Concepto de dominio público

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Características de los bienes demaniales. Posibilidad de su desafectación

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 03/10/2016

    De conformidad con el Ordenamiento jurídico español, el dominio público es un conjunto de bienes de titularidad de la Administración, que no pueden ser objeto de apropiación por los particulares por estar afectados a una finalidad pública y que...

  • Inalienabilidad, imprescriptibilidad, inembargabilidad de los bienes del dominio público. Potestades administrativas para su protección

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 24/04/2016

    Régimen Jurídico   Los bienes de dominio público se encuentren afectos a un fin o uso público. Ello implica que se protejan de una manera especial, en garantía del fin al que se destinan. La garantía especial de estos bienes aparece regulada e...

  • Regulación, clasificación y régimen jurídico de los bienes de la Administración Pública

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 24/04/2016

      El patrimonio de la Administración Pública encuentra su regulación esencial en el Art. 132 ,Constitución española, así como en la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, de Patrimonio de las Administraciones Públicas. Esta Ley define el patrimonio ...

  • Elementos del dominio público

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 24/04/2016

      1. El elemento subjetivo del dominio público. a) Sólo pueden ser sujeto de dominio público las entidades de derecho público. En términos generales así resulta del Art. 338 ,Código Civil. No pueden serlo las empresas privadas de los entes p...

  • Características de los bienes patrimoniales

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 24/04/2016

    Concepto de bien patrimonial Son bienes patrimoniales los de titularidad de las administraciones públicas que no tengan el carácter de bienes de dominio público, es decir, que no estén destinados directamente al uso público o afectados a un serv...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Administrativo
  • Fecha última revisión: 24/04/2016

Los bienes que han de quedar comprendidos en el dominio público son determinados asumiendo como elemento esencial de su definición el criterio de la afectación a diversos bienes público, lo cual radica en una ampliación del concepto de los denominados bienes demaniales.

Para ofrecer un concepto de dominio público es preciso, en primer lugar, hacer referencia al 5.1 ,Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, que establece que, son bienes y derechos de dominio público los que, siendo de titularidad pública, se encuentren afectados al uso general o al servicio público, así como aquellos a los que una ley otorgue expresamente el carácter de demaniales. Asimismo, continúa diciendo el precepto en su apartado 2 que son bienes de dominio público estatal, en todo caso, los mencionados en el 132.1 ,CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA.

Por su parte, el mencionado 132.1 ,CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA viene a establecer que, la Ley regulará el régimen jurídico de los bienes de dominio público y de los comunales, inspirándose en los principios de inalienabilidad, imprescriptibilidad e inembargabilidad, así como su desafectación.

De esta normativa se deduce que, además de la titularidad de un Ente Público para poder calificarlo como de dominio público, es precisa la concurrencia del elemento de destino o de la afectación del bien a una finalidad pública (un uso, un servicio o el fomento de la riqueza nacional).

En lo que a la afectación se refiere, cabe señalar que el elemento decisivo para calificar un bien perteneciente al dominio público es la afectación a alguno de los fines que, según la Ley, determinan el carácter demanial. No obstante, en primer lugar procede ofrecer un concepto de aceptación, que es un acto formal en virtud del cual un bien de titularidad pública se integra en el demanio en virtud de su destino y de las correspondientes previsiones legales. Además, la afectación puede realizarse de diferentes formas, sin embargo, a estos efectos, en primer lugar cabe distinguir entre bienes demaniales naturales y artificiales.

 

  • Naturales.- La afectación se produce ope legis, sin que sea necesario otro tipo de declaración u acto posterior.
  • Artificiales.- Aquí sí es necesaria una afectación singular e individualizada para su corporación al dominio público, la cual puede producirse de forma expresa o tácita. No obstante, en ambos casos se presupone el destino de un bien público a un uso o servicio público, como sucede en las adquisiciones realizadas en virtud de expropiación forzosa y presunta, lo cual, en virtud del Reglamento de Bienes de las Entidades Locales, se produce en dos casos distintos:

- Por la suscripción por más de 25 años a un servicio público

- Cuando la entidad  local adquiere por usucapión, de conformidad con el Derecho Civil, el dominio de una cosa que viene estando destinada a un uso o servicio público o comunal.

 

Así pues, puede definirse el dominio público como una técnica de intervención para la protección pública de determinados bienes, cuyas características se relacionan a continuación:

  1. Titularidad pública de los bienes.
  2. Afectación de los bienes objeto del dominio público a una finalidad pública prevista por Ley.
  3. Se aplica a dichos bienes un régimen jurídico especial de protección y uso, regulado por el Derecho Administrativo.

Respecto a las clases y la titularidad del dominio público, tal y como ya se ha adelantado, deben distinguirse las siguientes categorías:

1. Dominio público natural o artificial

El dominio público natural está formado por aquellos bienes incluidos en el dominio público por la Constitución o la Ley en razón de sus características homogéneas. Este tipo de bienes son los que establece la Constitución Española (zona marítima terrestre, las payas, el mar territorial y sus recursos naturales), los cuales, en cualquier caso, podrán ser ampliados por la Ley. No obstante, además de los bienes anteriormente expuestos, son bienes de dominio público natural:

  • El demanio hidráulico.
  • Los yacimientos de minerales y recursos geológicos que componen el demanio minero incluidos los hidrocarburos líquidos y gaseosos.
  • El demanio público radioeléctrico.

Por su parte, el dominio público artificial está integrado por el resto de bienes, es decir, por aquellos no integrados en la categoría de bienes naturales de conformidad con la Constitución Española y la Ley.

2. Bienes destinados al uso público o al servicio público

Se configuran como bienes destinados al uso público, además de los bienes del demanio marítimo e hidráulico, los caminos, calles, paseos puentes, parques y demás obras de aprovechamiento o utilización general. Se trata de bienes destinados de forma directa a la prestación de un servicio público que, en suma, se relacionan a continuación:

  • Los edificios públicos en los que se alojan los órganos del Estado, CCAA y CCLL
  • Hospitales, colegios, campos de deporte o museos.
  • Los bienes del dominio público ferroviario, los puertos y aeropuertos
  • El dominio público militar formado por murallas, obras de defensa del territorio, cuarteles y demás instalaciones militares
  • Los descubrimientos arqueológicos.

 

 

No hay versiones para este comentario

Bienes de dominio público
Afectación de bienes
Patrimonio de las Administraciones Públicas
Inalienabilidad
Inembargabilidad
Imprescriptibilidad
Desafectación elementos patrimoniales
Entes públicos
Ope legis
Usucapión
Uso público
Recursos naturales
Mar territorial
Dominio público ferroviario
Puertos
Deporte