Aceptación, endoso y aval de la letra de cambio.

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Requisitos formales y materiales de la letra de cambio.

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 03/12/2012

    Si se puede definir la letra de cambio como un documento esencialmente formal, es obvio que como título valor tiene que reunir una serie de requisitos para su validez. Por tanto ha de ser extendida en efecto timbrado según a la clase que correspo...

  • El pago de la letra de cambio

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 04/12/2012

    El pago de la letra de cambio es la forma natural de extinguirse las obligaciones cambiarias. El acreedor para solicitar el pago, deberá presentar la letra de cambio al cobro el día pactado para ello y si no lo hace así, la cambial quedará pe...

  • Las acciones cambiarias

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    Las acciones cambiarias en sentido estricto vienen reguladas en el Art. 49 ,Ley cambiaria y del cheque, y pueden ser de dos tipos directa y de regreso.   La acción directa es la que surge para reclamar el pago del aceptante o de  su avalis...

  • La transmisión del cheque

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El cheque es un título circulante, aunque su circulación se produce en menor medida que la letra de cambio por tratarse de un título con una vida más corta, es decir, es un título de pronta pago que siempre nace vencido.  Podemos decir que ...

  • Requisitos para la procedencia de la acción cambiaria

    Órden: Civil Fecha última revisión: 31/07/2017

    Procedencia de la acción.Como hemos dicho anteriormente el Art. 819 LECiv señala que solo procederá el juicio cambiario si en el momento de incoarlo, se presenta letra de cambio, cheque o pagaré que reúnan los requisitos previstos en la Ley Camb...

Ver más documentos relacionados
  • Formulario de demanda de juicio cambiario frente al avalista de la letra

    Fecha última revisión: 29/08/2017

    AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [LOCALIDAD] D./Dña. [NOMBRE_PROCURADOR/A], Procurador/a de los Tribunales, colegiado núm.  [NÚMERO_COLEGIADO/A] en nombre y representación de D./Dña. [NOMBRE], mayor de edad, con DNI/NIE/NIF núm. [NÚMERO_...

  • Formulario de demanda de juicio cambiario

    Fecha última revisión: 28/08/2017

     AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [LOCALIDAD] D./Dña. [NOMBRE_PROCURADOR/A], Procurador/a de los Tribunales, colegiado núm.  [NÚMERO_COLEGIADO/A] en nombre y representación de D./Dña. [NOMBRE], mayor de edad, con DNI/NIE/NIF núm. [NÚMER...

  • Formulario de demanda de juicio cambiario basada en un cheque

    Fecha última revisión: 28/08/2017

     AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [LOCALIDAD]  D. /Dª [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE] Procurador/a de los Tribunales, en nombre y representación de D. /Dª. [NOMBRE_CLIENTE] con domicilio en [DOMICILIO_CLIENTE] según acredito mediante copia de es...

  • Demanda de juicio cambiario por impago de cheque

    Fecha última revisión: 25/02/2016

    Sólo procederá el juicio cambiario si, al incoarlo, se presenta letra de cambio, cheque o pagaré que reúnan los requisitos previstos en la Ley cambiaría y del cheque.   AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [LUGAR] Don [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE],...

  • Demanda de juicio cambiario contra el avalista de letra de cambio

    Fecha última revisión: 07/06/2016

     NOTA: La Ley 42/2015 de 5 de Octubre, modifica la redacción del artículo 826 de la LEC, relativo a la sustanciación de la oposición cambiaria, concediendo al acreedor un plazo de diez días para impugnar el escrito de oposición del deudor,...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 25/01/2016

Se puede decir que la aceptación es aquel acto cambiario por el cual el  librado acepta el mandato de pago o delegación de deuda. El librado manifiesta la voluntad firmando expresamente por la cual se compromete a pagar la deuda a su vencimiento en las condiciones que se plasman en el documento. Aunque no es un requisito imprescindible para pagar la letra, sí podemos decir que resulta más seguro para el tenedor que quien debe pagar la letra declare que así lo hará.

 

De la aceptación se desprenden las siguientes características:

- Según el Art. 29 ,ley cambiaria y del cheque, ha de figurar en la letra misma o en su suplemento.

- Llega con la formulación expresa de la palabra “acepto”, o cualquiera otra equivalente, suscrita con la firma autógrafa de quien la formula o su apoderado.

- Tiene que ser una declaración pura o incondicionada como dice el Art. 30 ,ley cambiaria y del cheque, aunque puede limitarse cuantitativamente. Si el librado altera los términos suscritos por el librador se entiende que no hay aceptación, quedando el aceptante comprometido en los términos en que se obligue.

Se pueden distinguir varios tipos de aceptación en función de su obligatoriedad: la aceptación es un acto cambiario voluntario, por tanto, depende del deseo del tenedor el que la letra se presente a aceptación o no. Sin embargo en las letras giradas a un plazo desde la vista la aceptación es requisito necesario porque es la única forma de poder conocer el vencimiento expreso del efecto así librado. Hay supuestos en los que la aceptación es imposible, como en las letras giradas a la vista o las letras en las que el librador las ha prohibido, Art. 26 ,ley cambiaria y del cheque.

Para conocer el momento en que una letra debe ser presentada a su aceptación hay que distinguir varios supuestos. En las letras de cambio giradas a la vista vencen en el momento de su presentación al librado y por tanto si se llegaran a aceptar, se confundirían los de la aceptación y del pago. Otro supuesto de aceptación imposible, se da cuando el librador prohíbe presentar la letra de cambio a la aceptación, lo que puede llegar a hacer con la excepción de que la cambial se encuentre domiciliada en el lugar de un tercero o en una localidad distinta de la del domicilio del librado.

Si a pesar de estar prohibido, el tenedor presenta el documento a la aceptación, y el librado no se niega, el acto cambiario sería válido, lógicamente ante la negativa de este último el tenedor no tendría potestad para levantar protesto. Para las letras de cambio de aceptación voluntaria, por lo general se presenta la letra para su aceptación en el lugar del domicilio del librado y hasta el día de la fecha de su vencimiento, Art. 25 ,ley cambiaria y del cheque. El Art. 26 ,ley cambiaria y del cheque permite al librador fijar un plazo para presentar la letra de cambio al librado cuando se trata de una letra de aceptación voluntaria. Cuando hablamos de letras de cambio de aceptación necesaria, el plazo para pedirla es de un año contado desde la fecha del libramiento. Si la estipulación  del plazo está contenida en un endoso, sólo beneficia al endosante que la plasmó y a los de fecha posterior.

En cuanto a los efectos de la aceptación, el hecho de aceptar una letra de cambio convierte al librado en obligado principal de la letra o deudor cambial, y éste no podrá alegar más que las excepciones que hagan nulo el título por la inexistencia de algún requisito formal especial o los que afecten a su obligación extracambiaria, si el que le presenta la letra al cobro es el librador. Cuando no se acepta una letra de cambio, asume el librador según el Art. 11 ,ley cambiaria y del cheque  la garantía que se desprende de la cambial, por lo que el tenedor puede ejercitar la acción de regreso, también la puede ejercitar cuando la letra haya sido aceptada por menor cantidad.

La aceptación ha de ser un acto puro y simple, no pudiéndose poner condición al mismo, si el librado pusiese condición equivaldría a una negativa según lo establecido en el Art. 30 ,ley cambiaria y del cheque, en consecuencia a esto el tenedor puede iniciar su acción de regreso. Si la condición es suspensiva no nos puede llevar a pensar que existe aceptación hasta que no se cumpla, por lo que el tenedor aquí también podría iniciar su acción de regreso por falta de aceptación, y si fuese resolutoria, nunca podría saber el tenedor cuando puede iniciar su acción, a no ser que se le comunicara del cumplimiento de la condición.

Endoso

El endoso se puede definir como una cláusula accesoria e inseparable de la letra de cambio por virtud de la cual el acreedor cambiario pone a otro acreedor en su lugar, dentro de la letra de cambio, sea con carácter limitado o ilimitado. Es una declaración, pura y simple, puesta en la letra por la cual su tenedor legitima a otra persona en el ejercicio de los derechos incorporados al título, es la forma más común de transmisión de la letra, que permite al titular movilizar el crédito que se refleja en el documento.

El endoso consiste en la entrega de la letra de cambio al endosatario, por tanto no cabe que sea parcial, según el Art. 15 ,ley cambiaria y del cheque, sanciona con nulidad este hecho. Ha de ser un mandato puro y simple, es decir, no siendo así comporta la ineficacia  de la condición y no del endoso ya que se tiene por no puesta. La forma que debe revestir es de “páguese a la orden de…” seguido del nombre del endosatario junto con la fecha y firma del endosante debiendo figurar en la letra o su suplemento. Si no se nombra al endosatario nos encontramos ante un endoso en blanco. Este hecho deriva en convertir la letra al portador y el receptor quedará en la misma posición que su transmitente.

Desde el  Art. 17 ,ley cambiaria y del cheque hasta el artículo 20 se contemplan los efectos del endoso: el primero hace referencia a la transmisión al endosatario de la propiedad de la letra y principalmente de los derechos a ella incorporados. El efecto legitimatorio consiste en facultar al endosatario para el ejercicio de los derechos incorporados al documento, aunque es necesaria la posesión física  de la letra y adquirida de buena fe. El efecto de garantía hace del endosante el responsable del éxito de la letra con igual alcance que lo es el librador con la emisión de l a misma. Hasta aquí expuestos los efectos del endoso pleno o normal, pero existen endosos de carácter limitado teniendo en común con el normal el efecto legitimatorio.

Existe el llamado “endoso sin mi responsabilidad” del 18.1 ,ley cambiaria y del cheque y consiste en que el endosante elude el efecto de garantía. El endoso de apoderamiento del Art. 21 ,ley cambiaria y del cheque se caracteriza por legitimar al endosatario solamente para el cobro de la letra como apoderado del endosante. El endoso de garantía lo regula el Art. 22 ,ley cambiaria y del cheque hace que el titular de la letra  pignore en garantía de un crédito contra él, se expresa mediante la dicción de “valor en prenda” o “valor en garantía”. Por último el endoso singular que es el endoso a persona ya vinculada por la obligación contenida en la letra: aceptante, librador o endosantes anteriores.

Aval

El aval es una garantía cambiaria para pagar la letra de cambio  que se hace a favor de un obligado directo (aceptante) o en vía de regreso. Por tanto se trata de un acto escrito en la letra de cambio por el que un tercero se obliga al pago de ella, en todo o en parte, bien cuando la letra no se paga o cuando no paga un concreto obligado cambiario. La letra se puede garantizar mediante un contrato de fianza o mediante aval cambiario, el primero es un documento independiente de la propia letra y el aval tiene que ir plasmado en el documento de la letra para que efectivamente sea un aval cambiario.

Se deduce también la existencia del aval cuando una persona, que no sean ni librador ni librado, estampa su firma en el anverso del documento. Es imprescindible expresar la persona del avalado, aunque si este dato se omite se entiende avalado al aceptante, y si no hay aceptación al librador. El aval puede prestarse en cualquier momento incluso vencida la letra y negado su pago. También se puede firmar antes de que exista la obligación cambiaria, si bien queda subordinada su validez a la firma del librador o del obligado cambiario.

En cuanto a sus efectos, el aval garantiza que la letra de cambio se va a pagar, el tenedor de la letra de cambio cuando cualquiera de las personas obligadas no satisface el crédito, puede dirigirse inmediatamente contra el avalista. Sin embargo el avalista no podrá oponerse a la acción cambiaria más excepciones derivadas de sus circunstancias personalísimas o de defectos formales tanto del aval como de la letra de cambio garantizada. Si el avalista expresó que avala a una persona determinada, una vez pagada la letra podrá dirigirse contra el avalado y contra todos los responsables frente a él, Art. 37 ,ley cambiaria y del cheque.

No hay versiones para este comentario

Cheque
Letra de cambio
Endoso
Endosatario
Mandato
Acción de regreso
Aval en letra de cambio
Endosante
Voluntad
Delegación de deuda
Aval
Letra de cambio a la vista
Aceptación de la letra de cambio
Libramiento
Responsabilidad
Entrega de título cambiario
Firma del endosante
Endoso en blanco
Buena fe
Apoderado del endosante
Endoso pleno
Avalista
Contrato de fianza
Derecho real de prenda
Prenda
Tenedor de la letra de cambio
Obligación cambiaria
Firma del librador
Acción cambiaria