Delito de usurpación o de ocupación de bienes inmuebles como modalidad de delitos contra el patrimonio

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delito de coacciones

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    El delito de coacciones está contenido en el Capítulo III, Título VI "Delitos contra la libertad" del Libro II del Código Penal. Su tipo básico está recogido en el Art. 172 ,CP. NOVEDAD: La LeyOrgánica 1/2015, de 30 de marzo, que modif...

  • Cuadro comparativo de faltas

    Órden: Penal Fecha última revisión: 14/08/2015

    Tras la reforma hecha por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo de reforma del Código Penal, desaparece la tradicional figura de la falta, que pasa a perseguirse como delito leve, o como infracción administrativa (castigada, en su caso, por la Le...

  • Rendimientos del capital inmobiliario (IRPF)

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 14/03/2016

    Rendimientos íntegros de capital inmobiliario: Tienen la consideración de rendimientos íntegros procedentes de la titularidad de bienes inmuebles rústicos y urbanos o de derechos reales que recaigan sobre ellos, todos los que se deriven del arren...

  • Delito de hurto

    Órden: Penal Fecha última revisión: 31/01/2014

    El delito de hurto se encuentra regulado en el Capítulo I, del Título XIII, del Libro II del Código Penal (Art. 234-236 ,Código Penal), bajo la rúbrica «De los hurtos» NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, modifica todo el articulado que ...

  • Concepto de la posesión

    Órden: Civil Fecha última revisión: 05/10/2016

    La posesión se puede definir como el derecho real que consiste en una potestad de inmediata tenencia o goce conferida por el derecho con carácter provisionalmente prevalente, con independencia de que exista o no derecho real firme que justif...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

El delito de usurpación está regulado en el Capítulo V, del Título XIII, del Libro II del Código Penal (Art. 245-247 ,Código Penal).

NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, modifica todo el articulado que engloba el Título XIII del Libro II del Código Penal. Esta última reforma penal elimina las faltas, y las conductas que tradicionalmente se englobaban en la categoría de faltas, se pasan a regular como delitos leves (13.4 ,Código Penal). 

(Véase la Circular 1/2015, en el caso práctico (C P) "Circular 1/2015, sobre pautas para el ejercicio de la acción penal en relación con los delitos leves tras la reforma de la Ley 1/2015, de 30 de marzo que reforma el Código Penal", que se encuentra en documentos relacionados)

La alteración de los lindes con un valor inferior a 400 euros pasa a regularse en el 246.2 ,Código Penal, como un delito leve. El delito leve de la distracción del curso de las aguas, se regula en el nuevo 247.2 ,Código Penal

 

El 245.1 ,Código Penal hace referencia al delito de ocupación de bienes inmuebles y al delito de usurpación de derechos reales inmobiliarios, no obstante, en ninguno de los dos concurre violencia o intimidación.

Por su parte, el 245.2 ,Código Penal,  penaliza la ocupación pacífica al establecer que el que ocupare sin la autorización debida un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, serás castigado con la pena de multa de 3 a 6 meses.

En contraposición al Art. 245 ,Código Penal, el Art. 246 ,Código Penal, viene a establecer la sanción en el supuesto de alteración de términos o lindes de pueblos o heredades o cualquier clase de señales o mojones destinados a fijar los límites de propiedades o demarcaciones de predios contiguos, tanto de dominio público como privado, siempre que la utilidad reportada o pretendida exceda de 400€.

Finalmente, el Art. 247 ,Código Penal contempla los supuestos de distracción de las aguas de su curso natural. Así pues, el que sin autorización distrajere las aguas de uso público o privado de su curso o de su embalse natural o artificial, será castigado con la pena de multa de 3 a 6 meses.

El bien jurídico protegido en el delito de usurpación es el disfrute pacífico de las cosas inmuebles entendido como la ausencia de perturbación en el ejercicio de la posesión o de cualquier derecho real que recaiga sobre las mismas. No obstante, podría entenderse que con este tipo penal también se tutela la libertad, por lo que estaríamos ante un delito pluriofensivo toda vez que existiría más un bien jurídico protegido.

Asimismo, también se penaliza la violencia que pudiera ejercerse, por lo que queda abierta la posibilidad de un concurso de delitos entre el delito de usurpación y el delito de lesiones.

El sujeto activo puede ser cualquier persona salvo el propietario del inmueble o el titular del derecho real que recae sobre el mismo. Cabe señalar que la perturbación de la posesión legítima por parte del propietario no daría lugar a esta figura delictiva, sin embargo, podría constituir un delito de coacciones (Art. 172 ,Código Penal) o un delito de la realización arbitraria del propio derecho (Art. 455 ,Código Penal).

Por su parte, el sujeto pasivo se corresponderá con el propietario del bien inmueble o con el titular del derecho real de que se trate.

El objeto material del delito de usurpación es un inmueble y el derecho real inmobiliario que recae sobre el mismo, los cuales deben ser de pertenencia ajena. El hecho de que el inmueble debe ser de pertenencia ajena es una cuestión civil, sin embargo, deberá ser resuelta por el Tribunal Penal en el supuesto de que concurran las siguientes circunstancias:

Cuando el derecho esté fundado en un título auténtico

Cuando se funde en actos indubitados de posesión.

En el supuesto de que las anteriores circunstancias no sean probadas, el proceso penal será suspendido para resolver la cuestión en un proceso civil en aras a conocer a quién pertenece el derecho.

El Art. 245 ,Código Penal comprende dos conductas típicas. La conducta ofrecida por el 245.1 ,Código Penal, se utilizan dos verbos: “ocupar” un inmueble con violencia o intimidación y “usurpar” un derecho real. Así pues, tanto en un caso como en el otro, se requiere la apropiación de la cosa, así como una coetánea desposesión del inmueble o del derecho real.

Por otro lado, la segunda conducta de la usurpación es ofrecida por el 245.2 ,Código Penal y recibe el nombre de la ocupación pacífica de los bienes inmuebles. La legislación anterior no regulaba esta figura, por consiguiente, no estaba penalizada recibiendo el tratamiento de coacciones o amenazas hasta la promulgación del Código Penal de 1995. Sin embargo, la naturaleza de la ocupación impedía que pudiera ser incluida en las amenazas o en las coacciones, lo que derivó en la creación del 245.2 ,Código Penal.

A su vez, el mencionado precepto contiene dos conductas típicas: por un lado, la ocupación de esos inmuebles y, por otro,  el hecho de que el sujeto activo se mantenga en un inmueble de forma ilícita habiendo entrado en el mismo de forma lícita, es decir, manteniéndose en el inmueble en contra de la voluntad de su titular.

El Art. 246 ,Código Penal hace referencia a la alteración de términos y lindes. Del mismo se desprende que estos pueden ser tanto fincas de propiedad pública como privada, pudiendo ser aplicado el precepto tanto a las fincas urbanas como a las parcelas o terrenos. No obstante, para poder apreciar un delito de usurpación. En el supuesto de que sea inferior a 400€, estaremos ante una conducta constitutiva de delito leve.

Finalmente, el Art. 247 ,Código Penal viene a tipificar el delito de distracción del curso de caudales. La conducta típica de este delito consiste en distraer  el curso de las aguas, diciendo el precepto (al igual que el Art. 246 ,Código Penal) que la utilidad reportada deberá ser superior a 400€, en caso contrario será constitutiva de una falta.

En cuanto a las formas de aparición del delito de usurpación, cabe señalar que puede existir un concurso en el supuesto de que una vez esté dentro del inmueble, el sujeto activo comience a apropiarse de cosas (a robar cosas). No obstante, se exige además que, la usurpación reporte una utilidad a quien la efectúe causando algún daño.

 

 

REGULACIÓN ANTES DE LA REFORMA:

El 245.1 ,Código Penal hace referencia al delito de ocupación de bienes inmuebles y al delito de usurpación de derechos reales inmobiliarios, no obstante, en ninguno de los dos concurre violencia o intimidación.

Por su parte, el 245.2 ,Código Penal,  penaliza la ocupación pacífica al establecer que el que ocupare sin la autorización debida un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, serás castigado con la pena de multa de 3 a 6 meses.

En contraposición al Art. 245 ,Código Penal, el Art. 246 ,Código Penal, viene a establecer la sanción en el supuesto de alteración de términos o lindes de pueblos o heredades o cualquier clase de señales o mojones destinados a fijar los límites de propiedades o demarcaciones de predios contiguos, tanto de dominio público como privado, siempre que la utilidad reportada o pretendida exceda de 400€.

Finalmente, el Art. 247 ,Código Penal contempla los supuestos de distracción de las aguas de su curso natural. Así pues, el que sin autorización distrajere las aguas de uso público o privado de su curso o de su embalse natural o artificial, será castigado con la pena de multa de 3 a 6 meses en el supuesto de que, tal y como se pode de manifiesto en el precepto anterior, la utilidad reportada excediera de 400€.

Bien jurídico protegido

El bien jurídico protegido en el delito de usurpación es el disfrute pacífico de las cosas inmuebles entendido como la ausencia de perturbación en el ejercicio de la posesión o de cualquier derecho real que recaiga sobre las mismas. No obstante, podría entenderse que con este tipo penal también se tutela la libertad, por lo que estaríamos ante un delito pluriofensivo toda vez que existiría más un bien jurídico protegido.

Asimismo, también se penaliza la violencia que pudiera ejercerse, por lo que queda abierta la posibilidad de un concurso de delitos entre el delito de usurpación y el delito de lesiones.

Sujetos activo y pasivo

El sujeto activo puede ser cualquier persona salvo el propietario del inmueble o el titular del derecho real que recae sobre el mismo. Cabe señalar que la perturbación de la posesión legítima por parte del propietario no daría lugar a esta figura delictiva, sin embargo, podría constituir un delito de coacciones (Art. 172 ,Código Penal) o un delito de la realización arbitraria del propio derecho (Art. 455 ,Código Penal).

Por su parte, el sujeto pasivo se corresponderá con el propietario del bien inmueble o con el titular del derecho real de que se trate.

Objeto material

El objeto material del delito de usurpación es un inmueble y el derecho real inmobiliario que recae sobre el mismo, los cuales deben ser de pertenencia ajena. El hecho de que el inmueble debe ser de pertenencia ajena es una cuestión civil, sin embargo, deberá ser resuelta por el Tribunal Penal en el supuesto de que concurran las siguientes circunstancias:

  1. Cuando el derecho esté fundado en un título auténtico
  2. Cuando se funde en actos indubitados de posesión.

En el supuesto de que las anteriores circunstancias no sean probadas, el proceso penal será suspendido para resolver la cuestión en un proceso civil en aras a conocer a quién pertenece el derecho.

Conducta típica

El Art. 245 ,Código Penal comprende dos conductas típicas. La conducta ofrecida por el 245.1 ,Código Penal, se utilizan dos verbos: “ocupar” un inmueble con violencia o intimidación y “usurpar” un derecho real. Así pues, tanto en un caso como en el otro, se requiere la apropiación de la cosa, así como una coetánea desposesión del inmueble o del derecho real.

Por otro lado, la segunda conducta de la usurpación es ofrecida por el 245.2 ,Código Penal y recibe el nombre de la ocupación pacífica de los bienes inmuebles. La legislación anterior no regulaba esta figura, por consiguiente, no estaba penalizada recibiendo el tratamiento de coacciones o amenazas hasta la promulgación del Código Penal de 1995. Sin embargo, la naturaleza de la ocupación impedía que pudiera ser incluida en las amenazas o en las coacciones, lo que derivó en la creación del 245.2 ,Código Penal.

A su vez, el mencionado precepto contiene dos conductas típicas: por un lado, la ocupación de esos inmuebles y, por otro,  el hecho de que el sujeto activo se mantenga en un inmueble de forma ilícita habiendo entrado en el mismo de forma lícita, es decir, manteniéndose en el inmueble en contra de la voluntad de su titular.

El Art. 246 ,Código Penal hace referencia a la alteración de términos y lindes. Del mismo se desprende que estos pueden ser tanto fincas de propiedad pública como privada, pudiendo ser aplicado el precepto tanto a las fincas urbanas como a las parcelas o terrenos. No obstante, para poder apreciar un delito de usurpación, la conducta deberá de producir una utilidad superior a los 400€. En el supuesto de que sea inferior a 400€, estaremos ante una conducta constitutiva de falta.

Finalmente, el Art. 247 ,Código Penal viene a tipificar el delito de distracción del curso de caudales. La conducta típica de este delito consiste en distraer  el curso de las aguas, diciendo el precepto (al igual que el Art. 246 ,Código Penal) que la utilidad reportada deberá ser superior a 400€, en caso contrario será constitutiva de una falta.

Formas de aparición del delito

En cuanto a las formas de aparición del delito de usurpación, cabe señalar que puede existir un concurso en el supuesto de que una vez esté dentro del inmueble, el sujeto activo comience a apropiarse de cosas (a robar cosas). No obstante, se exige además que, la usurpación reporte una utilidad a quien la efectúe causando algún daño.

 

 

No hay versiones para este comentario

Delito de usurpación
Derechos reales
Delito leve
Bienes inmuebles
Dueño
Lindero
Violencia o intimidación
Voluntad
Coacciones
Amenazas
Predio
Usurpación
Uso público
Tipo penal
Tutela
Violencia
Concurso de delitos
Acción penal
Delito realización arbitraria propio derecho
Distracción del curso de las aguas
Delitos de lesiones
Delito de coacciones
Fincas Urbanas