Error de tipo

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
  • Sentencia Penal Nº 61/2013, AP - Huelva, Sec. 1, Rec 25/2013, 14-03-2013

    Órden: Penal Fecha: 14/03/2013 Tribunal: Ap - Huelva Num. Sentencia: 61/2013 Num. Recurso: 25/2013

    PRIMERO.-Los alegatos del presente recurso se circunscriben a: 1º. En sentencia 101/09 del mismo Juzgado de lo Penal se establecen los requisitos para el correcto enjuiciamiento de este tipo de delito, terminando con fallo absolutorio. La sentencia establece como en este caso que constaba la voluntad de las partes de vivir juntos, que así lo hicieron saber al Juzgado retirando la denuncia. El TS en sentencia de 20/01/2006 , aplica a estos casos el error de prohibición y procede la absoluci...

  • Sentencia Penal Nº 598/2016, AP - Madrid, Sec. 2, Rec 1017/2016, 30-09-2016

    Órden: Penal Fecha: 30/09/2016 Tribunal: Ap - Madrid Ponente: De Urbano Castrillo, Eduardo Num. Sentencia: 598/2016 Num. Recurso: 1017/2016

    PRIMERO.- En el presente recurso, sin el menor desarrollo jurídico ni fáctico, se alega que el condenado conducía su vehículo porque acudía a una entrevista de trabajo y que por ello incurrió en 'error de tipo' y estado de necesidad. SEGUNDO.-La parquedad del recurso hace innecesario el nivel de fundamentación y análisis que requeriría el planteamiento de ambas cuestiones, si se hubieran hecho con un mínimo de seriedad, y no como aquí sucede, 'dejándolas caer', tras el único argu...

  • Sentencia Penal Nº 277/2010, AP - Madrid, Sec. 3, Rec 192/2010, 08-07-2010

    Órden: Penal Fecha: 08/07/2010 Tribunal: Ap - Madrid Ponente: Maria Garcia Llamas, Juan Pelayo Num. Sentencia: 277/2010 Num. Recurso: 192/2010

    PRIMERO.- La impugnación formulada por la defensa del condenado en la instancia tiene un primer fundamento, y único, que lleva por título "ERROR EN LA VALORACIÓN DE LA PRUEBA E INFRACCIÓN DEL ARTÍCULO 14.1 DEL CÓDIGO PENAL Y JURISPRUDENCIA QUE LO INTERPRETA", afirmándose en el párrafo segundo que "Esta parte entiende y así se ha acreditado la concurrencia de una circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal consistente en un error de tipo vencible, toda vez que mi mandante ...

  • Sentencia Penal Nº 301/2013, AP - Lleida, Sec. 1, Rec 126/2013, 16-10-2013

    Órden: Penal Fecha: 16/10/2013 Tribunal: Ap - Lleida Ponente: Jimenez Marquez, Maria Lucia Num. Sentencia: 301/2013 Num. Recurso: 126/2013

    PRIMERO .- Es objeto de apelación la sentencia por la que se condena al acusado como autor de un delito de contrabando. Se alega como único motivo del recurso error por inaplicación del art. 14.1 del CP , sosteniendo la parte que nos hallamos ante un supuesto en que concurre error de tipo, pues el acusado tenía el pleno convencimiento de que transportaba un número de cajetillas de tabaco cuyo valor era inferior a los 15.000 euros, por lo que su conducta tan sólo suponía una infracció...

  • Sentencia Penal Nº 1035/2009, TS, Sala de lo Penal, Sec. 1, Rec 1995/2008, 17-10-2009

    Órden: Penal Fecha: 17/10/2009 Tribunal: Tribunal Supremo Ponente: Sanchez Melgar, Julian Artemio Num. Sentencia: 1035/2009 Num. Recurso: 1995/2008

    * Delito de estafa.* Condición de la acusada como heredera universal y única.* Desheredación, después declarada nula, de los hijos del testador.* Falta de engaño.*Creencia de actuar en el ejercicio de un derecho propio (art. 14.1 del C. penal).* Falta de perjuicio patrimonial. * Estimación del recurso.

Ver más documentos relacionados
  • Conocimiento de antijuridicidad y error de prohibición como causa de inimputabilidad

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    El error es un conocimiento equivocado de un determinado objeto, que es entendido por el sujeto de una manera defectuosa o simplemente no ser captado, en cuyo caso hablamos de ignorancia, aunque en realidad los efectos, en ambos casos, son los mismos. El 14.3 ,Código Penal contiene la regulación del error de prohibición. Dicho artículo señala que el error invencible sobre la ilicitud del hecho constitutivo de la infracción penal excluye la responsabilidad criminal. Si el error fuera venc...

  • Clases de delitos según la estructura del tipo

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/03/2013

    Con la expresión contenida en el Art. 10 ,Código Penal ?penadas por la ley?, se hace referencia a la tipicidad, que consiste en la exigencia de que la acción u omisión relevantes para el Derecho Penal se encuentren descritas en un tipo, del cual se podría deducir además su antijuridicidad o contrariedad a Derecho. En tal descripción del delito puede incluirse en ocasiones una referencia a la punibilidad, circunstancia que es considerada por parte de la doctrina como elemento configura...

  • Causas de justificación de los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Las denominadas causas de exclusión de la antijuridicidad o del injusto, o causas de justificación, pueden ser definidas como aquellas circunstancias eximentes que por determinadas razones excluyen la antijuridicidad o ilicitud de una conducta que en principio es típica (por realizar en su parte objetiva el tipo positivo, indiciario de la antijuridicidad).   En el marco del Derecho Penal podemos diferenciar entre las normas de prohibición y las de autorización. Las primeras son aquell...

  • El cumplimiento de un deber o el ejercicio de un derecho como causa de justificación de los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    El 20.7 ,CP, declara también exento de responsabilidad criminal a:  «El que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo».  Los requisitos para que se cumpla esta causa de justificación: Origen jurídico del derecho o deber, no extendiéndose a obligaciones morales o éticas ni a criterios personales de actuación no amparados por el derecho positivo. Adecuación de su ejercicio a los supuestos legales y siguiendo los procesos prescritos ...

  • Causas de extinción de responsabilidad criminal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    Las causas de extinción de la responsabilidad criminal son independientes de la perfección del delito y de sus elementos, lo que acontece es que: - el Estado da por realizada su misión en cuanto que da la sanción penal por cumplida o que ésta es de imposible cumplimiento (como serían los casos de cumplimiento de condena en el primer caso y de muerte del reo en el segundo), - también porque el particular perjudicado por el delito perdona al autor (aunque el perdón del ofendido no pued...

Ver más documentos relacionados
  • Solicitud de suspensión de la ejecución de la pena por enfermedad muy grave

    Fecha última revisión: 11/03/2016

      NOTA: Según el apartado 4 del art. 80 del Código Penal, los jueces y tribunales podrán otorgar la suspensión de cualquier pena impuesta sin sujeción a requisito alguno en el caso de que el penado esté aquejado de una enfermedad muy grave con padecimientos incurables, salvo que en el momento de la comisión del delito tuviera ya otra pena suspendida por el mismo motivo. Con la publicación de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo se suprime el tradicional régimen de sustitución de l...

  • Escrito de conclusiones definitivas de la acusación en procedimiento ordinario

    Fecha última revisión: 07/03/2016

    NOTA: Este escrito puede presentarse, cuando se modifican considerablemente los hechos, o cuando son especialmente complejos, una vez concluida la práctica de las pruebas en el acto del juicio oral A LA SALA   D./Dña. [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales, en nombre y representación de D./Dña. [NOMBRE_CLIENTE], mayor de edad, provisto de DNI [NUMERO] y con [DOMICILIO_CLIENTE], cuya acreditación tiene constancia en las [DILIGENCIASPREVIAS_NUMERO], instruidas por este ...

  • Denuncia por delito de falsificación de moneda

    Fecha última revisión: 28/03/2016

    NOTA: En cuanto al delito falsificación de moneda, del Art. 386 Código Penal, sufre algunas modificaciones con la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, ya que en el numeral 3 del apartado 1, ya no exige que quien la transporte, expenda o distribuya la moneda, "esté en connivencia" con el falsificador de la monedaEl segundo apartado, dispone que si se pone en circulación la moneda falsa o alterada se impone la pena en la mitad superior (10 años 1 día a 12 años de prisión), mientras que l...

  • Escrito de acusación por delito de daños producidos por medios informáticos

    Fecha última revisión: 23/03/2016

    NOTA: La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo añade un Art. 264 quater CP, que regula la responsabilidad penal de la persona jurídica, antes prevista en el 264.4 CP. En cuanto al delito de daños informáticos del Art. 264 CP aumentan la pena que pasa de 6 meses a 2 años de prisión a 6 meses a 3 años de prisión. Se modifican las circunstancias agravantes añadiendo más supuestos. El apartado 3 prevé las penas en la mitad superior si se hubiera valido de utilización ilícita de datos p...

  • Escrito de defensa en juicio rápido alegando atenuante

    Fecha última revisión: 30/03/2016

    NOTA: Para enjuiciar un hecho bajo la modalidad del procedimiento para el enjuiciamiento rápido, debe tratarse de un delito flagrante; de violencia doméstica; de hurto; de robo; de hurto y robo de uso de vehículos a motor o contra la seguridad del tráfico, y no deberá estar castigado con pena de prisión de más de cinco años.Se presume que su investigación será sencilla, por lo que en un plazo de 15 días el juez convoca acto de plenario para celebrar el juicio.   AL JUZGADO DE...

Ver más documentos relacionados
  • Análisis de los límites y aplicabilidad de la teoría gradualista a las faltas laborales (despido disciplinario por trasgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en el desempeño del trabajo)

    Fecha última revisión: 13/04/2016

  • RESUMEN Análisis de los límites y aplicabilidad de la teoría gradualista a las faltas laborales (despido disciplinario por trasgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en el desempeño del trabajo) A la hora de evaluar de forma individualizada los “incumplimientos laborales” han de tenerse en cuenta otras circunstancias que permitan matizar el enjuiciamiento, como la antigüedad del trabajador en la empresa, conducta anterior del mismo y sanciones anteriores, perjuicio eco...

  • Caso práctico: Responsabilidad patrimonial universal del empresario autónomo

    Fecha última revisión: 29/11/2012

  •   PLANTEAMIENTO Un empresario autónomo, ¿ha de responder con todo su patrimonio? RESPUESTA La responsabilidad del empresario autónomo es ilimitada, al no existir una separación entre el patrimonio mercantil y el personal, como en el caso, por ejemplo, de una sociedad anónima o limitada. Según el Art. 1911 ,Código Civil, el deudor responde del cumplimiento de sus obligaciones con todos sus bienes, presentes y futuros. El precepto consagra el principio de la responsabilidad patrimonial del...

  • Caso práctico: Promesa de constitución de hipoteca

    Fecha última revisión: 28/11/2012

  • PLANTEAMIENTO "A" es prestamista, y presta 10.000 euros a "B". "B", prestatario, promete como garantía una finca rústica. Sobre dicha finca rústica, cae una orden de embargo. ¿Qué podrá hacer "A" cuando descubra la carga que tiene la finca prometida en garantía? RESPUESTA La promesa de constituir hipoteca sólo produce acción personal entre los contratantes y ello sin perjuicio de la responsabilidad criminal en que puede incurrir "B" si defrauda a "A", ofreciéndole en hipoteca como l...

  • Análisis de las sentencias de AN 17/09/2014 y TJUE 22/05/2014 en relación con el salario a comisión durante las vacaciones

    Fecha última revisión: 19/04/2016

  • PLANTEAMIENTO Análisis de las sentencias de AN 17/09/2014 y TJUE 22/05/2014 en relación con el salario a comisión durante las vacaciones El Sr. Canto disfrutó de vacaciones anuales retribuidas del 19 de diciembre de 2011 al 3 de enero de 2012. Por el citado mes de diciembre, su retribución estaba compuesta por su salario base por un importe de 1.222,50 € mensuales y por las comisiones devengadas en semanas anteriores por un importe de 2.350,31 €. Durante el año 2011, el Sr. Canto perci...

  • Caso práctico: Empresa sin representación legal de los trabajadores. Comunicación Expediente de regulación de empleo

    Fecha última revisión: 14/04/2016

  • PLANTEAMIENTO En el caso de una pequeña empresa, en la que no exista representación legal de los trabajadores ¿a quién enviamos el comunicado de inicio de ERE? ¿se cumpliría el requisito legal si directamente se entrega a los trabajadores uno por uno? RESPUESTA Estarán legitimados para intervenir como interlocutores ante la dirección de la empresa en el procedimiento de consultas a que se refiere este reglamento los sujetos indicados en el artículo 41.4 del Estatuto de los Trabajadores,...

Ver más documentos relacionados
No hay resoluciones... Ver más documentos relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

Podemos hablar de error de tipo cuando la parte objetiva del tipo no converge con la representación subjetiva del agente en algún aspecto relevante, pues teniendo en cuenta que para imputar la comisión de un cierto hecho a un determinado sujeto es necesario que tal sujeto tenga conocimiento de ciertos acontecimientos, no es posible realizar tal imputación si el sujeto no conoce tales elementos. No obstante, es preciso tener en cuenta algunas precisiones en relación con el error de tipo, ya que sucede que ciertos errores no interrumpen la imputación, como en los casos de divergencia por defecto (en cuyo caso el sujeto conoce menos circunstancias de las que se dan en la realidad) y por exceso (en los que, por el contrario, conoce más).

 

El 14.1 ,Código Penal contiene las normas legales del error del tipo.

Del referido artículo puede deducirse el carácter “esencial” del elemento que tipifica el hecho, teniendo en cuenta lo expuesto por el 14.1 ,Código Penal.

En relación con los efectos reconocidos por el Código Penal de 1995 para el caso del error de tipo, es necesario distinguir entre los casos en que el error es invencible y aquéllos en los que el es vencible.

En el supuesto de que el error sea invencible, se excluye la responsabilidad penal (exclusión de la tipicidad), pues la misma no puede exigirse al tratarse de un error que no podía ser evitado.

Si el error es vencible, sí se exigirá la responsabilidad criminal a título de imprudencia, siempre que el delito de que se trate admita tal modalidad (14.1 ,Código Penal).

En virtud de lo establecido por el 14.1 ,Código Penal, para determinar si el error era o no vencible, deberá atenderse a las especiales circunstancias objetivas y subjetivas que rodeen la comisión del delito, ya que no basta el criterio de la diligencia del hombre medio.

El ya citado artículo no permite una fácil interpretación de las disposiciones referidas al error sobre los elementos esenciales que expresan la tipicidad penal de un hecho, pues dispone que ha de tratarse de un error sobre “un hecho constitutivo de la infracción penal”. Es importante tener en cuenta que no es posible interpretar de tal texto que exista distinción entre error de hecho (que erróneamente se identificaría con el error de tipo) y error de derecho (que erróneamente se identificaría con el error de); por ello hemos de realizar una interpretación en la que se empleen criterios sistemáticos y teleológicos, de modo que así, según entienden ciertos autores recurriendo a la analogía “in bonam partem” en relación con el 14.1 ,Código Penal sobre el error sobre los elementos típicos de hecho, podrían otorgarse los efectos pertinentes del error de tipo a los supuestos de error sobre los elementos normativos del tipo.

Por otra parte, existe división en el ámbito doctrinal en relación al tratamiento que se deber dar a los casos de error sobre los presupuestos fáctico-objetivos de una causa de justificación (como por ejemplo sucedería con la legítima defensa, reconocida en el 20.4 ,Código Penal. Por una parte, los defensores de la teoría estricta de la culpabilidad, entienden que en tales casos, deben ser aplicadas las normas del error de prohibición; sin embargo, diversos sectores doctrinales (como los defensores de la teoría restringida de la culpabilidad o los de la teoría de los elementos negativos del tipo) defienden que las normas que han de ser aplicadas son las referidas al error de tipo.

En relación con el error de tipo, puede decirse que, por un lado, cabe error sobre el objeto o persona a los que se dirige el riesgo (error in objecto vel in persona). En caso de que la persona y el objeto sean protegidos por el Derecho de igual forma, el error sobre ello no interrumpe la imputación. Sin embargo, sí se interrumpirá la imputación si el objeto afectado se encuentra diferentemente protegido por la ley, ya que se entiende que el sujeto agente actúa sabiendo que está creando un riesgo contra una persona y lo crea contra un objeto (dispara contra alguien y resulta ser un valioso retrato de éste), o viceversa, contra un objeto y acaba afectando a una persona (dispara contra el retrato que resulta ser el retratado); o lo crea contra una persona protegida de forma diversa a la que él se había representado (dispara contra un sujeto especialmente protegido, sin conocer este dato). En estos casos, se interrumpe la imputación respecto al riesgo no abarcado por la representación (imprudencia), pero también será preciso tener en cuenta la creación dolosa de un riesgo aunque quedara sin resultado (tentativa). En concreto, se trataría de un concurso ideal de delitos entre uno doloso intentado y otro imprudente consumado.

Pero estos casos son estructuralmente diversos de aquellos en los que el agente yerra la trayectoria o el golpe (aberratio ictus: se representa un riesgo contra un objeto, pero el golpe se desvía y produce un resultado en otro objeto). También aquí procede la solución del concurso de delitos (ideal) entre uno doloso intentado y otro imprudente consumado, con independencia de si los dos objetos gozaban de igual o diferente protección.

Dichos casos de error en el golpe difieren de los de error en el proceso sobre la causación del resultado: el agente se representa un riesgo para el resultado, y efectivamente lo despliega, pero se realiza el resultado por otra vía (la víctima no muere por el golpe recibido por el agente doloso, sino al caer al suelo tras el golpe). En realidad, la cuestión, más que de imputación subjetiva (error), es de imputación objetiva: habrá que valorar si el cambio de procedimiento causal del riesgo interrumpe o no la imputación objetiva del resultado a la conducta.

 

 

Podemos hablar de error de tipo cuando la parte objetiva del tipo no converge con la representación subjetiva del agente en algún aspecto relevante, pues teniendo en cuenta que para imputar la comisión de un cierto hecho a un determinado sujeto es necesario que tal sujeto tenga conocimiento de ciertos acontecimientos, no es posible realizar tal imputación si el sujeto no conoce tales elementos. No obstante, es preciso tener en cuenta algunas precisiones en relación con el error de tipo, ya que sucede que ciertos errores no interrumpen la imputación, como en los casos de divergencia por defecto (en cuyo caso el sujeto conoce menos circunstancias de las que se dan en la realidad) y por exceso (en los que, por el contrario, conoce más).

El 14.1 ,Código Penal contiene las normas legales del error del tipo.

Del referido artículo puede deducirse el carácter “esencial” del elemento que tipifica el hecho, teniendo en cuenta lo expuesto por el 14.1 ,Código Penal.

En relación con los efectos reconocidos por el Código Penal de 1995 para el caso del error de tipo, es necesario distinguir entre los casos en que el error es invencible y aquéllos en los que el es vencible.

En el supuesto de que el error sea invencible, se excluye la responsabilidad penal (exclusión de la tipicidad), pues la misma no puede exigirse al tratarse de un error que no podía ser evitado.

Si el error es vencible, sí se exigirá la responsabilidad criminal a título de imprudencia, siempre que el delito de que se trate admita tal modalidad (14.1 ,Código Penal).

En virtud de lo establecido por el 14.1 ,Código Penal, para determinar si el error era o no vencible, deberá atenderse a las especiales circunstancias objetivas y subjetivas que rodeen la comisión del delito, ya que no basta el criterio de la diligencia del hombre medio.

El ya citado artículo no permite una fácil interpretación de las disposiciones referidas al error sobre los elementos esenciales que expresan la tipicidad penal de un hecho, pues dispone que ha de tratarse de un error sobre “un hecho constitutivo de la infracción penal”. Es importante tener en cuenta que no es posible interpretar de tal texto que exista distinción entre error de hecho (que erróneamente se identificaría con el error de tipo) y error de derecho (que erróneamente se identificaría con el error de); por ello hemos de realizar una interpretación en la que se empleen criterios sistemáticos y teleológicos, de modo que así, según entienden ciertos autores recurriendo a la analogía “in bonam partem” en relación con el 14.1 ,Código Penal sobre el error sobre los elementos típicos de hecho, podrían otorgarse los efectos pertinentes del error de tipo a los supuestos de error sobre los elementos normativos del tipo.

Por otra parte, existe división en el ámbito doctrinal en relación al tratamiento que se deber dar a los casos de error sobre los presupuestos fáctico-objetivos de una causa de justificación (como por ejemplo sucedería con la legítima defensa, reconocida en el 20.4 ,Código Penal. Por una parte, los defensores de la teoría estricta de la culpabilidad, entienden que en tales casos, deben ser aplicadas las normas del error de prohibición; sin embargo, diversos sectores doctrinales (como los defensores de la teoría restringida de la culpabilidad o los de la teoría de los elementos negativos del tipo) defienden que las normas que han de ser aplicadas son las referidas al error de tipo.

En relación con el error de tipo, puede decirse que, por un lado, cabe error sobre el objeto o persona a los que se dirige el riesgo (error in objecto vel in persona). En caso de que la persona y el objeto sean protegidos por el Derecho de igual forma, el error sobre ello no interrumpe la imputación. Sin embargo, sí se interrumpirá la imputación si el objeto afectado se encuentra diferentemente protegido por la ley, ya que se entiende que el sujeto agente actúa sabiendo que está creando un riesgo contra una persona y lo crea contra un objeto (dispara contra alguien y resulta ser un valioso retrato de éste), o viceversa, contra un objeto y acaba afectando a una persona (dispara contra el retrato que resulta ser el retratado); o lo crea contra una persona protegida de forma diversa a la que él se había representado (dispara contra un sujeto especialmente protegido, sin conocer este dato). En estos casos, se interrumpe la imputación respecto al riesgo no abarcado por la representación (imprudencia), pero también será preciso tener en cuenta la creación dolosa de un riesgo aunque quedara sin resultado (tentativa). En concreto, se trataría de un concurso ideal de delitos entre uno doloso intentado y otro imprudente consumado.

Pero estos casos son estructuralmente diversos de aquellos en los que el agente yerra la trayectoria o el golpe (aberratio ictus: se representa un riesgo contra un objeto, pero el golpe se desvía y produce un resultado en otro objeto). También aquí procede la solución del concurso de delitos (ideal) entre uno doloso intentado y otro imprudente consumado, con independencia de si los dos objetos gozaban de igual o diferente protección.

Dichos casos de error en el golpe difieren de los de error en el proceso sobre la causación del resultado: el agente se representa un riesgo para el resultado, y efectivamente lo despliega, pero se realiza el resultado por otra vía (la víctima no muere por el golpe recibido por el agente doloso, sino al caer al suelo tras el golpe). En realidad, la cuestión, más que de imputación subjetiva (error), es de imputación objetiva: habrá que valorar si el cambio de procedimiento causal del riesgo interrumpe o no la imputación objetiva del resultado a la conducta.

 

Podemos hablar de error de tipo cuando la parte objetiva del tipo no converge con la representación subjetiva del agente en algún aspecto relevante, pues teniendo en cuenta que para imputar la comisión de un cierto hecho a un determinado sujeto es necesario que tal sujeto tenga conocimiento de ciertos acontecimientos, no es posible realizar tal imputación si el sujeto no conoce tales elementos. No obstante, es preciso tener en cuenta algunas precisiones en relación con el error de tipo, ya que sucede que ciertos errores no interrumpen la imputación, como en los casos de divergencia por defecto (en cuyo caso el sujeto conoce menos circunstancias de las que se dan en la realidad) y por exceso (en los que, por el contrario, conoce más).

El 14.1 ,Código Penal contiene las normas legales del error del tipo.

Del referido artículo puede deducirse el carácter “esencial” del elemento que tipifica el hecho, teniendo en cuenta lo expuesto por el 14.1 ,Código Penal.

En relación con los efectos reconocidos por el Código Penal de 1995 para el caso del error de tipo, es necesario distinguir entre los casos en que el error es invencible y aquéllos en los que el es vencible.

En el supuesto de que el error sea invencible, se excluye la responsabilidad penal (exclusión de la tipicidad), pues la misma no puede exigirse al tratarse de un error que no podía ser evitado.

Si el error es vencible, sí se exigirá la responsabilidad criminal a título de imprudencia, siempre que el delito de que se trate admita tal modalidad (14.1 ,Código Penal).

En virtud de lo establecido por el 14.1 ,Código Penal, para determinar si el error era o no vencible, deberá atenderse a las especiales circunstancias objetivas y subjetivas que rodeen la comisión del delito, ya que no basta el criterio de la diligencia del hombre medio.

El ya citado artículo no permite una fácil interpretación de las disposiciones referidas al error sobre los elementos esenciales que expresan la tipicidad penal de un hecho, pues dispone que ha de tratarse de un error sobre “un hecho constitutivo de la infracción penal”. Es importante tener en cuenta que no es posible interpretar de tal texto que exista distinción entre error de hecho (que erróneamente se identificaría con el error de tipo) y error de derecho (que erróneamente se identificaría con el error de); por ello hemos de realizar una interpretación en la que se empleen criterios sistemáticos y teleológicos, de modo que así, según entienden ciertos autores recurriendo a la analogía “in bonam partem” en relación con el 14.1 ,Código Penal sobre el error sobre los elementos típicos de hecho, podrían otorgarse los efectos pertinentes del error de tipo a los supuestos de error sobre los elementos normativos del tipo.

Por otra parte, existe división en el ámbito doctrinal en relación al tratamiento que se deber dar a los casos de error sobre los presupuestos fáctico-objetivos de una causa de justificación (como por ejemplo sucedería con la legítima defensa, reconocida en el 20.4 ,Código Penal. Por una parte, los defensores de la teoría estricta de la culpabilidad, entienden que en tales casos, deben ser aplicadas las normas del error de prohibición; sin embargo, diversos sectores doctrinales (como los defensores de la teoría restringida de la culpabilidad o los de la teoría de los elementos negativos del tipo) defienden que las normas que han de ser aplicadas son las referidas al error de tipo.

En relación con el error de tipo, puede decirse que, por un lado, cabe error sobre el objeto o persona a los que se dirige el riesgo (error in objecto vel in persona). En caso de que la persona y el objeto sean protegidos por el Derecho de igual forma, el error sobre ello no interrumpe la imputación. Sin embargo, sí se interrumpirá la imputación si el objeto afectado se encuentra diferentemente protegido por la ley, ya que se entiende que el sujeto agente actúa sabiendo que está creando un riesgo contra una persona y lo crea contra un objeto (dispara contra alguien y resulta ser un valioso retrato de éste), o viceversa, contra un objeto y acaba afectando a una persona (dispara contra el retrato que resulta ser el retratado); o lo crea contra una persona protegida de forma diversa a la que él se había representado (dispara contra un sujeto especialmente protegido, sin conocer este dato). En estos casos, se interrumpe la imputación respecto al riesgo no abarcado por la representación (imprudencia), pero también será preciso tener en cuenta la creación dolosa de un riesgo aunque quedara sin resultado (tentativa). En concreto, se trataría de un concurso ideal de delitos entre uno doloso intentado y otro imprudente consumado.

Pero estos casos son estructuralmente diversos de aquellos en los que el agente yerra la trayectoria o el golpe (aberratio ictus: se representa un riesgo contra un objeto, pero el golpe se desvía y produce un resultado en otro objeto). También aquí procede la solución del concurso de delitos (ideal) entre uno doloso intentado y otro imprudente consumado, con independencia de si los dos objetos gozaban de igual o diferente protección.

Dichos casos de error en el golpe difieren de los de error en el proceso sobre la causación del resultado: el agente se representa un riesgo para el resultado, y efectivamente lo despliega, pero se realiza el resultado por otra vía (la víctima no muere por el golpe recibido por el agente doloso, sino al caer al suelo tras el golpe). En realidad, la cuestión, más que de imputación subjetiva (error), es de imputación objetiva: habrá que valorar si el cambio de procedimiento causal del riesgo interrumpe o no la imputación objetiva del resultado a la conducta.

 

No hay versiones para este comentario

Error de tipo
Responsabilidad penal
Tipicidad
Aberratio ictus
Comisiones
Comisión del delito
Error de derecho
Error de hecho
Legítima defensa
Error de prohibición
Tentativa
Concurso ideal
Concurso de delitos