Elección de la forma jurídica de una empresa: simplicidad de los trámites de constitución, número de socios, capital social, responsabilidad patrimonial, fiscalidad e imagen

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El empresario individual

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 20/11/2017

    Es la persona física que realiza en nombre propio y a través de una empresa una actividad comercial, industrial o profesional, siendo la figura que más se puede adaptar para negocios de reducido tamaño, ya que apenas necesita trámites o gestione...

  • Clases de empresario

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 04/12/2012

    El concepto de empresario es muy amplio, pudiendo distinguirse dentro del mismo diferentes clases:empresarios individuales y empresarios socialesempresarios privados y empresarios públicosempresarios comerciales, industriales o de serviciosgrandes, ...

  • Fiscalidad básica en las sociedades

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 21/03/2016

    Fiscalidad de las sociedades respecto al Impuesto sobre Sociedades, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el Impuesto sobre el Valor Añadido.    IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES Regulado en la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, la cual entró ...

  • Régimen especial simplificado (IVA)

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 30/11/2016

    El régimen simplificado se regula en los Art. 122 ,LIVA y Art. 123 ,LIVA. Dicho régimen se aplicará a las personas físicas y a las entidades en régimen de atribución de rentas en el IRPF, que desarrollen las actividades y reúnan los requisitos...

  • Sociedades Mercantiles

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 24/10/2017

    El Art. 2 de la Ley de Sociedades de Capital establece el carácter mercantil de las sociedades de capital, cualquiera que sea su objeto.Son sociedades de capital, la Sociedad Anónima, Sociedadad de Responsabilidad Limitada y la Sociedad Comanditari...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 25/01/2016

La elección de la forma jurídica es sin duda uno de los primeros pasos a dar dentro del proceso de creación de una empresa, y debe ser objeto de un riguroso estudio por parte del promotor o promotores de la idea empresarial con el fin de adaptar el proyecto a aquella que mejor se ajuste a sus necesidades.

 

Existen diversos factores que se deben tener en cuenta a la hora de realizar la elección:

Simplicidad de los trámites de constitución: Para el empresario individual que comienza su andadura empresarial a la expectativa de lo que pueda ocurrir en el futuro, elegir una forma jurídica mercantil puede suponer un exceso de trámites burocráticos, tanto en la constitución como en la gestión posterior de la empresa. Además se debe tener en cuenta que existen determinadas actividades cuya normativa predetermina una forma jurídica concreta, como puede ser el caso de las actividades de banca, seguros, agencias de viaje y otras.

Número de socios: El número de promotores que pretendan formar la empresa puede condicionar la elección, ya que existen determinadas formas jurídicas que exigen un número mínimo de socios, como es el caso de las Cooperativas.

Capital social: Determinados tipos de sociedad exigen la disponibilidad de un capital mínimo para poder constituir la empresa, y la carencia de éste podría limitar el acceso a unas fórmulas u otras. Igualmente, actividades que requieran de mucha inversión aconsejan adoptar fórmulas mercantiles y abandonar situaciones personalistas.

Responsabilidad patrimonial: Este es un factor de peso a la hora de elegir la forma jurídica, ya que en muchos casos impulsa al emprendedor a recurrir a fórmulas en las que se limite su responsabilidad patrimonial frente a terceros, que podría verse desvirtuada cuando el emprendedor recurra a financiación ajena a través de entidades bancarias, en las que analizarán cautelosamente su situación y le exigirán la presentación de garantías suficientes, asumiendo de forma personal un endeudamiento para la empresa. En los casos de responsabilidad ilimitada, el emprendedor responde con todo su patrimonio empresarial y personal frente a terceros.

Fiscalidad: La diferencia fundamental entre unas formas jurídicas y otras radica en la tributación a través del IRPF o del Impuesto sobre Sociedades. En el IRPF se aplica un tipo impositivo progresivo que va elevándose según van incrementándose los beneficios, mientras que en el Impuesto de Sociedades se aplica un tipo fijo que será desde el 20 hasta el 35% según los beneficios obtenidos y tipo de empresa.

Imagen: En algunos casos los clientes potenciales exigen que proyectemos una imagen de solidez que determinadas fórmulas personalistas no poseen.

A continuación se señalan las características más relevantes de las principales formas jurídicas que puede adoptar la empresa para el ejercicio de su actividad, cuyos detalles se encontrarán más ampliamente en las normas legales que rigen sus relaciones jurídicas.

 

Personalidad

Forma

Número de Socios

Capital

Responsabilidad

Fiscalidad directa

Personas Físicas

Empresario individual

1

No existe mínimo legal

Ilimitada

IRPF (rendimientos por actividades económicas)

Comunidad de Bienes

Mínimo 2

No exige capital mínimo inicial. Pueden aportarse solamente bienes, pero no podrá aportarse únicamente dinero o trabajo.

Los comuneros responderán con todos sus bienes personales, frente a terceros, de forma ilimitada, mancomunada y subsidiariamente respecto a la comunidad.

IRPF (rendimientos por actividades económicas)

Sociedad civil

Mínimo 2

No existe mínimo legal

Ilimitada

IRPF (rendimientos por actividades económicas)

Personas Jurídicas

Sociedades Mercantiles

Sociedad Colectiva

Mínimo 2

No existe mínimo legal

Ilimitada

Impuesto sobre Sociedades

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Mínimo 1 (S.L. Unipersonal)

Mínimo 3.000,00 E.

Limitada al capital aportado

Impuesto sobre Sociedades

Sociedad Limitada Nueva Empresa

Mínimo 1 socio persona física, máximo 5 socios personas físicas (nunca personas jurídicas). Una persona física no puede ser socio de más de una S.L.N.E.

Mínimo 3.000 E. -Máximo 120.000 E.

Limitada al capital aportado

Impuesto sobre Sociedades

Sociedad anónima

Mínimo 1 (S.A. Unipersonal)

Mínimo 60.000,00 E.

Limitada al capital aportado

Impuesto sobre Sociedades

Sociedad comanditaria por acciones

Mínimo 2

Mínimo 60.000,00 E.

Socios colectivos: Ilimitada / Socios comanditarios: Limitada

Impuesto sobre Sociedades

Sociedad comanditaria simple

Mínimo 2

No existe mínimo legal

Socios colectivos: Ilimitada / Socios comanditarios: Limitada

Impuesto sobre Sociedades

Sociedades Mercantiles especiales

Sociedad Anónima Laboral

Mínimo 2

Mínimo 60.000,00 E.

 

Limitada al capital aportado

Impuesto sobre Sociedades

Sociedad cooperativa

Mínimo 3

Mínimo se fijará en los Estatutos

Limitada al capital aportado

Impuesto sobre Sociedades (Régimen especial)

Sociedad de Garantía Recíproca

Mínimo 150

Mínimo 10.000.000 E.

Limitada

Impuesto sobre Sociedades

Entidades de capital-riesgo

Consejo de Administración: Mínimo 3

Sociedades de Capital-Riesgo: Mínimo 1.202.024,20 E.

Fondos de Capital-Riesgo:

Mínimo 1.652.783,30 E.

Limitada

Impuesto sobre Sociedades

Agrupación de interés económico

Mínimo 2

No existe mínimo legal

Limitada al capital aportado

Impuesto sobre Sociedades

Sociedad de inversión mobiliaria

 

Mínimo fijado en los Estatutos

Limitada

Impuesto sobre Sociedade

No hay versiones para este comentario

Responsabilidad patrimonial
Empresario individual
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Impuesto sobre sociedades
Actividades económicas
Número de socios
Sociedad cooperativa
Capital social
Persona física
Responsabilidad ilimitada
Patrimonio empresarial
Tipos impositivos
Tipo fijo
Clientes potenciales
Comuneros
Sociedad de responsabilidad limitada
Persona jurídica
Inversiones mobiliarias

No se han encontrado resultados...