si la operación proyectada constituye una transmisión no sujeta a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido constituyendo cada promoción inmobiliaria individual una unidad económica autónoma capaz de desarrollar una actividad por sus propios medios.

Descripción

La entidad consultante tiene por objeto social el ejercicio de cualquier actividad relacionada directa o indirectamente con:

a) La adquisición, parcelación y urbanización de terrenos y solares, la edificación sobre los mismos y la enajenación de los edificios construidos, bien en su totalidad o divididos por plantas.

b) La contratación y realización directa, en colaboración o por medio de terceros, por cualquiera de las formas admitidas en Derecho, de toda la clase de obras Públicas y Privadas, así como la ejecución de servicios relacionados con las mismas, incluyendo la producción, industrialización, distribución y comercio de cualesquiera de los elementos, materias primas y materias necesarias a dichas obras y servicios.

c) Cualquiera otra actividad análoga preparatoria derivada o complementaria de las anteriores, siempre que las mismas sean objeto de lícito comercio.

La entidad consultante está dada de alta en el censo de Actividades Económicas en los siguientes epígrafes:

-Epígrafe 501.1 construcción completa, reparación y conservación.

-Epígrafe 833.2 "Promoción inmobiliaria de edificaciones"

La entidad consultante viene realizando la actividad económica de construcción y la actividad económica inmobiliaria. En relación a la actividad de promoción inmobiliaria, con la intención de vender los inmuebles resultantes de cada promoción, cada una de las promociones es gestionada por la entidad como una unidad económica autónoma, de modo que cada una de las promociones dispone de los medios necesarios, materiales y fundamentalmente personales, para actuar de manera independiente que se vienen reforzando en los últimos años.

Se pretende realizar una operación de escisión parcial de una o varias promociones inmobiliarias a una o varias sociedades de nueva constitución pero reservándose activos y pasivos de otras promociones con objeto de continuar dicha actividad junto con la actividad económica de construcción y que permiten continuar la actividad empresarial de promoción de edificaciones en ésta y cada promoción inmobiliaria individual que la interesada considera que constituyen una unidad económica.

La operación de escisión parcial, formada por un conjunto de activos y pasivos que funciona como un todo con viabilidad funcional y con cierto grado de autonomía, determinaría que el capital de la sociedad a constituir asignará los títulos emitidos a los socios de la entidad consultante en proporción a sus participaciones en ésta última.

La entidad consultante reduciría el capital social y las reservas en la cuantía necesaria, manteniendo en su patrimonio la rama de actividad de construcción de obra civil y edificación, junto con los activos y pasivos, medios personales y materiales incluidos, afectos a la promoción inmobiliaria individual.

Los motivos económicos que impulsan la realización de esta operación de reestructuración son:

-Gestionar de forma separada e independiente, las promociones inmobiliarias separando los riesgos económicos que generan y afectan, en su caso a la actividad de construcción de obra civil y edificación por cuanto las promociones inmobiliarias segregadas asumirían sus riesgos con total independencia por lo que respecta a las inversiones, obtención de créditos y permite lograr una mayor y mejor especialización.

-Segregar los riesgos económicos y legales derivados de la actividad de construcción de obra civil y edificación, a salvo de determinadas promociones inmobiliarias individuales por razón de clasificación administrativa a efectos de contratación con el sector público, de la actividad de promoción inmobiliaria en relación a determinados proyectos para, permitir la entrada de potenciales inversores.

-Evitar una excesiva concentración de riesgos, lo que posibilita obtener financiación para las promociones inmobiliarias mejorando las condiciones de viabilidad económica de los proyectos diferenciados de promoción inmobiliaria y respecto de ésta permite una gestión diferenciada.

Contestación

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES.

El capítulo VII del título VII de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre del Impuesto sobre Sociedades (LIS), regula el régimen especial de las operaciones de fusión, escisión, aportación de activos, canje de valores y cambio de domicilio social de una Sociedad Europea o una Sociedad Cooperativa Europea de un Estado miembro a otro de la Unión Europea.

Al respecto, el artículo 76.2.1ºb) de la LIS considera escisión parcial la operación por la cual: "una entidad segrega una o varias partes de su patrimonio social que formen ramas de actividad y las transmite en bloque a una o varias entidades de nueva creación o ya existentes, manteniéndose en su patrimonio al menos una rama de actividad en la entidad transmitente, o bien participaciones en el capital de otras entidades que le confieran la mayoría del capital social de estas, recibiendo a cambio valores representativos del capital social de la entidad adquirente, que deberán atribuirse a sus socios en proporción a sus respectivas participaciones, reduciendo el capital social y reservas en la cuantía necesaria, y, en su caso, una compensación en dinero en los términos de la letra anterior."

En el ámbito mercantil, el artículo 68 y siguientes de la Ley 3/2009, de 3 de Abril, sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles, establecen, desde un punto de vista mercantil, el concepto y los requisitos de las operaciones de escisión. Concretamente el artículo 70 de la citada Ley, define el concepto de escisión parcial, así: "Se entiende por escisión parcial el traspaso en bloque por sucesión universal de una o varias partes del patrimonio de una sociedad, cada una de las cuales forme una unidad económica, a una o varias sociedades de nueva creación o ya existentes, recibiendo los socios de la sociedad que se escinde un número de acciones, participaciones o cuotas sociales de las sociedades beneficiarias de la escisión proporcional a su respectiva participación en la sociedad que se escinde y reduciendo ésta el capital social en la cuantía necesaria."

Siguiendo lo dispuesto en el artículo 76.2.2º de la LIS:

"2.º En los casos en que existan dos o más entidades adquirentes, la atribución a los socios de la entidad que se escinde de valores representativos del capital de alguna de las entidades adquirentes en proporción distinta a la que tenían en la que se escinde requerirá que los patrimonios adquiridos por aquéllas constituyan ramas de actividad".

A su vez, el artículo 76.4 de la LIS establece que:

"4. Se entenderá por rama de actividad el conjunto de elementos patrimoniales que sean susceptibles de constituir una unidad económica autónoma determinante de una explotación económica, es decir, un conjunto capaz de funcionar por sus propios medios. Podrán ser atribuidas a la entidad adquirente las deudas contraídas para la organización o el funcionamiento de los elementos que se traspasan."

Así pues, sólo aquellas operaciones de escisión parcial en las que el patrimonio segregado constituya una unidad económica y permita por sí mismo el desarrollo de una explotación económica en sede de la adquirente, manteniéndose asimismo bajo la titularidad de la entidad escindida elementos patrimoniales que igualmente constituyan una o varias ramas de actividad o bien participaciones en el capital de otras entidades que le confieran la mayoría del capital social en éstas, podrán disfrutar del régimen especial del capítulo VII del título VII de la LIS. Ahora bien, tal concepto fiscal no excluye la exigencia, implícita en el concepto de "rama de actividad" de que la actividad económica que la adquirente desarrollará de manera autónoma exista también previamente en sede de la transmitente, permitiendo así la identificación de un conjunto patrimonial afectado o destinado a la misma.

El propio concepto de rama de actividad requiere la existencia de una organización empresarial diferenciada para cada conjunto patrimonial, que determine la existencia autónoma de una actividad económica que permita identificar un conjunto patrimonial afectado o destinado a la misma, lo cual exige que esta autonomía sea motivada por la diferente naturaleza de las actividades desarrolladas por cada rama o, existiendo una única actividad, en función del destino y naturaleza de estos elementos patrimoniales, que requiera de una organización separada como consecuencia de las especialidades existentes en su explotación económica que exija de un modelo de gestión diferenciado determinante de diferentes explotaciones económicas autónomas.

En el supuesto concreto planteado, se pretende llevar a cabo una operación de escisión parcial mediante la cual se producirá la segregación una o varias promociones inmobiliarias a una o varias sociedades de nueva constitución, manteniéndose en la entidad escindida activos y pasivos de otras promociones con objeto de continuar dicha actividad junto con la actividad económica de construcción.

De los datos aportados en el escrito de consulta parece desprenderse que la entidad consultante cuenta con una única actividad de promoción inmobiliaria, de la cual pretenden desagregarse determinadas "promociones", que, aunque considere el consultante que tienen una gestión autónoma, dicha autonomía debe entenderse en términos de diferenciación en la gestión respecto del resto de promociones llevadas a cabo. En efecto, de los datos que se derivan de la consulta los elementos segregados son activos y pasivos aislados integrantes de una rama de actividad de promoción inmobiliaria, pero que no es objeto de desagregación en su totalidad, sino solo una parte de la misma. Ello significa que la operación planteada no podrá acogerse al régimen fiscal especial previsto en el Capítulo VII del Título VII de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre del Impuesto sobre Sociedades. No obstante, estas cuestiones son cuestiones de hecho que deberán ser probadas antes los órganos de comprobación de la Administración tributaria.

IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO.

El artículo 19 de la Directiva 2006/112/CE del Consejo de 28 de noviembre de 2006 relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido dispone que los Estados miembros están facultados para considerar que la transmisión de una universalidad total o parcial de bienes no suponga la realización de una entrega de bienes.

Dicha previsión comunitaria se ha plasmado en el supuesto de no sujeción contenido en el número 1º del artículo 7 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre) que dispone, según la redacción dada al precepto por la Ley 28/2014, de 27 de noviembre, en vigor desde 1 de enero de 2015, lo siguiente:

"No estarán sujetas al Impuesto:

1º. La transmisión de un conjunto de elementos corporales y, en su caso, incorporales que, formando parte del patrimonio empresarial o profesional del sujeto pasivo, constituyan o sean susceptibles de constituir una unidad económica autónoma en el transmitente, capaz de desarrollar una actividad empresarial o profesional por sus propios medios, con independencia del régimen fiscal que a dicha transmisión le resulte de aplicación en el ámbito de otros tributos y del procedente conforme a lo dispuesto en el artículo 4, apartado cuatro, de esta Ley."

La nueva redacción del número 1º, del artículo 7 como establece la exposición de motivos de la Ley 28/2014 citada, "clarifica la regulación de las operaciones no sujetas consecuencia de la transmisión global o parcial de un patrimonio empresarial o profesional incorporando, a tal efecto la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europa, de que se trate de la transmisión de una empresa o de una parte de la misma".

Dicha jurisprudencia viene establecida fundamentalmente por las sentencias de 27 de noviembre de 2003, recaída en el asunto C-497/01, de Zita Modes Sarl y de 10 de noviembre de 2011, recaída en el asunto Convenio Colectivo de Sector de LAVANDERIAS INDUSTRIALES Las Palmas/10, Christel Schiever.

De acuerdo con lo previsto en dicho artículo se requiere que:

los elementos transmitidos constituyan una unidad económica autónoma capaz de desarrollar una actividad empresarial o profesional por sus propios medios en sede del transmitente que dicha unidad económica se afecte al desarrollo de una actividad empresarial o profesional;

Por otra parte, en el supuesto de transmisión de bienes inmuebles arrendados, debe tenerse en cuenta que la letra b), del propio número 1º, del artículo 7 de la Ley establece que "quedarán excluidas de la no sujeción a que se refiere el párrafo anterior las siguientes transmisiones:

a) La mera cesión de bienes o de derechos.

(…)

En relación con lo dispuesto en este número, se considerará como mera cesión de bienes o derechos, la transmisión de éstos cuando no se acompañe de una estructura organizativa de factores de producción materiales y humanos, o de uno de ellos, que permita considerar a la misma constitutiva de una unidad económica autónoma.".

Por tanto, la aplicación del supuesto de no sujeción exige que el conjunto de los elementos transmitidos por cada empresario sean suficientes para permitir desarrollar una actividad económica autónoma en el transmitente.

Además, en el caso particular de la transmisión de inmuebles, la no sujeción sería aplicable cuando los mismos se transmitan conjuntamente con una estructura organizativa que permita el desarrollo de una actividad empresarial, es decir, cuando se transmitan los medios materiales y humanos suficientes para el desarrollo de la actividad.

Así, en relación con la aportación de promociones inmobiliarias a sociedades de nueva constitución, en principio, puede resultar aplicable el precepto que excluye la no sujeción del Impuesto por considerarse como meras cesiones de bienes. No obstante lo anterior, podría aplicarse el supuesto del artículo 7.1 de la Ley del Impuesto cuando los inmuebles se acompañen de una estructura organizativa suficiente que permita su gestión independiente y de forma autónoma por el adquirente.

La presente contestación se realiza conforme a la información proporcionada por el consultante, sin tener en cuenta otras circunstancias no mencionadas y que pudieran tener relevancia en la determinación del propósito principal de la operación proyectada, de tal modo que podrían alterar el juicio de la misma, lo que podrá ser objeto de comprobación administrativa, a la vista de la totalidad de las circunstancias previas, simultáneas y posteriores concurrentes en la operación realizada.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Actividades económicas
Capital social
Impuesto sobre sociedades
Explotación económica
Impuesto sobre el Valor Añadido
Actividades empresariales
Elementos patrimoniales
Objeto social
Obras públicas
Solares
Censo
Inversiones
Concentración
Aportaciones de activos
Canje de valores
Sociedad cooperativa
Régimen fusiones, escisiones, aportaciones de activo y canje de valores.
Traslado del domicilio social
Empresa de nueva creación
Valores representativos del capital social
Patrimonio social
Sociedades mercantiles
Sucesión universal
Traspaso
Modificaciones estructurales
Participaciones sociales
Patrimonio empresarial
Cesión de bienes
Entrega de bienes
Convenio colectivo
Transmisión de inmuebles
Bienes inmuebles
Enajenación de bienes

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 27/2014 de 27 de Nov (Impuesto sobre Sociedades) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 288 Fecha de Publicación: 28/11/2014 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2015 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 3/2009 de 3 de Abr (Modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 82 Fecha de Publicación: 04/04/2009 Fecha de entrada en vigor: 04/07/2009 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Directiva 2006/112/CE de 28 de Nov DOUE (Sistema común del IVA) VIGENTE

Boletín: Diario Oficial de la Unión Europea Número: 347 Fecha de Publicación: 11/12/2006 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2007 Órgano Emisor: Consejo De La Union Europea

Ley 28/2014 de 27 de Nov (Se modifican las Leyes 37/1992 del IVA, 20/1991 de modificación del Régimen Económico Fiscal de Canarias, 38/1992 de Impuestos Especiales y 16/2013 de fiscalidad medioambiental) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 288 Fecha de Publicación: 28/11/2014 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2015 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados