Características de las partes intervinientes en el proceso penal y del objeto del proceso penal

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Partes del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/03/2013

    Las partes en el proceso penal Se admite la existencia de partes en el proceso penal y conviene distinguir entre ellas en base a dos criterios; el primero atiende a la posición procesal, es decir, la existencia de dos peticiones enfrentadas. De est...

  • El acusador privado en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/11/2014

    Dentro de los acusadores privados podemos diferenciar los acusadores por delitos privados o acusadores por delitos semipúblicos. Acusador privado ofendido por delitos privados, como bien indica su nombre, se trata del particular ofendido por un deli...

  • El objeto del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 15/03/2013

    NOVEDAD: Ley 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para la agilización de la justicia penal y el fortalecimiento de las garantías procesales se sustituyó el plazo de un mes previsto para la instrucci...

  • Las funciones del Ministerio Fiscal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Las funciones del Ministerio Fiscal vienen contempladas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y en el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal de 30 de diciembre de 1981   La Ley de Enjuiciamiento Criminal, hace referencia a las funciones del M...

  • El acusador popular en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/11/2014

    Acusador popularSe trata de una persona que se presenta en el proceso penal para ejercitar la acción penal popular, que es la que pueden ejercitar todos los ciudadanos por el mero hecho de serlo. Consagrada por el, Art. 125 ,Constitución Española ...

Ver más documentos relacionados
  • Escrito de renuncia de acción penal en delito perseguible a instancia de parte

    Fecha última revisión: 01/04/2016

    NOTA: La renuncia de la acción civil o de la penal no perjudicará más que al renunciante; pudiendo continuar el ejercicio de la penal en el estado en que se halle la causa, o ejercitarla nuevamente los demás a quienes también correspondiere. E...

  • Querella por delito de descubrimiento y revelación de secretos

    Fecha última revisión: 23/03/2016

    NOTA: Con la Ley 1/2015, de 30 de marzo, se modifica el art. 197 del Código Penal, y se tipifica la cesión- sin autorización-, de imágenes o grabaciones audiovisuales de otra persona, aunque se hubieran obtenido con la anuencia de dicha person...

  • Solicitud de reserva de acción civil, apartándose de la querella

    Fecha última revisión: 11/03/2016

    NOTA: Según el art. 110 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que los perjudicados no se muestren parte en la causa, no quiere decir que renuncien al derecho de restitución, reparación o indemnización que a su favor puede acordarse en sentenci...

  • Modelo de querella

    Fecha última revisión: 05/04/2016

    NOTA: Con la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito, la exención de la fianza de para la interposición de querella, además de aplicarse al ofendido y sus herederos o representantes legales, o al cónyuge o persona con a...

  • Querella por acusación y denuncia falsas

    Fecha última revisión: 09/03/2016

    NOTA: Según la Circular 1/2015, sobre pautas para el ejercicio de la acción penal en relación con los delitos leves tras la reforma penal operada por la Ley Orgánica 1/2015,de 30 de marzo, no se solicitará el archivo por motivos de oportunida...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

Cuando hacemos referencia a los sujetos del proceso penal, tenemos que hacer referencia a las partes del mismo. Dentro del proceso penal, tenemos que admitir la existencia de partes y hay que diferenciar entre ellas teniendo en cuenta la posición procesal de las mismas y la existencia de peticiones diferentes.

Por tanto, en el proceso penal tenemos que considerar la existencia del acusador y del acusado en base a dos criterios; el primero atiende a la posición procesal y el segundo a que va a haber peticiones enfrentadas. El acusador es aquel que tiene una posición activa dentro del proceso, y el acusado es el que tiene la posición pasiva.

Dentro de las denominadas partes acusadoras estarían las siguientes:

El Ministerio Fiscal es una parte necesaria en los juicios que se celebran por delitos públicos o semipúblicos en los que existe denuncia del ofendido y entre las funciones más importantes con las que cuenta el mismo estaría la de:

- Ejercitar la acción penal y civil.

- Velar por los derechos fundamentales, libertades públicas.

- Intervenir en el proceso penal solicitando a la autoridad judicial que se adopten medidas cautelares.

El acusador particular es la persona, distinta al Ministerio Fiscal, que ejercita la acción penal ante los hechos que revisten los caracteres de delito representando así, los intereses de la víctima o del ofendido por el delito.

El acusador popular debe comparecer en la causa por medio de abogado y con procurador con poder especial, interponer formalmente una querella y prestar la fianza que el Juez determine para asegurar el cumplimiento de las posibles responsabilidades derivadas del pleito.

El acusador privado, es necesaria su intervención en los procesos penales contra delitos privados, como las injurias y calumnias entre particulares.

Siguiendo por las que serían las partes acusadas en un proceso penal, hay que diferenciar entre las siguientes:

El imputado es el acusado en el proceso penal y es perseguido porque se le imputa la realización de unos hechos sancionables penalmente; si se ha adoptado contra el imputado algún tipo de medida cautelar, pasa a denominarse inculpado en el proceso penal.

Si tan sólo recaen sospechas sobre la persona a la que se considera responsable de un hecho punible, se la denomina sospechoso.

Cuando en los delitos graves existen verdaderos indicios de la culpabilidad del imputado y el juez dicta el correspondiente auto de procesamiento sobre el mismo, el imputado pasa a denominarse desde ese mismo momento procesado.

Una vez terminada la primera fase del proceso, presentado el escrito de acusación, el imputado pasa a denominarse acusado; si es condenado por sentencia se le llamará condenado; en el caso de que ya estuviera cumpliendo sentencia, se le designará reo.

 

La configuración del objeto del proceso penal no depende de la voluntad de las partes (pretensiones) sino de una realidad previa a ellas: el hecho punible.

Esto sucede ya que es suficiente que se produzca un hecho con apariencia de delito para que, de oficio, sin intervención de parte (y, por tanto, sin pretensión), el proceso tenga ya un objeto: objeto de la investigación (de la fase de instrucción del proceso). El objeto del proceso penal es, por tanto, el hecho punible imputado a una persona (aunque inicialmente esta persona no esté identificada) y que pueda calificarse como delito o falta, correspondiendo al mismo una pena fijada por la ley.

Posteriormente, y cuando se ponga fin a la fase de instrucción, debido a lo que se denomina como el principio acusatorio (que obliga a que la acusación sea formulada por un sujeto distinto al que debe juzgar), tiene que existir una pretensión punitiva de la parte acusadora (querella primero, escrito de acusación después) en la que se recogerán por los acusadores los hechos punibles que se imputan y se formulará una calificación jurídica y una petición punitiva concreta.

Si hacemos referencia a las características del objeto del proceso penal, cabe señalar el vínculo que existe entre el mismo y el derecho de acción ya que una vez iniciado el proceso, se pone en conocimiento del órgano jurisdiccional aquel hecho que debe ser investigado por ser presuntamente constitutivo de delito o falta. De este modo, si se formula la querella y esta se admite a trámite, ya va a existir objeto del proceso. 

Otra de las características del proceso penal viene a ser su inmutabilidad, ya que una vez iniciado no va a poder modificarse ni suprimirse, ni aunque se pretenda hacer a instancia de parte, por ello el objeto del derecho penal no es disponible por las partes.

Es relevante llevar a cabo la determinación del objeto del proceso penal, ya que siguiendo lo recogido en los Art. 21,Art. 23 ,LOPJ, el objeto del proceso va a permitir establecer la extensión y límites de la jurisdicción española dentro del orden penal, siguiendo el 9.3 ,LOPJ se va a posibilitar determinar la competencia penal genérica, además de la objetiva, la territorial recogida en los Art. 14-15 ,LECrim y la funcional, porque por medio del objeto se observa los sujetos que tienen legitimación en el proceso penal, además de poderse identificar de este modo, de la clase de proceso de que se trate.

Hay que tener en cuenta el hecho de que la LECRIM no define lo que sería el objeto del proceso penal pero se referirá al mismo en diversos artículos.

El objeto del proceso está compuesto por elementos objetivos y elementos subjetivos, tales como los siguientes:

Dentro de los elementos objetivos, hay que tener en cuenta que la fundamentación fáctica debe estar basada en la existencia de una actuación que ha generado una lesión. Es decir, lo decisivo es la de un daño atribuible a una actuación ilícita, culposa o negligente. De este modo, para realizar la identificación del hecho criminal imputado, habrá que tener en cuenta el hecho concreto y considerar todos los delitos y faltas tipificados en la ley.

Por otro lado, estarían los elementos subjetivos que son aquellos que permiten identificar el objeto del proceso teniendo en cuenta, entre otras cosas, las características de la parte acusada, ya que la persona resultará condenada o absuelta respecto al hecho criminal por el que fue acusada.

 

No hay versiones para este comentario

Objeto del proceso penal
Acción penal
Hecho delictivo
Querella
Responsabilidad
Delito público
Denuncia de la persona agraviada
Acusación popular
Acusación privada
Objeto del proceso
Calumnia
Delito privado
Delito grave
Auto de procesamiento
Voluntad de las partes
Límites de la jurisdicción