Determinación del importe indemnizatorio por responsabilidad civil en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 31/05/2019

El Sistema para la valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidente de circulación (Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de Octubre) viene siendo aplicado con carácter orientador por muchos Juzgados y Tribunales de lo Social para el cálculo de la indemnización adicional por responsabilidad civil en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional.

La STS de 20 de octubre de 2008, Rec. 672/2007, mantiene, que, para el cálculo de la indemnización de daños y perjuicios derivada de un accidente de trabajo, resulta oportuno -que no obligatorio- la utilización, como criterio de orientación analógica el sistema de valoración de daños del Anexo introducido por la Disposición Adicional Octava de la Ley 30/1995, de 8 de noviembre (hoy Anexo al Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre); ese sistema baremado, cuando se utilice, ha de ser justificado, puede corregirse al alza en los casos en que concurra culpa o negligencia empresarial y, aunque su determinación cuantitativa constituye una competencia fundamental del juez de instancia, y, cabría su revisión en cualquier alzada “en los supuestos en los que sus conclusiones, por resolver de forma errónea, caprichosa, desorbitada o evidentemente injusta, no superen el imprescindible test de razonabilidad”.

La indemnización debe fijarse de una forma estructurada que permita conocer los diferentes daños y perjuicios que se compensan y la cuantía indemnizatoria que se reconoce por cada uno de ellos, razonándose los motivos que justifican esa decisión, sobre esta necesidad de justificación vertebrada, para el cálculo de cada indemnización podemos seguir los siguientes parámetros:

a) Daño emergente. En lo que al daño emergente se refiere, la determinación de su importe indemnizatorio habrá de realizarse atendiendo exclusivamente a lo oportunamente pedido y a la prueba practicada, tanto respecto de su existencia como de su importe.

b) Lucro cesante. Tratándose de lucro cesante, tanto por incapacidad temporal como por incapacidad permanente, la responsabilidad civil adicional tiene en su caso carácter complementario de las prestaciones de Seguridad Social y de las posibles mejoras voluntarias, si el importe de aquél supera a la suma de unas y otras, que en todo caso habrán de ser tenidas en cuenta al fijar la indemnización. No obstante -como hemos adelantado en el esquema anterior- no se deducirá del monto indemnizatorio por el concepto de “lucro cesante” el posible recargo por infracción de medidas de seguridad, dada su naturaleza esencialmente sancionadora y finalidad preventiva, y porque en caso contrario se desvirtuaría la finalidad pretendida por el art. 164 LGSS.

c) Daño corporal/daño moral. Para el resarcimiento de estos dos conceptos, el juzgador (o reclamante en su caso) puede valerse el Baremo que figura como Anexo al Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor (LRCSCVM), pero siempre teniendo en cuenta:

a) Una aplicación facultativa, tanto el juzgador como el demandante, en caso de apartarse del Baremo en algún punto deberán razonarlo.

b) Su carácter orientativo, no han de seguirse necesariamente los importes máximos previstos en el Baremo, ya que los mismos pueden incrementarse en atención a factores concretos del caso.

Fijación de los daños y perjuicios: Baremo para la valoración del daño corporal en los accidentes de tráfico

El Sistema (Baremo) para la valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidente de circulación aprobada por el Real Decreto Legislativo 8/2004 y anexos posteriores, contiene un Baremo que ayudará a vertebrar y estructurar el “quantum” indemnizatorio por cada concepto. (1)

La cuantificación del daño corporal y más aún del moral siempre es difícil y subjetiva, pues, las pruebas practicadas en el proceso permiten evidenciar la realidad del daño, pero no evidencian, normalmente, con toda seguridad la equivalencia económica que deba atribuirse al mismo para su completo resarcimiento, actividad que ya requiere la celebración de un juicio de valor.

Como hemos reiterado, la indemnización a la que tendrá derecho la persona trabajadora saldrá del sumatorio de todos los diferentes daños ocasionados por el accidente de trabajo o la enfermedad profesional. Teniendo en cuenta los distintos importes indemnizables, su concurrencia con efectos sobre las cantidades en caso de resarcir el mismo perjuicio, o que la indemnización será distinta para cada caso, dentro de los denominados “daños personales y patrimoniales”, en su vertiente de lesiones temporales o secuelas sufridas, podemos, con la intención de aclarar algunos conceptos de interés para valorar el daño personal, destacar:

- Dan lugar a indemnización la muerte, las secuelas y las lesiones temporales de acuerdo con lo previsto en los artículos 34 y ss RL 8/04 y con lo reflejado, respectivamente, en las tablas 1, 2 y 3 contenidas en el Anexo de esta Ley.

- Cada una de estas tablas incluye de modo separado la reparación de los perjuicios personales básicos (1.A, 2.A y 3.A), de los perjuicios personales particulares (1.B, 2.B y 3.B) y de los perjuicios patrimoniales (1.C, 2.C y 3.C).

La correcta aplicación del sistema requiere la justificación de los criterios empleados para cuantificar las indemnizaciones asignadas según sus reglas, con tratamiento separado e individualizado de los distintos conceptos y partidas resarcitorias por los daños tanto extrapatrimoniales como patrimoniales.

a) Indemnización por muerte

La indemnización en estos supuestos dependerá de las circunstancias familiares u personales de la víctima, reconociéndose cinco categorías de perjudicados, no excluyentes:

  1. Cónyuge viudo / pareja de hecho estable
  2. Ascendientes
  3. Descendientes
  4. Hermanos
  5. Allegados

Todos ellos perciben la misma cantidad, que puede variar por la edad.

Se distingue entre perjuicio personal básico, perjuicio personal particular (entre los que se contempla un perjuicio particular por discapacidad del perjudicado, previo o no al accidente) y perjuicio patrimonial (que incluye el daño emergente que se percibe sin necesidad de justificación, y el lucro cesante que recibirán únicamente quienes dependían económicamente de los ingresos de la víctima y que se calcula conforme a un modelo actuarial que tiene en cuenta los ingresos de trabajo, la situación de desempleo o de reducción de jornada laboral de la víctima o las pensiones públicas que genere el fallecimiento).

Reglas específicas para la valoración de la indemnización del daño corporal por muerte.

Las indemnizaciones por causa de muerte se cuantifican conforme a las disposiciones y reglas que se establecen en la Sección 1ª, Capítulo II y que se reflejan en los distintos apartados de la tabla 1 que figura como Anexo.

La tabla 1 contiene tres apartados para valorar los perjuicios de cada uno de los perjudicados:

  • a) La tabla 1.A establece la cuantía de perjuicio personal básico de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.

  • b) La tabla 1.B establece las cuantías de los perjuicios personales particulares y excepcionales de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.

  • c) La tabla 1.C establece las cuantías de los perjuicios patrimoniales, distinguiendo las categorías del daño emergente y del lucro cesante, de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.

Sujetos perjudicados

Con carácter general, tendrá la condición de sujeto perjudicado la víctima, o las categorías de perjudicados mencionadas en caso de muerte de la misma (art. 62 ).

Excepcionalmente, los familiares de víctimas fallecidas, así como los de grandes lesionados, tienen derecho a ser resarcidos por los gastos de tratamiento médico y psicológico que reciban durante un máximo de seis meses por las alteraciones psíquicas que, en su caso, les haya causado el accidente.

 

Reglas específicas

Perjuicio personal básico

Tabla 1.A

Categoría 1.  El Cónyuge viudo

Hasta 15 años de convivencia, si la victima tenía hasta 67 años

90.000 €

Hasta 15 años de convivencia, si la victima tenía desde 67 hasta 80 años

70.000 €

Hasta 15 años de convivencia, si la victima tenía más de 80 años

50.000 €

Por cada año adicional de convivencia o fracción con independencia de la edad de la victima

1.000 €

Categoría 2.  Los Ascendientes

A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía hasta 30 años

70.000 €

A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía más de 30 años

40.000 €

A cada abuelo, sólo en caso de premoriencia del progenitor de su rama familiar

20.000 €

Categoría 3.  Los Descendientes

A cada hijo que tenga hasta 14 años

90.000 €

A cada hijo que tenga desde 14 hasta 20 años

80.000 €

A cada hijo que tenga desde 20 hasta 30 años

50.000 €

A cada hijo que tenga más de 30 años

20.000 €

A cada nieto, sólo en caso de premoriencia del progenitor hijo del abuelo fallecido

15.000 €

Categoría 4.  Los Hermanos

A cada hermano que tenga hasta 30 años.

20.000 €

A cada hermano que tenga más de 30 años

15.000 €

Categoría 5.  Los Allegados

A cada allegado

10.000 €

Perjuicio personal particular

Tabla 1.B

- Discapacidad física o psíquica del perjudicado previa o a resultas del accidente (+ Del 25% al 75% de Incremento sobre perjuicio personal básico).

- Convivencia del perjudicado con la víctima (A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía más de 30 años: 30.000 €; A cada abuelo, en su caso: 10.000 €

A cada hijo que tenga más de 30 años: 30.000 €; A cada nieto, en su caso: 7.500 €; A cada hermano que tenga más de 30 años.      5.000 €)

- Perjudicado único de su categoría (incremento del 25% del perj. personal básico)

- Perjudicado familiar único de la víctima fallecida (incremento del 25% del perj. personal básico)

- Fallecimiento del progenitor único (+ 50%, a cada hijo que tenga hasta 20 años; + 25%, a cada hijo que tenga más de 20 años)

- Fallecimiento de ambos progenitores en el mismo accidente (+ 70% %, a cada hijo que tenga hasta 20 años; + 35% a cada hijo que tenga más de 20 años)

- Fallecimiento del hijo único (+ 25%)

- Víctima embarazada con pérdida del feto (+ 15.000 euros, si la pérdida tuvo lugar en las primeras 12 semanas de gestación; + 30.000 €, Si la pérdida tuvo lugar a partir de las 12 semanas de gestación)

- Perjuicio excepcional (+ 25%)

Perjuicio patrimonial

tabla 1.C

- Daño emergente:

Cantidad fija de 400 € por cada perjudicado + cantidades justificadas

Gastos de traslado del fallecido, entierro, funeral y repatriación

Lucro cesante: dependencia económica + perceptores pensión compensatoria:

                   Ingresos netos x coeficiente

DEL CÓNYUGE

Tabla 1.C.1

DEL CÓNYUGE CON DISCAPACIDAD

Tabla 1.C.1.d

DEL HIJO

Tabla 1.C.2

DEL HIJO CON DISCAPACIDAD

Tabla 1.C.2.d

DEL PROGENITOR

Tabla 1.C.3

DEL HERMANO

Tabla 1.C.4

DEL HERMANO CON DISCAPACIDAD

Tabla 1.C.4.d

DEL ABUELO

Tabla 1.C.5

DEL NIETO

Tabla 1.C.6

DEL NIETO CON DISCAPACIDAD

Tabla 1.C.6.d

DEL ALLEGADO

Tabla 1.C.7

DEL ALLEGADO CON DISCAPACIDAD

Tabla 1.C.7.d

 

 

b) Indemnización por secuelas

Son secuelas las deficiencias físicas, intelectuales, orgánicas y sensoriales y los perjuicios estéticos que derivan de una lesión y permanecen una vez finalizado el proceso de curación. (art. 93)

Se distinguen tres aparados:

a) Perjuicio personal básico: se valora mediante dos tablas: el baremo médico (que recoge y determina la relación de las secuelas que integran el perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial permanente, con su clasificación, descripción y medición, y también incluye un capítulo especial dedicado al perjuicio estético) y el baremo económico (tiene en cuenta la edad del lesionado y los puntos de secuela para determinar la eventual indemnización). (Disposiciones relativas a la tabla 2.A)

Para determinación de la indemnización del perjuicio personal básico, hemos de atender a: 

La valoración económica del perjuicio personal básico en caso de secuelas se determina conforme a lo que resulta de las reglas recogidas en la tabla 2.A.

La determinación de las secuelas y de su gravedad e intensidad se realiza de acuerdo con el baremo médico contenido en la tabla 2.A.1.

La determinación de la indemnización por secuelas se realiza de acuerdo con el baremo económico contenido en la tabla 2.A.2.

b) Perjuicio personal particular: Los perjuicios particulares de cada perjudicado se resarcen mediante la aplicación de criterios específicos que incrementan la indemnización básica fijada en la tabla 1.A; cuya indemnización valora los perjuicios psicofísicos, orgánicos, sensoriales y estéticos, y en la que se tienen en cuenta factores correctores como daños o perjuicios morales cuantificados por grados del perjuicio (2) (Disposiciones relativas a la tabla 2.B)

c) Perjuicio patrimonial (Disposiciones relativas a la tabla 2.C): En este caso se valorará:

- el daño emergente, incluidos gastos previsibles de asistencia sanitaria futura (art. 113), resarcimiento de los gastos de asistencia sanitaria futura en el ámbito hospitalario y ambulatorio (art. 114), gastos por prótesis y órtesis (art. 115), gastos de rehabilitación domiciliaria y ambulatoria (art. 116), gastos para ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal (art. 117), adecuación de vivienda (art. 118), etc

- el lucro cesante o pérdida de la capacidad de ganancia por trabajo personal. En los supuestos de secuelas el lucro cesante consiste en la pérdida de capacidad de ganancia por trabajo personal y, en particular, en el perjuicio que sufre el lesionado por la pérdida o disminución neta de ingresos provenientes de su trabajo (art. 126)

Se cuantifica multiplicando los ingresos netos -o una estimación del valor de su dedicación a las tareas del hogar o de su capacidad de obtener ganancias-, como multiplicando, por el coeficiente actuarial que, como multiplicador, corresponda según las reglas que se establecen en los artículos siguientes.

Cuando el ingreso neto del lesionado se encuentre entre dos niveles de ingreso neto previstos en las tablas 2.C que correspondan, se asigna el lucro cesante correspondiente al límite superior (art. 127)

Reglas específicas para la valoración de la indemnización del daño corporal por secuelas

Son secuelas las deficiencias físicas, intelectuales, orgánicas y sensoriales y los perjuicios estéticos que derivan de una lesión y permanecen una vez finalizado el proceso de curación.

Las indemnizaciones por secuelas se cuantifican conforme a las disposiciones y reglas que se establecen en este Capítulo II y que se reflejan en los distintos apartados de la tabla 2 que figura como Anexo.

La tabla 2.A contiene tres apartados:

  • a) La tabla 2.A establece la cuantía del perjuicio personal básico de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.

  • b) La tabla 2.B establece la cuantía de los perjuicios personales particulares y excepcionales de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.

  • c) La tabla 2.C establece la cuantía de los perjuicios patrimoniales, distinguiendo las categorías del daño emergente y del lucro cesante, de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.

El baremo médico.

  1. El baremo médico contiene la relación de las secuelas que integran el perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial permanente, con su clasificación, descripción y medición, y también incluye un capítulo especial dedicado al perjuicio estético.
  2. La medición del perjuicio psicofísico, orgánico o sensorial de las secuelas se realiza mediante un porcentaje de menoscabo expresado en puntos, con un máximo de cien.
  3. La medición del perjuicio estético de las secuelas se realiza mediante un porcentaje de menoscabo expresado en puntos, con un máximo de cincuenta, que corresponde a un porcentaje del cien por cien.

Secuelas interagravatorias.

  1. Son secuelas interagravatorias aquellas secuelas concurrentes que, derivadas del mismo accidente y afectando funciones comunes, producen por su recíproca influencia una agravación significativa de cada una de ellas.
  2. La puntuación adjudicada a las secuelas bilaterales en la tabla 2.A.1, incluye la valoración de su efecto interagravatorio.
  3. En defecto de esta previsión específica, la puntuación de las secuelas interagravatorias se valorará incrementando en un diez por ciento la puntuación que resulta de aplicar la fórmula prevista en el artículo 98, redondeando a la unidad más alta y con el límite de cien puntos.

Sujetos perjudicados

Con carácter general, tendrá la condición de sujeto perjudicado  los lesionados que las padecen

Excepcionalmente, los familiares de grandes lesionados, tienen derecho a ser resarcidos por los gastos de tratamiento médico y psicológico que reciban durante un máximo de seis meses por las alteraciones psíquicas que, en su caso, les haya causado el accidente (en los términos establecidos en el artículo 36.3.)

 

Reglas específicas

Perjuicio personal básico

Tabla 2.A

- Baremo médico (La determinación de las secuelas y de su gravedad e intensidad se realiza de acuerdo con el baremo médico contenido en la tabla 2.A.1.) + baremo económico (contenido en la tabla 2.A.2)

- Regulación separada del perjuicio estético: 6 grados

(horquilla de puntos; máx. 50 pnto)

- Secuelas concurrentes: En el caso de concurrencia de secuelas derivadas del mismo accidente, la puntuación final del perjuicio psicofísico es la resultante de aplicar la fórmula de Balthazar:

 

[[(100 – M) x m] / 100] + M

Donde:

M = puntuación de mayor valor.

m = puntuación de menor valor.

 

 

- Secuelas interagravatorias (art. 99): fórmula de Balthazar + 10%

- Secuelas agravatorias de estado previo (art. 100): La secuela que agrava un estado previo y que ya está prevista en el baremo médico se mide con la puntuación asignada específicamente para ella.

En defecto de tal previsión, la puntuación es la resultante de aplicar la fórmula:

(M – m) / [1 – (m/100)]

Donde:

M = puntuación de la secuela en el estado actual.

m = puntuación de la secuela preexistente.

* Si el resultado ofrece fracciones decimales, se redondea a la unidad más alta.

 

Perjuicio personal particular

Tabla 2.B

- Daños morales complementarios por perj psicofísico, orgánico y sensorial (art. 105) + perj estético + pérdida calidad de vida + pérdida feto + perjuicio excepcional sujeto a un mínimo o máximo en euros:

1.  Daños morales complementarios por perjuicio psicofisico

Cuando una sola secuela alcanza al menos 60 puntos o el resultado de las concurrentes alcanza al menos 80 puntos.

De 19.200 € hasta 96.000 €

2.   Daños morales complementarios por perjuicio estético

Cuando alcanza al menos 36 puntos.

De 9.600 € hasta 48.000 €

3.   Perjuicio moral por pérdida de calidad de vida ocasionada por las secuelas

 

Muy Grave:

De 90.000 € hasta 150.000 €

Grave:

De 40.000 € hasta 100.000 €

Moderado:

De 10.000 € hasta 50.000 €

Leve:

De 1.500 € hasta 15.000 €

 

4.  Perjuicio moral por pérdida de calidad de vida de los familiares de grandes lesionados

De 30.000 € hasta 145.000 €

5.   Pérdida de feto a consecuencia del accidente

 

Si la pérdida tuvo lugar en las primeras 12 semanas de gestación

15.000 €

Si la pérdida tuvo lugar a partir de las 12 semanas de gestación

30.000 €

 

6.  Perjuicio Excepcional

Hasta 25 %

 

 

Perjuicio patrimonial

tabla 2.C

- Gastos previsibles asistencia sanitaria, ayudas y apoyo autonomía personal, adecuación vivienda,…

1. Gastos previsibles de asistencia sanitaria futura según secuela

Tabla 2.C.1

2. Prótesis y ortesis

Hasta 50.000€ por recambio

3. Rehabilitación domiciliaria y ambulatoria

 

Estados vegetativos crónicos y tetraplejias igual o por encima de C-4

Hasta 13.500€ anuales

Tetraplejias, Tetraparesias graves, secuelas graves del lenguaje y trastornos graves neuropsicológicos

Hasta 9.500€ anuales

Resto de supuestos del artículo 116.4

Hasta 5.850 € anuales

- Lucro cesante: pérdida capacidad generar ingresos

  • POR INCAPACIDAD PARA REALIZAR CUALQUIER TRABAJO O ACTIVIDAD PROFESIONAL del art. 129 a) (ABSOLUTA): Tabla 2.C.4
  • POR INCAPACIDAD PARA REALIZAR SU TRABAJO O ACTIVIDAD PROFESIONAL del art. 129 b) (TOTAL): Tabla 2.C.5
  • POR INCAPACIDAD QUE DE ORIGEN A UNA DISMINUCIÓN PARCIAL DE INGRESOS EN EL EJERCICIO DE SU TRABAJO O ACTIVIDAD HABITUAL del art. 129 c) (PARCIAL): Tabla 2.C.6
  • POR INCAPACIDAD ABSOLUTA DE LESIONADO PENDIENTE DE ACCEDER AL MERCADO LABORAL del art. 130 c): Tabla 2.C.7
  • POR INCAPACIDAD TOTAL DE LESIONADO PENDIENTE DE ACCEDER AL MERCADO LABORAL del art. 130 d): Tabla 2.C.8

- Lesionado que percibe ingresos trabajo personal o en situación de desempleo (art. 83;)

- Menores de 30 años pendientes de acceder al mercado laboral (arts 128 y reglas 130; TABLA 2.C.7; TABLA 2.C.7)

- Dedicación a las tareas del hogar (arts. 84; 85; 88; 131)

c) Indemnización por lesiones temporales

Son lesiones temporales las que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o la estabilización de la lesión y su conversión en secuela (art. 134)

Es compatible con las indemnizaciones por muerte y por secuelas.

Se distinguen tres aparados:

- Perjuicio Personal básico: El perjuicio personal básico por lesión temporal es el perjuicio común que se padece desde la fecha del accidente hasta el final del proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela (art. 136; Disposiciones relativas a la tabla 3.A))

- Perjuicio personal particular: La indemnización por pérdida temporal de calidad de vida compensa el perjuicio moral particular que sufre la víctima por el impedimento o la limitación que las lesiones sufridas o su tratamiento producen en su autonomía o desarrollo personal (art. 137; Disposiciones relativas a la Tabla 3B)

- Perjuicio patrimonial: que se subdivide a su vez en daño emergente y lucro cesante (arts. 141-143; Disposiciones relativas a la Tabla 3C).

Reglas específicas para la valoración de la indemnización del daño corporal por lesiones temporales

La indemnización por lesiones temporales es compatible con la que proceda por secuelas o, en su caso, por muerte y se cuantifica conforme a las disposiciones y reglas que se establecen en este Capítulo y que se reflejan en los distintos apartados de la tabla 3 que figura como Anexo: 

La tabla 3 contiene tres apartados:

  • a) La tabla 3.A establece la cuantía del perjuicio personal básico de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.
  • b) La tabla 3.B establece la cuantía de los perjuicios personales particulares de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.
  • c) La tabla 3.C establece la cuantía de los perjuicios patrimoniales, distinguiendo las categorías del daño emergente y del lucro cesante, de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.

Sujetos perjudicados

Con carácter general, tendrá la condición de sujeto perjudicado la víctima (lesionado)

Excepcionalmente, los familiares de grandes lesionados, tienen derecho a ser resarcidos por los gastos de tratamiento médico y psicológico que reciban durante un máximo de seis meses por las alteraciones psíquicas que, en su caso, les haya causado el accidente.

Reglas específicas

Perjuicio personal básico

Tabla 3.A

Días x importe Indemnización (30 €/día)

Perjuicio personal particular

Tabla 3.B

- Pérdida temporal de la calidad de vida:

Días x importe Indemnización (incluye la indemnización por perjuicio básico): muy grave – pérdida autonomía personal- (100 €/día); grave (75 €/día); moderado (52 €/día)

- Por cada intervención quirúrgica (De 400 € hasta 1.600 €)

Perjuicio patrimonial

tabla 3.C

- Gastos de asistencia sanitaria: Los justificados

- Lucro cesante (art. 143): pérdida o disminución temporal ingresos netos del trabajo personal: Los justificados

* Se deducen las prestaciones de carácter público que perciba el lesionado por el mismo concepto

Lesiones cervicales menores

Se diagnostiquen por manifestación del lesionado de la existencia de dolor y que no pueden verificarse con pruebas médicas (art. 135)

Se indemnizan como lesiones temporales (no como secuelas), siempre que la naturaleza del hecho lesivo pueda producir el daño de acuerdo con los criterios de causalidad genérica siguientes:

a) De exclusión, que consiste en que no medie otra causa que justifique totalmente la patología.

b) Cronológico, que consiste en que la sintomatología aparezca en tiempo médicamente explicable. En particular, tiene especial relevancia a efectos de este criterio que se hayan manifestado los síntomas dentro de las setenta y dos horas posteriores al accidente o que el lesionado haya sido objeto de atención médica en este plazo.

c) Topográfico, que consiste en que haya una relación entre la zona corporal afectada por el accidente y la lesión sufrida, salvo que una explicación patogénica justifique lo contrario.

d) De intensidad, que consiste en la adecuación entre la lesión sufrida y el mecanismo de su producción, teniendo en cuenta la intensidad del accidente y las demás variables que afectan a la probabilidad de su existencia.

* La secuela que derive de un traumatismo cervical menor se indemniza sólo si un informe médico concluyente acredita su existencia tras el período de lesión temporal

 

 

 

(1) La Sala IV ha aplicado el Baremo de Accidentes tráfico a la cuantificación de lesiones y daños producidos en supuestos diferentes a los del accidente de tráfico, entre otros, en fallos como SSTS de 20 septiembre 2007, Rec. 3326/2007 y 20 septiembre 2011 Rec. 4137/2010, 27 de diciembre de 2011, Rec. 1136/2011, 23 de marzo de 2009, R. 162/2008

(2) Como, entre otros, “el perjuicio moral por la pérdida de toda posibilidad de realizar una actividad laboral o profesional”  

No hay versiones para este comentario

Secuelas
Daños y perjuicios
Lucro cesante
Daño emergente
Accidente
Responsabilidad civil
Daño corporal
Perjuicios patrimoniales
Perjuicio estético
Perjuicios estéticos
Accidente de Trabajo o Enfermedad Profesional
Accidente de tráfico
Accidente laboral
Práctica de la prueba
Nieto
Daño personal
Asistencia sanitaria
Indemnización del daño
Premoriencia
Valoración de la indemnización
Anomalía o alteración psíquica
Indemnización de daños y perjuicios
Perjuicios morales
Incapacidad permanente
Cuantía de la indemnización
Medidas de seguridad
Culpa
Incapacidad temporal
Feto
Daños morales
Enfermedad profesional
Desempleo
Circulación de vehículos
Mortis causa
Reducción de jornada laboral
Uniones de hecho
Discapacidad
Daños morales complementarios
Edad de la víctima
Incapacidad

RDLeg. 8/2015 de 30 de Oct (TR. Ley General de la Seguridad Social -LGSS-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 261 Fecha de Publicación: 31/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 02/01/2016 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

RDLeg. 8/2004 de 29 de Oct (TR. Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 267 Fecha de Publicación: 05/11/2004 Fecha de entrada en vigor: 06/11/2004 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Ley 30/1995 de 8 de Nov (Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 268 Fecha de Publicación: 09/11/1995 Fecha de entrada en vigor: 10/11/1995 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados