El delito de rebelión como modalidad de delitos contra la Constitución

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El delito de sedición

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    El primer capítulo del Título XXII, regula la sedición. Según el Art. 544 ,CP ?Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las v...

  • Delitos contra el orden público

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    El Título XXII "Delitos contra el orden público" está compuesto por los siguientes Capítulos: Capítulo I "Sedición"Capítulo II "De los atentados contra la autoridad, sus agentes y los funcionarios públicos, y de la resistencia y desobedi...

  • Los delitos contra la Constitución

    Órden: Penal Fecha última revisión: 26/12/2012

    El Libro II, Título XXI del Código Penal, agrupa bajo la rúbrica de delitos contra la Constitución, un conjunto de tipos penales que tienen como finalidad la protección del orden constitucional (Art. 472 ,CP a Art. 543 ,CP). Se incluyen aquel...

  • Los delitos contra las Instituciones del Estado y la división de poderes

    Órden: Penal Fecha última revisión: 26/12/2012

    Los delitos de este apartado aparecen regulados en el Capítulo III del título XXI, Libro II del Código Penal, bajo la rúbrica ?De los Delitos contra las instituciones del Estado y la División de Poderes?, dividido en dos secciones: - Secci...

  • Regulación de los delitos de desórdenes públicos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 14/11/2014

    El Capítulo III, del Título XXII, regula los desórdenes públicos. Comprende los artículos que van desde el Art. 557 ,Código penal a Art. 561 ,Código penal.  NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, modifica el articulado qu...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

En el Art. 472 ,CP se ofrece un concepto de rebelión que se basa en el alzamiento con violencia y públicamente para conseguir una serie de fines que van desde derogar, suspender o modificar la Constitución, despojando al Rey o Regente de todas o parte de sus funciones o prerrogativas.

El Capítulo I del Título XXI, "Delitos contra la Constitución" comprende artículos que van desde el Art. 472 ,CP al Art. 482 ,CP

Dispone el Art. 472 ,CP que:

Son reos del delito de rebelión los que se alzaren violenta y públicamente para cualquiera de los fines siguientes:

  1. Derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución.
  2. Destituir o despojar en todo o en parte de sus prerrogativas y facultades al Rey o al Regente o miembros de la Regencia, u obligarles a ejecutar un acto contrario a su voluntad.
  3. Impedir la libre celebración de elecciones para cargos públicos.
  4. Disolver las Cortes Generales, el Congreso de los Diputados, el Senado o cualquier Asamblea Legislativa de una Comunidad Autónoma, impedir que se reúnan, deliberen o resuelvan, arrancarles alguna resolución o sustraerles alguna de sus atribuciones o competencias.
  5. Declarar la independencia de una parte del territorio nacional.
  6. Sustituir por otro el Gobierno de la Nación o el Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma, o usar o ejercer por sí o despojar al Gobierno o Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma, o a cualquiera de sus miembros de sus facultades, o impedirles o coartarles su libre ejercicio, u obligar a cualquiera de ellos a ejecutar actos contrarios a su voluntad.
  7. Sustraer cualquier clase de fuerza armada a la obediencia del Gobierno"

Según el 56.1 ,Constitución Española, el Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones y asume la más alta representación del Estado Español en las relaciones internacionales. Por otro lado, la Constitución Española se ocupa de la Regencia en su Art. 59 ,Constitución Española.

En relación con el apartado tercero del Art. 472 ,CP, puede decirse que cargos públicos desde el punto de vista político son los Diputados y Senadores, miembros de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos. Existen otros cargos públicos como los de Presidente del CGPJ, Tribunal Constitucional, etc. Las elecciones se refieren a elecciones generales de Diputados o Senadores y cargos políticos de las Comunidades Autónomas. Tratándose de elecciones de escasa trascendencia, podemos estar ante un delito de sedición o de desórdenes públicos pero no de rebelión.

En relación con el apartado séptimo del citado precepto puede afirmarse que fuerza armada es, según el 554.2 ,CP, los militares que, vistiendo uniforme, presten un servicio que legalmente esté encomendado a las Fuerzas Armadas y les haya sido reglamentariamente ordenado. Además, en el Código Penal Militar se exigen armas (Art. 10 ,CPM).

El bien jurídico protegido por este precepto es variado, siendo especialmente la salvaguarda de la institución de la monarquía y la estabilidad política del país.

Cualquier persona puede ser sujeto activo del delito, tanto civil como militar. Sujeto pasivo es la monarquía, las instituciones del Estado y sus miembros. Para cometer este delito no basta un solo sujeto, sino que es necesario un grupo, aunque sea de carácter reducido.

Se trata de un delito de mera actividad y consumación anticipada, en el que no es necesario que se produzca ningún resultado para que se perfeccione, ya que se consuma por el simple hecho de la ocurrencia de un alzamiento violento y público, sin que quepa la tentativa.

No obstante, para que se produzca el delito es necesario que los que se alzan, tengan objetivamente la posibilidad de conseguir llevar a cabo cualquiera de los supuestos mencionados en el Art. 472 ,CP.

Solamente cabe la comisión dolosa, sin que sea suficiente el dolo eventual, ya que el sujeto ha de ser consciente de que se alza para alguno de los fines contemplados en el Art. 472 ,CP. En caso de que no concurra el dolo pueden darse otros delitos como el de sedición, desórdenes públicos, etc.

Participación

En el 473.1 ,CP se contemplan diversos supuestos de participación, estableciéndose la pena atendiendo a la importancia del papel que juega el sujeto activo del delito en la rebelión.

Dispone dicho precepto que “Los que, induciendo a los rebeldes, hayan promovido o sostengan la rebelión, y los jefes principales de ésta, serán castigados con la pena de prisión de quince a veinticinco años e inhabilitación absoluta por el mismo tiempo; los que ejerzan un mando subalterno, con la de prisión de diez a quince años e inhabilitación absoluta de diez a quince años, y los meros participantes, con la de prisión de cinco a diez años e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis a diez años”.

Supuestos agravados

Se contemplan en el apartado segundo del Art. 473 ,CP varios supuestos agravados:

  • Esgrimir armas. Es este un concepto amplio, en el que se incluyen armas de fuego, armas blancas, etc.
  • Si ha habido combate entre la fuerza de su mando y los sectores leales a la autoridad legítima. En relación con el concepto de fuerza, cabe decir que no tiene que ser necesariamente fuerza armada de carácter militar, tal y como establece el CPM, que exige que sean militares, pudiendo ser civiles o militares en tiempo de paz y armados.
  • Estragos en propiedades de titularidad pública o privada, cortado las comunicaciones telegráficas, telefónicas, por ondas, ferroviarias o de otra clase.
  • Ejercer violencias graves contra las personas. Violencia grave es un término que puede dar lugar a confusión, ya que no hace referencia a resultado alguno. Tampoco se puede deducir del texto legal si se trata de violencia física, moral, amenazas, coacciones, etc.
  • Exigir contribuciones. Es de suponer que se trate de contribuciones ilegales, para lo cual, los rebeldes han de tener controlado la totalidad o parte del territorio nacional en el que imponen su autoridad.
  • Distracción de caudales públicos de su legítima inversión. Se trata de dar a los fondos públicos un fin distinto del que tenían destinado.

Las penas de este delito son bastante elevadas, superando incluso las establecidas en el CPM para el supuesto de rebelión en tiempo de guerra. Estas son en concreto, prisión de 25 a 30 años para los inductores de la rebelión y sus jefes principales. Para los que ejercieren mando subalterno, prisión de 15 a 25 años. Por último, pena de prisión de 10 a 15 años para los que fueren meros participantes en la rebelión.

En relación con la autoría por presunción, dispone el Art. 474 ,CP que:

Cuando la rebelión no haya llegado a organizarse con jefes conocidos, se reputarán como tales los que de hecho dirijan a los demás, o lleven la voz por ellos, o firmen escritos expedidos a su nombre, o ejerzan otros actos semejantes de dirección o representación”

En el Art. 475 ,CP se contemplan dos supuestos:

  • En el primer párrafo del citado precepto se castiga como rebeldes a los que sedujeren o allegaren tropas o cualquier otra clase de fuerza armada para cometer el delito de rebelión. Conlleva pena de prisión de cinco a diez años e inhabilitación absoluta por tiempo de seis a doce años. Seducir es equivalente a inducir, por lo tanto es preciso considerara lo dispuesto por el Art. 28 ,CP, cuando afirma que Fuerza armada son los militares que portan armas vistiendo uniforme. Allegar se interpreta como incorporar.
  • En el párrafo segundo se dispone que si llegara a tener efecto la rebelión, se reputarán promotores y sufrirán la pena señalada en el Art. 473 ,CP.

Sobre el deber de contener o de denunciar la rebelión, se contemplan dos supuestos en el Art. 476 ,CP:

  • Se castiga en el 476.1 ,CP al militar que no empleare los medios a su alcance para contener la rebelión en las fuerzas de su mando. Conlleva penas de prisión de dos a cinco años e inhabilitación absoluta de seis a diez años. Se trata de un delito especial que solamente puede ser cometido por militares que tengan fuerzas a su mando, por lo que sólo estos pueden ser sujetos activos del delito. Se trata de un delito de omisión, en el cual cabe solamente la comisión dolosa, sin que sea suficiente el dolo eventual.
  • Se castiga en el apartado segundo del citado precepto al militar que “teniendo conocimiento de que se trata de cometer un delito de rebelión, no lo denuncie inmediatamente a sus superiores o a las autoridades o funcionarios que, por razón de su cargo, tengan la obligación de perseguir el delito”. La pena será la establecida en el 476.1 ,CP en su mitad inferior. Al igual que en el anterior supuesto, se trata de un delito de omisión especial que solamente puede ser cometido por militares, pudiendo serlo cualquier militar, sin que sea preciso que tenga mando ni situación especial. Cabe solamente la comisión dolosa. La consumación del delito se produce si no se denuncian inmediatamente los hechos ante sus superiores o ante la autoridad o funcionario que tenga la obligación de perseguir el delito. No comete este delito el que no tenga la condición de militar, si bien puede ser multado por no denunciar los hechos.

Dispone el Art. 477 ,CP que “la provocación, la conspiración y la proposición para cometer rebelión serán castigadas, además de con la inhabilitación prevista en los artículos anteriores, con la pena de prisión inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente”.

En cuanto al delito de rebelión cometido por autoridad, establece el Art. 478 ,CP lo siguiente:

“En el caso de hallarse constituido en autoridad el que cometa cualquiera de los delitos previstos en este Capítulo, la pena de inhabilitación que estuviese prevista en cada caso se sustituirá por la inhabilitación absoluta por tiempo de quince a veinte años, salvo que tal circunstancia se halle específicamente contemplada en el tipo penal de que se trate”

Petición a los sublevados para que se disuelvan

Se trata no de conductas delictivas, sino del comportamiento que debe de seguir la autoridad gubernativa respecto a los sublevados, así como al uso de la fuerza contra éstos últimos.

  • Rebelión manifestada e intimación gubernativa. Dispone el 479.1 ,CP que “luego que se manifieste la rebelión, la autoridad gubernativa intimará a los sublevados a que inmediatamente se disuelvan y retiren"
  • Intervención de la autoridad gubernativa. En el párrafo segundo se dispone que “Si los sublevados no depusieran su actitud inmediatamente después de la intimación, la autoridad hará uso de la fuerza de que disponga para disolverlos”.
  • Iniciación de fuego por los rebeldes. Dispone el párrafo tercero de dicho precepto que “No será necesaria la intimación desde el momento en que los rebeldes rompan el fuego”.

En el 480.1 ,CP se contempla una excusa absolutoria, en este sentido se dispone que “Quedará exento de pena el que, implicado en un delito de rebelión, lo revelare a tiempo de poder evitar sus consecuencias”. Si bien en este caso el delito de rebelión ya se ha consumado, de lo que se trata es de evitar las consecuencias posteriores.

Se contemplan además en el 480.2 ,CP dos supuestos atenuados, como son:

  • Sometimiento a autoridad legítima. A los meros ejecutores que depongan las armas antes de haber hecho uso de ellas, sometiéndose a las autoridades legítimas, se les aplicará la pena de prisión inferior en grado.
  • Disolución de los rebeldes. La misma pena se impondrá si los rebeldes se disolvieran o sometieran a la autoridad legítima antes de la intimación o a consecuencia de ella.

En relación con el concurso de delitos, dispone el Art. 481 ,CP que:

“Los delitos particulares cometidos en una rebelión o con motivo de ella serán castigados, respectivamente, según las disposiciones de este Código”

Se consideran delitos particulares los que no forman parte de la rebelión.

Se castiga en el Art. 482 ,CP a “las autoridades que no hayan resistido la rebelión. Conlleva pena de inhabilitación absoluta de doce a veinte años.

Es bastante difícil de imaginar que una sola persona pueda resistir y hacer frente a un grupo de rebeldes, que normalmente irán armados. En este sentido, cuando el sujeto tuviese riesgo de muerte o de sufrir importantes lesiones, podría ampararse en la causa de justificación de estado de necesidad (20.5 ,CP), o de miedo insuperable (20.6 ,CP).

Por último, en relación con la prolongación y abandono del cargo, en el Art. 483 ,CP se contemplan dos supuestos en relación con los funcionarios.

  • En el Art. 483 ,CP se castiga a “los funcionarios que continúen desempeñando sus cargos bajo el mando de los alzados”.
  • Se castiga en el inciso final de dicho precepto a los funcionarios que, sin habérseles admitido la renuncia de su empleo, lo abandonen cuando haya peligro de rebelión.

Ambos incurrirán en la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público de seis a doce años.

Asimismo dispone el Art. 484 ,CP que “los que aceptaren empleo de los rebeldes, serán castigados con la pena de inhabilitación absoluta de seis a doce años". Cualquiera puede ser sujeto activo de este delito, bien sea funcionario o particular. En caso de ser funcionario, ha de aceptar un empleo distinto del que tenía. Si llega a colaborar con los rebeldes puede incluso cometer un delito de rebelión.

No hay versiones para este comentario

Rebelión
Delitos de rebelión
Cargos públicos
Inhabilitación absoluta
Violencia
Voluntad
Desórdenes públicos
Comisiones
Delitos contra la Constitución
Dolo eventual
Delito de sedición
Elecciones generales
Instituciones del Estado
Inhabilitación especial
Dolo
Sedición
Tentativa
Omisión
Coacciones
Estragos
Violencia fisica
Amenazas
Caudales públicos
Inducción al delito
Conspiración
Consumación del delito
Excusa absolutoria
Tipo penal
Concurso de delitos
Estado de necesidad
Miedo insuperable