La acción y la omisión en la teoría del delito

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Clases de delitos según la estructura del tipo

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/03/2013

    Con la expresión contenida en el Art. 10 ,Código Penal ?penadas por la ley?, se hace referencia a la tipicidad, que consiste en la exigencia de que la acción u omisión relevantes para el Derecho Penal se encuentren descritas en un tipo, del c...

  • Elementos y estructura del delito en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Para poder hacer una enumeración de los elementos constitutivos del delito es necesario atender al concepto dogmático del mismo, en virtud del cual tales elementos son: la acción u omisión, la tipicidad, la antijuridicidad y la culpabilidad; aun...

  • La culpa o dolo en la responsabilidad civil extracontractual

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños pro...

  • Delitos de omisión propios

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    La omisión puede ser definida como la vertiente negativa del comportamiento, es decir, como un no hacer jurídicamente desaprobado. Podemos decir además, que las clases de omisión son dos: la omisión propia y la impropia. La omisión impropia o...

  • Estructura del tipo como elemento del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    En el Derecho penal positivo español, la definición legal del delito se encuentra contenida en el Art. 10 ,Código Penal, pues con ello se sigue la tradición de contar con un concepto legislativo del delito, algo que no es habitual en otros C...

Ver más documentos relacionados
  • Denucia por omisión del deber de socorro

    Fecha última revisión: 28/03/2016

    NOTA: El delito de omisión de socorro del art. 195 CP, se consuma desde el momento en que se marcha del lugar el causante del accidente, cuando nadie estaba prestando ningún auxilio a la víctima. El que tal auxilio pudiera producirse después no...

  • Denuncia de lesiones producidas por atropello y delito de omisión de socorro

    Fecha última revisión: 08/03/2016

      NOTA: El delito de omisión de socorro del art. 195 CP, se consuma desde el momento en que se marcha del lugar el causante del accidente, cuando nadie estaba prestando ningún auxilio a la víctima. El que tal auxilio pudiera producirse despué...

  • Demanda de resolución de contrato por incumplimiento

    Fecha última revisión: 07/06/2016

    NOTA: Según el artículo 1124 del Código Civil, la facultad de resolver es implícita en las obligaciones recíprocas, si una parte no cumpliere. El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con...

  • Escrito de excusa para ser jurado

    Fecha última revisión: 05/04/2016

    NOTA: El Tribunal del Jurado, como institución para la participación de los ciudadanos en la Administración de Justicia, tendrá competencia para el enjuiciamiento de los delitos de homicidio (artículos 138 a 140); de las  amenazas (artículo 1...

  • Demanda de acción de resolución de compraventa de un inmueble

    Fecha última revisión: 20/05/2016

    NOTA: Según el artículo 1124 del Código Civil, la facultad de resolver es implícita en las obligaciones recíprocas, si una parte no cumpliere. El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

La acción ha sido considerada tradicionalmente como el primero de los elementos constitutivos del delito, del cual se derivan los demás (la tipicidad, la antijuridicidad, la culpabilidad y, para algunos, la punibilidad) y que sin la existencia de la acción no tendrían sentido.

Este primer elemento de la infracción penal puede concebirse en sentido estricto (de modo que la acción sería una manifestación externa de la voluntad del hombre, expresada mediante el movimiento o la inmovilidad) o en sentido amplio (de tal manera que se añadiría a la definición en sentido estricto el nacimiento de un resultado diferente al de la propia manifestación de la voluntad, y la existencia de una relación de causalidad entre tal manifestación y el resultado).

 

 

La acción puede manifestarse en forma positiva (activa) y en forma omisiva (pasiva), existiendo así dos tipos de delitos, reconocidos por el Art. 10 ,Código Penal, según la conducta de que se trate: delitos de acción o de comisión y delitos de omisión u omisivos.

Así diferenciamos:

Delitos de acción: el autor infringe una norma que prohibe una determinada conducta.

Delitos de omisión pura o propia: el autor no realiza la conducta jurídicamente esperada, en virtud de lo dispuesto con una determinada norma preceptiva (ejemplo: omisión del deber de socorro del Art. 195 ,Código Penal; omisión del deber de impedir determinados delitos del Art. 450 ,Código Penal; omisión del deber de perseguir delitos del Art. 408 ,Código Penal).

Delitos de omisión impura o impropia (o de comisión por omisión): el autor no cumple con el específico deber de actuar derivado de su posición de garante (en relación con el mandato impuesto por la norma) y se le imputa por ello el resultado antijurídico producido que se quería evitar (la prohibición).

La diferencia entre los delitos de comisión por omisión y los de las omisiones puras consiste en que, en el primer caso existe un específico deber de actuación; mientras que en el segundo, tal deber es genérico.

En relación con la ausencia de acción (la omisión), cabe distinguir también diversas conductas:

- Falta de manifestación al exterior: no se considerarán como acción las ideas, pensamientos o propósitos de las personas, por más que los mismos se hallen en relación con un hecho jurídico que sea penalmente disvalioso.

- Falta de voluntad: cabe distinguir tres supuestos:

a) Fuerza irresistible: interpretando a contrario sensu el Art. 10 ,Código Penal podemos deducir que en los supuestos en los cuales un sujeto se vea violentado por una fuerza irresistible (vis absoluta), que anule por completo su voluntad y cuyo origen sea origen personal  (fuerza física o material ejercida por un tercero) falta un comportamiento humano dependiente de la voluntad, por lo que no existe acción, ni omisión, por parte de tal sujeto. Dicho supuesto se diferencia del caso de violencia moral, en el cual una persona manifiesta su violencia sobre la mente (y no sobre el cuerpo) de otra, de modo que sí existe la voluntad de esta segunda persona, a la que se disculpa por la amenaza que ha sufrido. El supuesto de fuerza mayor es aplicable también a los delitos de omisión, ya que por ejemplo puede impedirse con vis absoluta que un apersona socorra en una situación de peligro.

b) Movimientos reflejos: se trata de impulsos surgidos a causa de estímulos externos que hacen que no intervenga la voluntad. Por ejemplo: supuestos de paralización momentánea a causa de una gran impresión física (deslumbramiento, fuerte explosión, etc.) o psíquica (gran susto). En estos casos debe considerarse la posible incidencia de la actio libera in causa, pues quien comete un delito a causa de un movimiento reflejo sólo será impune en caso de que dicho movimiento no fuese buscado para delinquir o resultase de una conducta imprudente anterior. No obstante, los casos de reacciones primitivas (actos en cortocircuito o reacciones explosivas) no pueden ser incluidos en este grupo, ya que en los mismos sí interviene la voluntad.

c) Estados de inconsciencia: dentro de tal supuesto caben también diversas variantes. Así, la doctrina mayoritaria considera que el hipnotismo tiene efectos sobre la imputabilidad, aunque no existe acción (teniendo en cuenta también aquí la posible incidencia de la actio libera in causa, si se provocó la hipnosis para cometer el delito, en cuyo caso habría responsabilidad por dolo, o si la misma se pudo prever, en cuyo caso podría atribuirse la responsabilidad a título de imprudencia). Asimismo, en relación con el sueño, si una persona está dormida, no existe voluntad, por lo que no puede ni actuar, ni omitir. No obstante, en relación con los supuestos de circulación rodada, suele atribuirse responsabilidad al sujeto que, sabiéndose presa del sueño o del cansancio, no cesa en la conducción (culpa consciente), e incluso en los casos en los que el sujeto no se percata del sueño, debiendo hacerlo, puede reconocerse la culpa inconsciente. Por último, dentro de estos estados de inconsciencia, puede hacerse referencia también a la embriaguez letárgica, causada por un excesivo consumo de alcohol, que provoca la anulación de movimientos del hombre, así como cualquier actividad física o psíquica.

No hay versiones para este comentario

Omisión
Voluntad
Antijuridicidad
Comisión por omisión
Tipicidad
Teoría del delito
Punibilidad
Relación de causalidad
Fuerza irresistible
Comisiones
Vis absoluta
Violencia
Omisión del deber de perseguir delitos
Deber de socorro
Mandato
Actio libera in causa
Responsabilidad
Fuerza mayor
Amenazas
Culpa
Dolo
Imputabilidad
Consumo de bebidas alcohólicas
Embriaguez