RESOLUCION MAH/2222/2006, de 21 de junio, por la que se hace publico el Acuerdo del Gobierno de 6 de junio de 2006, por el que se aprueba definitivamente el Plano especial de delimitacion definitiva y de proteccion del medio natural y del paisaje de Castell-Cap Roig. - Diario Oficial de Cataluña de 05-07-2006

TIEMPO DE LECTURA:

  • Boletín: Diario Oficial de Cataluña
  • Tipo: Convocatorias
  • Plazo: Ver Detalles , 05/07/2006 hasta ----

RESOLUCIÓN

MAH/2222/2006, de 21 de junio, por la que se hace público el Acuerdo del Gobierno de 6 de junio de 2006, por el que se aprueba definitivamente el Plano especial de delimitación definitiva y de protección del medio natural y del paisaje de Castell-Cap Roig.

Considerando que en fecha 6 de junio de 2006 el Gobierno de la Generalidad adoptó el Acuerdo por el que se aprueba definitivamente el Plan especial de delimitación definitiva y de protección del medio natural y del paisaje de Castell-Cap Roig,

Resuelvo:

Hacer público el Acuerdo del Gobierno de 6 de junio de 2006, por el que se aprueba definitivamente el Plan especial de delimitación definitiva y de protección del medio natural y del paisaje de Castell-Cap Roig.

Contra este Acuerdo, que agota la vía administrativa, se puede interponer con carácter potestativo recurso de reposición ante el órgano que lo ha dictado en el plazo de un mes a contar del día siguiente al de la publicación de esta Resolución en el DOGC, de conformidad con lo que prevén los artículos 116 y 117 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común, en la redacción que hace la Ley 4/1999, de 13 de enero, o bien interponer directamente recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el plazo de dos meses a contar del día siguiente al de la publicación de la Resolución en el DOGC, de conformidad con lo que dispone el artículo 46.1 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la jurisdicción contencioso-administrativa.

Barcelona, 21 de junio de 2006

Francesc Baltasar i Albesa

Consejero de Medio Ambiente y Vivienda

ACUERDO de 6 de junio de 2006, del Gobierno de la Generalidad, por el que se aprueba definitivamente el Plan especial de delimitación definitiva y de protección del medio natural y del paisaje de Castell-Cap Roig

El espacio de Castell-Cap Roig forma parte del Plan de espacios de interés natural, de acuerdo con el Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural, y el Decreto 23/2003, de 21 de enero, de modificación del Plan de espacios de interés natural. El espacio se sitúa en los municipios de Mont-ras, Palamós y Palafrugell.

Mediante la Resolución del consejero de Medio Ambiente y Vivienda de 12 de junio de 2003, se aprobó inicialmente el Plan, el cual fue sometido al periodo de información pública y de audiencia a los entes locales concernidos.

Se han recogido los informes del Consejo de Protección de la Naturaleza y todos aquellos otros preceptivos de acuerdo con la normativa vigente.

El contenido y la tramitación del Plan se ha sujetado a aquello que disponen el artículo 5 de la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales, y el artículo 8.5 del Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural.

A propuesta del consejero de Medio Ambiente y Vivienda, el Gobierno de la Generalidad acuerda:

Aprobar definitivamente el Plan especial de delimitación definitiva y de protección del medio natural y del paisaje de Castell-Cap Roig, cuyas normas se transcriben anexas al presente Acuerdo.

Normas

Capítulo I

Disposiciones comunes

Artículo 1

Objeto y ámbito de aplicación

1.1 El objeto de este Plan (en lo sucesivo, Plan o Plan especial) es establecer la delimitación definitiva del espacio de Castell-Cap Roig incluido en el Plan de espacios de interés natural (adelante PEIN), y aquellas otras determinaciones que sean necesarias para la adecuada protección de su medio natural y del paisaje, de acuerdo con los objetivos formulados por este Plan especial en su memoria de ordenación.

1.2 El ámbito de aplicación de este Plan especial está descrito en el anexo de estas Normas (Descripción de la delimitación definitiva del espacio de interés natural Castell-Cap Roig), de acuerdo con el plano que se incorpora. Este ámbito tiene carácter de delimitación definitiva del espacio, en cumplimiento del artículo 8 de las Normas del PEIN, aprobado por el Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural (en adelante Decreto 328/1992).

1.3 Este ámbito comprende áreas de los términos municipales de Palamós, Mont-ras y Palafrugell (Baix Empordà) y el espacio marítimo situado en su frente costero.

Artículo 2

Marco jurídico

2.1 El Plan especial ha sido redactado y tramitado de acuerdo con lo establecido por la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales (en adelante Ley 12/1985) y el Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural.

2.2 Considerando lo que dispone el artículo 5 de la Ley 12/1985, este Plan tiene los efectos propios de los planes especiales previstos en la normativa urbanística.

Artículo 3

Vigencia, revisión y modificaciones

La vigencia del Plan es indefinida. Sin embargo, puede procederse a su revisión, la revisión de su Programa de actuación o a la modificación puntual de sus determinaciones, cuando sean consecuencia de modificaciones del PEIN, cuando lo disponga su programa de desarrollo, cuando resulte necesario para garantizar las finalidades protectoras del Plan, y también para adecuarse a las nuevas disposiciones normativas que sean de aplicación.

Artículo 4

Interpretación

4.1 Las determinaciones del Plan se interpretan basándose en aquellos criterios que, partiendo del sentido propio de sus palabras en relación con el contexto y los antecedentes legislativos en la materia, tengan en cuenta principalmente su espíritu y su finalidad protectora.

4.2 En caso de producirse contradicciones en la regulación del Plan entre sus diferentes documentos, o entre sus planes, se considera válida la determinación que implica niveles de protección más altos de los valores ecológicos y paisajísticos y que represente una mejor consecución de los objetivos establecidos por el Plan especial. En cuanto a la delimitación definitiva del espacio prevalece, en caso de contradicción entre los planes de ordenación y la descripción escrita del anexo de estas Normas, ésta última.

Artículo 5

Obligatoriedad

5.1 Tanto las administraciones públicas como los particulares están obligados al cumplimiento de las disposiciones que contiene el presente Plan especial. Como consecuencia, cualquier actuación o intervención sobre el ámbito del Plan susceptible de alterar su realidad física o el uso, tenga carácter definitivo o provisional, sea de iniciativa pública o privada, debe ajustarse a las disposiciones mencionadas.

5.2 A efectos del punto anterior, son determinaciones de carácter normativo las comprendidas en las Normas, Planes de ordenación y Programa de actuación, incluidas las directrices en ellos establecidas, las cuales son de obligado cumplimiento.

5.3 La obligatoriedad mencionada en los puntos anteriores no limita las facultades que corresponden a los diferentes departamentos de la Generalidad de Cataluña y de las administraciones locales para el ejercicio, de acuerdo con las previsiones del Plan, de sus competencias, según la legislación específica aplicable en cada caso.

Artículo 6

Desarrollo del Plan

6.1 Con el objeto de complementar y desarrollar las determinaciones del Plan especial, sin perjuicio de su inmediata aplicación, pueden aprobarse:

a)Planes especiales, normas especiales y catálogos, de acuerdo con lo que prevé la legislación urbanística y otra legislación aplicable según su finalidad.

b)Proyectos técnicos y normas sectoriales, de acuerdo con las legislaciones específicas aplicables.

c)Planes y programas de gestión, necesarios para alcanzar las finalidades del Plan.

6.2 Los planes mencionados en este artículo se someten, cuando así lo establezca la normativa aplicable, al procedimiento de evaluación ambiental de planes y programas.

Capítulo II

Normas generales de ordenación

Artículo 7

Régimen urbanístico

7.1 Al ámbito del Plan le es de aplicación el régimen de suelo no urbanizable fijado por la legislación aplicable en materia de régimen de suelo y por la legislación urbanística vigente en Cataluña.

7.2 Los planes urbanísticos que afecten el ámbito de este Plan especial deben incorporar sus determinaciones y justificar debidamente su cumplimiento.

7.3 Los terrenos incluidos en el ámbito del Plan que el planeamiento urbanístico haya calificado como sistemas de espacios libres, zonas verdes o similares, en ningún caso no pueden ser objeto de usos o transformaciones que no sean congruentes con su naturaleza de espacio natural. En cualquier caso son admitidos los usos propios de su calificación cuando sean compatibles con los objetivos de protección y de acuerdo con la regulación establecida por este Plan especial.

7.4 En las transferencias de propiedad, divisiones y segregaciones de terrenos rústicos no pueden efectuarse segregaciones en contra de lo que dispone la legislación agraria y forestal. De acuerdo con lo que dispone la normativa vigente, tienen la condición de indivisibles aquellas fincas cuya dimensión sea inferior al doble de la unidad mínima de cultivo o de producción forestal aplicable, excepto de los casos siguientes:

a)En fincas inferiores o igual a la unidad mínima, si los lotes resultantes son adquiridos por los propietarios de terrenos contiguos, con la finalidad de agruparlos y formar una nueva finca.

b)En fincas inferiores al doble de la unidad mínima, salvo que el exceso sobre el mínimo mencionado se pueda segregar con la finalidad especificada en la letra a).

Artículo 8

Usos y actividades admitidos

8.1 Se admiten en cada zona los usos y las actividades relacionados a su regulación específica (capítulo III de estas Normas) siempre y cuando se ajusten a las otras disposiciones de este Plan especial y a la legislación sectorial aplicable y, si es el caso, a las determinaciones más restrictivas establecidas por el planeamiento urbanístico o aquéllas que se puedan determinar en el marco de los procedimientos aplicables de autorización de edificaciones, instalaciones, usos o actuaciones en el suelo no urbanizable, de acuerdo con la normativa urbanística vigente en Cataluña. En particular, las edificaciones o instalaciones destinadas a estas actividades se deben adecuar a las condiciones de edificación y ocupación establecidas en el artículo 16 y siguientes de estas Normas.

8.2 Los usos y actividades compatibles en cada zona se admiten sin perjuicio de la aplicación del artículo 17, Evaluaciones de impacto ambiental, de las normas del PEIN (Decreto 328/1992) y otra normativa concordante en la materia.

Artículo 9

Usos y actividades incompatibles

Se entienden incompatibles en el ámbito objeto de este Plan especial todos aquellos usos, actividades o actuaciones que contradigan lo que se ha establecido en el artículo anterior y que no estén recogidos en la regulación específica establecida para cada zona y, en concreto, los que están detallados a continuación:

a)Las actividades industriales y comerciales, a excepción de las de tipo agropecuario y artesanal complementarias a las actividades agrarias de la finca donde se localizan y sin perjuicio de los supuestos donde la actividad comercial se regula expresamente como servicio vinculado a otro uso (Zona de acampada .clave 5., Zona del castillo y jardín botánico de Cap Roig .clave 6, Cases d'en Sert y Área de servicio de playa de Castell).

b)Las actividades extractivas o mineras, tanto en el ámbito terrestre como el marino.

c)Actividades de vertido o de almacenaje de cualquier tipo de residuo o desecho, salvo que tengan relación con la naturaleza, el destino o la producción agrícola, ganadera y forestal de la finca donde se localizan.

d)Tratamiento o eliminación de cualquier tipo de residuo o desecho. Se entiende excluida de esta prohibición la utilización de estiércol, purines, restos vegetales agrícolas y forestales u otros restos orgánicos en las actividades agrarias o la jardinería, las cuales se regulan de acuerdo con la legislación sectorial aplicable. Se entiende también excluida la utilización de runas, materiales de derribo y lodos procedentes de la depuración de aguas residuales para el relleno y restauración de actividades extractivas.

e)Usos deportivos o de tiempo libre susceptibles de provocar alteraciones significativas en los sistemas naturales y la biodiversidad, erosión del suelo, molestias a la fauna silvestre protegida, incluidas todas aquéllas que puedan afectar los fondos marinos. Tampoco se admiten actividades que comporten niveles sonoros altos, sin perjuicio del desarrollo de las actividades culturales en la zona del castillo de Cap Roig.

f)Instalaciones de camping y la acampada, en cualquiera de sus modalidades, excepto en la Zona de acampada .clave 5. y supuestos que el Plan especial prevé expresamente en los artículos 28.1.d y 30.2.f.

g)Complejos hoteleros, recreativos y deportivos (parques recreativos y acuáticos, zoológicos, golfs, aeródromos, etc.). Se entienden excluidas de esta prohibición actividades de turismo rural y similares, como por ejemplo el establecimiento de turismo rural, la residencia en casa de colonias o instalaciones de alojamiento en masías rehabilitadas, que se desarrollen de acuerdo con lo previsto en este Plan especial.

h)Establecimiento de áreas de caza con reglamentación especial, de acuerdo con lo que prevé la normativa vigente para los espacios del PEIN.

Artículo 10

Consideración de paisaje abierto

A efectos de aplicación del artículo 7.1 de la Ley 12/1985, de espacios naturales, la totalidad del espacio Castell-Cap Roig tiene la consideración de paisaje abierto. Como consecuencia, son de aplicación las normas siguientes:

a)No se permite la instalación de carteles de propaganda y otros elementos similares que limiten el campo visual para la contemplación de las bellezas naturales, rompan la armonía del paisaje o desfiguren las perspectivas.

b)No se admite la construcción de líneas eléctricas de alta tensión de transporte (1ª y 2ª categoría, tensión nominal superior o igual a 30 kV).

c)La instalación de repetidores radioeléctricos, estaciones de telefonía o de otras infraestructuras colectivas de impacto visual análogo a las mencionadas sólo se admite en los casos en los cuales se justifique su interés público y necesidad social y la ausencia de alternativas viables equivalentes que no afecten al espacio.

d)En cuanto a las infraestructuras eléctricas existentes en el ámbito del Plan, las obras de mantenimiento y mejora deben ser proyectadas y ejecutadas con criterios de minimización de su impacto ecológico y paisajístico. A tales efectos, el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda promoverá las medidas de fomento o de colaboración oportunas.

Artículo 11

Condiciones generales para la localización y mantenimiento de infraestructuras y servicios técnicos

11.1 La localización de instalaciones y servicios técnicos (depósitos de agua, transformadores eléctricos, conducciones de agua o eléctricas) dentro del ámbito del Plan especial, sólo se admite en los casos en los cuales se justifique:

a)Su interés en relación con la gestión del espacio y el servicio de las instalaciones existentes.

b)Su interés público y necesidad social y, en este caso, la ausencia de alternativas viables equivalentes fuera del ámbito del Plan.

11.2 En las obras de infraestructura públicas o privadas, incluidas las referidas a servicios técnicos o urbanísticos, deben limitarse en la medida en que sea posible los efectos sobre el medio natural, minimizar el impacto paisajístico y tomar, cuando proceda, medidas para la restauración o el acondicionamiento de las áreas alteradas.

11.3 Los trabajos de mejora, ampliación o reforma de las infraestructuras existentes en el ámbito del espacio, requieren solicitar previamente el informe del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

11.4 Las disposiciones de este artículo se aplican sin perjuicio de la legislación general sobre evaluación del impacto ambiental y de las normas del PEIN (Decreto 328/1992) en relación con la materia.

Artículo 12

Red viaria

12.1 La red viaria que afecta el ámbito del Plan se clasifica en tres categorías a efectos de estas Normas:

a)Caminos y pistas rurales: forman parte de la red básica a efectos del artículo 13 de estas Normas donde se regula el acceso motorizado al espacio.

b)Caminos, pistas y senderos rurales y forestales: son viales de carácter permanente, con diferentes funcionalidades.

c)Pistas de desembosque y otros viales temporales: son de carácter temporal, asociadas a los aprovechamientos forestales o bien a la construcción de infraestructuras. Las pistas de desembosque se regulan de acuerdo con el artículo 20.14 de estas Normas.

Los caminos rurales que constituyen la red viaria básica del espacio se han grafiado en el plano de ordenación (O-1).

12.2 Se admite la abertura de nuevos caminos, pistas y senderos o la modificación de los existentes en los supuestos siguientes:

a)Desarrollo de actividades agrarias y de otras actividades legalizadas en el ámbito del Plan, incluidos los supuestos asociados a la construcción y el mantenimiento de infraestructuras e instalaciones admitidas por el Plan. En el caso de usos y actividades forestales, hay que prever su abertura en el marco de un Plan Técnico de Gestión y Mejora Forestal o, en su defecto, contar con la autorización del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

b)Prevención, extinción de incendios y otras emergencias. En el caso de prevención y extinción de incendios, hay que prever su abertura en el Plan de Prevención de Incendios Forestales a qué hace referencia el Programa de actuación de este Plan especial o, en su defecto, contar con la autorización del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

c)Ampliación de la red de senderos de uso pedestre y accesos particulares de menos de 2 m de anchura.

En cualquier caso la abertura de nuevas pistas de carácter permanente debe seguir las directrices siguientes:

a)Se debe seguir el criterio de mínima abertura de pistas. Se deben habilitar pistas antiguas reconocibles antes de abrir de nuevas, siempre y cuando eso no suponga un impacto más grande sobre los suelos y la cubierta forestal.

b)Es preciso tomar las medidas oportunas para evitar la erosión, especialmente en los márgenes y taludes resultantes.

c)Se prohíbe expresamente la abertura de pistas en la zona costera.

A efectos de la regulación del tránsito motorizado, los nuevos caminos o pistas generados se clasifican según el epígrafe 13.1.b) y no forman parte de la red básica de acceso.

12.4 De acuerdo con las normas del PEIN, se deben someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental los caminos de más de 5 m de anchura, y en todo caso siempre y cuando el terreno sobrepase el 40% de pendiente transversal, con la exclusión de los caminos de desembosque de carácter temporal cuando la autorización para su abertura comporte garantías para la restauración de las áreas afectadas una vez haya finalizado su utilización.

También podrán quedar exentos del procedimiento de evaluación de impacto ambiental los proyectos de caminos forestales promovidos por particulares en fincas que dispongan de un Plan Técnico de Gestión y Mejora Forestal aprobado, con la resolución previa de la Dirección General del Medio Natural del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

12.5 El mantenimiento de los caminos y pistas que en el momento de la aprobación inicial de este Plan especial no estén pavimentados deben tener en cuenta la funcionalidad del camino así como la afectación que puede crear sobre el entorno. Hay que tener en cuenta, principalmente, el sistema de evacuación de aguas para evitar procesos erosivos.

12.6 A todos los efectos se prohíbe la pavimentación de los caminos y pistas del ámbito del Plan. Sin embargo, cuando se justifique adecuadamente por razones de elevada pendiente, reducción del impacto o mejora de la seguridad, se pueden admitir pavimentaciones puntuales de tramos de camino, las cuales requieren el informe favorable del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

Artículo 13

Uso de la red viaria y circulación con medios motorizados

13.1 La circulación motorizada se rige según lo que establece la Ley 9/1995, de 27 de julio, de regulación del acceso motorizado al medio natural, el Decreto 166/1998, de 8 de julio, que la desarrolla, y otra normativa aplicable.

13.2 A todos los efectos, se autoriza el acceso y la circulación motorizada en el ámbito del Plan exclusivamente para la red viaria básica definida por este Plan especial, sin perjuicio de las restricciones establecidas por la administración local o de las limitaciones de carácter temporal que puedan ser establecidas por la administración competente, en periodos de alto riesgo de incendio forestal o en situaciones análogas que lo justifiquen.

13.3 La red viaria básica en el ámbito del Plan incluye las carreteras y los caminos y las pistas rurales de uso público que se indican expresamente en los planos de ordenación (O-1).

13.4 En el resto del ámbito del Plan, se admite la circulación motorizada en los supuestos siguientes:

a)Desarrollo de las actividades y usos de carácter agrícola, forestal, ganadero y cinegético,

b)Acceso de los titulares o de personas autorizadas por ellos a sus fincas,

c)Gestión de las áreas privadas de caza,

d)Cuando resulte imprescindible para el desarrollo de otras actividades autorizadas al espacio,

e)Prevención, extinción de incendios y otras emergencias y, en general, la prestación de servicios de naturaleza pública,

f)Vigilancia, control, conservación y mejora del espacio realizadas por las administraciones competentes.

La circulación motorizada en estos supuestos debe desarrollarse siempre y cuando sea posible por la red viaria existente.

13.5 No se admite en el ámbito del Plan la realización de pruebas ni competiciones deportivas con vehículos motorizados ni la circulación motorizada en grupos de más de 7 motocicletas o ciclomotores, o de más de 4 automóviles o similares, de acuerdo con el artículo 20.2 del Decreto 166/1998, de 8 de julio, de regulación del acceso motorizado al medio natural.

13.6 En todo aquello no regulado por las presentes Normas, es de aplicación el Decreto 166/1988 y la normativa concordante.

13.7 No se admite en el ámbito del Plan el establecimiento de áreas de circulación para el tiempo libre y el deporte, itinerarios para la práctica de motociclismo de montaña, circuitos permanentes no cerrados y circuitos permanentes cerrados, tal como se definen en el Decreto 166/1998, de 8 de julio, de regulación del acceso motorizado al medio natural.

13.8 Los caminos rurales que por sus características podrían ser aptos para la circulación motorizada (más de 2 m de anchura) pero que no forman parte de la red viaria básica, tienen que estar dotados de señalización y medidas que restrinjan el acceso motorizado de acuerdo con lo establecido por la Ley 9/1995, de 27 de julio, de regulación del acceso motorizado al medio natural, y las presentes Normas.

13.9 No se tiene que admitir ningún uso o actividad que interrumpa de manera permanente el libre paso por los caminos tradicionales, los senderos excursionistas y los caminos vecinales.

Artículo 14

Uso y acceso público al espacio

14.1 A efectos de estas Normas, se entiende por uso público el desarrollo de aquellas actividades que tradicionalmente se han llevado a cabo en el medio natural y rural como por ejemplo el paseo, el excursionismo o algunos deportes al aire libre que no requieren de instalaciones y no están directamente relacionados con la propiedad de los terrenos. Las disposiciones establecidas en este artículo afectan exclusivamente estas actividades y no a aquellos otros usos como por ejemplo los agrarios, forestales o residenciales, que se vinculan al aprovechamiento particular de las fincas.

14.2 Los usos públicos en el ámbito del Plan se deben desarrollar con pleno respeto a los bienes públicos y privados, derechos y propiedades existentes, de acuerdo con lo establecido por el artículo 12 de las Normas del PEIN. Igualmente es de aplicación el Decreto 148/1992, de 9 de junio, por el que se regulan las actividades científicas y deportivas que pueden afectar las especies de la fauna salvaje.

14.3 En general, los visitantes del espacio deben circular por los caminos o senderos existentes, absteniéndose de abrir de nuevos y siguiendo en su caso los itinerarios e indicaciones que puedan establecer los organismos competentes. En el roquedal y en las playas se respetarán los abalizamientos protectores de la flora y de la fauna.

14.4 No debe afectar negativamente ninguno de los elementos naturales que son objeto de medidas de protección en este Plan especial.

14.5 Cualquier actividad que se lleve a cabo, se debe hacer de manera que no comporte peligro o daño al medio natural o a las personas.

14.6 Se admite encender fuego exclusivamente en aquellas áreas o supuestos autorizados expresamente por el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda, y de acuerdo con las condiciones señaladas por éste. En cualquier caso, es de aplicación el Decreto 64/1995, por el que se establecen medidas de prevención de incendios forestales y otras disposiciones concordantes.

14.7 Se prohíbe el abandono o el vertido de cualquier tipo de desecho o material de rechazo, sin perjuicio, cuando sea el caso, del uso normal del equipo instalado para la recogida de desechos generados en el espacio.

Artículo 15

Regulación de las actividades deportivas y recreativas

15.1 Las pruebas o actividades deportivas terrestres que necesiten del concurso de algún artilugio con motor se regulan mediante el artículo 13.5 (Uso de la red viaria y circulación con medios motorizados) de estas Normas.

15.2 Las pruebas y competiciones deportivas no motorizadas que tengan que discurrir total o parcialmente por el ámbito del Plan, y el establecimiento de circuitos permanentes o itinerarios señalizados ecuestres, de bicicleta de montaña o de otros vehículos sin motor, requieren para su desarrollo el informe favorable del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

15.3. No se admite en el ámbito del Plan la previsión de puntos o pistas para el aterrizaje y despegue de aparatos de navegación aérea con motor, tripulados o no, incluidos los ultraligeros, a excepción de los casos de emergencia.

15.4 La organización regular de prácticas deportivas, de aventura o de tiempo libre comercializadas requiere la autorización del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda, que puede establecer limitaciones de acuerdo con los objetivos de protección del Plan y sus normas. En el ámbito marino, la organización y gestión de las prácticas de inmersión comercializadas o no comercializadas siempre requiere autorización.

15.5 La circulación en bicicleta, animal de silla o cualquier otro medio de locomoción similar debe desarrollarse por los viales y senderos existentes, y teniendo cuidado de respetar la prioridad de los peatones en aquellos viales de anchura inferior a los 2 metros. En este sentido, el órgano gestor tiene que promover las acciones informativas oportunas y, en su caso, la señalización adecuada para aplicar este criterio.

15.6 En relación con lo que prevé el artículo 6.1 del Decreto 148/1992, de 9 de junio, por el que se regulan las actividades fotográficas, científicas y deportivas que pueden afectar las especies de la fauna salvaje, y sin perjuicio de los supuestos previstos expresamente en los apartados anteriores, las actividades deportivas que se relacionan a continuación requieren autorización previa para su desarrollo en el ámbito del Plan:

a)La escalada.

b)El vuelo y descenso por el aire con ala de pendiente, ala delta y otros aparatos similares, tripulados o no.

c)La navegación aérea a menos de 300 metros por encima de la tierra.

A los mismos efectos, no requieren autorización previa:

d)La bicicleta todoterreno y cualquier actividad deportiva terrestre análoga que necesite del concurso de algún artilugio sin motor, siempre y cuando circulen por caminos o senderos a pie consolidados.

Artículo 16

Condiciones generales para la edificación

16.1 En general, sin perjuicio de aquello establecido en el artículo 16.8, se admiten las obras de conservación, mejora y rehabilitación de las edificaciones existentes con la debida cobertura jurídica o autorizadas previamente a la fecha de aprobación inicial de este Plan especial, destinadas al desarrollo de los usos y actividades admitidas por éste. Las ampliaciones o edificaciones de nueva planta sólo pueden autorizarse en los supuestos establecidos expresamente por cada zona en el capítulo 3 (artículos 27, 29, 30, 31 y 32), siempre teniendo en cuenta aquello establecido en el artículo 16.8.

16.2 En general, se establece como altura reguladora máxima para cualquier edificación 6,5 m a la línea de tejas que cubre el caballete del tejado, correspondiente a planta baja y desván, la superficie útil de las cuales no puede superar un tercio de la superficie construida de la primera. La altura indicada se refiere a cualquier punto de contacto del terreno preexistente circundante con el perímetro edificado o los taludes proyectados al efecto.

Sin embargo, en casos justificados para la mejor integración de la edificación al entorno o cuando lo haga recomendable la necesidad de mantener una unidad de tratamiento con la edificación preexistente, puede autorizarse una altura superior hasta 9 m, correspondiente a planta baja, piso y desván.

16.3 Tanto en las edificaciones de nueva planta como a las ampliaciones y las reformas de edificios existentes, es preciso utilizar volumetrías tradicionales y, en cualquier caso, buscar la integración en el medio rural y forestal y minimizar su impacto paisajístico.

16.4 Los volúmenes máximos edificables, las normas sobre el tratamiento del entorno exterior, como también otras normas aplicables, se regulan específicamente para cada zona en el capítulo III de estas Normas.

16.5 A efectos de este Plan, la construcción de volúmenes anexos no separados más de 10 m de la edificación preexistente puede considerarse ampliación de las edificaciones existentes cuando concurran condiciones para un tratamiento más respetuoso de la edificación o para su integración paisajística. Igualmente, la construcción de piscinas, pistas deportivas cercadas en altura, cubiertos y otras instalaciones equiparables deben computarse como superficie construida.

16.6 Igualmente, a efectos de este Plan, la instalación permanente de construcciones prefabricadas, casas móviles, carpas u otros elementos de características análogas tienen la consideración de edificación y están sujetos al articulado correspondiente sin perjuicio de la utilización de caravanas o elementos análogos en la Zona de acampada (clave 5) de acuerdo con su regulación específica y la legislación sectorial aplicable. En cualquier otro caso no se admite la instalación de caravanas de camping y otras modalidades similares. También se consideran edificaciones los invernaderos, cuando éstos comportan la construcción de fundamentos, muretes perimetrales u otros elementos de carácter permanente.

16.7 Los proyectos de nuevas edificaciones deben prever el sistema correspondiente para la evacuación o el tratamiento de aguas residuales y justificar la idoneidad, así como el tratamiento o recogida de desechos cuando la actividad a desenvolver lo requiera.

La evacuación de las aguas residuales se debe efectuar preferentemente por conexión directa con la red general de colectores de aguas residuales, siempre y cuando eso sea técnicamente viable y comporte un impacto ambiental menor en relación con las alternativas de depuración autónoma aplicables. En el caso de que eso no sea posible se tiene que efectuar mediante fosas sépticas u otros sistemas individualizados de depuración y, en cualquier caso, se prohíbe cualquier tipo de actuación o actividad que implique la evacuación directa de las aguas residuales al exterior sin tratamiento.

16.8 Las regulaciones de la edificación establecidas por este Plan se entienden sin perjuicio de las determinaciones más restrictivas establecidas por el planeamiento urbanístico, la legislación sectorial aplicable o aquéllas que se puedan establecer en el marco de los procedimientos de autorización de edificaciones e instalaciones en el suelo no urbanizable, a los cuales se hace referencia en el artículo 8. En particular, la construcción u ocupación en terrenos que integren las zonas inundables, se tendrán que ajustar a aquello establecido en el artículo 23.6 de estas Normas.

Artículo 17

Vallas

17.1 En general, se admiten las vallas de tipo vegetal con especies autóctonas propias del espacio y las paredes de piedra seca, así como aquellas otras modalidades (como por ejemplo las utilizadas tradicionalmente para la ganadería) que están formadas con elementos verticales y longitudinales flexibles o rígidos extendidos entre aquéllos y que son compatibles con la circulación de la fauna silvestre.

17.2 No se admite una altura superior a 1,50 m. En cuanto a los materiales de los cerrados y su diseño hay que buscar la máxima integración paisajística con el entorno. En general, se prohíben las modalidades propias de los ambientes urbanos, como por ejemplo los cerrados con malla metálica y la alambrada de espino.

17.3 Sin embargo, con carácter excepcional y localizado, se admite la construcción de vallas con condiciones diferentes a las indicadas anteriormente cuando sea necesario por motivos de protección o seguridad de determinados elementos funcionales, edificaciones o instalaciones que así lo requieran.

17.4 En cualquier caso, hay que minimizar el impacto sobre el paisaje y el ambiente natural circundante y los cerrados deben ser compatibles con la circulación de la fauna silvestre a través del espacio. En su caso, en el ámbito de las zonas inundables, los cerrados se tendrán que ajustar a lo previsto en el artículo 23.6.

Artículo 18

Movimientos de tierra

18.1 En la zona agrícola se admiten los movimientos de tierras vinculados al desarrollo de esta actividad. En el resto del espacio, aparte de los movimientos de tierras vinculados a las instalaciones, edificaciones y actuaciones autorizadas de acuerdo con las normas de este Plan (investigación arqueológica, restauración sistemas naturales, etc.) sólo se admiten aquellos movimientos de tierras vinculados estrictamente con la construcción de la red viaria o su mejora.

18.2 En el ámbito del Plan especial, cualquier obra o movimiento de tierras, comporta la obligación de contar con la correspondiente licencia municipal de obras. La concesión de ésta tiene que justificar expresamente el cumplimiento de las determinaciones de este Plan especial y si procede, se tiene que ajustar a lo que establece el artículo 23.6 (Protección de la gea, los recursos hídricos y los cursos de agua), el artículo 25 (Protección del patrimonio arqueológico) de estas Normas o del Plan Técnico de Gestión y Mejora Forestal.

Artículo 19

Señalización y publicidad

19.1 Se admite la instalación de las señales al servicio de la red viaria o de carácter orientador o informativo, que se consideren necesarios para la correcta gestión y desarrollo de las actividades admitidas en este espacio. Se excluye de este supuesto cualquier señal o cartel de carácter publicitario.

19.2 Las señales deben ser conformes con los criterios de diseño y localización establecidos para los espacios del PEIN, en el marco de su desarrollo, excepto de la Zona del castillo y jardín botánico de Cap Roig (clave 7), el entorno del yacimiento de la Punta de Castell u otros elementos del patrimonio cultural donde se admiten criterios de diseño específicos.

19.3 El establecimiento de itinerarios permanentes para el paseo, el excursionismo o las actividades didácticas que comporten la instalación de señales, el balizamiento u otros elementos fijos requiere la autorización previa del ayuntamiento correspondiente y del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda. Sin embargo, se excluye de esta obligación general, aquellos casos donde los elementos mencionados se centren en la Zona del castillo y jardín botánico de Cap Roig (clave 7), sin perjuicio de las medidas de coordinación que puedan ser establecidas.

Artículo 20

Usos y actividades forestales

a)Planes Técnicos de Gestión y Mejora Forestal. Aforestación y reforestación.

20.1 Los usos y las actividades forestales se deben desarrollar con criterios de gestión sostenible de los terrenos forestales, y de forma que sea compatible el aprovechamiento de los recursos forestales con la conservación global de la cubierta forestal y del espacio natural.

20.2 La administración forestal promoverá en el ámbito del Plan la redacción de Planes Técnicos de Gestión y Mejora Forestal (en adelante, PTGMF) para garantizar una gestión forestal basada en los principios generales de este artículo y en el resto de determinaciones de estas Normas.

20.3 Los PTGMF que afecten el ámbito del Plan se deben sujetar a sus determinaciones, y a las del Plan de Prevención de Incendios Forestales a qué hace referencia el Programa de actuación de este Plan especial y requieren el informe preceptivo del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda antes de su aprobación definitiva.

20.4 Las actividades de aforestación o reforestación (actividades que tienen como objetivo la creación o restauración de masas forestales) requieren el informe preceptivo del órgano gestor. Estas actividades deben ser proyectadas en el marco de un PTGMF cuando se desarrollen en fincas de superficie superior a las 25 ha. En fincas inferiores a las 25 se debe contar al menos con un Plan Simple de Gestión Forestal (PSGF). En cualquier caso, en cuanto a las especies, y a efectos de aforestación o reforestación, se admite exclusivamente la utilización de las especies autóctonas propias de este espacio.

b)Plantaciones forestales.

20.5 Las plantaciones con especies arbóreas y arbustivas de crecimiento rápido en terrenos de carácter forestal temporal de acuerdo con la legislación forestal, se admiten exclusivamente en la zona agrícola (claves 4a y 4b). En este caso, así como al jardín botánico de Cap Roig y al entorno ajardinado de las viviendas y otras construcciones del ámbito del Plan, se admite la utilización de especies no autóctonas, sin perjuicio de aquello establecido en el artículo 21.4. En cualquier caso, es preciso prever las medidas necesarias para evitar la posible dispersión espontánea de especies exóticas.

20.6 Las plantaciones forestales que se desarrollen de forma adyacente con los torrentes y rieras del espacio, en ningún caso pueden suponer la sustitución, eliminación o degradación de las comunidades autóctonas de ribera. En cualquier caso debe dejarse un espacio libre de plantación que permita el desarrollo de la vegetación de ribera.

c)Aprovechamientos forestales.

20.7 Los aprovechamientos forestales se deben llevar a cabo de acuerdo con la Ley forestal de Cataluña, las disposiciones concordantes y las determinaciones de este Plan especial. El desarraigo de árboles se regulará de acuerdo con el Decreto 175/1996, de 4 de junio, y disposiciones concordantes.

20.8 En los aprovechamientos forestales se deben reservar pies de las clases diamétricas más grandes para garantizar la presencia diseminada de árboles de semilla, el mantenimiento de refugios para la fauna y la calidad paisajística.

20.9 Las actividades silvícolas que se desarrollen en las áreas con bosque de ribera deben garantizar la persistencia y la conservación de las comunidades forestales autóctonas. En cualquier caso, estas actividades requieren la autorización previa del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

20.10 De acuerdo con la normativa vigente en materia de prevención de incendios forestales, las copas de los aprovechamientos forestales que no sean retiradas se tendrán que trocear o triturar y ser tendidos a ras del suelo. En ningún caso no se podrá dejar dentro de una franja de 20 m de anchura a ambos lados de los caminos.

d)Actividades de desembosque.

20.11 En las actividades de desembosque se deben utilizar técnicas que aseguren la protección del suelo y dañen lo mínimo posible la vegetación del sotobosque.

20.12 La abertura de nuevas pistas forestales de carácter permanente se hará de acuerdo con lo establecido por el artículo 12.2 de estas Normas.

20.13 La abertura de pistas de desembosque de carácter temporal debe seguir las directrices siguientes:

a)Se debe seguir el criterio de mínima abertura de pistas de desembosque. Se tienen que utilizar las existentes siempre y cuando sea posible, o bien habilitar pistas antiguas reconocibles antes de abrir de nuevas, siempre y cuando eso no suponga un impacto más grande sobre los suelos y la cubierta forestal.

b)Las vías de desembosque no tienen que circular por el cauce de rieras y torrentes, ni producir alteraciones a su morfología o a las comunidades vegetales.

c)Es preciso tomar las medidas oportunas para la posterior restauración de las vías abiertas. Excepto en el caso de que coincidan con la red viaria básica definida por este Plan, las pistas de desembosque deben ser cerradas a la circulación motorizada general en el momento que se acaben las tareas de extracción.

e)Directrices para la recuperación de áreas afectadas por incendios forestales.

20.14 En las actuaciones de recuperación de las áreas afectadas por incendios forestales, los objetivos deben ser:

a)Recuperar la cubierta vegetal y la diversidad florística y faunística.

b)Garantizar la protección de la capa edáfica.

20.15 Durante un periodo de protección de 4 años, las áreas afectadas por incendios forestales están sujetas a las siguientes determinaciones:

a)No se admite ningún uso ganadero extensivo ni cinegético.

b)La administración competente puede regular el acceso a estas zonas y puede cerrar a la circulación pistas o viales.

c)Las actividades de regeneración no pueden comportar ni el aterrazamiento ni la roturación con maquinaria pesada ni la destrucción sistemática de la vegetación existente.

d)En caso de ser necesaria una revegetación, debe realizarse con especies autóctonas propias del espacio. Sólo en el caso de hidrosiembras, y con carácter localizado si no hay alternativa equiparable, se puede admitir excepcionalmente la introducción de especies alóctonas. Esta actividad debe contar con la autorización del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

e)Las actuaciones de protección del suelo se deben efectuar de manera que no se produzca arrastre de las cenizas y evitando aumentar el estado de alteración del suelo.

f)Se admite la construcción manual de barreras físicas de protección contra la escorrentía.

20.16 Pasado el primer periodo de 4 años la actividad ganadera y cinegética se puede reemprender previo informe favorable del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda. En este informe es preciso valorar si se dan las condiciones necesarias para que la actividad ganadera no afecte la regeneración de la cubierta vegetal en la zona.

Artículo 21

Protección de los hábitats y de la vegetación

21.1 Las administraciones competentes deben velar para el mantenimiento en un estado de conservación favorable los hábitats, la vegetación y las poblaciones de la flora silvestres propias del espacio.

21.2 Las comunidades psammófilas de playa y duna posterior (Crucianellion maritimae), de Limonium delicatulum y Crithmo-Limonietum son a efectos de este Plan, de especial atención. En los ambientes de dicho tipo localizados en el ámbito del Plan especial no se admiten las actividades ni las actuaciones incompatibles con su conservación en un estado favorable de sus poblaciones. Las áreas donde se sitúan estas comunidades se reflejan en el plano I-4, Hábitats.

21.3 En las áreas marinas ocupadas por las praderas de algas de fanerógamas, comunidad vegetal calificada como tipos de hábitat de interés prioritario por la Directiva 92/43 CEE y que goza de legislación específica (Orden de 31 de julio de 1991, para la regulación de herbazales de fanerógamas marinas), las administraciones velarán por su continuidad y para evitar las afecciones negativas al suelo que le da apoyo.

21.4 A efectos de plantación, reforestación o aforestación, jardinería y supuestos análogos, se prohíbe la utilización de las siguientes especies alóctonas: acacia (Acacia sp.), robinia (Robinia pseudoacacia), ailant (Ailanthus altisima), mimosa (Acacia dealbata) y carpobrotus (Carpobrotus edulis).

Artículo 22

Protección de la fauna

22.1 Las administraciones competentes deben velar para el mantenimiento de un estado de conservación favorable de las poblaciones de fauna silvestre propias del espacio y sus hábitats.

22.2 La liberación de especies animales silvestres en el ámbito de este Plan especial requiere la autorización expresa del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda. No se permite la introducción o la liberación de especies o subespecies salvajes no autóctonas. La introducción de especies foráneas únicamente se admite con motivos de lucha biológica y de acuerdo con la legislación vigente.

22.3 La Dirección General del Medio Natural podrá limitar, ya sea temporalmente y/o en determinadas localidades, aquellas actividades que supongan una amenaza, en razón de la época en que se efectúan o de su localización, para las especies protegidas según la Ley de protección de los animales, el Decreto 148/1992, de 9 de junio, por el que se regulan las actividades fotográficas, científicas y deportivas que pueden afectar las especies de la fauna salvaje y todas las órdenes posteriores que amplían el número de especies protegidas en Cataluña.

22.4 En la concesión de licencias o autorizaciones para cualquier actividad que se pueda llevar a cabo en este espacio, habrá que tener en cuenta su posible impacto negativo sobre la fauna, especialmente durante las épocas de cría.

22.5 De acuerdo con el resultado de la actuación prevista en el Programa de actuación de este Plan especial, Promoción de la declaración de reserva de las islas Formigues, se pueden determinar medidas adicionales de protección de la fauna marina y de garantía del aprovechamiento sostenible de los recursos marinos.

Artículo 23

Protección de la gea, de los recursos hídricos y de los cursos de agua

23.1 Sin perjuicio de los valores de carácter general, las administraciones competentes tienen que velar para la conservación en el ámbito de los elementos de interés geológico y geomorfológico característicos del espacio (afloramientos de interés, cuevas, acantilados litorales, etc.). En particular, la Dirección General del Medio Natural podrá establecer limitaciones complementarias a estas normas respeto el muestreo de rocas (para fines didácticos, científicos, comerciales, coleccionistas, etc.) para asegurar que los afloramientos de especial relevancia no sean degradados.

23.2 Las obras de acondicionamiento de los viales existentes o de abertura de nuevos, los movimientos de tierra y en general todas aquellas actividades susceptibles de originar taludes y terraplenes, deben contemplar medidas para la protección del suelo, la minimización de la erosión y la estabilidad de los márgenes y taludes, coherentes con la naturaleza geológica del sustrato. Estas medidas se deben especificar en la autorización correspondiente.

23.3 No se admiten aquellas actividades o actuaciones susceptibles de provocar o acelerar los procesos erosivos o aumentar la inestabilidad del sustrato rocoso o de alterar significativamente la calidad o la cantidad de los recursos hídricos del espacio. En cualquier caso, el aprovechamiento de los recursos hídricos hay que compatibilizar con la capacidad de recuperación del sistema hidrológico y el mantenimiento de los sistemas naturales.

23.4 Las fuentes y surgencias naturales existentes en el ámbito del Plan no pueden ser modificadas de tal forma que disminuya la calidad y cantidad de sus aguas, se altere su afloramiento al exterior, se modifiquen sus características comportando la pérdida de hábitats de interés para la flora y la fauna autóctonas propias del espacio o, cuando sean de uso público, se impida su aprovechamiento tradicional.

23.5 Corresponde a la Agencia Catalana del Agua, de acuerdo con el Reglamento del dominio público hidráulico, aprobado por el Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, y la Ley 3/1998, de 27 de febrero, de la intervención integral de la administración ambiental, el otorgamiento de las autorizaciones y/o concesiones administrarías para el uso del agua, así como la autorización para la ocupación, modificación del relieve o construcción en las franjas de terreno de 100 m de anchura junto a los cauces públicos, que constituye la zona de policía del dominio público hidráulico.

23.6 La ocupación o construcción en terrenos que integran las zonas inundables de los cauces, ajustadas a previsiones de riada con 500 años de periodo de retorno, se deben adaptar a los criterios aprobados en el acuerdo del Consejo de Administración de la Agencia Catalana del Agua de 28 de junio de 2001.

Artículo 24

Protección del patrimonio arqueológico

24.1 De acuerdo con la Ley 9/1993, del patrimonio cultural catalán, de 30 de septiembre, el Decreto 78/2002, de 5 de marzo de 2002, y disposiciones concordantes, la realización de intervenciones arqueológicas y paleontológicas requiere la autorización previa del Departamento de Cultura.

24.2 De acuerdo con la citada ley, se consideran intervenciones arqueológicas y paleontológicas los estudios directos de arte rupestre y las prospecciones, los sondeos, las excavaciones, los controles y cualquiera otra intervención, con remoción de terrenos o sin, que tenga por finalidad descubrir, documentar o investigar restos arqueológicos o paleontológicos.

24.3 En el informe preceptivo del órgano gestor se debe indicar las medidas a adoptar para que las intervenciones arqueológicas y paleontológicas sean compatibles con la conservación de los valores naturales y paisajísticos del espacio. En especial, si son necesarios movimientos de tierras, se tiene que indicar la forma de vertido o evacuación con el objeto de minimizar su impacto.

24.4 Los siguientes bienes arqueológicos son incluidos en el Inventario del Patrimonio Arqueológico de Cataluña del Departamento de Cultura, o declarados Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN), de acuerdo con la Ley 9/1993 del patrimonio cultural catalán. Su situación está indicada en el plano I-7 de este Plan especial:

La Font Morisca.

La Punta de Castell.

La autorización de cualquier obra o movimiento de tierras susceptible de afectar éstos u otros bienes arqueológicos situados en el ámbito del espacio, está condicionada a la obtención de informe previo y favorable del Departamento de Cultura.

24.5 Es preciso comunicar cualquier descubrimiento de restos con valor arqueológico al Departamento de Cultura en la forma y en los plazos que establece la Ley 9/1993 y la normativa que la desarrolla (Decreto 78/2002, de 5 de marzo de 2002, del Reglamento de Protección del patrimonio arqueológico y paleontológico).

24.6. Protección específica del yacimiento arqueológico de la Punta de Castell.

Las intervenciones susceptibles de afectar el yacimiento arqueológico de la Punta de Castell requieren la autorización expresa del Departamento de Cultura. Asimismo, la aprobación de instrumentos urbanísticos de protección específica de este patrimonio arqueológico requiere el informe favorable del Departamento de Cultura.

En este recinto se admiten exclusivamente las obras y los movimientos de tierras relacionados con el desarrollo de sus funciones como yacimiento arqueológico, sin perjuicio de posibles actuaciones de mejora del medio natural cuando éstas sean compatibles con los programas de investigación y divulgación del yacimiento y la conservación de los valores arqueológicos protegidos.

Capítulo III

Regulación de zonas

Artículo 25

Zonas

25.1 El Plan divide su ámbito territorial en siete zonas, establecidas de acuerdo con objetivos específicos de ordenación, las cuales se cartografían en el plano O-1 (Delimitación y zonificación) y se denominan de la forma siguiente:

Zona marina e islas (clave 1).

Zona costera (clave 2).

Zona forestal (claves 3a y 3b).

Zona agrícola (claves 4a y 4b).

Zona de acampada (clave 5).

Zona del castillo y jardín botánico de Cap Roig (clave 6).

Sistema fluvial (clave 7).

25.2 En cada zona son de aplicación, además de las determinaciones de carácter general del Plan especial, aquellas otras específicas establecidas en los artículos correspondientes.

Artículo 26

Zona marina e islas (clave 1)

26.1 Objetivos.

Proteger los ecosistemas marinos señalados como de especial interés localizados entorno a las islas Formigues, las comunidades de fanerógamas marinas y los fondos marinos que les dan soporte y ordenar el uso público del ámbito marítimo del espacio.

26.2 Usos y actividades admitidos.

a)La pesca, deportiva y profesional.

b)Las actividades de tiempo libre, científicas, docentes y de educación ambiental.

c)Aquellos otros usos y actividades previstos por este Plan especial en su programa de actuación.

26.3 Regulación de la pesca y afines.

La extracción de recursos marinos y su aprovechamiento para actividades de tiempo libre deben adecuarse al principio de sostenibilidad, de acuerdo con la legislación sectorial aplicable. En cualquier caso, de acuerdo con los resultados de la actuación 2.1 y 2.2 del Programa de actuación de este Plan especial, de seguimiento de la biodiversidad marina y de promoción de una reserva en las Islas Formigues, se pueden determinar medidas adicionales de protección y ordenación.

26.4 Extracción de arenas.

La prohibición de llevar a cabo cualquier tipo de actividad extractiva o minera establecida en el artículo 11 en el ámbito del espacio es también de aplicación a su zona marina. Esta prohibición incluye la extracción de arenas de los fondos marinos.

26.5 La circulación de barcos o embarcaciones se debe llevar a cabo evitando cualquier situación de riesgo para la seguridad humana y en ningún caso se deben superar los 3 nudos de velocidad en la zona comprendida a menos de 200 m de la costa, excepto de aquellos casos que fuese necesario por motivos de fuerza mayor.

26.6 Se prohíbe la construcción de instalaciones de acuicultura, la inmersión de artilugios, escollos artificiales y similares. Sin embargo, con carácter excepcional, se podrán autorizar las instalaciones de defensa y gestión que sean imprescindibles para la preservación efectiva de los hábitats protegidos.

26.7 En las obras de mantenimiento o reforma de las infraestructuras de saneamiento existentes en el ámbito marítimo del espacio, deben limitarse muy estrictamente los efectos sobres los hábitats protegidos del fondo marino y tomar, cuando proceda medidas de restauración o acondicionamiento de las áreas alteradas o de mejora ambiental de las infraestructuras.

26.8 Los departamentos de Medio Ambiente y Vivienda y de Agricultura, Ganadería y Pesca podrán establecer o, en su caso, promover el establecimiento de medidas específicas de ordenación de las actividades de fondeo, submarinismo, marisqueo o pesca deportiva, para que éstas se desarrollen de forma compatible con la conservación global de los sistemas naturales sumergidos del espacio. A tal efecto se podrán delimitar vedados de pesca, polígonos de fondeo y número máximo de submarinistas, en especial, entorno a las islas Formigues, área señalada como de atención especial.

Artículo 27

Zona costera (clave 2)

27.1 Objetivos.

Preservar sus sistemas naturales y garantizar el uso público de la zona de forma compatible con su conservación.

27.2 Usos y actividades admitidos.

a)Las actividades balnearias y, en general, las actividades de tiempo libre que se desarrollen en las playas y en la red viaria existente.

b)Las actividades científicas, docentes y de educación ambiental.

c)La pesca.

e)Aquellos otros usos y actividades previstos por este Plan especial en su programa de actuación y, en particular, los derivados de la rehabilitación y adecuación para el uso público de Les Cases d'en Sert.

27.3 Acceso a la zona de dominio público marítimo-terrestre.

a)De acuerdo con la Ley 22/1988, de costas, el uso y el acceso a la zona de dominio público marítimo-terrestre, y a las playas en concreto, es general y libre. Las únicas limitaciones a su uso son las establecidas por la citada ley para garantizar este derecho y por la legislación aplicable en los espacios naturales protegidos y, en concreto, las propias determinaciones que este Plan especial establece para la protección de sus sistemas naturales.

b)No se podrá construir ningún tipo de valla en la zona de dominio público marítimo-terrestre ni en la zona de servidumbre de tránsito que impida el libre acceso en la playa.

27.4 Servicios de temporada.

Exceptuando la playa de Castell y en El Golfet, en el resto de calas localizadas a lo largo de esta zona no se permite el desarrollo de ninguna actividad comercial de servicio que comporte la ocupación, temporal o permanente de estas playas o alguna de sus partes. En El Golfet, el Plan de usos y servicios de las playas de Palafrugell podrá prever la instalación de un kiosko-bar. En la playa de Castell, las actividades que comporten instalación, construcción o equipamiento utilizarán a este fin el Área de servicio que promueve el Ministerio de Medio Ambiente. Transitoriamente, hasta que no se disponga de esta área, las concesiones temporales para la prestación servicios en esta playa se regularán de acuerdo con el Plan de usos y servicios de las playas de Palamós.

27.5 Otras obras e instalaciones.

Además de las señaladas en el apartado anterior, sólo se admiten obras en los supuestos siguientes:

a)Obras de mantenimiento y consolidación de las edificaciones preexistentes en el momento de la aprobación del Plan especial, en particular las obras de restauración y conservación de las edificaciones catalogadas como patrimonio cultural.

b)Obras de mantenimiento de las rampas de desembarque existentes.

c)Obras que se deriven de los programas de investigación arqueológica debidamente autorizados.

d)Obras relacionadas con el mantenimiento de la red de acceso, en particular, con la recuperación del camino de ronda que promueve el Ministerio de Medio Ambiente.

e)Obras para la implantación de servicios para asegurar la seguridad y la higiene de los bañistas.

f)Obras relacionadas con la ejecución del Programa de actuación de actuación y, en particular, la rehabilitación para el uso público de Les Cases d'en Sert, de acuerdo con la actuación 3.1.

g)Las obras autorizadas de acuerdo con el apartado 6 de este artículo.

27.6 Puntos de embarque.

Se prohíbe la construcción de instalaciones náuticas en general, excepto actuaciones de escasa entidad, plenamente integradas en el entorno destinadas a los usos pesqueros y la gestión del espacio protegido, como por ejemplo una rampa de desembarque. En cualquier caso es preciso el informe favorable del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

27.7 Directrices para la ordenación, el mantenimiento y el acondicionamiento de la red de acceso:

a)Debe mantenerse el carácter pedestre de la red actual. En cualquier caso, las actuaciones se deben hacer de acuerdo con la protección que este Plan especial establece para determinadas especies y comunidades vegetales. Concretamente, la recuperación del camino de ronda o la mejora de los accesos tiene que tener en cuenta la conservación de las comunidades de Limonium delicatulum y Crithmo-Limonietum.

b)El acondicionamiento de esta red no puede comportar su pavimentación, ajardinamiento o iluminación, salvo de aquellos casos (en cuanto a la pavimentación y siempre con carácter estrictamente puntual) donde la obra civil sea necesaria para garantizar condiciones suficientes de seguridad de las personas o evitar procesos de erosión de la explanada.

27.8 Obras en la zona de servidumbre de protección de la zona marítimo-terrestre.

Cualquier obra en la zona de servidumbre de la protección de la zona marítimo-terrestre requiere la autorización previa del Departamento de Política Territorial y Obras Públicas.

Artículo 28

Zona forestal, subzona 3a (clave 3a)

28.1 Objetivos.

El objetivo de esta zona es la conservación de los ecosistemas forestales y su diversidad biológica, y el fomento de los procesos que mejoren su estado de conservación e incrementen la madurez.

28.2 Usos y actividades admitidos.

a)Las actividades forestales.

b)Las actividades ganaderas de tipo extensivo.

c)Las actividades cinegéticas, excepto del supuesto establecido en el artículo 9.h).

d)Las actividades de tiempo libre, docentes y de educación ambiental y las actividades de turismo rural y similares, como por ejemplo el establecimiento de turismo rural y la residencia en casa de colonias en las edificaciones existentes, pudiéndose rehabilitar para este fin el Mas Canyet, incluyendo en su entorno la acampada de carácter temporal de acuerdo con lo establecido en el artículo 30.2.f) de estas Normas.

e)En general, las actividades relacionadas con la gestión del espacio como espacio natural protegido, las destinadas a la conservación y restauración de los sistemas naturales y del patrimonio cultural, y las actividades científicas y de investigación que se desarrollen de acuerdo con los objetivos de este Plan.

28.3 Condiciones de edificación.

No se admiten edificaciones de nueva planta. Se admiten las obras de mantenimiento y conservación de los diversos volúmenes y cabañas preexistentes a la aprobación inicial del Plan como cuerpos de servicio de las actividades forestales.

28.4 Regulación específica para Mas Canyet.

Se admite la rehabilitación de Mas Canyet para su destino como equipamiento público con los usos especificados en el apartado 2d (y complementariamente a, b, y e). Se pueden autorizar obras de ampliación de acuerdo con las condiciones fijadas por el planeamiento municipal si se justifica que el volumen edificado existente no es suficiente para el desarrollo de los usos admitidos, y siempre y cuando eso sea compatible con el cumplimiento del establecido en el Plan especial de protección del patrimonio arquitectónico de Palamós.

Artículo 29

Zona forestal, subzona 3b (clave 3b)

29.1 Objetivos.

Mantener las masas forestales y las formaciones vegetales existentes de forma compatible con las viviendas unifamiliares existentes y las sedes espacios exteriores anexos.

29.2 Usos y actividades admitidos.

a)La vivienda unifamiliar preexistente.

b)Las actividades forestales.

c)Las actividades de tiempo libre, docentes y de educación ambiental y las actividades de turismo rural y similares, incluyendo la acampada de carácter temporal de acuerdo con lo establecido en el artículo 30.2.f) de estas Normas.

d)En general, las actividades relacionadas con la gestión del espacio como espacio natural protegido, las destinadas a la conservación y restauración de los sistemas naturales y del patrimonio cultural, y las actividades científicas y de investigación que se desarrollen de acuerdo con los objetivos de este Plan.

29.3 Edificación.

Se admiten las obras de mantenimiento y mejora de las edificaciones existentes. También pueden autorizarse obras de ampliación hasta un máximo del 20% del techo construido en el momento de la aprobación inicial del plan especial, siempre y cuando las edificaciones cuenten con la debida cobertura jurídica.

29.4 Entorno exterior de las edificaciones.

Se admite la adecuación de las áreas adyacentes a la vivienda o edificación como espacio abierto, libre de cubierta arbolada, y destinado a la estancia al aire libre, la jardinería o instalaciones como por ejemplo piscinas. La superficie destinada a estas actividades no puede superar el 25% de la finca (incluida la edificación) hasta un máximo de 2.500 m2. Igualmente, la pavimentación de estos espacios exteriores o su tratamiento con elementos arquitectónicos nunca no puede superar el 50% del techo máximo autorizado para la edificación.

A efectos del artículo 20.5 se admite el uso de las especies propias de la jardinería en el entorno de las edificaciones. Sin embargo se tendrán que tomar las medidas adecuadas para evitar su dispersión por el resto del espacio protegido. Igualmente, se buscará la integración de la edificación y su entorno forestal. En este sentido, el tratamiento ajardinado tenderá a suavizarse conforme su proximidad a los límites de la finca. En el ámbito forestal de las fincas se prohíbe la plantación de especies no autóctonas propias del espacio. En cuanto a los cierres, hay que tener en cuenta el artículo 19. Sin embargo, se priorizarán los cerrados con especies vegetales autóctonas.

En lo que concierne a cubierta arbórea existente, ésta debe ser gestionada con criterios de conservación a largo plazo, sin perjuicio de posibles aclaradas para la reintroducción y diversificación de las especies forestales autóctonas propias del espacio, la mejora de la estructura de edades del bosque o la adopción de medidas de protección respeto el riesgo de incendios forestales.

Artículo 30

Zona agrícola (clave 4)

30.1 Objetivos.

En el marco de este Plan especial, esta zona desarrolla una función de amortiguación respecto los usos antrópicos, asegurando la separación respecto de cualquier implantación urbana de los sistemas forestales y litorales de Castell-Cap Roig y garantizando la percepción paisajística del entorno de la playa de Castell desde el interior.

30.2 Usos y actividades admitidos.

Sin perjuicio de las determinaciones más restrictivas establecidas por el Planeamiento urbanístico municipal o, si es el caso, de las condiciones establecidas por la Comisión de Urbanismo competente de acuerdo con el procedimiento al cual se hace referencia en el artículo 8.1 de estas Normas, se entienden como compatibles los siguientes usos y actividades:

a)Las actividades agrícolas, forestales y la ganadería extensiva.

b)La vivienda unifamiliar existente o en edificaciones autorizadas previamente a la aprobación inicial de este Plan especial.

c)La vivienda unifamiliar agrícola en la subzona 4a y en Torre Mirona.

d)Las actividades cinegéticas, salvo del supuesto establecido en el artículo 9.h).

e)Las actividades de tiempo libre, docentes y de educación ambiental y las actividades de turismo y alojamiento rural y similares en Torre Mirona.

f)La acampada de carácter temporal cuando tenga lugar en función de lo que dispone la legislación vigente sobre colonias, campamentos, campos de trabajo y rutas para niños y jóvenes y el informe preceptivo del órgano gestor en relación con el emplazamiento escogido.

g)En general, las actividades relacionadas con la gestión del espacio como espacio natural protegido, las destinadas a la conservación y restauración de los sistemas naturales y del patrimonio cultural, y las actividades científicas y de investigación que se desarrollen de acuerdo con los objetivos de este Plan.

h)Las actividades y actuaciones necesarias para la ordenación del acceso al espacio, en la playa Castell y el aparcamiento y, en particular, el proyecto de restauración ambiental aparcamiento y servicios de playa de Castell, que promueve el Ministerio de Medio Ambiente, el cual tiene que contar con el informe favorable del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

En cualquier caso, el desarrollo de los usos especificados en los apartados b), c) y e) no puede comportar la transformación del carácter agrícola de las fincas, más allá del entorno inmediato de las edificaciones cuando sea el caso.

30.3 Condiciones de edificación (subzona 4a).

a)Edificaciones agrícolas.

Por cada finca que acredite documentalmente su dedicación agrícola se admite la construcción de un cuerpo de servicio hasta un máximo de 8 m2 de superficie útil. En el caso de fincas con edificaciones existentes o proyectadas este cuerpo de servicio se tendrá que integrar con el conjunto edificado.

b)Viviendas unifamiliares.

Se admiten las obras de mantenimiento y mejora de las viviendas existentes y pueden autorizarse obras de ampliación hasta un máximo del 20% del techo construido en el momento de la aprobación inicial del plan especial, siempre y cuando las edificaciones cuenten con la debida cobertura jurídica.

También se admite la edificación de una vivienda unifamiliar directamente y justificadamente asociado a la actividad agrícola en fincas con superficie igual o superior 4,5 ha, y siempre y cuando esta superficie corresponda a finca registral única y a efectos de la cual no se pueden contabilizar terrenos localizados en la zona forestal. El techo máximo edificable que se puede autorizar es de 450 m2, de acuerdo con las condiciones establecidas en el artículo 16. La edificación de las viviendas autorizadas previamente a la aprobación inicial de este Plan especial, se sujetará a las condiciones determinadas en la correspondiente autorización y licencia.

c)Entorno exterior de las edificaciones.

Puede autorizarse la adecuación de las áreas adyacentes a la vivienda como espacio abierto para el desarrollo de actividades y usos al aire libre vinculados. La superficie destinada a estos usos no puede superar los 2.500 m2 de superficie (incluida la edificación). Igualmente, la pavimentación de estos espacios o su tratamiento con elementos arquitectónicos nunca no puede superar el 50% del techo máximo autorizado para la edificación.

30.4 Condiciones de edificación (subzona 4b).

Se admite la construcción de cuerpos de servicio de carácter agrícola de forma análoga a lo establecido para subzona 3a) en el apartado 30.3.a) de este artículo.

Excepto del supuesto mencionado no se admiten edificaciones de nueva planta. Sin embargo, en el marco de una iniciativa de interés social o de utilidad pública de rehabilitación de la Torre Mirona, se podrán admitir obras de ampliación de acuerdo con las condiciones establecidas en el artículo 16 y las fijadas por el planeamiento municipal, si se estima que el volumen edificado existente no es suficiente para el desarrollo de los usos admitidos. En cualquier caso, se tendrá que minimizar el impacto paisajístico y buscar la máxima integración. Igualmente, habrá que respetar y revalorizar los elementos arquitectónicos e históricos existentes y, en concreto, cumplir lo establecido por el Plan especial de protección del patrimonio arquitectónico de Palamós.

Puede autorizarse la adecuación de las áreas adyacentes a la edificación como espacios abiertos destinados a actividades al aire libre vinculadas a la edificación hasta un máximo de 2.500 m2, análogamente lo establecido en el apartado 30.3.c).

Artículo 31

Zona de acampada (clave 5)

31.1 Objetivos.

El objetivo de la zona es el desarrollo de las actividades de acampada, de forma compatible con los objetivos globales de conservación del medio natural y del paisaje establecidos por este Plan especial y las condiciones fijadas por el planeamiento urbanístico. A efectos de este Plan, la zona comprende los terrenos delimitados por el cerrado existente de la instalación de acampada y dos áreas adyacentes localizadas al oeste del camino de acceso a Castell destinadas al aparcamiento y el recreo ocasional.

31.2 Área delimitada.

a)Usos y actividades admitidos.

Se admite la actividad de acampada y las instalaciones y servicios vinculados.

A los efectos de este plan, se entienden como instalaciones y servicios vinculados los siguientes:

a)Recepción.

b)Unidades y zonas de acampada.

c)Aparcamientos y viales interiores.

d)Espacios ajardinados y arbolados. Parque infantil.

e)Instalaciones deportivas.

f)Servicios higiénicos.

g)Restaurante, bar y cafetería.

h)Espacios de reuniones y de juego.

i)Venta de alimentos, prensa, etc.

j)Almacenaje de albergues móviles y de material.

k)Servicios y alojamiento para el personal adscrito al camping.

l)Instalaciones para el suministro de agua potable, electricidad, tratamiento y evacuación de aguas residuales, prevención y extinción de incendios, etc.

m)Otros servicios contemplados por la legislación específica.

b)Edificación y movimientos de tierra.

Se admite la ampliación de la superficie ocupada por las edificaciones existentes hasta un 5 % del área global de la instalación. Los movimientos de tierras no podrán comportar la formación de desniveles superiores a 1,5 m de altura respecto el nivel preexistente del terreno.

31.3 Área de aparcamiento exterior.

Se admite el mantenimiento de los usos de aparcamiento asociados al camping, en el área localizada al oeste del camino de acceso. En ningún caso, las eventuales obras de mejora que puedan autorizarse pueden comportar la edificación, la pérdida de vegetación arbórea autóctona ni el aumento de superficie pavimentada.

31.4 Área de recreo exterior.

En esta área se admite la continuidad de las actividades de recreo y deportivas en las condiciones actuales, sin perjuicio de su destinación alternativa al uso agrícola, ganadero o forestal. En su caso, se puede autorizar la mejora del área de juego con la formación de un prado seco pero no se admite la edificación ni la instalación de elementos fijos de entidad.

31.5 Autorización de obras.

La realización de obras y actuaciones susceptibles de tener efectos significativos sobre el medio natural y el paisaje requieren la autorización previa del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda. En cualquier caso, se tendrá que velar para integrar en el medio natural la instalación de acampada mediante la conservación de la vegetación arbórea, la conservación de espacios libres, la elección de tipologías edificatorias adecuadas en cuanto a materiales, colores, especies vegetales, etc. Cuanto a la elección de especies hay que tener en cuenta aquello especificado en el artículo 20.5.

Artículo 32

Zona del castillo y jardín botánico de Cap Roig (clave 6)

32.1 Objetivos.

El objetivo de la zona, definida en torno al castillo de Cap Roig, el jardín botánico y el poblado, es mantener la continuidad en las tareas de conservación del patrimonio y el desarrollo de actividades culturales de forma compatible con los objetivos globales de conservación del medio natural y del paisaje establecidos por este Plan especial y las condiciones fijadas por el planeamiento urbanístico.

32.2 Usos y actividades admitidos.

a)Las actividades culturales propias del conjunto del castillo de Cap Roig y el jardín botánico y los servicios e instalaciones vinculadas.

b)Las actividades forestales.

c)Las actividades de promoción y de educación ambiental y científicas.

d)Aquellos otros usos y actividades previstos por este Plan especial en su programa de actuación y los propios relacionados con la gestión del espacio protegido.

32.3. A los efectos de este plan, se entienden como servicios e instalaciones vinculadas los siguientes:

a)Recepción.

b)Espacios abiertos habilidades para la celebración de conciertos o actos al aire libre.

c)Aparcamientos y viales interiores.

d)Espacios ajardinados auxiliares.

e)Servicios higiénicos.

f)Restaurante, bar y cafetería.

g)Biblioteca y museo.

h)Espacios de reuniones, trabajo, congresos o exposiciones.

i)Venta de productos museográficos o similares.

j)Servicios y alojamiento para el personal adscrito al equipamiento.

k)Servicios y alojamiento vinculado a la celebración de reuniones y congresos.

l)Instalaciones para el suministro de agua potable, electricidad, tratamiento y evacuación de aguas residuales, prevención y extinción de incendios, etc.

m)Otros servicios contemplados por la legislación específica.

32.4 Condiciones para movimientos de tierras, nuevas edificaciones o instalaciones.

Sin perjuicio de las obligaciones derivadas de su consideración como Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN), y su inclusión en el catálogo del Plan especial de protección e intervención del patrimonio arquitectónico de Palafrugell (PEPIPAP), la realización de obras y actuaciones susceptibles de tener efectos significativos sobre el medio natural y el paisaje requieren previamente el informe favorable del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda. Sin pretensión de exhaustividad, se considerará que pueden tener efectos significativos sobre el medio natural o el paisaje la abertura de caminos y de espacios abiertos o ajardinados, los aumentos de volumen edificado, la mejora del alumbrado, etc.

Cuando concurran estrictos supuestos de interés social vinculados a este emplazamiento y las otras consideraciones propias del procedimiento mencionado en el artículo 16.8, podrán autorizarse ampliaciones de las edificaciones existentes o nuevas instalaciones, en los términos establecidos en el artículo 16, sin perjuicio de las disposiciones más restrictivas del planeamiento urbanístico y, en particular, del Plan especial de protección mencionado (PEPIPAP).

En cualquier caso, no se podrán autorizar ampliaciones o nuevas instalaciones que entren en contradicción con la consideración de paisaje abierto del espacio establecida en el artículo 10.

En la programación de actividades, se velará para no introducir tipos de acontecimientos no programados hasta el momento que comporten niveles de sonido elevado o altos grados de iluminación. A tal efecto el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda podrá establecer limitaciones si se observan efectos negativos sobre la fauna o el medio natural en general.

En cuanto a la utilización de las especies características del jardín botánico, se tomarán las medidas adecuadas para evitar la dispersión de aquellas variedades que comporten este riesgo.

Artículo 33

Sistema fluvial (clave 7)

33.1 Objetivos.

El objetivo de la zona es la conservación de los ecosistemas fluviales, la vegetación de ribera y su fauna característica.

33.2 Regulación de usos.

Se admiten exclusivamente les vinculadas a la gestión pública del dominio público hidráulico, y aquellas intervenciones destinadas a la conservación y la restauración de sus valores naturales, la conservación de infraestructuras, acequias, canales, riegos y construcciones ya existentes o la construcción de vados o puentes para caminos y pistas forestales en los supuestos establecidos por este Plan especial sin perjuicio de la protección establecida en el artículo 23 de estas Normas. Igualmente se admiten actuaciones de carácter puntual destinadas a mantener la capacidad hidráulica del cauce como por ejemplo la retirada de sedimentos acumulados que comporten riesgo u otros supuestos de fuerza mayor, en relación con la seguridad de los bienes y las personas, y en general las actuaciones de mejora que comporten alcanzar mayores grados de naturalidad del sistema hidrológico.

Las actividades forestales que se desarrollen en esta zona deben garantizar la persistencia y la conservación de las comunidades forestales de ribera. En cualquier caso, estas actividades requieren la autorización previa del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda.

Capítulo IV

Disposiciones para la aplicación y gestión de las determinaciones del Plan

Artículo 34

Régimen jurídico y gestión

34.1 La aplicación y gestión de las determinaciones del Plan especial corresponden al Departamento de Medio Ambiente y Vivienda, sin perjuicio de las competencias propias de los entes locales y de los diferentes órganos de la Administración de la Generalidad de Cataluña Sin embargo se promoverá la constitución de un consorcio para la gestión de Castell-Cap Roig que incluya el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda, los entes locales y otros departamentos u organismos de la Generalidad o del Estado concernidos, con la participación de las entidades representativas de los sectores sociales interesados.

34.1. En el ámbito del Plan, corresponde al Departamento de Medio Ambiente y Vivienda y a los ayuntamientos de Palamós, Mont-ras y Palafrugell, llevar a cabo las determinaciones del Plan especial, de acuerdo con sus competencias específicas.

34.2 Los ayuntamientos de Palamós, Mont-ras y Palafrugell ejercen las competencias que la legislación urbanística les otorga, especialmente por lo que respecta a la concesión de licencias.

34.3 El Departamento de Medio Ambiente y Vivienda debe prestar, en el marco de sus competencias, su colaboración con la aportación de soporte técnico y económico destinado a los ayuntamientos y a los propietarios particulares. A tal efecto se pueden promover los convenios de cooperación y de colaboración necesarios. También tienen que ejecutar directamente las actuaciones del Programa de actuación que el Plan les encargue y aquellas otras que puedan ser convenidas.

34.4 En la gestión del Plan, las administraciones públicas implicadas tienen que promover en la medida más amplia posible la participación de los propietarios, de las empresas y de las entidades privadas interesadas.

Artículo 35

Infracciones y sanciones

35.1 La inobservancia o infracción de las determinaciones de este Plan especial da lugar, de acuerdo con la materia, a la aplicación de las medidas establecidas en la Ley 12/1985, de espacios naturales, en la normativa urbanística vigente en Cataluña, en la Ley 6/1988, forestal de Cataluña, en la Ley 9/1995, de acceso motorizado al medio natural, y otra normativa concordante, sin perjuicio de la aplicación de otras legislaciones, si es el caso, por razón de la materia.

35.2 El procedimiento sancionador aplicable es el que las legislaciones mencionadas determinan, como también el establecido por la normativa general en materia sancionadora.

35.3 Considerando lo que establecen los artículos 202 y 219 del Decreto legislativo 1/2005, de 26 de julio, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley de urbanismo, en el ámbito del Plan, los actos de parcelación, de urbanización, de edificación y de uso del suelo y del subsuelo que se lleven a cabo sin licencia u orden de ejecución, son nulos de pleno derecho y en todos los casos son susceptibles de sanción y de acción de reposición sin limitación de plazo. Igualmente las licencias u órdenes de ejecución que se otorguen con infracción de las determinaciones del Plan especial.

Artículo 36

Indemnizaciones

Cualquier actuación de la Administración que, como consecuencia de la aplicación de las determinaciones de este Plan, comporte la privación singular de la propiedad privada o de los derechos o intereses patrimoniales legítimos, sólo se puede hacer mediante la indemnización correspondiente.

Artículo 37

Acción pública

De acuerdo con lo que disponen las legislaciones urbanística y de espacios naturales, es pública la acción para exigir el cumplimiento de las determinaciones del presente Plan especial.

Disposición transitoria

De acuerdo con aquello que dispone el artículo 5.4 de la Ley 12/1985, en el plazo máximo de dos años desde la fecha de aprobación definitiva de este Plan especial, hay que proceder a adecuar el planeamiento urbanístico de los municipios de Palamós, Mont-ras y Palafrugell. En este sentido, los planos normativos deben reflejar el ámbito de aplicación de este Plan especial así como su carácter de delimitación definitiva del espacio del PEIN Castell-Cap Roig.

Disposición final

En todos aquellos aspectos no regulados por este Plan especial son de aplicación las determinaciones del Decreto 328/92, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural, las del planeamiento urbanístico vigente y todas aquellas otras disposiciones que por razón de la materia sean de aplicación.

Anexo

Descripción de los límites de Castell-Cap Roig y plano de la delimitación definitiva del espacio

Ámbito marino

El punto inicial de la delimitación de este espacio se sitúa sobre el hito M-6 de la Zona marítimo-terrestre de la playa de El Golfet, en el extremo norte de esta cala, tocando ya la pequeña cala de El Paisà. En este punto el límite traza una línea perpendicular a la costa en dirección E mar adentro hasta llegar a la vertical de la cota batimétrica aproximada de -50 metros.

Una vez en este punto (A) el límite continúa en dirección suroeste siempre sobre la vertical de la cota aproximada de -50 metros hasta situarse al SE de islas Formigues (punto B). Desde este punto el límite del ámbito marino sigue en dirección E-SE hasta situarse ante el extremo sur de la cala Castell (punto C). En este punto el límite del espacio traza una línea a la costa hasta encontrar el hito M-12 de la zona marítimo-terrestre, en las rocas del extremo sur de la cala Castello, ya en el término municipal de Palamós. Las coordenadas UTM y topográficas de estos puntos e hitos que delimitan el ámbito marino son las siguientes:

LO= Longitud; LA= Latitud

Puntos y hitos

X

Y

LO

LA

Hito M-6

514990,91

4636605,67

3º 10'50"

41º 52'49"

Punto A

516590,88

4636605,67

3º 11'59"

41º 52'49"

Punto B

516118,59

4634139,67

3º 11'39"

41º 51'30"

Punto C

512744,37

4633013,81

3º 09'12"

41º 50'56"

Hito M-12

512895,03

4634606,71

3º 09'19"

41º 51'45"

Término municipal de Palamós

Situados en el hito M-12 el límite del espacio continúa resiguiendo los diversos hitos (M-10, M-9, M-8, M-7, M-6, M-5, M-4, M-3, M-2 y M-1). A partir del hito M-1 se dejan las rocas y se entra ya en la playa de arena. El límite continúa en dirección norte enlazando otros hitos que, a pesar de que tienen la misma enumeración que las anteriores (M-2, M-3, M-4 y M-5), se trata de otro grupo. El hito M-5 se encuentra al lado de un sendero de gran recorrido "GR-92" (2 franjas de colores blanco y rojo) y, a la vez, sendero de pequeño recorrido (2 franjas de colores amarillo y blanco). El límite del espacio se aleja de la playa Castell y sigue ambos recorridos. Pocos metros después se bifurcan los recorridos y el límite del espacio lo establece el trazado del sendero de pequeño recorrido. Siguiendo el sendero se resigue el curso de la riera de Aubi. Se deja atrás los restos de un molino harinero y su balsa de agua. Se continúa resiguiendo el pequeño recorrido hasta que se alcanza un puente. En este punto el límite del espacio continúa por la riera de Aubi, aguas arriba e incluyendo ambas riberas, en dirección a la Torre Mirona. A escasos metros al noroeste de la Torre Mirona la riera de Aubi se cruza con la riera (o acequia) de Canyelles. En este punto el límite del espacio continúa por la riera de Canyelles, en dirección noreste, hasta que, al cabo de unos 150 m, entra en el término municipal de Mont-ras.

Término municipal de Mont-ras

El límite del espacio continúa por la riera de Canyelles en dirección noreste, hacia la zona agrícola de Can Niell, Can Veí y Can Català. Una vez pasado los campos más adyacentes a la masía de Can Català, el límite del espacio se aleja de la riera de Canyelles y continúa por la divisoria de la zona forestal del monte de Llobatons y del monte de En Caixa con los campos de Can Català hasta que, ya a tocar de Can Roquer, entra en el término municipal de Palafrugell.

Término municipal de Palafrugell

El límite del espacio continúa por la divisoria entre la masa forestal del monte de En Caixa con los campos de Can Roquer hasta que se llega a la carretera que accede al jardín botánico y castillo de Cap Roig. El límite continúa por el margen de esta carretera en dirección norte hasta encontrar la urbanización de El Golfet. En este punto el límite del espacio continúa en dirección a la costa coincidiendo con el límite del suelo no urbanizable que establece el planeamiento urbanístico municipal de Palafrugell vigente en el momento de la aprobación inicial del Plan especial hasta encontrar el hito M-55 de la Zona marítimo-terrestre de la cala Golfet. Posteriormente el límite continúa hacia los hitos M-9 y M-8, M-7 y M-6, punto inicial de la delimitación de este espacio.

Quedan excluidos del ámbito del Plan los terrenos que el planeamiento urbanístico vigente haya clasificado como suelo urbano o urbanizable, salvo de aquéllos que tengan la calificación de zona verde, sistema de espacios libres o similar.

Plano de la delimitación definitiva

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

(06.171.121)

Medio Ambiente
Fomento obras públicas
Vivienda
Patrimonio natural
Actuaciones contra incendios
Deporte
Ganadería
Sector ganadero
Planeamiento urbanístico
Patrimonio cultural
Actividades de ocio y tiempo libre
Ocio y tiempo libre
Caza
Ciencia
Protección de la naturaleza
Actividades medioambientales
Actividades agrarias
Plantaciones
Cultura
Turismo rural
Actividades deportivas
Seguridad
Pesca
Bicicletas
Patrimonio arqueológico
Ecología
Gestión de residuos
Educación ambiental
Vehículos
Vivienda e hipotecas
Deporte
Competiciones deportivas
Minas
Intervenciones arqueológicas
Actividades comerciales
Obras de rehabilitación
Justicia
Actividad cultural
Industrialización
Hoteles y alojamientos