Autorización de residencia temporal por reagrupación familiar en España

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Administrativo
  • Fecha última revisión: 29/08/2019

La residencia temporal por reagrupación familiar aparece regulada en los artículos 52 y ss. del Real Decreto 557/2011, de 20 de abril. Los familiares a los que el extranjero puedo reagrupar son: el cónyuge, sus hijos o los de su cónyuge o pareja, los representados legalmente por el reagrupante, y los ascendientes de primer grado.

En cuanto a los medios económicos que deberá disponer el reagrupante, para unidades familiares con dos miembros (reagrupante y reagrupado), la cantidad mensual exigida es el 150% del IPREM. Por cada miembro adicional se exige un 50% del IPREM.

La regulación de la autorización de residencia temporal por reagrupación familiar aparece en los artículos 52 y ss. del Real Decreto 557/2011, de 20 de abril. Se entiende que está en esta situación, el extranjero que haya sido autorizado a permanecer en España gracias al derecho de reagrupación familiar ejercido por otro extranjero ya residente.

Los familiares a los que el extranjero puede reagrupar por residencia temporal son: 

- Su cónyuge, siempre que no se encuentre separado de hecho o de derecho y que el matrimonio no sea fraudulento. También la persona que mantenga con el reagrupante una relación análoga a la conyugal.

- Sus hijos o los de su cónyuge o pareja, incluidos los adoptados, siempre que esa adopción produzca efectos en España. Deberán ser menores de 18 años en el momento de la solicitud o tener una discapacidad que no les permita objetivamente ser capaces de cubrir sus propias necesidades. Si es hijo de sólo uno de los cónyuges, éste deberá ejercer en solitario la patria potestad o la custodia y estar efectivamente a su cargo.

- Los representados legalmente por el reagrupante, siempre que sean menores de 18 años en el momento de la solicitud y no puedan cubrir sus propias necesidades debido a su estado de salud.

- Los ascendientes de primer grado o los de su cónyuge, cuando sean mayores de 65 años y estén a su cargo, además de existir razones que justifiquen su residencia en España. Se podrá reagrupar a los menores de 65 de forma excepcional por razones humanitarias, siempre que reúnan los demás requisitos.

Para acreditar que los familiares están a su cargo se necesitará que, durante su último año de residencia en España, haya transferido fondos o soportado gastos de dichos familiares que representen, al menos, el 51% del PIB per cápita (en cómputo anual) de su país de residencia.

El extranjero que quiera hacer uso de este derecho de reagrupación familiar deberá cumplir con dos requisitos indispensables: acreditar medios económicos suficientes; y disponer de una vivienda adecuada.

En cuanto a los medios económicos, el extranjero reagrupante deberá adjuntar, junto con la solicitud, documentación de la que se deduzca que dispone de medios económicos suficientes para atender a las necesidades de su familia (incluida la asistencia sanitaria en caso de que no sea cubierta por la Seguridad Social). Esta cuantía mínima debe calcularse en el momento de la solicitud de autorización, y variará dependiendo del número de personas que solicite reagrupar y de las persona que ya convivan con él a su cargo en España:

  • Para unidades familiares con dos miembros (reagrupante y reagrupado), la cantidad mensual exigida es el 150% del IPREM.
  • Por cada miembro adicional se exige un 50% del IPREM.

La cuantía podrá disminuir si el familiar reagrupable es menor de edad, concurran circunstancias excepcionales que aconsejen la minoración basándose en el interés superior del menor y se reúnan los demás requisitos para la concesión de autorización de residencia por reagrupación familiar. También podrá ser minorada en relación con otros familiares por razones humanitarias, analizando los supuestos de forma individualizada.

No se computarán a estos efectos los ingresos que provengan de asistencia social, pero sí los aportados por el cónyuge del reagrupante u otro familiar en línea directa en primer grado, con condición de residente en España y que conviva con éste.

Los medios económicos se acreditarán por cualquier medio de prueba admitido en Derecho, como un contrato de trabajo, certificación bancaria de la cantidad disponible, declaración del IRPF, acreditación de la actividad que desarrolla…

Por otra parte, en cuanto a su vivienda, el extranjero solicitante deberá adjuntar con la solicitud un informe expedido por la Comunidad Autónoma en la que resida que acredite que cuenta con una vivienda adecuada para atender sus necesidades y las de su familia. Este informe podrá ser emitido por la Corporación Local en la que el extranjero resida, si así lo establece la Comunidad Autónoma competente.

El informe deberá ser emitido en un plazo de 30 días desde la fecha de la solicitud. De no ser así, el interesado deberá acreditar debidamente esta situación y podrá justificarse el requisito por cualquier medio de prueba admitido en Derecho.

Una vez vistos los requisitos cabe entrar a analizar su procedimiento. El extranjero que desee ejercer este derecho deberá solicitar personalmente una autorización de residencia temporal por reagrupación familiar a favor de los miembros de su familia ante la Oficina de Extranjería, excepto para la reagrupación de familiares de extranjeros residentes de larga duración-UE en otro Estado de la UE. Ésta última podrá ser presentada por los propios familiares, siempre que aporten prueba de residencia como miembro de la familia del residente de larga duración-UE en el primer Estado miembro.

La solicitud se hará según el modelo oficial EX-02, y deberá estar acompañada de la siguiente documentación: 

Una vez presentada la solicitud, el órgano competente la tramitará y resolverá. Se recabará de oficio el informe de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil en materia de seguridad y orden público, así como el del Registro de Penados.

Si se cumplen los requisitos establecidos para la reagrupación familiar, el órgano competente resolverá la concesión de la autorización, y se suspenderá la eficacia de dicha autorización hasta:

  • La expedición del visado y la entrada efectiva del extranjero en territorio nacional. En este caso, la resolución de concesión hará mención expresa de que la autorización no desplegará efectos hasta que no se obtenga el visado y se entre en territorio español.
  • En el supuesto de familiares de residentes de larga duración-UE, titulares de una Tarjeta Azul o beneficiarios del régimen especial de investigadores en otro estado miembro de la UE con familia constituida, la eficacia de la autorización se condiciona a la entrada efectiva del extranjero en España, si ésta se produjese después de la concesión de autorización. La entrada deberá producirse en un plazo de 1 mes desde la notificación de concesión de la autorización.

Todos los procedimientos aquí expuestos y los relativos al visado y a la renovación de autorizaciones de residencia por reagrupación familiar serán objeto de tramitación preferente.

El familiar que vaya a ser reagrupado tendrá que solicitar, en el plazo de un mes desde la notificación de concesión de la autorización al reagrupante, el visado personalmente en la misión diplomático u oficina consular de la demarcación donde resida. La misión u oficina consular podrá aceptar la presentación por medio de representante legal cuando se justifique basándose en motivos como la lejanía de la misión u oficina, dificultades de transporte, etc. Si es un menor podrá solicitarlo un representante debidamente acreditado sin más justificación. Si el extranjero se encuentra en España de forma irregular se inadmitirá a trámite la solicitud del visado o incluso se podrá denegar directamente.

La solicitud de visado deberá ir acompañada de:

- Pasaporte ordinario o título de viaje, reconocido como válido en España, con una vigencia mínima de cuatro meses.

- Certificado de antecedentes penales o documento equivalente, en el caso de solicitante mayor de edad penal, que debe ser expedido por las autoridades del país de origen o del país o países en que haya residido durante los últimos cinco años y en el que no deben constar condenas por delitos previstos en el ordenamiento español.

- Documentación original que acredite los vínculos familiares o de parentesco o de la existencia de la unión de hecho y, en su caso, la edad y la dependencia legal.

- Certificado médico con el fin de acreditar que no padece ninguna de las enfermedades que pueden tener repercusiones de salud pública graves de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento Sanitario Internacional de 2005.

La misión diplomática o consular denegará el visado en lo siguientes supuestos:

- Cuando no se acredite el cumplimiento de los requisitos previos para su obtención.

- Cuando se presenten documentos falsos, inexactos o medie mala fe para la fundamentación de la petición.

- Cuando concurra causa de inadmisión a trámite que no hubiera sido apreciada en el momento de recepción de la solicitud.

La misión diplomática u oficina consular notificarán la concesión de visado, en su caso, en un plazo máximo de 2 meses. El visado deberá ser recogido personalmente por el solicitante, salvo en el caso de los menores, que podrá ser recogido por su representante. Si el interesado no recoge el visado en el plazo mencionado, se entenderá que ha renunciado al mismo, dando lugar al archivo del procedimiento.

Una vez concedido, para su posterior renovación, deberá solicitarse en modelo oficial en un plazo de 60 días naturales antes de la expiración de la autorización de residencia por reagrupación familiar. La presentación de esta solicitud prorrogará la validez de la autorización anterior hasta que se resuelva el procedimiento, al igual que si la solicitud se presentase en los 90 días naturales posteriores a la finalización de la vigencia de dicha autorización, sin perjuicio de la incoación del correspondiente procedimiento sancionador por la infracción en la que se hubiese incurrido. 

La renovación de la autorización para descendientes, menores tutelados o ascendientes podrá solicitarse por parte del cónyuge, siempre que forme parte de la unidad familiar, resida en España y el reagrupante original no reúna los requisitos necesarios para ello. El cónyuge asumirá en estos casos la condición de reagrupante.

Para que se efectúe la renovación son necesarios los siguientes requisitos relativos al reagrupado: 

  • Ser titular de autorización de residencia por reagrupación familiar en vigor o dentro de los 90 días posteriores a su caducidad
  • Mantener el vínculo familiar o de parentesco o la existencia de unión de hecho con el reagrupante.

  • Tener escolarizados a los menores a su cargo en edad obligatoria de escolarización durante su permanencia en España.

  • Haber abonado la tasa por tramitación del procedimiento.

Si la documentación presentada no acredita debidamente la escolarización de los menores en edad de escolarización obligatoria a cargo del solicitante, la Oficina de Extranjería pondrá esa situación en conocimiento de las autoridades educativas competentes, además de advertir al solicitante de que en caso de no demostrarse la escolarización en un plazo de 30 días, la autorización no será renovada.

También se valorará para la renovación:

- La posibilidad de renovar la autorización a extranjeros que hubieran sido condenados por la comisión de un delito y hayan cumplido la condena, los que hubieran sido indultados o se hallasen en situación de remisión condicional de la pena o de suspensión de la pena.

- El incumplimiento de las obligaciones del solicitante en materia tributaria y de Seguridad Social.

- El esfuerzo del extranjero por integrarse, acreditado por informe positivo de la Comunidad Autónoma en la que resida. Este informe contendrá como mínimo la certificación, en su caso, de la participación activa del extranjero en acciones formativas destinadas al conocimiento y respeto de los valores constitucionales de España, los valores estatutarios de la Comunidad Autónoma en que se resida, los valores de la Unión Europea, los derechos humanos, las libertades públicas, la democracia, la tolerancia y la igualdad entre mujeres y hombres, así como el aprendizaje de las lenguas oficiales del lugar de residencia. En este sentido, la certificación hará expresa mención al tiempo de formación dedicado a los ámbitos señalados. También tendrá en cuenta el informe las acciones formativas desarrolladas por entidades públicas o privadas debidamente acreditadas.

Las solicitudes de los familiares reagrupados y la del reagrupante se presentarán y tramitarán conjuntamente salvo causa que lo justifique. Si la Administración no resuelve expresamente en un plazo de 3 meses desde presentada la solicitud, se entenderá aceptada la solicitud por silencio administrativo.

No hay versiones para este comentario

Residencia temporal por reagrupación familiar
Reagrupación familiar
Autorización de residencia temporal
Medios económicos suficientes
Residencia
Ascendientes
Unidad familiar
Residencia por reagrupación familiar
Concesión de la autorización
Medios de prueba
Autorización y permiso de residencia
Residencia de larga duración
Residencia temporal
Oficina consular
Discapacidad
Patria potestad
Asistencia sanitaria
Interés superior del menor
Menor de edad
Certificación bancaria
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Contrato de Trabajo
Corporaciones locales
Extranjero residente
Misión diplomática
Parentesco
Uniones de hecho
Expedición del visado
Estado miembro de la Unión Europea
Días naturales
Representación legal
Antecedentes penales
Pasaporte
Causa de inadmisión
Mala fe
Documento falso
Archivo de actuaciones
Descendientes
Tutelado
Procedimiento sancionador
Pertenece al Grupo

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados