Las escuelas penales: los precursores, la escuela clásica, la escuela positiva, el neopositivismo, la dirección técnica-jurídica y el correcionalismo

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delito de coacciones

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    El delito de coacciones está contenido en el Capítulo III, Título VI "Delitos contra la libertad" del Libro II del Código Penal. Su tipo básico está recogido en el Art. 172 ,CP. NOVEDAD: La LeyOrgánica 1/2015, de 30 de marzo, que modif...

  • Efectos del consentimiento de la víctima en los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    En el ámbito del Derecho Penal, el consentimiento desempeña, un papel de inferior relevancia y mayor relativismo que en el Derecho Privado. Ello es debido a la circunstancia de que el Derecho Penal se construye sobre la base de una Estimativa Jur...

  • La culpa o dolo en la responsabilidad civil extracontractual

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños pro...

  • La acción y la omisión en la teoría del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    La acción ha sido considerada tradicionalmente como el primero de los elementos constitutivos del delito, del cual se derivan los demás (la tipicidad, la antijuridicidad, la culpabilidad y, para algunos, la punibilidad) y que sin la existencia de...

  • Las características de la imputabilidad y los elementos de la culpabilidad

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    El ser humano tiene, salvo los casos excepcionales de inimputabilidad, libertad de deliberación, decisión y actuación y será su conducta la que determine si estamos ante un supuesto de culpabilidad. En la época clásica se formuló la teorí...

Ver más documentos relacionados
  • Formulario de denuncia (Amenazas, coacciones, robo con intimidación)

    Fecha última revisión: 03/11/2017

    AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN DE [LOCALIDAD] D./Dña. [NOMBRE_CLIENTE], mayor de edad, [ESTADO_CIVIL_CLIENTE], con domicilio en la Ciudad de [CIUDAD] calle [CALLE] nº [NUMERO], titular del Documento Nacional de Identidad nº [NIF_CIF_DNI_CLIENTE], an...

  • Demanda de juicio ordinario solicitando nulidad por intimidación en el consentimiento

    Fecha última revisión: 19/05/2016

        NOTA:  El art. 1265 del Código Civil establece que será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Además el Art. 1261 dispone que "No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: 1º Consen...

  • Demanda de juicio ordinario solicitando nulidad por error en el consentimiento

    Fecha última revisión: 19/05/2016

       NOTA: El art. 1265 del Código Civil establece que será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Además el Art. 1261 dispone que "No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: 1º Consentim...

  • Escrito de excusa para ser jurado

    Fecha última revisión: 05/04/2016

    NOTA: El Tribunal del Jurado, como institución para la participación de los ciudadanos en la Administración de Justicia, tendrá competencia para el enjuiciamiento de los delitos de homicidio (artículos 138 a 140); de las  amenazas (artículo 1...

  • Demanda de juicio verbal por imprudencia médica

    Fecha última revisión: 26/04/2016

    NOTA: En el presente formulario se ejercita acción por responsabilidad civil extracontractual, en reclamación de daños personales que se ejercita contra una un profesional sanitario, y una mutua de manera solidaria. El procedimiento del juicio...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

Entre las más destacadas escuelas penales estarían las siguientes:      

- Los precursores, entre los que destacan Feuerbach, Romagnosi, Bentham y Filangieri.

- La Escuela Clásica, que se caracteriza principalmente por su estudio del Derecho y la Justicia Penal, del delito y de la pena, que va a tener como autores más influyentes, entre otros, a Giovanni Carmignani, Pellegrino Rossi o Francesco Carrara.

- La Escuela Positiva, en la que tienen relevancia entre otros, Cesare Lombroso, Raffaele Garofalo, Enrico Ferri, Birkmeyer, Mittermaier o Wach.

- El Neopositivismo, defendido por Grispini, Florian y Puglia.

- La Dirección técnico-jurídica, representada por Beling, Mayer, Mezger y Wolf.

- El Correccionalismo, basado en el pensamiento de Krause y formulado por Roedor.

 

 

Comenzando por los precursores, hay que decir que estos se sitúan en el siglo XIX y que en ese momento, se considera que gracias a ellos se produce un gran cambio en el Derecho Penal.

Uno de los autores más importantes es Feuerbach (1775-1833), considerado como el fundador de la ciencia moderna del Derecho punitivo. Feuerbach considera que la prevención de los delitos se tiene que basar tanto en una coacción física como en una coacción psicológica. Y esa coacción psicológica es la que tiene que conseguir prevenir la infracción del derecho, es decir, tiene que conseguir prevenir la comisión de delitos por medio de la “intimidación” a los ciudadanos.

De este modo, Feuerbach determinaba que el principio de legalidad tenía que reflejar la amenaza de la sanción, debe de estar dicha amenaza recogida en la ley, además del comportamiento que supondría de realizarse la aplicación de la sanción y tiene que recogerse la sanción que se impone al comportamiento considerado como criminal.

Por otro lado, tenemos a Romagnosi (1761-1835) que va a considerar que el derecho penal es un derecho natural, que existía con anterioridad a los acuerdos humanos porque antes de estos ya existía un derecho de defensa.

Romagnosi considera que la finalidad de la pena no debería de ser el de causar sufrimiento por un delito que una persona cometió, sino que el fin de la misma debería de basarse en causar temor a ese daño o sufrimiento para que los potenciales delincuentes no realicen el comportamiento criminal.

Por su parte, Bentham (1748-1832) considera que el delito tiene dos partes: la formal y la sustancial y distingue además, entre lo que es la acción y lo que sería la omisión. Define las formas de culpabilidad, los grados del dolo, sienta las bases del principio del interés preponderante, recoge en una teoría las circunstancias agravantes y atenuantes de los delitos y considera la posibilidad de reinserción en la sociedad del delincuente como una de las finalidades con las que cuenta la pena.

Otro de los precursores destacados es Filangieri (1752-1788) que centra su estudio del derecho penal en el denominado principio contractualista.

Filiangieri considera que la acción tiene que estar conducida por la voluntad, que la imputabilidad es la capacidad de querer, que dentro de la culpabilidad se encuentra el dolo, la culpa y el denominado acaso. Para él, la pena es la elección de la persona entre cumplir con un deber social o bien, en caso de incumplimiento del mismo, que se produzca la pérdida de un derecho social, considerando con esto que los hombres por temor a perder su derecho cumplirán con las obligaciones que se les exigen.

Continuando con la Escuela Clásica, destacar entre sus principales seguidores a Giovanni Carmignani, Pellegrino Rossi y Francesco Carrara, si bien hay que decir, que los autores que forman la Escuela Clásica no siguen una línea doctrinal homogénea, existiendo diferenciaciones entre las posturas que defienden, lo que supone que en algunos casos, existan ciertas incoherencias respecto a determinadas cuestiones.

Por tanto, dentro de las líneas comunes que tienen los diversos autores de la Escuela Clásica, estarían las relacionadas con el derecho y la justicia penal, el delito y la pena.

Por tanto, respecto al Derecho, hay que decir que para la Escuela Clásica el mismo no es realmente producto de una creación humana, sino que este se entendía incluso, en ocasiones, como voluntad de Dios, por lo que la Escuela Clásica niega la teoría del contrato social. Considera que puede existir una ley humana siempre de acuerdo a la ley natural.

La opinión que tienen de la Justicia Penal, es la que determina que es necesaria la existencia de la tutela jurídica.

Para los clásicos, el delito es entendido como ente jurídico y como infracción y la antijuridicidad será su esencia.

La pena según esta Escuela, tiene como finalidad la de restablecer el orden externo en la sociedad y tiene que ser aflictiva para el reo, ejemplar, cierta, pronta, pública e irrogada de manera que no sea perturbadora para el reo.

La Escuela Positiva tiene como origen la obra de Comte y las tesis evolucionistas de Charles Darwin. Las principales características que la definen serían el uso del método experimental, el entendimiento del delito como fenómeno y la consideración de la responsabilidad como una responsabilidad de carácter social junto con el entendimiento de que la pena es un medio de defensa social. Para ver quien defiende dichas características realizaremos un estudio de lo afirmado por sus principales autores.

Comenzando por Cesare Lombroso (1835-1909) decir que su teoría del criminal nato se basa principalmente en la figura del individuo delincuente, y concluyó que el mismo tiene características somáticas especiales. Para Lombroso, el delito es un fenómeno en el que el individuo va a estar determinado por el ambiente y va a tratar de dar una explicación causal del delito. Se determina que Lombroso da origen a la Criminología y al estudio de la delincuencia por medio del método inductivo-experimental.

Siguiendo por Raffaele Garofalo (1851-1934) decir que define el delito como la acción lesiva de los sentimientos altruistas del hombre y para él sólo es delito el que se realice de este modo y considera como una medida de la culpabilidad la temibilidad.

Por su parte, Enrico Ferri (1856-1929) tiene como principal aportación la que hace respecto a la denominada responsabilidad social, porque él justifica la responsabilidad criminal en el hecho de que el individuo vive en sociedad. Para Ferri los factores del delito pueden ser individuales (caso de las condiciones biosociales), físicos o cosmotelúricos (caso del clima) y sociales o mesológicos (caso de la familia).

El Neopositivismo es una escuela que pretende la modificación de ciertos fundamentos biológico-filosóficos del Positivismo y rechazan la postura de Ferri.

Dentro del mismo tendrá importancia la denominada Terza Scuola italiana (que aboga por un Derecho Penal autónomo y defiende el determinismo psicológico), la Escuela Sociológica, Joven Escuela o Escuela de la Política Criminal  (estudia las causas del delito utilizando el método mixto y va a mantener una posición ecléctica, ya que reúne entre otras cosas, los métodos usados por las escuelas clásica y positivista, consideran el delito como ente jurídico y fenómeno natural, utilizan criterios de culpabilidad y estado peligroso, etc) y la Tercera Escuela alemana o la Escuela Penal Humanista.

En cuanto a la Dirección técnico-jurídica, decir respecto a la misma que nace en Alemania (con carácter filosófico) e Italia (con naturaleza jurídico-positiva).

Se basan en el estudio del ordenamiento penal positivo y la elaboración científica de este derecho consideran que tiene que realizarse en tres fases: exegética, dogmática y crítica.

Siguiendo con el Correccionalismo, hacer referencia a que esta corriente  se basa en el pensamiento de Krause y considera el derecho como un conjunto de normas que se cumplen de acuerdo a la voluntad libre del hombre y considera que la pena debe de modificar justamente la voluntad inmoral. Por ello, esta escuela lo que pretende es que se lleve a cabo una corrección interna del delincuente considerando que la mejor pena es la de la privación de libertad y debería de posibilitarse el dictar una sentencia indeterminada en cuanto a la duración y el contenido de la pena. Esta corriente fue muy importante en España apoyada por Sanz del Río o Concepción Arenal, entre otros.

No hay versiones para este comentario

Coacciones
Amenazas
Dolo
Voluntad
Ciudadanos
Comisiones
Intimidación
Principio de legalidad
Derecho de defensa
Circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal
Omisión
Responsabilidad
Culpa
Imputabilidad
Contrato social
Tutela
Antijuridicidad
Responsabilidad penal
Responsabilidad social

No se han encontrado resultados...