Las causas de justificación de un delito: legítima defensa, estado de necesidad, obrar en el cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, obediencia jerárquica e impedimento legítimo

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Legítima defensa

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    El Código penal en el apartado cuarto del Art. 20 ,CP dispone que están exentos de responsabilidad criminal: ?El que obre en defensa de la persona o derechos propios o ajenos, siempre que concurran los requisitos siguientes: Agresión ilegíti...

  • La legítima defensa como supuesto de exoneración de la responsabilidad civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La legítima defensa se trata de aquella causa de justificación que ampara a quien, frente una agresión ilegítima y actual a sus bienes jurídicos o los de un tercero, actúa impidiendo o repeliendo la agresión de modo proporcionado para evitarla...

  • Elementos de las causas de justificación en los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/03/2013

    En el Código Penal de 1995 se reconocen como causas de justificación las siguientes: legítima defensa (20.4 ,Código Penal), estado de necesidad (20.5 ,Código Penal) y el cumplimiento de un deber o ejercicio legítimo del derecho, oficio o cargo...

  • Las características de la imputabilidad y los elementos de la culpabilidad

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    El ser humano tiene, salvo los casos excepcionales de inimputabilidad, libertad de deliberación, decisión y actuación y será su conducta la que determine si estamos ante un supuesto de culpabilidad. En la época clásica se formuló la teorí...

  • El cumplimiento de un deber o el ejercicio de un derecho como causa de justificación de los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    El 20.7 ,CP, declara también exento de responsabilidad criminal a:  «El que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo».  Los requisitos para que se cumpla esta causa de justificación: Orige...

Ver más documentos relacionados
  • Escrito de defensa alegando legítima defensa en procedimiento abreviado

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Las eximentes se encuentran reguladas en el art. 20 del Código Penal. Cuando no concurran todos los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad, producirán efectos atenuatorios, ya que así se dispone en el art. 21 del Código Penal...

  • Escrito de defensa de juicio rápido alegando eximente

    Fecha última revisión: 10/03/2016

    NOTA: Para enjuiciar un hecho bajo la modalidad del procedimiento para el enjuiciamiento rápido, debe tratarse de un delito flagrante; de violencia doméstica; de hurto; de robo; de hurto y robo de uso de vehículos a motor o contra la segurid...

  • Denuncia por acoso sexual con prevalimiento de relación jerárquica

    Fecha última revisión: 28/03/2016

    NOTA: El delito de acoso sexual se encuentra contenido en el 184.1 CP. Este precepto protege el bien jurídico protegido de la libertad sexual en su fase interna, no teniendo por qué existir contacto físico, donde en muchas ocasiones el ataque a ...

  • Otrosí solicitando pulsera electrónica. Violencia de género

    Fecha última revisión: 23/03/2016

    NOTA: Hay que tener en cuenta lo establecido en la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la victima del delito.  Según el art. 544 ter de la Ley de Enjuiciamiento Criminal el Juez de Instrucción dictará orden de protección para las víc...

  • Formulario de solicitud de sobreseimiento libre en virtud del art. 637 del CP

    Fecha última revisión: 13/10/2017

    AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN [NUMERO] DE [LOCALIDAD] Diligencias Previas [DILIGENCIASPREVIAS_NUMERO] Don/ Doña [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales, en nombre y representación de Don/ Doña [NOMBRE_CLIENTE], colegiado núme...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

La no exigibilidad de otra conducta se da en aquellas situaciones en las que el sujeto, aunque no ha perdido totalmente su libertad de optar, pues puede seguir eligiendo entre la conducta antijurídica y la adecuada al mandato, y teniendo el conocimiento que si opta por la segunda verá menoscabados sus bienes jurídicos, decide actuar de acuerdo a la primera opción. Cuando concurre una de las causas de justificación, no habrá delito, en las de inimputabilidad no habrá delincuente pero sí delito y en las excusas absolutorias habrá delito y delincuente pero no habrá pena.

El Código Penal contempla como causas de justificación la legítima defensa, el estado de necesidad y el ejercicio de un derecho (20.4,20.5,20.7 ,Código Penal). 

 

 

Legítima defensa

Con arreglo al 20.4 ,Código Penal, está exento de responsabilidad criminal el que obre en defensa de la persona o derechos propios o ajenos, siempre que concurran los requisitos siguientes:

- Agresión ilegítima. En caso de defensa de los bienes se reputará agresión ilegítima el ataque a los mismos que constituya delito y los ponga en grave peligro de deterioro o pérdida inminentes. En caso de defensa de la morada o sus dependencias, se reputará agresión ilegítima la entrada indebida en aquélla o éstas.

- Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla.

- Falta de provocación suficiente por parte del defensor.

No suponen agresión los supuestos de tentativa inidónea, ni tampoco aquellos en los que exista un ataque en principio idóneo, pero en los que el atacado esté totalmente protegido y por tanto fuera de peligro. En cualquier caso la conducta ha de ser dolosa.

Para que la agresión sea ilegítima, la agresión ha de ser en cualquier caso antijurídica. En los supuestos de riña mutuamente aceptada se rechazará la legítima defensa. Esto es así porque se niega que concurran la legítima defensa en aquellos supuestos en los que todos los participantes se agraden recíprocamente y porque la agresión es provocada y esperada.

Además, la agresión tendrá que poseer las dos siguientes características:

- Agresión penalmente típica. Lo que significa que el objeto de la agresión ilegítima tendrán que ser bienes jurídicos personales. Son bienes jurídicamente protegibles los que ya se poseen, mientras que las meras pretensiones no se pueden considerar bienes jurídicamente protegibles. De los bienes jurídicos personales son legítimamente defendibles, siempre que la agresión constituya una forma de ataque penalmente tipificada, la vida, la integridad y salud, libertad, seguridad, libertad sexual, honor, estado civil, derechos familiares, intimidad, inviolabilidad e intimidad de la morada y bienes patrimoniales, derechos fundamentales y libertades cívicas, o la tranquilidad o la calma. Por el contrario, en la medida que no están penalmente protegidos frente a una concreta forma de ataque, no cabe legítima defensa frente a agresiones atípicas a la libertad sexual, frente a agresiones insignificantes al honor o a la libertad de voluntad, o a intromisiones no tipificadas en diversas facetas de la intimidad, o a otras agresiones atípicas a la tranquilidad, a la facultad de uso de un aparcamiento. Frente a ellas solo cabe estado de necesidad defensivo.

- La agresión ha de ser actual. La agresión es actual desde que el peligro que crea hace inaplazable actuar porque de lo contrario haya riesgo de que una posterior defecan sea ineficaz. Pero hay que matizar que, la agresión seguirá siendo actual mientras subsista el peligro de lesión o lesiones posteriores. Consiguientemente, frente a una futura agresión, todavía no actual, no cabe legítima defensa.

La intensidad necesaria en el procedimiento defensivo tendrá que ser proporcional a la entidad y peligrosidad de la agresión, de modo que normalmente ante una agresión poco importante será bastante y seguro utilizar un procedimiento poco lesivo.

Por último, en lo que respecta a la legítima defensa, tenemos que mencionar la falta de provocación suficiente. La falta de provocación suficiente por parte del defensor es inesencial, pues su concurrencia o falta no afecta a la presencia de los demás requisitos, por lo que, aunque haya provocación suficiente, cabe la eximente incompleta.

Estado de necesidad

El 20.5 ,Código Penal dispone que están exentos de responsabilidad criminal los que, en estado de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno lesionen un bien jurídico de otra persona o infrinjan un deber, siempre que concurran los siguientes requisitos:

- Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar.

- Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto.

- Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse.

Obrar en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo

Cumplimiento de un deber

El deber al que se refiere el Código Penal es un deber jurídico (derivado del ordenamiento), no siendo contemplados en este punto los deberes únicamente éticos.

Esta eximente se aplicará a los llamados deberes profesionales, entre los que están los de abogados y procuradores de no revelar las actuaciones procesales. También tendrían cabida los deberes de obligación de detener respecto de la autoridad o agentes de policía judicial. En realidad, hay un cierto solapamiento entre el contenido de estas causas justificativas y las de ejercicio de un deber, pero no son coincidentes. Para que sea aplicable el 20.7 ,Código Penal a un supuesto de uso de fuerza por miembros de los Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones, son necesarios los siguientes requisitos:

- Que los agentes actúen en el desempeño de las funciones propias del cargo.

- Que el recurso a la fuerza haya sido racionalmente necesario para la tutela de los intereses públicos o privados cuya protección les viene legalmente encomendado.

- Que la fuerza utilizada sea proporcionada, actuando sin extralimitación.

- Que concurra cierto grado de resistencia o de actitud peligrosa por parte del sujeto pasivo que justifique que recaiga sobre él el acto de fuerza.

Ejercicio de un derecho

Naturalmente será un derecho reconocido jurídicamente, no siendo suficiente otro de naturaleza moral. A diferencia del cumplimiento de un deber, aquí hay una facultad del titular a la que puede renunciar o de la que puede no hacer uso, concurriendo la eximente solo si en esa opción el derecho es utilizado.

Ejercicio de oficio o cargo

El ejercicio de un oficio alcanza las profesiones privadas, y la mención del cargo atañe a la profesión que soporta el ejercicio de funciones públicas. Cuando en el ejercicio de algunas profesiones y sin que exista un deber de actuar por razón del oficio o cargo se lesionan intereses ajenos, la legitimidad de la intervención determinará la justificación. La referencia legal al oficio o cargo es residual al cumplimiento del deber o ejercicio del derecho. En el ejercicio de la profesión de abogado suceden escenarios de ofensa a bienes jurídicos (como por ejemplo afirmar en un recurso que la sentencia infringe la ley o es injusta) que fuera de la disputa procesal estarían normalmente interdictados por el Código Penal.

No hay versiones para este comentario

Legítima defensa
Agresión ilegítima
Estado de necesidad
Antijuridicidad
Falta de provocación suficiente
Libertad sexual
Mandato
Falta de imputabilidad
Excusa absolutoria
Eximentes completas
Tentativa inidónea
Necesidad racional del medio empleado
Cumplimiento de un deber
Riña mutuamente aceptada
Bienes patrimoniales
Estado civil
Inviolabilidad
Voluntad
Garaje
Responsabilidad penal
Eximentes incompletas
Policía judicial
Deber jurídico
Ejercicio legítimo de un derecho
Tutela
Empleo de la fuerza
Interés publico