Estructura del tipo como elemento del delito: parte positiva y parte negativa

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Elementos y estructura del delito en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Para poder hacer una enumeración de los elementos constitutivos del delito es necesario atender al concepto dogmático del mismo, en virtud del cual tales elementos son: la acción u omisión, la tipicidad, la antijuridicidad y la culpabilidad; aun...

  • Clases de delitos según la estructura del tipo

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/03/2013

    Con la expresión contenida en el Art. 10 ,Código Penal ?penadas por la ley?, se hace referencia a la tipicidad, que consiste en la exigencia de que la acción u omisión relevantes para el Derecho Penal se encuentren descritas en un tipo, del c...

  • La penalidad como elemento del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 28/08/2014

    La penalidad como elemento del delito se traduce en la imposición de una pena ante al presencia de los demás elementos del delito (tipicidad, antijuridicidad, culpabilidad).   En ocasiones, la realización de un hecho típico encontrará contrar...

  • Elementos de la teoría del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    La teoría del delito es aquella teoría que pieza a pieza elabora el concepto básico y perfila los diferentes elementos esenciales comunes a todas las formas de delito. Esta teoría es de creación doctrinal, aunque está basada en preceptos leg...

  • La acción y la omisión en la teoría del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    La acción ha sido considerada tradicionalmente como el primero de los elementos constitutivos del delito, del cual se derivan los demás (la tipicidad, la antijuridicidad, la culpabilidad y, para algunos, la punibilidad) y que sin la existencia de...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

En el Derecho penal positivo español, la definición legal del delito se encuentra contenida en el Art. 10 ,Código Penal, pues con ello se sigue la tradición de contar con un concepto legislativo del delito, algo que no es habitual en otros Códigos europeos.

En virtud de lo dispuesto por el referido precepto, los elementos constitutivos del delito son: la acción u omisión, la tipicidad, la antijuridicidad y la culpabilidad; aunque para algunos, es también elemento del delito la punibilidad.

Con la expresión contenida en el Art. 10 ,Código Penal ?penadas por la ley?, se hace referencia a uno de los elementos constitutivos del delito en el ordenamiento jurídico español, la tipicidad. Tal elemento consiste en la exigencia de que la acción u omisión relevantes para el Derecho Penal se encuentren descritas en un tipo, del cual se podría deducir además su antijuridicidad o contrariedad a Derecho. En tal descripción del delito puede incluirse en ocasiones una referencia a la punibilidad, circunstancia que es considerada por parte de la doctrina como elemento configurador del delito.

 

 

El tipo es el elemento del delito que plasma el principio de legalidad, más concretamente, la garantía criminal (nullum crimine sine lege); pues dicho elemento consiste en el supuesto de hecho abstracto que la ley prevé y describe, de modo que una conducta es típica cuando la misma encaja en la definición de la ley penal.

No obstante, el concepto de “tipo” es empleado en la ciencia penal en diferentes sentidos y con distintas acepciones. Así, dicho término se emplea correctamente como equivalente a “tipo de injusto”, como conjunto de elementos fundamentadores del injusto penal; pero también se habla, haciendo una ampliación excesiva del concepto, de “tipo amplio de delito” o “tipo (legal) de garantía”, designando con ello todos los elementos que la descripción legal exige para imponer una pena.

La estructura de los tipos puede ser muy diversa, no obstante los elementos mínimos de los mismos son los siguientes:

a) parte positiva: ésta a su vez comprende una parte objetiva (que incluye el sujeto activo, que ha de cumplir las condiciones de autoría; una acción o conducta, positiva u omisiva; e implícitamente un bien jurídico que se ve lesionado o puesto en peligro con la acción; asimismo, a dichos elementos podrán añadirse otras circunstancias) y una parte subjetiva (que requiere siempre dolo, o al menos imprudencia, como formas menos graves de tipo de injusto, o incluso puede consistir en una combinación de dolo e imprudencia en los delitos cualificados por el resultado).

b) parte negativa: la misma supone la ausencia de causas de atipicidad y de causas de justificación, con sus requisitos esenciales e inesenciales, generalmente objetivos, pero a veces también subjetivos.

 

No hay versiones para este comentario

Tipicidad
Omisión
Antijuridicidad
Punibilidad
Tradición
Principio de legalidad
Dolo
Falta de causa