Conducta típica del artículo 290 del CP

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal
  • Fecha última revisión: 14/09/2020

El artículo 290 del C.P. establece:

“Los administradores, de hecho o de derecho, de una sociedad constituida o en formación, que falsearen las cuentas anuales u otros documentos que deban reflejar la situación jurídica o económica de la entidad, de forma idónea para causar un perjuicio económico a la misma, a alguno de sus socios, o a un tercero, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.

Si se llegare a causar el perjuicio económico se impondrán las penas en su mitad superior".

 

Se trata de un delito de los llamados de peligro en que la consumación se produce cuando se crea una situación idónea para causar perjuicio a la sociedad, esa situación peligrosa que el Código Penal quiere evitar como adelantamiento de la barrera de protección del bien jurídico protegido.

Si además se produce un resultado de perjuicio, eso comportará el agravamiento de la pena, pero no constituye elemento esencial del tipo.

El objeto material sobre el que debe recaer este delito se determina en la definición legal con un “numerus apertus” en el que solo se singularizan, a modo de ejemplo, las cuentas anuales, esto es, “las que el empresario debe formular al término de cada ejercicio económico y que comprenden el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias y la memoria”.

Entre los demás documentos, se encontrarán, sin que esto signifique el cierre de la lista de los posibles objetos del delito, los libros de contabilidad, los libros de actas, los balances que las sociedades que cotizan en Bolsa deben presentar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, los que las entidades de crédito deben presentar al Banco de España y, en general, todos los documentos destinados a hacer pública, mediante el ofrecimiento de una imagen fiel de la misma, la situación económica o jurídica de una entidad que opera en el mercado.

El delito se comete cuando se falsean las cuentas de forma idónea para causar un perjuicio económico. Y en todo caso, se distinguen dos subtipos:

  • Uno de mera actividad: cuando el perjuicio no llega a producirse.
  • Otro de resultado: cuando se ha producido.

Conducta típica

La acción castigada a través del citado precepto está constituida por la actividad de falsear las cuentas anuales u otros documentos que deban reflejar la situación jurídica o económica de una sociedad constituida o en formación, de forma idónea para causar un perjuicio económico a la misma. Los elementos del tipo son los siguientes:

  • Falsear: La acción falsaria tiene que ser alguna de las previstas en el artículo 390 del C.P., es decir, tiene que consistir en:
    • Alterar un documento en alguno de sus elementos o requisitos de carácter esencial.
    • Simular un documento en todo o en parte, de manera que induzca a error sobre su autenticidad.
    • Suponer en un acto la intervención de personas que no la han tenido, o atribuir a las que han intervenido en él declaraciones o manifestaciones diferentes de las que hubieran hecho.
    • Faltar a la verdad en la narración de los hechos. A esta última categoría corresponderá el mayor número de hechos incluibles en este tipo penal en la forma de la manipulación contable o "maquillado" de cuentas para ocultar determinados apuntes contables o hacer aparecer una conclusión en el balance positiva o negativa, según los intereses del autor del hecho.
    • La falsificación tiene que ser idónea, susceptible de aparentar legitimidad. Una falsedad, sobre todo la material (firmas, alteración de partes de un documento legítimo, etc.), que sea burda e incapaz de aparentar legitimidad no podría considerarse una acción idónea para obtener el resultado. Además la falsedad, si es material sobre algún documento, tiene que recaer sobre partes o aspectos esenciales del mismo.
  • Sociedad constituida o en formación El artículo 297 del C.P., establece que a los efectos de este Capítulo XIII se entiende por sociedad toda cooperativa, Caja de Ahorros, mutua, entidad financiera o de crédito, fundación, sociedad mercantil o cualquier otra entidad de análoga naturaleza que para el cumplimiento de sus fines participe de modo permanente en el mercado. Se da un concepto muy amplio de sociedad y se hace una ejemplificación al enumerar una serie de supuestos a modo de lista abierta a otros, al terminar con la cláusula "o cualquier otra entidad de análoga naturaleza".

Si está claro que están incluidas todas las llamadas sociedades mercantiles, se discute si están incluidas formas societarias civiles como asociaciones, comunidades de propietarios, sociedades civiles, o incluso entidades o agrupaciones que no tienen personalidad jurídica propia (capacidad de actuar en el tráfico jurídico con independencia de sus integrantes o componentes) como son las comunidades de bienes, los patrimonios separados, etc. La opinión mayoritaria está en la línea de exigir, al menos, personalidad jurídica independiente al ente para poder considerarse sociedad a efectos penales.

En cuanto a la expresión "constituida o en constitución" nos lleva este requisito a las normas que rigen la forma y constitución del ente societario en cuestión y qué acto le confiere personalidad jurídica, como por ejemplo lo es la inscripción en el Registro Mercantil de la escritura de constitución en una Sociedad Limitada.

Estaríamos ante una sociedad en formación en el período de tiempo existente entre el concurso de voluntades de los socios para formar la sociedad y el efectivo nacimiento a la vida jurídica, período en el cual el funcionamiento de esa sociedad "en formación", es decir, en proceso de nacimiento formal, puede originar efectos para los socios y terceros, en cuya actividad se puede cometer el delito estudiado.

  • Perjuicio valorable económicamente. Si el perjuicio llega efectivamente a producirse, el párrafo segundo del artículo 290 del C.P. castiga los hechos con una pena superior. Ese perjuicio ha de ser de naturaleza objetivamente valorable desde el punto de vista económico, lo que no quiere decir que sea directamente dinerario, pues pueden ser perjuicios en la buena imagen de la sociedad, perjuicios comerciales y otros inmateriales pero que tienen un reflejo en la cuenta de resultados de la sociedad o reflejo económico objetivo.

Sujeto activo

Sólo pueden ser los administradores de derecho y de hecho. Se trata de un delito llamado especial propio por cuanto no puede ser cometido por quien no tenga las especiales características previstas en el tipo penal.

Si en la falsificación intervienen o la realizan quienes no son administradores de hecho o de derecho y falsifican la clase de documentos previstos en el tipo penal, estos extraños (por no ser administradores) son autores -directos, mediatos o coautores-, en su caso, de los delitos comunes correspondientes de falsedad documental.

Como se establece en la Sentencia del Tribunal Supremo, Nº 575/2018, de 21 de noviembre. ECLI:ES:TS:2018:3920 :

"el delito del artículo 290 C.P. exige que en el autor concurra la condición de administrador de hecho o de derecho de una sociedad. No cometen el delito, pues, los socios si en ellos no es apreciable aquella condición. Tampoco el socio que aprueba las cuentas puede ser considerado cooperador necesario cuando, como ocurre en el caso, su intervención es posterior a la consumación del delito".

Sujeto pasivo

Puede serlo:

a) La propia sociedad como ente.

b) Los socios individualmente considerados.

c) Terceros que hayan tenido o fueran a tener relaciones mercantiles con la sociedad.

Expone el Supremo en la sentencia Nº 136/2017, de 2 de marzo. ECLI:ES:TS:2017:471 :

“En efecto, el delito del art. 290 además de ser un delito especial (solo puede cometerlo el administrador lo que nos llevaría a matizar la pena respecto de uno de los recurrentes : art. 65.3 C.P. ), exige que la falsedad tenga idoneidad para causar perjuicio bien a la Sociedad, bien a uno de sus socios, bien a terceros".

Objeto material

Son las cuentas anuales u otros documentos que tienen por finalidad reflejar la situación jurídica o económica de la sociedad.

Hay que acudir, por tanto, a la normas del derecho mercantil o civil, según la naturaleza de la sociedad, así como a la legislación fiscal y administrativa, que determinen qué documentación jurídico-contable debe llevar la entidad societaria en cuestión, sobre la que podrá cometerse el delito.

CUESTIÓN:

¿La firma por los socios de las cuentas anuales implica un caso de cooperación necesaria?

En caso de que se produzca un delito de blanqueo de capitales, ¿quiénes son los sujetos obligados a denunciar?

El delito de falsedad de las cuentas anuales del artículo 290 C.P. , es un delito de peligro hipotético que se consuma cuando los administradores, de hecho o de derecho, formulan las cuentas y éstas pueden ser accesibles por terceros, de manera que pueda afirmarse su idoneidad para causar un perjuicio a la sociedad, a los socios o a un tercero. Tras la formulación de las cuentas, y la auditoría en los casos en los que es necesaria, ya puede valorarse si concurre esa idoneidad, y por lo tanto, el delito se consuma. La firma de las cuentas por los socios o su aprobación por ellos, es un acto posterior a la consumación, por lo que no puede calificarse como un caso de cooperación necesaria, que necesariamente ha de ser anterior o simultánea a la ejecución. 

No hay versiones para este comentario

Perjuicio económico
Perjuicios económicos
Cuentas anuales
Personalidad jurídica
Cuenta de pérdidas y ganancias
Tipo penal
Sociedades mercantiles
Ejercicio económico
Bolsa
Libros contables
Libro de actas
Comisión Nacional del Mercado de Valores
Entidades de crédito
Banco de España
Falseamiento de cuentas anuales
Sociedad en formación
Cajas de ahorros
Fundaciones
Entidades financieras
Sociedad cooperativa
Administrador de hecho
Comunidad de bienes
Comunidad de propietarios
Sociedad civil
Cooperación necesaria
Inscripción registral
Sociedad de responsabilidad limitada
Registro Mercantil
Escritura de constitución
Administrador de derecho
Coautoría
Falsedad documental
Documento falso
Consumación del delito
Delito de blanqueo de capitales
Delitos de falsedades
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delito de falsedad contable

    Orden: Penal Fecha última revisión: 14/09/2020

    El delito de falsedad contable se prevé en el artículo 290 del Código Penal.Según el artículo 290 del Código Penal, los administradores, de hecho o de derecho, de una sociedad constituida o en formación, que falsearen las cuentas anuales u otr...

  • Concepto de sociedad en los delitos societarios

    Orden: Penal Fecha última revisión: 14/09/2020

    "A los efectos de este capítulo se entiende por sociedad toda cooperativa, Caja de Ahorros, mutua, entidad financiera o de crédito, fundación, sociedad mercantil o cualquier otra entidad de análoga naturaleza que para el cumplimiento de sus fines...

  • Las infracciones tributarias

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 03/04/2020

    La LGT dedica el Capítulo III del Título IV a la tipificación y calificación de las infracciones tributarias y a la cuantificación de las correspondientes sanciones, en la que no se distingue explícitamente entre infracciones que causan y que ...

  • Infracciones tributarias que no causan perjuicio económico

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 06/04/2020

    Constituye infracción tributaria no presentar en plazo autoliquidaciones o declaraciones, así como los documentos relacionados con las obligaciones aduaneras, siempre que no se haya producido o no se pueda producir perjuicio económico a la Haciend...

  • Delito de malversación de caudales públicos

    Orden: Penal Fecha última revisión: 31/10/2019

     El Capítulo VII "De la malversación" del Título XIX del Libro II del Código penal (CP), está compuesto por los artículos 432 a 435 del CP.  Se castigaLa administración desleal (art. 252 CP ) y la apropiación indebida  (art. 253 CP) sobre...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados