El contrato bancario de cuenta corriente

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Contrato de préstamo bancario y contrato de cuenta corriente

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El préstamo bancario consiste en el préstamo de dinero, en el que una de las partes es una entidad de crédito, y la otra parte puede ser tanto una persona física como jurídica. La entidad de crédito entregará a la otra parte, dinero u otra cos...

  • El contrato de depósito bancario

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El depósito bancario puede definirse como aquel depósito que el Banco recibe de sus clientes (sumas de dinero), cuya propiedad adquiere, comprometiéndose a restituir otro tanto de la misma moneda y en la forma en que se haya pactado.  Como establ...

  • El contrato de préstamo bancario

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de préstamo (bancario), consiste en el préstamo de dinero en el que una de las partes es una entidad de crédito, y la otra parte puede ser tanto una persona física como jurídica, la entidad de crédito entregará a la otra parte, din...

  • Contrato de apertura de crédito y contrato de descuento

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de apertura de crédito es aquel por el cual la entidad de crédito pone su caja a disposición de su cliente por cuantía  y tiempo determinados. Es decir, el banquero se compromete, a cambio de una comisión, a poner a disposición de ...

  • Clases de contratos bancarios

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 27/11/2012

    Los contratos bancarios constituyen un acuerdo de voluntades, entre el cliente y la entidad, sobre una operación bancaria.  Estos contratos pueden clasificarse según la función económica que cumplen. Se diferencian en ellos tres categorías: a) ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 25/01/2016

El contrato de cuenta corriente, es un contrato en el cual la entidad de crédito se compromete a realizar por cuenta de su cliente aquellas operaciones típicas del servicio de caja. Es un contrato atípico y mixto, ya que se combinan en el mismo notas características del contrato de comisión mercantil y del contrato de cuenta corriente mercantil.

 

Se caracteriza por:

- Ser un contrato de adhesión, ya que se formaliza en pólizas pre-impresas que incorporan unas condiciones generales redactadas previamente y unilateralmente por la entidad de crédito.

- Ser un contrato autónomo.

- Ser un contrato de gestión de negocios ajenos, en el cual los fondos de la cuenta corriente y la disposición de los mismos le corresponde al titular, el banco cobra del cliente una comisión específica por cada una de las prestaciones que realiza, es decir, por el contrato de cuenta corriente y servicio de caja, y la responsabilidad del banco es similar al de un comisionista.

Como partes del contrato se encuentran: la entidad de crédito y el cliente bancario.

El objeto de este tipo de contrato estará formado por el servicio de caja. Por este servicio se pagará un precio, precio que estará compuesto por las diversas comisiones que se hubieran pactado, por ejemplo: comisión por apunte, por transferencia, por adeudo de determinados recibos, etc. Estas comisiones se podrán pactar libremente, respetando en todo caso lo estipulado en el Art. 1255 ,Código Civil , “Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral ni al orden público.”

Este contrato de cuenta corriente cuenta con las siguientes fases:

1. Inicio: Supone el primer apunte en esa cuenta.

2. Desarrollo: Constituido por los cargos y abonos que tengan lugar en la cuenta.

3. Liquidación: Consistente en la compensación que se haga cada día entre la diferencia del saldo inicial y el final.

4. Extinción.

Por lo que respecta a la forma de este contrato de cuenta corriente bancaria, rige el principio de libertad de forma del Art. 51 ,CCom ,pero también es cierto que, en la actualidad, casi la totalidad de estos contratos se estipulan por escrito para cumplir así con el deber de transparencia bancaria.

Las condiciones generales que se contengan en los contratos de cuenta corriente bancaria, deberán cumplir con los requisitos señalados en el Art. 80 ,Ley para la defensa de los Consumidores y Usuarios ,concretamente deberán ser: claras, concretas, sencillas, accesibles, legibles, regidas por la buena fe y justas con las prestaciones de que se trate.

El Art. 82 ,Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios determina el concepto de cláusulas abusivas:

“Se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquéllas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato.”

Será obligatorio la entrega del documento que contenga este contrato de cuenta corriente en el caso de, apertura de cuentas corrientes a la vista o cuentas de ahorro, cuando lo solicite el cliente o cuando lo imponga el Ministerio de Economía y Hacienda.

La entidad de crédito tendrá como obligaciones:

- Seguir las instrucciones dadas por el cliente.

- Comunicar periódicamente los movimientos realizados en la cuenta

- Devolver el saldo, si existe, a la finalización del contrato.

- Rendir cuentas de su gestión.

El cliente por su parte tendrá las obligaciones siguientes:

- Informa a la entidad sobre las circunstancias que puedan afectar al desenvolvimiento del contrato.

- Utilizar los mecanismos de disponibilidad pactados.

- Pagar las comisiones concertadas.

- Existan fondos en su cuenta corriente.

La titularidad de los fondos depositados pertenece a la entidad depositaria, mientras que la titularidad del derecho de crédito a la devolución pertenece al cliente.

Por lo que respecta a la extinción del contrato, ésta conlleva la liquidación de la cuenta. La extinción también se podrá producir por abandono de saldo, que como establece el Art. 18 ,LPAP ,tras veinte años pasa a ser de titularidad del Estado.

Una vez extinguido el contrato, concluye también la prestación del servicio de caja, es decir, se cerrará la cuenta corriente. Desde este momento, el cliente no podrá realizar actos como emitir cheques, ordenar transferencias, etc.

Cuestión importante son los denominados descubiertos en cuenta. Éstos se producen cuando en la cuenta corriente se carga una cantidad superior al saldo que existe en la misma.

Se considerarán cláusulas abusivas, la imposición de condiciones de crédito que para estos descubiertos superen un tipo de interés que suponga una tasa anual equivalente superior a 2,5 veces el interés legal del dinero (Art. 20 ,Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo ).

Por último, hay que hacer hincapie en que el contrato de cuenta corriente bancaria no debe confundirse con la cuenta corriente mercantil, ya que se diferencian en lo siguiente:

- La cuenta corriente mercantil, se caracteriza por la recíproca concesión de crédito, que supone que esos créditos no son exigibles hasta el cierre de la cuenta.

- En la cuenta corriente bancaria, la compensación se produce de manera continuada y no aplazada, y se caracteriza sobretodo por la prestación del servicio de caja, que en la cuenta corriente mercantil no se produce.

No hay versiones para este comentario

Contrato de cuenta corriente
Cuenta corriente
Comisiones
Entidades de crédito
Servicio de caja
Contrato bancario
Clausula contractual abusiva
Contrato atípico
Cláusula abusiva
Contrato de adhesión
Contrato de comisión mercantil
Defensa de consumidores y usuarios
Voluntad unilateral
Buena fe
Partes del contrato
Responsabilidad
Transparencia bancaria
Cuenta de ahorro
Derecho de crédito
Depositario
Extinción del contrato
Cheque
Descubierto en cuenta
Contrato de crédito al consumo
Tipo de interés
Interés legal del dinero