El contrato de apertura de crédito en el Derecho Bancario: naturaleza jurídica, fuentes, partes, objeto, obligaciones y extinción

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Contrato de apertura de crédito y contrato de descuento

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de apertura de crédito es aquel por el cual la entidad de crédito pone su caja a disposición de su cliente por cuantía  y tiempo determinados. Es decir, el banquero se compromete, a cambio de una comisión, a poner a disposición de ...

  • El contrato de descuento en el derecho bancario

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de descuento se puede definir como aquel en el que el banco anticipa a su cliente el importe de un crédito frente a un tercero, no vencido, a cambio del pago de unos intereses. La entidad de crédito será el descontante y el cliente el...

  • El contrato de préstamo bancario

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de préstamo (bancario), consiste en el préstamo de dinero en el que una de las partes es una entidad de crédito, y la otra parte puede ser tanto una persona física como jurídica, la entidad de crédito entregará a la otra parte, din...

  • Características generales de la contratación bancaria

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    La contratación bancaria, es decir, el contrato bancario, consiste en un acuerdo de voluntades sobre una operación bancaria.  Los contratos bancarios se caracterizan por ser: - Consensuales: Es necesario un acuerdo de voluntades, se perfeccionan p...

  • Contrato de préstamo bancario y contrato de cuenta corriente

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El préstamo bancario consiste en el préstamo de dinero, en el que una de las partes es una entidad de crédito, y la otra parte puede ser tanto una persona física como jurídica. La entidad de crédito entregará a la otra parte, dinero u otra cos...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 25/01/2016

El contrato de apertura de crédito es aquel por el cual la entidad de crédito pone su caja a disposición de su cliente por cuantía  y tiempo determinados. Es decir, el banquero se compromete, a cambio de una comisión, a poner a disposición de su cliente esos fondos hasta una cierta cuantía, que deberá devolverlos según la forma pactada.

 

En lo referente a su naturaleza jurídica, existen diferentes puntos de vista:

a) Para una parte de la doctrina, se trata de un simple contrato de préstamo bancario de dinero.

b) Para otros,  lo consideran como un contrato preparatorio o promesa de préstamo.

c) En último lugar, los que lo consideran como un contrato consensual y autónomo de concesión de crédito.

Se caracteriza por ser un contrato especial, sui generis, además de:

- Ser mercantil, atípico, consensual, no formal (salvo excepciones), oneroso (si así se pacta), bilateral, conmutativo, de tracto sucesivo, de adhesión.

Además de estas características, es importante recalcar su carácter bancario, debido a la mutua confianza, intervención de fedatario público o el estar sometido al principio de especialización operativa.

En lo relativo a las fuentes por la que se rige, se pueden  citar  las siguientes:

- Código de Comercio, normas sobre el préstamo bancario.

- Código Civil, por remisión del Art. 50 ,CCom .

- Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

- Ley de Crédito al Consumo.

- Ley sobre Condiciones Generales de la Contratación.

Las partes contratantes de estos contratos son: el financiador y el financiado. El financiador será siempre una entidad de crédito o establecimiento financiero de crédito. Mientras que el financiado puede ser, un empresario o un usuario de los servicios bancarios.

El objeto de este contrato se encuentra formado por:

- La cosa: el dinero que se presta.

- El precio: el tipo de interés y las comisiones.

- El tiempo

Es un contrato que no exige formalidad alguna para su estipulación, pero en la práctica este contrato se formaliza siempre por escrito. Destacan aquí dos artículos del Código de Comercio:

"Artículo 51

Serán válidos y producirán obligación y acción en Juicio los contratos mercantiles, cualesquiera que sean la forma y el idioma en que se celebren, la clase a que correspondan y la cantidad que tengan por objeto, con tal que conste su existencia por alguno de los medios que el Derecho civil tenga establecidos. Sin embargo, la declaración de testigos no será por sí sola bastante para probar la existencia de un contrato cuya cuantía exceda de 9 euros, a no concurrir con alguna otra prueba.

La correspondencia telegráfica sólo producirá obligación entre los contratantes que hayan admitido este medio previamente y en contrato escrito, y siempre que los telegramas reúnan las condiciones o signos convencionales que previamente hayan establecido los contratantes, si así lo hubiesen pactado.

Artículo 314

Los préstamos no devengarán interés si no se hubiese pactado por escrito."

Las normas de transparencia bancaria imponen las siguientes obligaciones:

1. Entrega del documento del contrato, cuando lo pida el cliente o en operaciones de préstamo o crédito cuya cuantía sea inferior a 60.000 euros.

2. El documento contractual deberá contener:

- el tipo de interés nominal

- periodicidad del devengo de los intereses

- comisiones y gastos aplicables

- pactos sobre modificación del tipo de interés

- derecho del cliente al reembolso anticipado

Se suelen emplear en este contrato condiciones generales, las más usuales son las relativas a:

- La naturaleza mercantil del contrato, el sistema de amortización, supuestos de vencimiento anticipado, derechos del cliente en caso de cancelación anticipada del crédito, gastos judiciales, extrajudiciales e impuestos a satisfacer por el cliente, prórroga automática y garantías, y el carácter solidario de los fiadores.

Como condiciones particulares típicas de este contrato estarían:

1. Determinar el importe máximo disponible.

2. Plazo de duración.

3. Comisiones.

4. Tipo de interés.

5. Tasa anual equivalente.

6. Módulo-año utilizado.

Las comisiones que se cobrarán serán: comisiones de apertura, de gastos de estudio, de disponibilidad,  de administración, de excedido, de demora, y de cancelación anticipada.

Al ser un contrato bilateral implica obligaciones para ambas partes. Antes de hacer uso del crédito, la entidad o establecimiento financiero de crédito tiene la obligación de ejecutar actos de disponibilidad dentro de los límites pactados.

Podrá llevar a cabo:

- Entrega de efectivo, según las cantidades que solicite el acreditado y teniendo en cuenta los límites que se hubieran pactado.

- Pagar deudas del acreditado, previa orden suya.

- Pagar los cheques que se hubieran girado.

- Descontar letras de cambio que el acreditado le presente como tenedor, o aceptarlas para facilitar su descuento en otro banco.

- Constituir fianzas por el cliente.

- Prorrogar una deuda vencida.

Las órdenes de pago se pueden realizar de diferentes maneras:

-domiciliación de pagos; cheque; transferencias o utilización de tarjetas bancarias.

 El cliente, por su parte, estará obligado a pagar las comisiones pactadas como las de gastos de estudio y formalización y la comisión de disponibilidad, ésta supone un porcentaje del saldo no dispuesto, que se liquida periódicamente.

En el momento posterior a que el cliente haya ejercido su derecho de disponibilidad, éste se convertirá en deudor de la entidad y le deberá devolver la suma total recibida y abonar los intereses por las cantidades dispuestas.

En este momento, la entidad de crédito o establecimiento financiero se convierte en acreedora.

El contrato se extinguirá llegado su vencimiento, pero se podrá acordar su prórroga bien por la perfección de un nuevo contrato, llamada novación extintiva, o bien por el acuerdo de prolongación del plazo inicialmente acordado, también llamada novación modificativa.

La novación extintiva implica que vencido el plazo pactado, las partes contractuales acuerdan perfeccionar un nuevo contrato. Este supuesto no es muy habitual en la práctica bancaria ya que presenta una serie de inconvenientes:

- se extinguirán las fianzas dadas al contrato inicial, salvo nuevo consentimiento del fiador.

- la fecha de prelación del crédito es la del segundo contrato, lo que supone un riesgo en caso de concurso del acreditado.

La novación modificativa, consiste en prever, antes de que finalice el contrato, si las partes quieren prorrogarlo, y para ello suscribirán un nuevo pacto.

Se trata de un sistema que no presenta tantos inconvenientes como el anterior, aunque se debe tener en cuenta el Art. 1851 ,Codigo Civil : “La prórroga concedida al deudor por el acreedor sin el consentimiento del fiador extingue la fianza.”

Este contrato de apertura de crédito se podrá extinguir por causas voluntarias y por causas no voluntarias.

Las causas voluntarias pueden estar previstas en el contrato como por ejemplo, el vencimiento del plazo fijado o el de la prórroga. Si no se hubiera fijado un plazo, podrá denunciarse el contrato por cualquiera de las partes.

También se puede extinguir por incumplimiento contractual por el cual el acredita deberá restituir las cantidades dispuestas, y si no lo hiciera debería pagar los intereses por mora  sin perjuicio del derecho de la entidad o establecimiento a reclamar en vía ejecutiva-

Como causas de extinción no voluntarias se puede hacer referencia a: la muerte del acreditado, la disolución o el concurso de alguna de las partes.

No hay versiones para este comentario

Contrato de apertura de crédito
Entidades de crédito
Tipos de interés
Derecho bancario
Contrato de préstamo
Contrato preparatorio
Tracto sucesivo
Defensa de consumidores y usuarios
Condiciones generales de la contratación
Servicio bancario
Contratos mercantiles
Declaración del testigo
Cheque
Transparencia bancaria
Reembolso
Novación extintiva
Novación modificativa
Deuda vencida
Fiador
Orden de pago
Letra de cambio
Tarjetas bancarias
Vencimiento del plazo
Incumplimiento del contrato