Contratos por obra o servicio determinado vinculados a la duración de una contrata

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 18/06/2020

El Tribunal Supremo ha admitido la validez de la temporalidad del contrato de obra para cubrir actividades desarrolladas por una empresa en ejecución de una contrata o una concesión administrativa, aún tratándose de la actividad ordinaria de la empresa.

La normativa legal y reglamentaria sobre los contratos por obra o servicio determinados se contiene, esencialmente, en los arts. 15 y 49 ET y en el Real Decreto 2720/1998, de 18 de diciembre. Con base en esta normativa, la jurisprudencia de la Sala IV del Tribunal Supremo ha reiterado el carácter causal de la contratación temporal, por lo que los contratos temporales, en concreto los de obra o servicio determinado, sin causa o con causa ilícita (arts. 1261, 1274-1277 CCiv) los ha considerado celebrados en fraude de ley con la consecuencia de presumirlos por tiempo indefinido (art. 15.3 ET).

Del mismo modo, para la determinación de la legalidad de la causa contractual, la jurisprudencia ha tenido esencialmente en cuenta los términos del texto estatutario - según el cual "deberá especificar e identificar suficientemente, con precisión y claridad, la obra o el servicio que constituya su objeto " y " la identificación de la circunstancia que determina su duración"-, para ponerla en contraste con la actividad realmente desempeñada en la empresa y por el trabajador y con el cumplimiento de la finalidad a la que responde esta concreta modalidad de contratación temporal, debiendo quedar plenamente identificada y acreditada la causa legitimadora de la temporalidad.

Como principales extremos a tener en cuenta podemos citar:

a) Validez del contrato para obra o servicio adscrito a la contrata. Es válida la contratación para obra o servicio cuyo objeto sea la realización de actividad contratada con un tercero por tiempo determinado, extendiéndose su duración por el tiempo que abarca la contrata, aunque su celebración no esté expresamente prevista en el convenio colectivo (SSTS 15 enero 1997, Rec. 3827/1995; STS 8 junio 1999, Rec. 3009/1998; o 20 noviembre 2000, Rec. 3134/1999).

En todo caso, para que la contratación se considere válida, los servicios concertados entre empresa principal y auxiliar han de tener la consistencia, individualidad y sustantividad propias del art. 15.1.a) ;ET (SSTS 5 abril 2003, Rec 1906/2001 o 21 febrero 2008, Rec 178/2007).

b) Modificaciones de la contrata. Mientras el mismo contratista es titular de la contrata (sea por prórroga o nueva adjudicación) no puede entenderse que ha llegado a su término la relación laboral (SSTS 17 junio 2008, Rec. 4426/2006, del Pleno) y 23 septiembre 2008, Rec. 2126/2007)). Ha de negarse que el acuerdo entre contratistas para poner fin a la contrata antes de la finalización de la obra pueda justificar la extinción de la relación laboral (STS de 14 de junio de 2007, Rcud. 2301/2006); ha de rechazarse que sea causa para la extinción, la decisión unilateral de la empresa (STS de 2 de julio de 2009, Rcud. 77/2007), ni siquiera la resolución parcial del encargo de la empresa cliente (STS de 12 de junio de 2008, Rcud. 1725/2007).

La reducción del volumen de actividad encomendado por una empresa comitente a otra auxiliar puede justificar la extinción de cierto número de contratos por circunstancias objetivas al amparo del artículo 52 c) ;ET, pero no la extinción al amparo del art. 49.1 c), preceptos que tienen regímenes indemnizatorios diversos. Como quiera que ni las disposiciones legales y reglamentarias estatales, ni el convenio colectivo aplicable, ni tampoco el propio contrato contienen mandato ni previsión alguna en el sentido de que el tipo de contrato que contemplamos pueda extinguirse por el hecho de que la empresa comitente haya dispuesto que la contratista destine a la ejecución de la contrata un menor número de operarios que los inicialmente requeridos, es visto que este hecho no autoriza a la empleadora a dar por finalizada la relación laboral con el actor, pues lo contrario supondría dejar al arbitrio de uno solo de los contratantes (el empleador) la apreciación acerca de la validez y el cumplimiento del contrato, en contra de la prohibición expresa del art. 1256 del Código Civil. (SSTS 10 junio 2008, Rec 1204/2007), 8 noviembre 2010, Rec 4173/2009), 16 julio 2014, Rec 1777/2013), 17 septiembre 2014, Rec.  2069/2013) y 22 septiembre 2014, Rec 2689/2013)).

Como excepción al criterio general, en la STS 18 diciembre 2012, Rec. 1117/2012, el Alto Tribunal ha aceptado la validez del sistema de cese, por orden de menor antigüedad, para poner fin a los contratos por obra o servicio determinado cuando se produce una reducción del objeto de la contrata, pero solo a la vista de que habían mediado las garantías propias de una negociación colectiva y de que el sector de empresas de seguridad resulta especialmente afectado por esos vaivenes contractuales ('esa regulación específica que se hace para los casos de reducción de la contrata, es un desarrollo convencional que complementa las previsiones del ;ET, con una razonable solución para los supuestos que tan a menudo se contemplan en el ámbito sectorial de que tratamos.

c) Terminación anticipada de contratas. La terminación anticipada de la contrata por acuerdo de las empresas implicadas no constituye válida causa de terminación del vínculo laboral y supone despido improcedente (SSTS 14 junio 2007, Rec. 2301/2006 o 10 junio 2008, Rec. 1204/2007), al igual que la finalización anticipada de la contrata (STS 2 julio 2009, Rec. 77/2007).

Buena parte de la jurisprudencia rechazaba la validez de la terminación contractual articulada por la empresa por la vía del final del contrato para obra o servicio y apuntaban, bien que como consideración adicional, que el remedio podía haber venido dado por el ajuste (proporcional) de plantilla a través del despido objetivo o colectivo. En otras ocasiones, como las SSTS de 16 mayo 2011, Rec. 2727/2010 y 8 julio 2011, Rec. 3159/2010) se ha aceptado expresamente la procedencia del despido objetivo basado en la rescisión de la contrata en la que el trabajador prestaba sus servicios, sin que conste la existencia de vacante en la empresa donde poder reubicarlo.

Jurisprudencia

Destacaron que "constituye doctrina de esta Sala la posibilidad de que el contrato de trabajo temporal para la realización de una obra o servicio determinados, previsto en el apdo. 1 a) art. 15 ET, sea válidamente concertado por la empresa contratista de una concreta actividad productiva encomendada por otra, ya que, explícitamente obtenidas de otras muchas que cita, concurre en esos casos una necesidad de trabajo temporalmente limitada para la empresa, objetivamente definida, y ésa es una limitación conocida por las partes en el momento de contratar y que opera, por tanto, como un límite temporal previsible en la medida en que el servicio se presta por encargo de un tercero y mientras se mantenga, añadiendo más adelante que lo decisivo es el carácter temporal de la actividad para quien asume la posición empresarial en ese contrato"; pero añadiendo que "... lo que importa subrayar... es que la duración del contrato de trabajo viene determinada por la del servicio concertado entre la empresa comitente y la empleadora, aunque tal duración no pueda ser precisada inicialmente, debiendo ser identificada la relación interempresarial en el contrato de trabajo, puesto que constituye la causa legitimadora de su temporalidad ".

Se niega la posibilidad de que con anterioridad a la finalización de la obra o servicio pactada en el contrato temporal pueda ponérsele fin con fundamento en un acuerdo entre los contratistas poniendo fin a la contrata; ni por el finalización anticipada de la contrata por decisión unilateral de la empresa contratista o encargada; ni por la reducción del objeto de la contrata tras asumir la principal una parte del mismo, destacando que " lo que no será posible es que el contrato determine ese plazo resolutorio en contra de la naturaleza de ese contrato y del objetivo perseguido por la ley al admitirlo: cubrir una necesidad temporal de mano de obra que tiene una empresa para ejecutar una obra o servicio temporalmente, en el sentido amplio que tiene esta expresión "; y, por último, ni tampoco por la " resolución parcial " del encargo de la empresa cliente.

Se subraya que la interpretación del art. 15 ET, ha sido unánime en la doctrina de la Sala del TS y así los requisitos para la validez del contrato para obra o servicio determinados son aplicables tanto para las empresas privadas como para las públicas e incluso para las propias Administraciones Públicas: son requisitos para la validez del contrato de obra o servicio determinado, que aparece disciplinado en los aprt. a) art. 15.1 ET y 2 Real Decreto 2720/1998 de 18-diciembre que lo desarrolla (BOE 8-1-1999) ... los siguientes: a) que la obra o servicio que constituya su objeto, presente autonomía y sustantividad propia dentro de lo que es la actividad laboral de la empresa; b) que su ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duración incierta; c) que se especifique e identifique en el contrato, con precisión y claridad, la obra o el servicio que constituye su objeto; y c) que en el desarrollo de la relación laboral, el trabajador sea normalmente ocupado en la ejecución de aquella o en el cumplimiento de éste y no en tareas distintas.- Esta Sala se ha pronunciado repetidamente sobre la necesidad de que concurran conjuntamente todos requisitos enumerados, para que la contratación temporal por obra o servicio determinado pueda considerarse ajustada a derecho.

Mas específicamente, en un supuesto en el que se debatía la verdadera naturaleza de los contratos cuestionados como de carácter indefinido o de temporal por obra o servicio determinado y se planteaba la posible validez de una cláusula que vinculaba los contratos a la elaboración de cada producto encargado por las empresas clientes (" ambas partes acuerdan al amparo del aprt. b) art. 49.1 ET, que el presente contrato se extinguirá automáticamente en el momento de finalización o resolución anticipada del citado acuerdo, siempre que ése no fuese prorrogado, renovado o adjudicado nuevamente a la empresa "), la STS citada argumenta, entre otros extremos, sobre que el apdo. b) art. 49.1 ET" permite que las partes del contrato de trabajo puedan pactar causas de resolución del contrato distintas a las previstas por la ley.

Tal facultad no se halla condicionada a una determinada duración del contrato de trabajo, siendo aplicable en principio a todo tipo de contrato, con independencia de la modalidad empleada... Pero el precepto exige examinar si la condición resolutoria pactada resulta o no abusiva, pues el principio de la autonomía de la voluntad que el apdo. b) art. 49.1 ET consagra (art. 1255 CCiv) cede necesariamente en estos casos, en consonancia con lo dispuesto en los art. 7.2, 1115 CCiv; el segundo de los cuales señala que cuando el cumplimiento de la condición depende de la exclusiva voluntad del deudor, la obligación condicional será nula", recordar la doctrina de la Sala en orden a que " una cláusula condicional potestativa que remite a la mera voluntad unilateral del empresario, sin expresión de causa, la decisión de dar por terminada la relación de trabajo no puede considerarse entre las «consignadas válidamente en el contrato» en el sentido del art. 49.2 ET, ni siquiera con la contrapartida de una apreciable compensación económica" y en lo relativo a que en los contratos para obra o servicio determinado que " en estos casos existe una necesidad de trabajo temporalmente limitada para la empresa contratista, que esa necesidad está objetivamente definida y que ésa es una limitación conocida por las partes en el momento de contratar, que opera, por tanto, como un límite temporal previsible en la medida en que el servicio se presta por encargo de un tercero y mientras se mantenga éste".

Concluyendo, declarando la nulidad de la cláusula y afirmando que "En suma, la cláusula controvertida tampoco sería válida como causa de extinción del contrato de trabajo temporal por carecer de virtualidad suficiente para delimitar la causa del contrato y, por ende, su duración".

Sobre los contratos por obra o servicio determinado vinculados a la duración de una contrata, tras reiterar el carácter causal del contrato por obra o servicio, la Sala de lo Social del TS afirma que no es válida la cláusula genérica que condiciona la duración del contrato por obra o servicio determinado, a la reducción total o parcial del servicio por decisión de la empresa principal, de ahí que la extinción del contrato con sustento en dicha causa constituye un despido improcedente.

Declaran la validez de los contratos por obra o servicio determinado en cada caso suscritos, atendiendo, básicamente, a que la demandada es una Fundación (FASAD) que tiene por objeto la atención y protección a personas con discapacidades y/o dependencia, y que se financia solo con cuotas de usuarios y transferencias nominativas de la Consejería de Bienestar Social y Vivienda de Asturias. En efecto, el programa objeto de contratación, además de tener tal carácter innovador que, por si mismo, evidencia casi objetivamente su autonomía y sustantividad respecto de las actividades básicas de la Fundación empleadora, se financia solamente con aquellos excedentes, si los hubiera, de los fondos que percibe la empresa de los programas de formación ocupacional, resultando aplicable, por tanto, el art. 20 del Convenio Colectivo de Centros y Servicios de Atención de Personas con Discapacidad, que autoriza la celebración de contratos para obra o servicio determinado cuando los servicios en cuestión sean, cual es el caso, de renovación incierta (por no ser un servicio básico o esencial, sino ocasional y complementario), o su duración no se conozca con seguridad.

Contrato para obra determinada. Válida extinción progresiva de los contratos temporales suscritos, por paulatina finalización de la contrata. Reitera doctrina.

 

Se considera la contratación como fraudulenta por no acreditarse causa de temporalidad. La celebración del contrato amparada en ley, no convierte a la contratación en legal.

"No cabe deducir la temporalidad del contrato del carácter temporal del Proyecto, ya que lo que se ha ido concediendo temporalmente han sido las subvenciones para la financiación de las contrataciones, tal y como resulta del contenido de la normativa anteriormente transcrita, pues el artículo 52 e) del ET prevé expresamente la extinción por causas objetivas de los contratos indefinidos formalizados por la Administración para la 'ejecución de planes o programas públicos determinados', cuando su financiación proviene de ingresos externos de carácter finalista y devienen insuficiente para el mantenimiento del contrato de trabajo suscrito. Así lo ha entendido la sentencia de esta Sala de 21 de marzo de 2002, recurso 1701/2001."

Aplicando doctrina de SSTS 16 julio de 2013 (rec. 1777/2013), 17 septiembre 2014 (rec. 2069/2013) y 22 septiembre 2014 (rec. 2689/2013), en relación al contrato para obra o servicio que incorpora cláusula resolutoria por "reducciones de volumen":

1) Un contrato para obra o servicio no se extingue como consecuencia de la minoración del volumen de la contrata de adscripción.

2) Es nula la cláusula contractual anudando la terminación del contrato a la reducción del volumen de la contrata.

3) La minoración del volumen de una contrata de obras o servicios permite acudir al despido objetivo (o colectivo), siendo improcedente el despido cuando se incumplen sus exigencias formales. 

No hay versiones para este comentario

Contrato por obra o servicio determinado
Dueño de obra
Comitente
Contrato de trabajo de duración determinada
Contrato de Trabajo
Despido por causas objetivas
Fin de la obra
Empresa contratista
Contratos de obras
Empresa principal
Extinción del contrato de trabajo
Concesiones administrativas
Convenio colectivo
Causa ilícita
Fraude de ley
Validez del contrato
Despido improcedente
Convenio colectivo aplicable
Mandato
Duración del contrato laboral
Empresa de seguridad
Negociación colectiva
Terminación de los contratos
Despido procedente
Actividad laboral
Fundaciones
Discapacidad
Resolución de los contratos
Partes del contrato
Autonomía de la voluntad
Condición resolutoria
Compensación económica
Voluntad unilateral
Causa de los contratos
Nulidad de la cláusula
Plazo de contrato
Extinción del contrato
Cláusula contractual

RDLeg. 2/2015 de 23 de Oct (Estatuto de los Trabajadores) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 255 Fecha de Publicación: 24/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 13/11/2015 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Autonomía y sustantividad propia de los contratos por obra o servicio determinado

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 06/07/2020

    La contratación por obra y servicio determinados para la realización de actividades ordinarias, continuadas y permanentes de la empresa constituye un fraude de ley que lleva aparejada la consideración del contrato como indefinido.Contratos de obra...

  • Preaviso, extinción e indemnización del contrato por obra o servicio determinado

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 01/08/2018

    Por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar 12 días...

  • Regulación de la duración del contrato de trabajo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 29/02/2016

    Un contrato de trabajo puede ser indefinido (fijo), o bien tener una duración determinada (temporal). Las normas que regulan cada tipo de contrato temporal, establecen cuál es la duración mínima y máxima del contrato, teniendo en cuanta que, en ...

  • Extinción del contrato de trabajo por causas consignadas válidamente en el mismo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 26/06/2020

    El apdo. 1 b), art. 49 Estatuto de los Trabajadores, autoriza con carácter general, la extinción del contrato de trabajo por las causas en él válidamente consignadas, salvo que constituyan abuso manifiesto de derecho por parte de empresario.El ar...

  • Contrato de comisión

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 16/10/2017

    El contrato de comisión es considerado por nuestro Real decreto de 22 de agosto de 1885 por el que se publica el Código de Comercio. como un contrato de mandato mercantil, y la actividad que ha de constituir el objeto del contrato es el de un traba...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados