Evaluación del riesgo de transmisión de COVID-19

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 17/12/2020

Los aerosoles son pequeñas partículas (sólidas o líquidas) de tamaño inferior a 100 micras (µm) capaces de permanecer en el aire suspendidas por un tiempo variable (segundos las mayores y horas las más pequeñas). Las personas generan aerosoles de forma permanente (respirar, hablar, toser, gritar, etc.), que, en función de su tamaño, pueden ser inhalados y alcanzar las células de las vías respiratorias. Del mismo modo, estos aerosoles pueden impactar o depositarse en las conjuntivas o las vías respiratorias superiores.

Con fecha de 18 de noviembre de 2020 el Ministerio de Sanidad revisa los conceptos utilizados de forma tradicional en la Salud Pública, así como su implicación en la transmisión de SARS-CoV-2, recogiendo en un documento el trabajo de un grupo de expertos las claves para la evaluación del riesgo de la transmisión de SARS-CoV-2 por aerosoles y de la eficacia de las medidas de protección.

El grupo de expertos considera demostrado que SARS-CoV-2 se transmite mediante aerosoles que contienen virus viables generados por la persona infectada, especialmente en espacios cerrados y mal ventilados. Se han observado brotes epidémicos en los que se han excluido otros modos de transmisión, y los tejidos diana son accesibles ya que existen receptores ACE2 a lo largo de todo el tracto respiratorio. Este modo de transmisión amplía el conocimiento anterior basado en el contacto directo con las secreciones respiratorias de una persona infectada o indirecto a través de fómites.

En cuanto a las medidas adicionales:

a) en espacios interiores, se recomienda la reducción de nivel de ruidos, las actividades que aumentan la emisión de aerosoles (gritar, cantar, hablar en voz alta…), reducir la intensidad del ejercicio físico y asegurar una correcta ventilación de estos espacios.

b) la ventilación adecuada puede realizarse con ventilación natural con el aire exterior o mediante sistemas mecánicos de ventilación y climatización que deben estar bien instalados y mantenidos y pueden incorporar sistemas de filtración de aire. Únicamente si no es posible conseguir la tasa de ventilación adecuada mediante ventilación natural o mecánica, estaría recomendado el uso de purificadores de aire.

c) los sistemas germicidas para la inactivación de patógenos en bioaerosoles no se usaran de forma generalizada y sólo pueden ser aplicados por profesionales y siguiendo las normas técnicas y las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. 

Todas las medidas propuestas son complementarias, deben realizarse de forma conjunta y suponen recomendaciones en el ámbito laboral. En relación a una posible evaluación de riesgos hemos de centrarnos en la posible exposición de riesgo, bajo riesgo, o de baja probabilidad al SARS-CoV-2 en la actividad.

A TENER EN CUENTA. El art. 14 del Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, advierte que, en el caso de los establecimientos sanitarios (diferentes de los laboratorios de diagnóstico), la evaluación de riesgos tendrá que tener especialmente en cuenta los riesgos inherentes a las actividades desarrolladas y, particularmente, la incertidumbre sobre la presencia de agentes biológicos en el organismo de pacientes humanos, o de materiales o muestras procedentes de ellos, y el peligro que esta presencia podría suponer.

Teniendo en cuenta el nivel de exposición, la evaluación abordará:

Definición de puestos de trabajo, junto con la evaluación específica de este y el establecimiento de las medidas preventivas adecuadas en función de la probabilidad de exposición y el nivel de riesgo de cada persona trabajadora.

Definición de las secciones de cada centro de trabajo.

Las medidas generales de prevención ya analizadas (turnos, horarios, utilización de elementos de protección, etc.).

Medidas organizativas (provisión de productos de higiene y desinfección de zonas de trabajo, teletrabajo)

La existencia de trabajadores especialmente sensibles o vulnerables.

Medidas de higiene (ventilación de instalaciones, refuerzo de limpieza, gestión de residuos, etc).

Evaluación del riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles

Los factores que influyen en el mayor o menor riesgo de la generación de aerosoles con virus viable de SARS-CoV-2 y su transmisión se analizan en base a los siguientes puntos:

Por parte de la persona infectada en su periodo de transmisibilidad (Emisor):

  • Carga viral de la persona infectada
  • Concentración y tamaño de los aerosoles emitidos
  • Tiempo de emisión

Por parte de la persona susceptible (Receptor):

  • Volumen de aire inhalado
  • Tiempo de exposición
  • Concentración viral en los aerosoles inhalados
  • Posición y distancia del emisor
  • Vulnerabilidad personal

Condiciones dependientes del escenario:

  • Nivel de transmisión comunitaria y porcentaje de susceptibles
  • Tiempo, espacio
  • Exteriores e interiores
  • Ventilación adecuada
  • Comportamiento aerodinámico de las partículas emitidas

Temperatura y humedad

La temperatura y la humedad relativa (HR) podrían considerarse factores de riesgo modificables en la transmisión de SARS-CoV-2. El virus es más estable a bajas temperaturas y los aerosoles respiratorios, como contenedores de virus, permanecen en suspensión más tiempo en el aire seco (60–63).

En su apdo. 4.5. "Conclusiones de la evaluación del riesgo" el Documento técnico citado considera la transmisión de SARS-CoV-2 mediante la inhalación de aerosoles con partículas virales se considera suficientemente demostrada con la evidencia existente anteriormente expuesta. El máximo riesgo de emisión de partículas virales infectivas en cantidad suficiente para producir una transmisión a otra persona a través de aerosoles, sería entre los dos días antes y 8 días después del inicio de síntomas. Igualmente, las personas asintomáticas durante los 10 días de su periodo de transmisibilidad pueden emitir partículas infectivas en aerosoles.

El riesgo de  transmisión aumentaría en función de los siguientes factores:

  • Volumen de habla alto del emisor
  • Actividad física intensa
  • Ausencia de mascarilla bien ajustada
  • Número elevado de personas en un mismo espacio
  • Disminución de distancia interpersonal
  • Aumento del tiempo de emisión y exposición
  • Ausencia de ventilación en ambientes interiores

Medidas de prevención

En este punto del documento merece la pena el análisis del punto "Uso de mascarilla", donde se abordan aspectos generales sobre la eficacia de filtración de las mascarillas, su uso, las actitudes que reducen la emisión de aerosoles por las personas, la necesidad de aumento de la distancia física interpersonal y reducción del tiempo de contacto y la necesaria priorización de espacios exteriores

En lo referente a la reducción de la transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles en los espacios interiores, la recomendación fija una serie de premisas generales de ventilación natural o mecánica, la  retención de bioaerosoles cuando existe (o no) un sistema de climatización y la inactivación de patógenos en bioaerosoles.

Resumen de recomendaciones para la prevención de la transmisión del SARSCoV-2 mediante aerosoles

Las recomendaciones, según las evidencias analizadas y la factibilidad son:

  • Dependientes de la persona

1. Usar la mascarilla. El uso de mascarilla es una medida muy efectiva para limitar la emisión de bioaerosoles así como evitar la inhalación de los mismos.

a. Usar siempre en espacios cerrados/ambientes interiores independientemente de la distancia a la que esté otra persona.

b. Usar también en espacios exteriores.

c. En entornos familiares cuando existen convivientes de riesgo.

d. Cuando se utilicen mascarillas higiénicas, deben estar debidamente homologadas.

e. En situaciones de alto riesgo de transmisión como por ejemplo el entorno sanitario, deben utilizarse las mascarillas quirúrgicas y autofiltrantes, en función de la evaluación de riesgo de exposición específica.

f. Hacer un uso correcto, lo que incluye no sobrepasar el tiempo de uso. Es muy importante hacer un ajuste adecuado: cubrir boca, nariz y mentón.

2. Mantener distancia física interpersonal

a. El riesgo de transmisión se reduce considerablemente a mayor distancia, si el local está bien ventilado.

b. La reducción de aforos favorece el mantenimiento de la distancia interpersonal

3. Reducir la emisión de aerosoles:

a. Disminuir el tono de voz, evitar gritar.

b. Reducir los niveles de ruido ambiental (lugares públicos) para favorecer que se pueda hablar en tono bajo

4. Realizar al aire libre el mayor número de actividades posibles. La mayoría de la transmisión se produce en interiores

5. Evitar en lo posible los ambientes interiores concurridos y mal ventilados.

6. Reducir el tiempo de permanencia de ambientes interiores.

  • Dependientes del ambiente interior

1. Ventilación natural o mecánica de espacios interiores

a. Los sistemas de climatización deben evitar la recirculación de aire.

b. Los sistemas de climatización deben maximizar la entrada de aire exterior.

c. Realizar la ventilación natural cruzada para asegurar la renovación del aire interior con aire exterior.

d. Evitar flujos de aire entre personas en ambientes interiores mal ventilados que pueden transportar aerosoles emitidos por personas infectadas.

e. Cumplir las recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales según la normativa vigente y las Recomendaciones del Ministerio de Sanidad y las organizaciones profesionales.

f. Para cualquier sistema de ventilación se aconseja una ventilación mínima mediante aportación de aire exterior de 12,5 litros/segundo/persona. Se recomiendan ventilaciones superiores cuando la actividad desarrollada implica emisión elevada de aerosoles (por ej. ejercicio intenso, canto, etc.).

g. Los medidores CO2 pueden ayudar a comprobar si la ventilación es adecuada y deben utilizarse según el criterio de los técnicos de mantenimiento y las necesidades del local o edificio.

2. Retención de bioaerosoles y purificación del aire

a. Filtración de aire: usar filtros de aire con la eficacia más alta posible asegurando el caudal de aire recomendado y según las especificaciones del sistema de ventilación.

b. Cuando no puedan aplicarse las medidas anteriores se pueden utilizar sistemas de purificación autónomos con filtros HEPA.

c. Tratamientos germicidas: de forma excepcional y en ambientes interiores donde no se pueda ventilar, filtrar ni purificar el aire, y donde se generen situaciones con más riesgo de transmisión se puede valorar el uso de tratamientos germicidas.

De forma general, termina el documento de Sanidad, "la ventilación mecánica, la filtración y purificación del aire y los tratamientos germicidas deben realizarse con la supervisión de personal técnico especializado".

DOCUMENTOS RELEVANTES

NTP 731: Evaluación de la exposición laboral a aerosoles (I): aspectos generales. INSST. Año

NTP 800. Evaluación de la exposición laboral a aerosoles (V): recomendaciones para la toma de muestra de los aerosoles. INSST. Año 2008

Documento técnico Evaluación del riesgo de la transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles. Medidas de prevención y recomendaciones

UNE-EN 481:1995 Atmósferas en los puestos de trabajo. Definición de las fracciones por el tamaño de las partículas para la medición de aerosoles. (Versión oficial EN 481:1993).

UNE-EN ISO 13137:2014 Atmósferas en el lugar de trabajo. Bombas para muestreo personal de los agentes químicos y biológicos. Requisitos y métodos de ensayo. (ISO 13137:2013).

UNE 77213:1997 Calidad del aire. Definiciones de las fracciones de los tamaños de partículas para el muestreo asociado a problemas de salud.

UNE-EN ISO 13137:2014 Atmósferas en el lugar de trabajo. Bombas para muestreo personal de los agentes químicos y biológicos. Requisitos y métodos de ensayo. (ISO 13137:2013).

UNE-CEN/TR 13205-3:2015 IN Exposición en el lugar de trabajo. Evaluación del funcionamiento de los muestreadores para la medición de concentraciones de partículas en suspensión en el aire. Parte 3: Análisis de los datos de eficacia de muestreo.

UNE-EN 13205-1:2015 Exposición en el lugar de trabajo. Evaluación del funcionamiento de los muestreadores para la medición de concentraciones de partículas en suspensión en el aire. Parte 1: Requisitos generales.

UNE-EN 13205-2:2015 Exposición en el lugar de trabajo. Evaluación del funcionamiento de los muestreadores para la medición de concentraciones de partículas en suspensión en el aire. Parte 2: Ensayo de funcionamiento en laboratorio basado en la determinación de la eficacia de muestreo.

UNE-EN 13205-4:2015 Exposición en el lugar de trabajo. Evaluación del funcionamiento de los muestreadores para la medición de concentraciones de partículas en suspensión en el aire. Parte 4: Ensayo de funcionamiento en laboratorio fundamentado en la comparación de concentraciones.

UNE-CEN/TR 13205-3:2015 IN Exposición en el lugar de trabajo. Evaluación del funcionamiento de los muestreadores para la medición de concentraciones de partículas en suspensión en el aire. Parte 3: Análisis de los datos de eficacia de muestreo.

UNE-EN 13205-5:2015 Exposición en el lugar de trabajo. Evaluación del funcionamiento de los muestreadores para la medición de concentraciones de partículas en suspensión en el aire. Parte 5: Ensayo de funcionamiento de los muestreadores de aerosoles y comparación de muestreadores realizado en el lugar de trabajo.

UNE-EN 13205-6:2015 Exposición en el lugar de trabajo. Evaluación del funcionamiento de los muestreadores para la medición de concentraciones de partículas en suspensión en el aire. Parte 6: Ensayos de transporte y de manipulación.

No hay versiones para este comentario

Coronavirus
Evaluación de riesgos
Ruido
Puesto de trabajo
Medidas de seguridad en el trabajo
Trabajo a distancia
Centro de trabajo
Residuos
Humedades

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Prevención de Riesgos Laborales frente al COVID-19

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 21/12/2020

    El curso te enseña todos los procedimientos tanto recomendados como obligados que deben contemplar las empresas para prevenir este importante riesgo laboral.(Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio; Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, Real Decre...

  • Equipos de protección frente a la exposición por COVID-19

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 21/12/2020

    El empresario deberá proporcionar a las personas trabajadoras equipos de protección individual adecuados para el desempeño de sus funciones dependiendo de cada actividad y el nivel de exposición al riego de contagio.Equipos de protecciónEl art. ...

  • Exposición a agentes biológicos durante el trabajo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 11/12/2020

    El Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, tiene por objeto la protección de los trabajadores contra los riesgos para su salud y su seguridad derivados de la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, así como la prevención de dichos ries...

  • Orientaciones preventivas por actividades o sectores frente al COVID-19

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 17/12/2020

    Para determinadas actividades o sectores INSST, órganos competentes de las Comunidades Autónomas, Mutuas Colaboradoras de la Seguridad Social o Agentes Sociales han emitido una seria de buenas prácticas específicas para hacer frente al coronavi...

  • Protocolos en centros de trabajo ante el COVID-19

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 17/12/2020

    Todas las empresas han de seguir las condiciones de seguridad y salud derivadas de la Ley de prevención de riesgos laborales y sus distintos reglamentos. Ante la situación de pandemia, las autoridades sanitarias competentes han elaborado una se...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados