Financiación bancaria a la PYME

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Concepto de sociedad de garantía recíproca

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 07/05/2015

    Una sociedad de garantía recíproca es una sociedad mercantil, que está constituida por pequeñas y medianas empresas y que tiene por finalidad prestar garantía personal, por aval o por otro medio, que no sea la caución a favor de sus socios.  L...

  • Contrato de apertura de crédito y contrato de descuento

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de apertura de crédito es aquel por el cual la entidad de crédito pone su caja a disposición de su cliente por cuantía  y tiempo determinados. Es decir, el banquero se compromete, a cambio de una comisión, a poner a disposición de ...

  • El contrato de descuento en el derecho bancario

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de descuento se puede definir como aquel en el que el banco anticipa a su cliente el importe de un crédito frente a un tercero, no vencido, a cambio del pago de unos intereses. La entidad de crédito será el descontante y el cliente el...

  • Régimen jurídico de las entidades de crédito

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    Una entidad de crédito constituye aquella empresa que tenga como actividad típica recibir fondos del público en forma de depósitos u otras que impliquen la obligación de restituirlos, aplicándolos por cuenta propia a la concesión de créditos....

  • Aspectos generales de la Ley Concursal

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 17/11/2016

    El derecho concursal es la rama del derecho orientada a regular la situación excepcional en que se encuentra el deudor que no puede hacer frente a sus obligaciones. Comprende el estudio y regulación de la problemática del deudor en crisis, o la pr...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 12/07/2016

La Ley 5/2015, de 27 de abril, se ocupa en su Título I de las mejoras en la financiación bancaria a las pequeñas y medianas empresas (PYMES).
NOVEDADES: Circular 6/2016, de 30 de junio, del Banco de España, a las entidades de crédito y a los establecimientos financieros de crédito, por la que se determinan el contenido y el formato del documento "Información Financiera-PYME" y se especifica la metodología de calificación del riesgo previstos en la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial. (BOE 11/07/2016). Entrada en vigor: 11/10/2016. (1)

Incorpora dos novedades destinadas a favorecer la financiación bancaria de las pymes. La primera de ellas, establece la obligación de las entidades de crédito de notificar a las pymes, por escrito y con antelación suficiente, su decisión de cancelar o reducir significativamente el flujo de financiación que les haya venido concediendo. Se incluye, por otra parte, la obligación de las entidades de poner a disposición de las pymes un informe de su calificación crediticia, basado en la metodología común y modelos que a estos efectos elaborará el Banco de España

También se pretende facilitar el acceso de las pymes al crédito bancario mediante la reforma del régimen jurídico de las sociedades de garantía recíproca. La Ley modifica el funcionamiento del reaval que la Compañía Española de Reafianzamiento presta a estas sociedades, al explicitar que dicho reaval se activará ante el primer incumplimiento de la sociedad de garantía recíproca. Se pretende así garantizar que las entidades de crédito valoren adecuadamente el reaval proporcionado por la Compañía Española de Reafianzamiento, lo que debería reflejarse en una mejora en las condiciones del crédito ofrecido a las pymes.
Por otra parte, se reducen las cargas administrativas al eliminarse la obligación de que las relaciones entre las sociedades de garantía recíproca y el socio, en cuyo favor se hubiese otorgado una garantía, se formalicen en escritura pública o póliza intervenida.

El Capítulo I del presente título, se denomina “Derechos de las pymes en supuestos de cancelación o reducción del flujo de financiación”.

Se señala en primer lugar, que las entidades de crédito notificarán por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción y con una antelación mínima de tres meses, su intención de no prorrogar o extinguir el flujo de financiación que vengan concediendo a una pyme o de disminuirlo en una cuantía igual o superior al 35%.

El plazo de tres meses se computará atendiendo a la fecha de vencimiento del contrato de crédito de mayor cuantía de los que componen el flujo de financiación.

Por flujo de financiación, se entenderá, el conjunto de contratos de crédito bajo la forma de apertura de crédito, descuento comercial, anticipo, pago aplazado, cesión de créditos o cualesquiera otros que cumplan con una función equivalente de financiación otorgados a una pyme por una misma entidad de crédito.
La prórroga de este flujo, será la de los contratos de financiación o la celebración de unos nuevos, en condiciones y por un importe global similares, teniendo en cuenta las condiciones del mercado.

La disminución en un 35% o más del flujo de financiación, supondrá la prórroga de todos o algunos de los contratos en vigor o la celebración de otros nuevos, cuando las prórrogas o los nuevos contratos que se celebren en un periodo de tiempo de tres meses supongan, en términos agregados, que el importe global de financiación sea inferior en al menos un 35 por ciento con respecto al existente en el momento en el que se debía notificar el preaviso.

No se deberá cumplir con la obligación establecida en los siguiente supuestos:

a) Cuando el plazo de duración máximo del flujo de financiación, incluidas las posibles prórrogas de los contratos que lo componen, sea igual o inferior a tres meses.

b) Cuando la pyme sea declarada judicialmente en concurso de acreedores, cuando se hayan iniciado negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación de los previstos en el artículo 71 bis y en la disposición adicional cuarta o un acuerdo extrajudicial de pagos de los previstos en el título X de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

c) Cuando la entidad de crédito haya resuelto el contrato por incumplimiento de la pyme de sus obligaciones.

d) Cuando los contratos que componen el flujo de financiación hayan sido rescindidos de común acuerdo o cuando este no sea prorrogado o sea disminuido en una cuantía igual o superior al 35 por ciento de común acuerdo.

e) Cuando la entidad de crédito ponga fin a las relaciones de negocio u operaciones con la pyme en virtud de lo previsto en la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

f) Cuando la entidad de crédito justifique en razones objetivas que las condiciones financieras de la pyme, o, en su caso, del tercero deudor cuyos créditos han sido cedidos por parte de la pyme a la entidad de crédito, y siempre y cuando la financiación otorgada en base a dichos créditos cedidos represente un importe sustancial al flujo de financiación, han empeorado de manera sobrevenida y significativa durante los tres meses posteriores a la fecha en la que se debería haber realizado la notificación. Esta justificación deberá ser notificada por escrito a la pyme.

El artículo 2, se ocupa del denominado “Información Financiera-PYME”, estableciendo que, dentro de los 10 días hábiles a contar desde el siguiente a la notificación prevista en el apartado anterior, la entidad de crédito proporcionará gratuitamente a la pyme un documento con la anterior denominación citada, basado en toda la información que hubiere recabado de ella en relación con su flujo de financiación.

Dicha información se asentará en los datos históricos a disposición de la entidad de crédito y deberá incluir, al menos, los siguientes elementos:

a) Las cuatro últimas declaraciones de datos relativas a la pyme, así como las correspondientes al final de cada trimestre de los últimos cinco años anteriores a la notificación, remitidas por la entidad de crédito declarante a la Central de Información de Riesgos conforme a lo dispuesto en la Ley 44/2002, de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero, y en sus normas de desarrollo.
b) Los datos que, en su caso, hayan sido comunicados por la entidad de crédito a aquellas empresas que se dediquen a la prestación de servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito previstas en el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.
c) El historial crediticio, que deberá incluir los siguientes datos referidos a los cinco años anteriores a la notificación:

1.º Una relación de los créditos históricos y vigentes y de los importes pendientes de amortización,
2.º una relación cronológica de las obligaciones impagadas con sus detalles o, en su defecto, la declaración expresa de que la pyme ha cumplido íntegramente con sus obligaciones,
3.º un estado de la situación actual de impagos,
4.º una relación de los concursos de acreedores, acuerdos de refinanciación o extrajudiciales de pagos, embargos, procedimientos de ejecución y otras incidencias judiciales relacionadas con la pyme en los que sea parte la entidad de crédito, y
5.º una relación de los contratos de seguros vinculados al flujo de financiación. A estos efectos se considerarán seguros asociados los contratados dentro del plazo de 6 meses anteriores o posteriores al perfeccionamiento de cualquiera de los contratos de préstamo o crédito que componen el flujo de financiación o de cualquiera de sus prórrogas

d) Extracto de los movimientos realizados durante el último año en los contratos del flujo de financiación de la pyme.

e) La calificación del riesgo de la pyme.

Para los supuestos de terminación o disminución del flujo de financiación, las pymes tendrán asimismo el derecho a solicitar la Información Financiera-PYME en cualquier momento y de forma incondicionada, en los siguientes casos:

a) La entidad de crédito podrá exigir a la pyme un precio por este servicio que, en ningún caso, superará el coste de la elaboración y puesta a disposición de la Información Financiera-PYME. El Banco de España podrá fijar el precio máximo a percibir por este servicio.

b) La entidad de crédito deberá poner dicha información a disposición de la pyme en el plazo de quince días hábiles, a contar desde el día siguiente al de la solicitud.

El Banco de España especificará el contenido y formato de la Información Financiera-PYME. Establecerá el modelo-plantilla y la metodología para la elaboración del informe.

Se reconoce la irrenunciabilidad de los derechos e información contractual.

 

(1) El capítulo I del título I de la Ley 5/2015, de 27 de abril, cuya aplicación se extiende también a los trabajadores autónomos, establece que, cuando las entidades decidan cancelar o reducir el flujo de financiación a sus clientes pymes y trabajadores autónomos, además de informarles con un preaviso de tres meses, les tendrán que hacer entrega de una extensa información sobre su situación financiera e historial de pagos en un documento denominado «Información Financiera-PYME». Dicho documento, que incluirá una calificación del riesgo del acreditado, deberá también ser entregado en cualquier otra circunstancia, previo pago de la tarifa correspondiente, a solicitud del acreditado. 

La presente circular se divide en tres capítulos:

El capítulo I establece el objeto y ámbito de aplicación de la circular, que incluye a las entidades de crédito y, de acuerdo con lo dispuesto en el Art. 7 ,Ley 5/2015, de 27 de abril a los establecimientos financieros de crédito. 

El capítulo II regula el contenido mínimo del documento «Información Financiera-PYME», que abarca desde las declaraciones a la Central de Información de Riesgos del Banco de España hasta la calificación del riesgo, incluyendo un exhaustivo historial crediticio, los datos comunicados a empresas que presten servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito, y los extractos de movimientos del último año. 

El capítulo III establece una metodología cuyo fin esencial es la estandarización de la calificación del riesgo que deberán otorgar las entidades a las pymes y trabajadores autónomos.

 

 

 

 

No hay versiones para este comentario

Pyme
Entidades de crédito
Sociedad de garantía recíproca
Banco de España
Apertura de crédito
Escritura pública
Concurso de acreedores
Pago aplazado
Acuerdos de refinanciación
Cesión de créditos
Vencimiento del contrato
Días hábiles
Contrato de financiación
Prórroga del contrato
Acuerdo extrajudicial de pagos
Terrorismo
Blanqueo de capitales
Protección de datos
Datos personales
Prestación de servicios
Contrato de préstamo