Efectos de la calificación del concurso como culpable

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Tramitación de la sección de calificación del concurso

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 01/02/2016

    La formación de la sección sexta se ordenará en la misma resolución judicial por la que se apruebe el convenio, el plan de liquidación o se ordene la liquidación conforme a las normas legales supletorias.    El Art. 167 ,Ley Concursal contin...

  • La calificación del concurso de acreedores

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 01/02/2016

    El concurso se calificará como fortuito o como culpable. La calificación no vinculará a los jueces y tribunales del orden jurisdiccional penal que, en su caso, entiendan de actuaciones del deudor que pudieran ser constitutivas de delito.  La ley...

  • Resultado de la calificación del concurso.

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 01/02/2016

    El concurso fortuito es una categoría residual, que se aplica cuando no concurran las circunstancias que determinan la calificación del concurso como culpable.Tal y como dispone el Art. 164 ,Ley Concursal, "El concurso se calificará como culpable ...

  • Fase de liquidación del concurso de acreedores

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 01/02/2016

    La fase de liquidación se configura en la Ley Concursal como una solución subsidiaria del concurso.  NOVEDAD: Ley 9/2015, de 25 de mayo, de medidas urgentes en materia concursal. Se modifican varios preceptos de la Ley Concursal, relativos al conv...

  • Aspectos generales de la Ley Concursal

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 17/11/2016

    El derecho concursal es la rama del derecho orientada a regular la situación excepcional en que se encuentra el deudor que no puede hacer frente a sus obligaciones. Comprende el estudio y regulación de la problemática del deudor en crisis, o la pr...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 01/02/2016

La calificación del concurso como culpable se basa en el perjuicio causado a los acreedores y en general al tráfico jurídico económico, sea porque el deudor, o los administradores sociales de la persona jurídica concursada, hayan provocado o agravado el estado de insolvencia o porque hayan obstaculizado o dificultado el desarrollo del propio concurso, impidiendo a los administradores concursales el desempeño de sus funciones.

 

En el primer caso, la conducta del administrador social es determinante de la insuficiencia patrimonial de la sociedad y, por tanto, de la imposibilidad de hacer frente a todos los créditos y habrá lugar a la responsabilidad concursal de los administradores sociales (172.3 ,Ley Concursal).

En el segundo caso, la obstaculización del desarrollo del procedimiento concursal impide o retrasa la consecución del objetivo principal del mismo, cual es la satisfacción de los acreedores y en virtud del 165 ,Ley Concursal se constituyen una serie de presunciones de culpabilidad.

Si el concurso se califica como culpable, en ambos supuestos, esto es, convenios gravosos o liquidación, procede la imposición de los efectos civiles previstos en el 172.2 ,Ley Concursal:

  • Inhabilitación
  • Pérdida de cualquier derecho como acreedores concursales o de la masa.

Sin embargo la responsabilidad concursal como otro efecto vinculado a la calificación culpable del concurso sólo procede en los supuestos en que la sección de calificación hubiera sido formada o reabierta como consecuencia de la apertura de la fase de liquidación (167.2 ,Ley Concursal).

La restricción del ámbito de aplicación de la responsabilidad concursal a los supuestos en que el concurso concluya en fase de liquidación, ha sido interpretada por un sector doctrinal como un indicio de que tiene carácter punitivo y no indemnizatorio, negando a la responsabilidad concursal el carácter de responsabilidad civil por daños atribuyéndole la naturaleza de responsabilidad sanción.

El daño resarcible a través de la responsabilidad concursal resulta de la existencia de un déficit concursal que se manifiesta una vez se ha liquidado el patrimonio cuando se constata su insuficiencia para pagar a los acreedores. El órgano judicial deberá valorar la relación causal existente entre la conducta antijurídica del concursado o de los administradores de la sociedad concursada y el estado de insolvencia que motiva la existencia de créditos insatisfechos, para determinar el quantum indemnizatorio, cuyo importe podrá ser inferior a dicho déficit pero nunca superior.

La limitación de la responsabilidad por el déficit concursal, a los supuestos en que se produzca la fase de liquidación puede comprenderse considerando que el concursado o los administradores de la sociedad concursada, no deben responder de la parte de crédito no satisfecha a los acreedores por cuanto éstos han aceptado previamente la quita mediante su aprobación de un convenio en tal sentido.

La responsabilidad concursal sólo se extiende a los supuestos en que existan créditos insatisfechos tras la liquidación, pero no cuando existen créditos insatisfechos tras el cumplimiento del convenio en el que, antes de su puesta en práctica, los acreedores han dado su conformidad a la quita y esto es así aunque la insolvencia haya sido provocada o agravada dolosamente o con culpa grave del concursado o de los administradores de la sociedad concursada.

En relación con la responsabilidad por deuda ajena, la STS de 16/07/2012 (SIB-47437) afirma lo siguiente: “Es necesario que el Juez valore, conforme a criterios normativos y al fin de fundamentar el reproche necesario, los distintos elementos subjetivos y objetivo del comportamiento de cada uno de los administradores en relación con la actuación que, imputada al órgano social con el que se identifican o del que forman parte, había determinado la calificación del concurso como culpable. “

 

A los efectos de la calificación del concurso, será indudablemente favorable haya habido informes de auditoría, que no son obligatorios para las pequeñas empresas pero que, cuando sean favorables ayudarán a la calificación del concurso como fortuito y a que los administradores sociales de la persona jurídica sean liberados de las consecuencias que puede implicar la calificación del concurso como culpable.

En el 171 ,Ley Concursal se trata de la oposición del deudor a la calificación del concurso que se sustanciará por los trámites del incidente concursal con dualidad de partes. La posición activa para que la calificación del concurso sea fortuita o culpable corresponde a la administración concursal y al Ministerio Fiscal, que podrán así proponerlo al juez. También podrán estar en la posición activa los acreedores y terceros interesados, quienes tienen derecho a ser oídos, pudiendo alegar, por escrito, cuanto consideren relevante para la calificación del concurso como culpable.

La posición pasiva corresponde al deudor, los cómplices y, en general a las personas afectadas por la calificación, que podrán oponerse a la calificación del concurso como culpable.

La ley concursal no contempla que los acreedores puedan intervenir en la posición pasiva, ni tampoco los terceros interesados, pero aunque la ley no lo contemple, tampoco lo prohíbe, por lo que el deudor, los cómplices o las personas afectadas por la calificación podrían llamar al proceso a los acreedores o terceros interesados con el fin de facilitarles el derecho de defensa.

Si el informe de la administración concursal califica el concurso como fortuito y el Ministerio Fiscal, en su dictamen, coincide con tal consideración, el juez acordará mediante auto el archivo de las actuaciones, contra cuyo auto no cabrá recurso alguno, dándose por finalizada la tramitación de la Sección Sexta (170 ,Ley Concursal).

Si el informe de la administración concursal o el dictamen del Ministerio Fiscal califican el concurso como culpable, el juez dará audiencia al deudor, por el plazo de diez días y ordenará emplazar a todas las personas afectadas por la calificación del concurso y a sus cómplices para que, en el plazo de cinco días, comparezcan en la Sección, si no lo hubieran hecho con anterioridad (170 ,Ley Concursal).

Las personas afectadas por la calificación, podrán dejar precluir su oportunidad de defensa, u oponerse. Obsérvese que las peticiones iniciales de calificación del concurso como culpable formuladas por la administración concursal y/o el Ministerio Fiscal cumplen con la función propia de la demanda del incidente concursal y los escritos de oposición hacen la función de la contestación a la demanda del incidente concursal.

El deudor y las personas afectadas por la calificación, si optan por oponerse, tras haber sido emplazadas por el término de cinco días, si no estuvieran personadas (el deudor por supuesto que estará personado por ser parte), una vez comparecidos, se les dará vista del contenido de la Sección, para que en un plazo de diez días puedan presentar escrito de alegaciones de oposición, lo que será la contestación a la demanda del incidente concursal.

En cuanto a los cómplices, que según 166 ,Ley Concursal son quienes, con dolo o culpa grave, hubieran cooperado con el deudor, persona física, o con sus representantes legales, o con los administradores, liquidadores, de derecho o de hecho, o con sus apoderados generales, si el deudor es persona jurídica, en la realización de cualquier acto que haya motivado la calificación del concurso como culpable, una vez comparecidos, se les tendrá por parte. Si hay pluralidad de oposiciones, se sustanciarán juntas en el mismo incidente concursal (171.1 ,Ley Concursal)

El deudor y demás personas afectadas por la calificación, en su escrito de oposición, presentado en forma de contestación a la demanda de juicio ordinario (405.2 ,LEC), podrán alegar en su defensa lo que consideren oportuno, admitiendo o negando, pura y simplemente los hechos aducidos de adverso. Asimismo podrán negar las consecuencias jurídicas que la administración concursal (o el Ministerio Fiscal, en su caso) deduzcan de los hechos.

También podrán alegar las excepciones procesales del 405.3 ,LEC y las materiales del 405.1 ,LEC. Al escrito de oposición a la calificación del concurso se acompañarán, los poderes del procurador y cuantos documentos puedan servir de base a la oposición.

El escrito de oposición se presentará en el plazo de diez días desde el día en que los demandados hayan tenido conocimiento del contenido de la Sección Sexta, en la forma prevista en el 405.2 ,LEC.

Una vez presentado tal escrito o transcurrido el plazo para presentarlo, el incidente concursal continuará conforme a los trámites del juicio verbal citando a las partes a la celebración de la vista (194.3 ,Ley Concursal). La citación para la vista indicará también a las partes que deben indicar las personas que, por no poderlas presentar ellas mismas, han de ser citadas por el tribunal a la vista, para que declaren en calidad de partes o de testigos.

A tal fin facilitarán todos los datos y circunstancias precisas para llevar a cabo la citación (440.1 ,LEC).

La parte actora, en la vista, será la administración concursal, el Ministerio Fiscal, los acreedores y terceros interesados. La parte demandada estará integrada por el deudor, los declarados cómplices, en su caso, y las personas afectadas por la calificación, en su caso, que pretenderán evitar las sanciones que puede imponerles el juez del concurso en la sentencia (172 ,Ley Concursal).

Al iniciar la vista, el juez examinará los eventuales defectos procesales apreciados de oficio o los denunciados por la demandada.

Concluida la vista, el juez del concurso deberá dictar sentencia en el plazo de diez días. La forma de la sentencia se ajustará a lo previsto en el art. 209 LEC, cumpliendo los requisitos internos del 216 ,LEC y siguientes.

La calificación del concurso como fortuito dará lugar a la condena en costas a la administración concursal y la calificación del concurso como culpable dará lugar o no a la condena en costas, según se hayan estimado total o parcialmente los pronunciamientos solicitados por la administración concursal y/o el Ministerio Fiscal en sus respectivos escritos.

Según el 197.4 ,Ley Concursal, las partes pueden recurrir, en apelación, la sentencia de declaración de culpabilidad o complicidad en el concurso y se sustanciarán según establecen los Art. ,LEC. Se entiende que también cabe recurrir ante la sentencia que declare el concurso fortuito.

Frente a la sentencia de la Audiencia Provincial resolviendo el recurso de apelación, cabrán los recursos extraordinarios de casación y por infracción procesal (197.6 ,Ley Concursal), si se cumplen los criterios de admisión previstos en los 483,473 ,LEC respectivamente.

Cuando la sentencia de calificación sea firme por haberse resuelto los recursos o por haber precluido los plazos para interponerlos, la sentencia producirá efectos de cosa juzgada (222 ,LEC).

La sentencia de calificación del concurso se pronunciará sobre los extremos que se indican en el 172 ,Ley Concursal y sobre la condena a los administradores de la persona jurídica, cuya condena tendrá naturaleza indemnizatoria y sancionadora.

Efectivamente, el 172.3 ,Ley Concursal establece que la sentencia que califique el concurso como culpable condenará, además, a los cómplices que no tuvieran la condición de acreedores a la indemnización de los daños y perjuicios causados.

Por otra parte, en el 172.2 ,Ley Concursal, apartado 3º, se prevé sancionar a dichos administradores con la pérdida de cualquier derecho que tuvieran como acreedores concursales o de la masa y a devolver los bienes o derechos que hubieran obtenido indebidamente del patrimonio del deudor o hubieran recibido de la masa activa (naturaleza sancionadora).

Responsabilidad concursal

En el caso de que la sección de calificación se hubiese incoado o reabierto tras el inicio de la fase de liquidación, el juez podrá condenar a todos o a algunos de los administradores, liquidadores, de derecho o de hecho, o apoderados generales, de la persona jurídica concursada, así como los socios que se hayan negado sin causa razonable a la capitalización de créditos o una emisión de valores o instrumentos convertibles en los términos previstos en el número 4.º del 165 ,Ley Concursal (artículo modificado por la Ley 9/2015, de 25 de mayo), que hubieran sido declarados personas afectadas por la calificación a la cobertura, total o parcial, del déficit, en la medida que la conducta que ha determinado la calificación culpable haya generado o agravado la insolvencia. (172 bis ,Ley Concursal ).

Se atribuye por tanto al juez la facultad de imposición a los administradores una responsabilidad por deudas sociales, cuyas características son las siguientes:

  • Es un régimen de responsabilidad excepcional.
  • En relación con el alcance subjetivo, solamente se aplica a los administradores o liquidadores, no así a los cómplices o a los terceros.
  • Queda a criterio del juez del concurso la aplicación o no la responsabilidad por deudas, así como su extensión subjetiva y objetiva.
  • En relación con la graduación de la responsabilidad, el juez atenderá a la gravedad de los hechos, reiteración o número de las conductas que han determinado la culpabilidad y al protagonismo o intervención de las personas afectadas, la cual puede ser directa o indirecta.

Si el concurso hubiera sido ya calificado como culpable, en caso de reapertura de la sección sexta por incumplimiento del convenio, el juez atenderá para fijar la condena al déficit del concurso tanto a los hechos declarados probados en la sentencia de calificación como a los determinantes de la reapertura.

En caso de pluralidad de condenados, la sentencia deberá individualizar la cantidad a satisfacer por cada uno de ellos, de acuerdo con la participación en los hechos que hubieran determinado la calificación del concurso.

La legitimación para solicitar la ejecución de la condena corresponderá a la administración concursal.

Los acreedores que hayan instado por escrito de la administración concursal la solicitud de la ejecución estarán legitimados para solicitarla si la administración concursal no lo hiciere dentro del mes siguiente al requerimiento.

Todas las cantidades que se obtengan en ejecución de la sentencia de calificación se integrarán en la masa activa del concurso.

Quienes hubieran sido parte en la sección de calificación podrán interponer contra la sentencia recurso de apelación.

 

No hay versiones para este comentario

Calificación culpable
Administrador social
Responsabilidad concursal
Calificación del concurso
Cómplice
Insolvencia
Incidente concursal
Administración concursal
Persona jurídica
Déficit concursal
Sección de calificación
Culpa grave
Acreedor concursal
Informe de la administración concursal
Administrador concursal
Efectos civiles
Procedimiento concursal
Responsabilidad civil
Causalidad
Antijuridicidad
Relación de causalidad
Responsabilidad por deuda ajena
Juez del concurso
Órganos sociales
Archivo de actuaciones
Derecho de defensa
Dolo
Oposiciones
Persona física
Excepciones procesales
Citación para la vista
Concurso fortuito
Responsabilidad por deudas
Indemnización del daño
Daños y perjuicios
Deudas sociales
Masa activa concursal
Ejecución de la sentencia